El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Genealogía de Juan de Torres de Vera y Aragón

- Línea paterna

1.- ALONSO GARCIA DE VERA, natural de Badajoz, también conocido con el nombre de Alonso de Vera, el de Badajoz; contrajo matrimonio con BEATRIZ GODINEZ, también natural de Badajoz, hija o nieta del Señor de Tamames(*).

(*) Material extraído del libro "Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva Historia de la Fundación de la Ciudad de Vera)", de Gustavo Miguel Sorg - edición del autor - 2007.

El matrimonio mudó su residencia a la villa de Llerena, donde fallecieron y están enterrados. De su matrimonio tuvieron por sus hijos a por lo menos:

1.- RODRIGO DE VERA, que sigue en II.
2.- PEDRO DE VERA, falleció en Llerena, en el año 1494.
3.- FRANCISCO DE VERA.

Nota: Pedro de Vera o Francisco de Vera, al igual que Rodrigo de Vera, fue padre de otro ALONSO DE VERA. Este Alonso de Vera, primo hermano del Alonso de Vera que se avecindó en Estepa, litigó y ganó Carta de Ejecutoria, en el año 1514, pasó a Indias y, al regresar, contrajo matrimonio en cuatro oportunidades. Casó por primera vez, en Valencia de la Fuente, sin sucesión; casó por segunda vez con una señora natural de Frejenal, sin sucesión; casó por tercera vez y fue padre de JUAN DE VERA, que fue clérigo, presbítero y capellán de la capellanía que los Vera tenían en la Iglesia Mayor de la villa de Llerena; casó por cuarta vez, y fue padre de: DIEGO DE VERA y de LEONOR DE VERA y ARAGON. Este Diego de Vera, fue padre de CATALINA DE VERA, mujer de Juan de Guzmán. Catalina de Vera prestó declaración en la Información del año 1614, oportunidad en la que declaró ser de más de 50 años y manifestó ser pariente en tercer grado, de Juan Alonso de Vera y Zárate(1).

(1) Archivo General de Indias, OM-CABALLEROS_SANTIAGO, Exp. 8.802. Noticias tomadas de la declaración de doña Catalina de Vera en el año 1614. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón. Nueva Historia de la fundación de la Ciudad de Vera” (2007). Edición del Autor.

II.- RODRIGO DE VERA, nació y falleció en la Villa de Llerena(2); contrajo matrimonio con JUANA TINOCO, natural de Villagarcía, hija legítima de Rodrigo Tinoco(3), de los Tinoco de Jerez de los Caballeros, en Badajoz(4).

(2) Archivo General de Indias, OM-CABALLEROS_SANTIAGO, Exp. 8.792. Debió fallecer antes del año 1494 ya que, al otorgar Pedro de Vera -su hermano- el 2 de Diciembre de 1494 su testamento, en el mandó: “( ... ) que se digan veinte Misas por el ánima de Rodrigo de Vera y Francisco de Vera, mis hermanos difuntos ( ... )”.
(3) Hermano de Diego Tinoco, Comendador de la Orden de Santiago, Alcaide de la Villa y Fortaleza de Villagarcía.
(4) Archivo General de Indias, OM-CABALLEROS_SANTIAGO, Exp. 8.792. Declaración, en el año 1572, del licenciado Gonzalo de la Fuente, religioso de la Orden de Santiago y cura de la Iglesia de Santiago de la Villa de Llerena. // Todo citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón. Nueva Historia de la fundación de la Ciudad de Vera” (2007). Edición del Autor.

De su matrimonio, tuvieron por su hijo a por lo menos:

1.- ALONSO DE VERA, que sigue en III.
2.- PEDRO DE VERA, apodado el Bueno.
3.- ISABEL DE VERA.
4.- CATALINA DE VERA.

III.- ALONSO DE VERA, nació en la Villa de Llerena y falleció en el año 1537, en la Villa de Estepa. Mudó su residencia a la Villa de Estepa, donde contrajo matrimonio con LUISA DE TORRES, natural de la Villa de Estepa, hija legítima de Pedro Díaz de Torres y de Ana Martínez Cano. De su matrimonio tuvieron por sus hijos a(5):

(5) Archivo familiar Loring Lasarte, de Estepa (AFLL), Caja 3, Legajo XI. Estepa, 13 . XI . 1536 - Testamento de doña Luisa de Torres, ante el escribano público Juan de Lazarte. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón. Nueva Historia de la fundación de la Ciudad de Vera” (2007). Edición del Autor.

