El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Belli, Fray Antonino

FRAY ANTONINO BELLI

Hay que dejar constancia de las numerosas personalidades que, en forma anónima, han sido protagonistas activos en el proceso de la creación musical de la Provincia.

En el ámbito popular son escasos los nombres de sacerdotes que, como fray Antonino Belli, se dedicaron a componer temas musicales folclóricos.

La base de este material es un artículo aparecido en el diario “La Capital” de la ciudad de Rosario (Provincia de Santa Fe), en el año 1964, del cual es autor el historiador Wladimir C. Mikielievich.

Según estas referencias, fray Antonino Belli dejó compuesto alrededor de 2.000 manuscritos musicales, entre las que figuran polcas, mazurcas, galopas, valses, barcarolas, habaneras, marchas y composiciones religiosas, fechadas entre los años 1858 y 1895.

Fray Antonino Belli, sacerdote franciscano, nació el 14 de Mayo de 1826 en Italia, y en 1843 profesó solemnemente en la Orden Franciscana, trasladándose a la Argentina años después, al Convento de San Carlos, en San Lorenzo, Provincia de Santa Fe.

Posteriormente llegó a Corrientes, en Enero de 1857, al Convento de La Merced y, desde entonces, hasta el día de su fallecimiento, ocurrido el 24 de Septiembre de 1902, se dedicó, con singular y permanente creatividad, a enseñar música y a componer obras de carácter popular y religiosas.

Hábil instrumentista y artesano, llega a construir un órgano para la iglesia de “Nuestra Señora de la Merced”, junto al maestro Marcelo Borelli, inviniendo dos años en su confección. Lo llamaban “el órgano milagroso”, por su excelente sonido y por la forma en que fray Antonino le hacía emitir sus sonidos.

Pero lo más particular de su vida era su alegría que transmitía en obras musicales con ritmo folclórico. La denominación de sus temas musicales así lo demuestran: “El Mosquiterío de la Columna en Corrientes”, “La Reunión de los Locos”, “La Yapa”, “Como Empieza, Concluye”, “La Pillastrona”, “No me Olvido”, “La Suerte”, “Mazurca a la Francesa”, “El Pique ose agñu”, “El carnaval”, “Un disparate” y las polcas mazurcas: “La avispa”, “Una bachichada”, que fueron muy populares en su tiempo como, así también, los valses de su autoría, titulados “Una vez, no más”, “La Ida en la Calle Ancha” y “La Higuera Infernal”, de gran difusión en los bailes de salones de aquellos años.

Todas estas composiciones, fechadas entre los años 1860 hasta poco antes de su muerte (1902), fueron la producción musical más conocida a principios del siglo XX, en las zonas de Formosa y el Interior de la Provincia de Corrientes, logrando un impacto popular que es recordado en numerosas publicaciones periodísticas de la época, que comentan las obras musicales de fray Antonino Belli.

Información adicional