El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Ramírez, Marcos Herminio

Marcos Herminio Ramírez ingresa en la historia de los pioneros del chamamé por haber sido el primer acordeonista que graba música correntina en una empresa discográfica de Buenos Aires.

Nació en Empedrado, Corrientes, en el año 1903, y se siente atraído por la música desde muy joven, pues forma un conjunto pueblerino con sus hermanos Arsenio (“Chichito”), ejecutante de acordeón, y Nereo, guitarrista.

En sus comienzos ejecutaba el violín, para luego inclinarse por el acordeón de dos hileras. Años después, viaja a Buenos Aires en un barco naranjero que tarda diez días, y se incorpora a la denominada “Tribu Goyana”, que lidera Mauricio Valenzuela, que ejecutaba el bandoneón; Marcos Herminio Ramírez, acordeón; José Elgul, violín; Guillermo Juárez, guitarra y canto; Angel Guardia, bandoneón; Porfirio Zappa, glosista; y Eduardo Mantilla, como introductor.

También canta “Coca” Monjes, en un primer momento. Luego los integrantes van rotando. Así se convierte en una verdadera orquesta, alternando presentaciones en locales bailables, radios y teatros. Era el año 1935.

En el año 1936, se integra Ramírez a un trío denominado “Valenzuela - Guardia”, con el cual graba una serie de placas discográficas. Posteriormente, Ramírez graba con su propio conjunto. Según afirma Heraclio Pérez, Marcos Herminio Ramírez grabó su primer disco con este rubro: “Ramírez - Viglieca”.

Moisés Viglieca es un poeta de la ciudad de Esquina, Corrientes, que está radicado en Buenos Aires. Luego siguió grabando con el nombre de “Marcos H. Ramírez y su Cuarteto Correntino” y “Cuarteto Correntino Ramírez”.

Promediaba el año 1936 cuando este cuarteto realiza una de las primeras giras, que emprenden desde Buenos Aires conjuntos del género musical correntino. Visita ciudades y pueblos de campaña en las provincias del Litoral, con la animación del poeta Luis Acosta. Sus músicos, en esa etapa, eran Felipe Lugo Fernández, en guitarra; y el citado Luis Acosta. Posteriormente, Ramírez acompaña al dúo que integra Emilio Chamorro y Constante Aguer, en unas actuaciones que realizan en “Radio Stentor”.

Se desempeñó en muchos trabajos, entre ellos el de telegrafista de ferrocarril, motivo que lo lleva a vivir en la Provincia del Chaco. Afirma Heraclio Pérez, que lo conoció en Puerto Tirol, en el año 1920, trabajando en una fábrica de tanino, y señala que ejecutaba el violín, la guitarra y el acordeón. Compone muchas obras de carácter instrumental y otras en colaboración con Heraclio Pérez, Pedro Mendoza y Luis Acosta. La mayoría de ellas fueron grabadas por el autor, en la década del ’40 al ’50.

Los temas que recordamos: “El Cachapecero”, “Kilómetro 519”, “Puerto Tirol”, “Blanca Rosa”, “Magdalena”, “Bajada Vieja”, “Bolicho Aguará”, “María Eloísa”, “Puerto Italia”, “Barranqueras”, “Villa San Martín”, “Gallo Sapucay”, entre otros.
Durante su estancia en Corrientes, en Septiembre de 1942, cumple una exitosa actuación integrando un cuarteto con Tránsito Cocomarola, en bandoneón, y las guitarras y voces de Manuel Gómez y Luis Acosta, quedando esta formación para el recuerdo de los amantes del chamamé.

Integra también un quinteto, en 1942, incorporando al pianista Vietri y al violinista Juan Ramón Romero, dos guitarras y él, en acordeón. El cantante era Gabino Quiroz.

Esporádicamente, realiza actuaciones y concreta impresiones discográficas, con el famoso “Trío Taragüí”, de Pedro Sánchez.

Su actuación artística se interrumpe por una dolencia física que lo aqueja, y lo lleva a la muerte, el 25 de Abril de 1966. Con su partida, el cancionero correntino pierde a una figura fundamental en la difusión del típico estilo chamamecero.

Información adicional