1.- RODRIGO DE VERA, nació en la villa de Estepa y falleció en Panamá, en el año 1566(6); contrajo matrimonio, en la Villa de Estepa, con CATALINA CALDERON, hija legítima de N.N. y de doña Marina González Calderón.

(6) Archivo familiar Loring Lasarte, de Estepa (AFLL) - Panamá, 22 . V . 1566 - Testamento de Rodrigo de Vera, natural de la Villa de Estepa, ante el escribano público Gabriel Pérez. Casó con Catalina Calderón. Fueron padres de: 1.- Alonso de Vera; 2.- Luisa de Torres; 3.- María Tinoco de Vera; 4.- Francisco de Vera; 5.- Pedro Díaz de Torres de Vera (Colegial en Bolonia). // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón. Nueva Historia de la fundación de la Ciudad de Vera” (2007). Edición del Autor.

De su matrimonio tuvieron por sus hijos a:

3.a.- ALONSO DE VERA y ARAGON, apodado el Cara de Perro; nació en la villa de Estepa. Falleció a principios del mes de Octubre, del año 1604, después
de estar tres años postrado en la cama, enfermo. Fundador de la ciudad de Concepción del Bermejo, de la gobernación del Río de la Plata, en el año 1585. Contrajo matrimonio con ISABEL DE SALAZAR, natural de España, viuda del maestre de campo Hernán Mexía Miraval. De su matrimonio no tuvieron hijos, sin embargo, Alonso de Vera y Aragón tuvo una hija natural antes de su matrimonio, a la que Isabel dio estado de matrimonio, después de fallecido su padre(7).

(7) Archivo General de Indias, Charcas, 74.4.34, Concepción del Bermejo, 6 . II . 1611 - Carta de Isabel de Salazar. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón. Nueva Historia de la fundación de la Ciudad de Vera” (2007). Edición del Autor.

3.b.- LUISA DE TORRES.
3.c.- MARIA TINOCO DE VERA.
3.d.- PEDRO DIAZ DE TORRES, también nombrado PEDRO DE VERA y ARAGON. Colegial del Colegio de Bolonia, presidente del Consejo de Santa Clara de Nápoles y del Consejo Colateral. Contrajo matrimonio, en Nápoles, con LIVIA SANSEVERINO, de la Casa de los Príncipes de Bisignano, con ilustre descendencia hasta nuestros días, en Nápoles.
3.e. FRANCISCO DE VERA, nació en la Villa de Estepa; pasó a la Gobernación del Río de la Plata en el año 1582, con Alonso de Vera y Aragón, "el Tupí". Teniente de Gobernador de Concepción del Bermejo. Murió asesinado en la jurisdicción de la ciudad de Concepción del Bermejo, por los indios mogosna, en el año 1592.

2.- PEDRO DÍAZ DE TORRES, nació en la Villa de Estepa. En fecha indeterminada, pasó al reino del Perú y se halló presente en las guerras civiles contra Gonzalo Pizarro, donde murió peleando, siempre debajo del Estandarte Real. Se unió a ELENA, india de raza inca, natural del Cuzco. De esa unión nació:
3.a.- ALONSO DE VERA y ARAGON, apodado "el Tupí", por el tinte moreno de su piel. Nació en el año 1555, en la Ciudad del Cuzco. Conquistador, poblador y primer Teniente de Gobernador de la Ciudad de Vera, en el año 1588. Desconocemos el nombre de su esposa. Fue su hijo:

3.a.1.- PEDRO DE VERA y ARAGON, se ignora el lugar de su nacimiento. Contrajo matrimonio en la Ciudad de Vera, con INES ARIAS DE MANSILLA, hija legítima de Francisco Arias de Mansilla y doña Lucía de Espinosa. No tuvieron hijos de su matrimonio.

3.- CARLOS DE VERA y ARAGON, nació en la Villa de Estepa y falleció en la Ciudad de Antequera, en el año 1591(8). Alcalde Ordinario y Alférez Real de la Villa de Estepa, por el estado noble de los hijodalgo. Familiar del Santo Oficio. Contrajo matrimonio, en primeras nupcias, con MARIA DE HOCES, originaria de los caballeros Hoces, de Córdoba. De su matrimonio tuvieron por sus hijos a:

(8) Archivo General de Indias, OM-CABALLEROS_SANTIAGO, Exp. 8.803, Antequera, 5 . IX . 1591 - Testamento de Carlos de Vera y Aragón, natural de Estepa y vecino de Antequera, ante el escribano Gaspar de Torres. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón. Nueva Historia de la fundación de la Ciudad de Vera” (2007). Edición del Autor.

3.a.- LUISA DE TORRES, nació en el año 1556, en la Villa de Estepa; falleció antes que su padre.
3.b.- JUANA TINOCO, nació en el año 1557, en la Villa de Estepa. Contrajo matrimonio, en Estepa, con JUAN ANTONIO NEGRON, caballero genovés, descendiente de la Casa de Negrón, de Génova, como lo probó en la Ejecutoria que ganó en la Chancillería Real de Granada. De su matrimonio fueron padres de por lo menos:

3.b.1.- Andrés de Córdoba y Negrón, contrajo matrimonio con Gerónima de la Cueva, hija de Francisco Serra y de Francisca de las Cuevas, padres de, por lo menos:

3.b.1.1.- Juan Alonso Negrón, en la ceremonia de su bautismo, del 13 de Diciembre de 1614; fue su padrino, Juan Alonso de Vera y Zárate, Adelantado del Río de la Plata(9).

(9) Archivo General de Indias, OM-CABALLEROS_SANTIAGO, Exp. 8.795, folio 116r, Villa de Estepa, 13 . XII . 1614 - Acta de Bautismo de don Juan Alonso Negrón. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón. Nueva Historia de la fundación de la Ciudad de Vera” (2007). Edición del Autor.

3.b.2.- Alonso Negrón, que casó con Juana Suárez de Figueroa.

3.c.- ALONSO DE VERA y ARAGON, nació en el año 1559, en la Villa de Estepa, y falleció en la Ciudad de Santiago del Estero, de la Gobernación del Tucumán.
Pasó al reino de Chile en el año 1565, con su tío, el licenciado Juan de Torres de Vera y Aragón. Teniente de Gobernador de la Ciudad de Asunción (1588-1592). Contador de la Real Hacienda de Buenos Aires, por Título expedido el 2 de Mayo de 1574, por Fernando (Hernando) de Zárate. Alcalde Ordinario de la Ciudad de Santiago del Estero, en el año 1603. Contrajo matrimonio, en la Gobernación del Tucumán, con MARIANA DE ARDILES, hija legítima del conquistador Miguel de Ardiles y de María de Avalos. De su matrimonio tuvieron por sus hijos a(10):

(10) AFLL. En carta autógrafa del general Alonso de Vera y Aragón, a su medio hermano, Francisco de Vera y Aragón, fechada en Santiago del Estero, a 12 de Diciembre de 1604, expresaba:
“Está en días de parir su cuñada, de Vuestra Merced, que si Dios la alumbra bien, tendremos tres hijos e hasta aquí el uno es varón y la otra hembra, otro fue Dios servido de llevarme habrá dos años que ya di cuenta a Vuestra Merced de ello”.
En el Padrón de 1608, publicado por Gastón Gabriel Doucet, figura empadronado el general Alonso de Vera y Aragón, de la siguiente manera:
“Nro. 91. Alonso de Vera y Aragón, vecino de Santiago del Estero, natural de Estepa, en Andalucía, hijo legítimo de Carlos de Vera y Aragón y de doña María de Hoces, de edad de alrededor de 50 años, casado con doña Mariana de Ardiles, de alrededor de 25 años, hija legítima de Miguel de Ardiles, uno de los primeros descubridores y conquistadores de esta gobernación del Tucumán, persona que sirvió a Su Majestad en las guerras en la Nueva España, en el Reino del Perú, en tiempos de Vaca de Castro y del presidente De la Gasca, y fue descubridor del Río de la Plata y de los Chunchos y sirvió en muchas otras partes como leal vasallo a su Rey y Señor, manifiesta dos hijos y tres hijas, el mayor de 8 años”. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón. Nueva Historia de la fundación de la Ciudad de Vera” (2007). Edición del Autor.

3.c.l.- Alonso de Vera y Aragón;
3.c.2.- Francisca de Vera y Aragón;
3.c.3.- María de Vera y Aragón;
3.c.4.- Juana de Vera y Aragón;
3.c.5.- Antonia de Vera y Aragón; y
3.c.6.- Juan de Vera y Aragón(11).

(11) AFLL. En una vieja capellanía se encuentra adjunta una Nota que dice:
“Don Juan de Vera es hijo del general Alonso de Vera y de doña Mariana de Ardiles, nieto de Carlos de Vera y Aragón y de doña María de Hoces, su primer mujer, y por parte de madre, nieto de Miguel de Ardiles y Trejo. Vecino de Burguillos, junto a Cafra; y su abuela, doña María de Avalos, es natural de Paredes de Nava, junto a Palencia”. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón. Nueva Historia de la fundación de la Ciudad de Vera” (2007). Edición del Autor.

Mariana de Ardiles, al enviudar del general Alonso de Vera y Aragón, contrajo matrimonio, en segundas nupcias, con Diego de Cepeda, hijo del capitán Alonso de Cepeda(12).

(12) Archivo General de Indias, Charcas, 101, N.11, 25 . V . 1616 - Expediente de Confirmación de Encomienda de Asogasta y Mocaña, a Juan Suárez Babiano. Juan Juárez Babiano -vecino de Santiago del Estero- hermano de Diego de Cepeda e hijos del capitán Alonso de Cepeda, casó con doña Francisca de Vera y Aragón, hija legítima del general Alonso de Vera y Aragón y doña Mariana de Ardiles. Doña Mariana de Ardiles, viuda del general Alonso de Vera y Aragón, casó, por segunda vez, con Diego de Cepeda. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón. Nueva Historia de la fundación de la Ciudad de Vera” (2007). Edición del Autor.

3.d.- MARIA DE TORRES y VERA, nació en el año 1561, en la Villa de Estepa; falleció antes que su padre.
3.e.- RODRIGO DE VERA, nació en el año 1563, en la villa; falleció antes que su padre.

CARLOS DE VERA y ARAGON contrajo matrimonio, en segundas nupcias, con FRANCISCA DE TORRES LASARTE, natural de la Villa de Estepa, hija legítima de Juan Martínez de Lasarte y de doña Elvira de Navarrete Torres y Guzmán. De su matrimonio tuvieron por sus hijos a

3.f.- FRANCISCO DE VERA y ARAGON nació en el año 1564, en la Villa de Estepa. Fue Arcediano de los Pedroches, Canónigo en la Santa Iglesia de Córdoba, Colector de Su Santidad, Juez de la Santa Cruzada y Sinodal de la ciudad de Córdoba y su Obispado. Fue admitido como Consultor del Santo Oficio, el 15 de Noviembre de 1623, dignidad a la que no pudo asumir, por haber fallecido ese mismo año, estando en la ciudad de Madrid asistiendo a la Santa Congregación de las Santas Iglesias de España(13).

(13) AFLL, Córdoba, 20 . IX . 1624 - Certificación del nombramiento de Consultor del Santo Oficio a Francisco de Vera y Aragón, por Pedro de Salinas, Secretario del Santo Oficio de la Inquisición de Córdoba. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón. Nueva Historia de la fundación de la Ciudad de Vera” (2007). Edición del Autor.

3.g.- JUAN DE VERA, nació en el año 1565, en la Villa de Estepa; falleció antes que su padre.
3.h.- FRANCISCO DE VERA y ARAGON nació en el año 1564, en la Villa de Estepa; falleció antes que su padre.
3.i.- Fray JUAN DE VERA, nació en el año 1565, en la Villa de Estepa.
3.j.- ALONSO DE VERA, nació en el año 1567; falleció de edad pupilar.
3.k.- MIGUEL DE VERA, nació en el año 1571, en la Villa de Estepa; falleció antes que su padre.
3.l.- LUIS DE VERA, nació en el año 1573, en la Villa de Estepa.
3.m.- DIEGO DE VERA, nació en el año 1576, en la Villa de Estepa; falleció antes que su padre.
3.n.- ALONSO DE VERA, nació en el año 1577; falleció de edad pupilar.
3.o.- CARLOS DE VERA y ARAGON nació en el año 1580, en la Villa de Estepa, donde contrajo matrimonio con ISABEL DE LA TORRE. Falleció sin sucesión.
3.p.- PEDRO DE VERA.
3.q.- ELVIRA LUISA DE VERA nació en el año 1582, en la Villa de Estepa. Entró de monja al Convento de Santa Clara, en el año 1600.
3.r.- MARIA DE TORRES, que casó con NICOLAS BARRETO.

4.- Licenciado FRANCISCO DE VERA y ARAGON, nació en la Villa de Estepa y falleció en el año 1603, en Venecia, desempeñando la embajada. Colegial del Colegio Mayor de Santa Cruz, de Valladolid. Caballero de la Orden de Santiago, desde el año 1572. Oidor del Consejo de las Ordenes y, luego, del de Castilla. Embajador ordinario en Roma. Dos veces embajador en Venecia. Comendador del Corral de Almaguer(14).

(14) Archivo General de Indias, Charcas, 85, N.5, Folios 13v / 15r - Servicios del licenciado Francisco de Vera y Aragón. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón. Nueva Historia de la fundación de la Ciudad de Vera” (2007). Edición del Autor.

Contrajo matrimonio con ANA DE ESPINOSA. Tuvo un hijo, que falleció antes de su muerte.

5.- Licenciado JUAN DE TORRES DE VERA y ARAGON, sigue en IV.

6.- LUIS DE TORRES DE VERA, nació en la Villa de Estepa, donde falleció soltero y sin sucesión.

7.- JUANA TINOCO, nació en la Villa de Estepa y falleció en la Villa de Llerena, donde contrajo matrimonio con ANTONIO DE GUZMAN, natural de la Villa de Llerena. De su matrimonio, no tuvieron hijos.

IV.- Licenciado JUAN DE TORRES DE VERA y ARAGON(15), nació en la Villa de Estepa, en el año 1527, y falleció en la Ciudad de La Plata, del Reino de Perú, entre los años 1612-1614. Siendo soltero, hubo por sus hijos naturales a:

(15) Ana María Presta. “Las Genealogías Perdidas de los Zárate Mendieta y Torres de Vera” (2006), en la “Revista del Instituto Argentino de Ciencias Genealógicas”, Nro. 32, Buenos Aires. Testamento del licenciado Juan de Torres de Vera y Aragón y de doña Juana de Zárate. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón. Nueva Historia de la fundación de la Ciudad de Vera” (2007). Edición del Autor.

1.- Alférez ALONSO DE VERA y ARAGON(16); ignoramos el lugar de su nacimiento y quién fue su madre. Pasó a España, donde sirvió como alférez de infantería, en los Estados de Flandes, Frica y Reino de Francia, a las órdenes del capitán, don Cristóbal de Velasco. Falleció en el año 1599, en la batalla del Dique de Bomel.

(16) Archivo General de Indias, Charcas, 85, N.5 - Essen, 15 . III . 1589 - Certificación de Servicios del alférez, don Alonso de Vera y Aragón. Isla de Bomel, 8 . VII . 1599 - Certificación de la muerte del alférez, don Alonso de Vera y Aragón. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón. Nueva Historia de la fundación de la Ciudad de Vera” (2007). Edición del Autor.

2.- Fray CARLOS DE VERA, de la Orden de Predicadores, habido en mujer doncella y principal.

El licenciado JUAN DE TORRES DE VERA y ARAGON contrajo matrimonio el 7 de Diciembre de 1577, en la Ciudad de La Plata, con JUANA DE ZARATE, hija natural del Adelantado Juan Ortiz de Zárate y de doña Leonor, Palla de los Incas. Juana de Zárate falleció en la Ciudad de La Plata, el 5 de Enero de 1584(17). De su matrimonio tuvieron por su hijo a:

(17) Archivo General de Indias, Charcas, 85, N.5, folios 493v/496v - La Plata, 5 . I . 1584 - Testamento de Juana de Zárate. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón. Nueva Historia de la fundación de la Ciudad de Vera” (2007). Edición del Autor.

3.- JUAN ALONSO DE VERA y ZARATE, nació en la Ciudad de La Plata y falleció en la misma ciudad, el 10 de Julio de 1633(18). Caballero del Hábito de Santiago. Contrajo matrimonio, en la ciudad de La Plata, con MARIA DE FIGUEROA y HOLGUIN, hija legítima del conquistador Sancho Gil de Figueroa y de doña Juana de Almendras Holguín. De su matrimonio tuvieron por sus hijos a:

(18) Archivo General de Indias, Escribanía, 846C, La Plata, 1 . VII . 1633 - Fe de Muerte de don Juan Alonso de Vera y Zárate, certificada por el escribano Pedro de Aybar. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón. Nueva Historia de la fundación de la Ciudad de Vera” (2007). Edición del Autor.

3.b.- JUAN ALONSO DE VERA y ZARATE, nació en la ciudad de Santiago del Estero. Caballero del Hábito de Santiago, desde el año 1668. Contrajo matrimonio con LEONOR DE ZUÑIGA. De su matrimonio, tuvieron por su hija a:

5.c.1.1.- MARIA MICAELA DE VERA y ZARATE que contrajo matrimonio con IÑIGO DE RIVERA.

3.c.- FRANCISCO SANCHO DE VERA y ZARATE, nació en la Ciudad de Santiago del Estero. Caballero del Hábito de Santiago, desde el año 1668. Sirvió en España, como capitán de Caballos Coraza. El 6 de Agosto de 1680, fue nombrado Corregidor de la provincia de Huaylas, en el Reino del Perú(19).

(19) Archivo General de Indias, Contratación, 5.795, L.1, folios 303/309, Madrid, 6 . VIII . 1680 - Nombramiento de Francisco Sancho de Vera y Zárate, como Corregidor de Huaylas. / Contratación, 5.444, N.115, Sevilla, 27 . I . 1681 - Expediente de Información y Licencia de Pasajero a Indias, de Francisco Sancho Vera y Zárate, capitán de Caballos, Corregidor de la provincia de Huaylas, con sus criados, Diego Alfonso Flores, natural de Madrid, hijo de Alfonso Flores y de Isabel Yáñez; y con Alfonso Flores, natural y vecino de Madrid, hijo de Francisco López de Flores y de Ana Jiménez Infante, a Tierra Firme. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón. Nueva Historia de la fundación de la Ciudad de Vera” (2007). Edición del Autor.

El licenciado JUAN DE TORRES DE VERA y ARAGON, al enviudar de doña Juana de Zárate, se unió a MARIA ARIAS DE MANSILLA, natural de la Ciudad de Asunción, mujer doncella e hijodalgo, hija natural del conquistador Hernandarias de Mansilla, natural de Alhambra de Granada. Fruto de esta unión nació:

4.- General GABRIEL DE VERA y ARAGON, nació en la Ciudad de Santa Fe, en el año 1589. Teniente General de la Gobernación del Tucumán, durante la gobernación de su medio hermano, Juan Alonso de Vera y Zárate. Teniente de Gobernador de Asunción. Contrajo matrimonio con LEONOR DE AÑASCO, asuncena, hija legítima del conquistador sevillano, Antonio de Añasco, y de la asuncena, Ana de Ocampo. Con ilustre descendencia, hasta nuestros días, en el Paraguay(20). María Arias de Mansilla era hermana de Francisco Arias de Mansilla, poblador y conquistador de la Ciudad de Vera.

(20) La descendencia de don Gabriel de Vera y Aragón será publicada oportunamente por don Roberto Quevedo, descendiente y estudioso de este linaje, en la República del Paraguay. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón. Nueva Historia de la fundación de la Ciudad de Vera” (2007). Edición del Autor.

- Línea materna

Sobre el origen de la familia Torres, en Estepa, Fernando de Saavedra Rivadeneyra, en su Memorial al Rey, de la Casa de Saavedra(21), nos dice:

(21) Don Fernando de Saavedra Rivadeneyra y Aguiar Pardo de Figueroa. “Memorial al Rey de la Casa de Saavedra”, año 1674. Existe una discrepancia, en la sucesión de este linaje, con la manifestada por el licenciado Francisco de Vera y Aragón, en el año 1572. Me inclino por la manifestada por Saavedra, por entender que estudió con más detenimiento el linaje de los Torres. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón. Nueva Historia de la fundación de la Ciudad de Vera” (2007). Edición del Autor.

I.- ANTON MARTIN DE TORRES y PORTUGAL, natural de Jaén, hijo segundo de la Casa de los Señores de Villardonpardo y Escañuela(22), fue el primero que vino a la Villa y Fortaleza de Estepa, siendo frontera de moros, por haber muerto a un caballero en la ciudad de Jaén. Con el oficio de capitán, se halló en la toma de la Ciudad de Alhama, con el marqués de Cádiz y, con sus cuatro hijos y nietos, que traía en su compañía, la defendió(23). Contrajo matrimonio, en la Ciudad de Jaén, con CONSTANZA DIAZ. De su matrimonio tuvieron por sus hijos a:

(22) Descendiente del Infante don Dionís de Portugal, que pasó a Castilla en tiempos del rey, don Juan I, hijo del rey, don Pedro de Portugal, y de doña Inés de Castro, que casó con doña Juana, hija del rey, don Enrique II, y de una señora aragonesa, llamada doña Juana de Cifuentes, por ser Señora de este lugar.
Fuente: Memorial de la Casa de Saavedra.
(23) Todo ello consta en los fragmentos de un libro antiguo manuscrito, que ha quedado entre sus descendientes, con algunas coplas y romances, al estilo de aquel tiempo, haciendo recordación de diferentes refriegas en que se hallaron, y en particular con los moros de Archidona y, como en una ocasión cautivaron a Francisco de Torres “el Bueno” y a Pedro Díaz de Torres, su hermano, y del valor de sus mujeres en salir a su defensa, procurando a todo riesgo su rescate, y como lo consiguieron cautivando a otros caballeros de los moros y de diferentes sucesos honoríficos y de la consecuencia de la resolución y autoridad de las susodichas, llamándoles: La señora Inés Pérez, a la una; y la señora Antona Martín, a la otra.
Fuente: Memorial de la Casa de Saavedra, pp. 329/329v.
// Todo citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón. Nueva Historia de la fundación de la Ciudad de Vera” (2007). Edición del Autor.

1.- FRANCISCO DE TORRES, el mayor de sus hermanos, apodado el Bueno, por haber sido uno de los caballeros más valerosos y esforzados de su tiempo, de los más ejemplares en virtud y más temido de los moros de Archidona y otras fronteras de Estepa. Contrajo matrimonio con INES PEREZ DE MALLEA, padres de:

1.a.- INES PEREZ DE MALLEA y TORRES, casó con el capitán ALONSO VERDUGO, con sucesión.
1.b.- FRANCISCO DE TORRES MALLEA, casó con María de Córdoba y Cabrera, con sucesión.
l.c.- PEDRO PEREZ DE MALLEA y TORRES. Alguacil Mayor de la Villa de Estepa, por el Estado de los Caballeros Hijodalgo.
1.d.- FRANCISCA DE TORRES MALLEA, casó con Martín Pérez Mingaurel y Zamudio, con sucesión.

2.- PEDRO DIAZ DE TORRES, sigue en II.

3.- MIGUEL MARTIN DE TORRES, contrajo matrimonio, en la Villa de Estepa, con doña JUANA DE NAVARRETE, con sucesión.

4.- JUAN DE TORRES, litigó y ganó Carta de Ejecutoria de Hidalguía(24).

(24) Archivo General de Indias, OM-CABALLEROS_SANTIAGO, Exp. 8.792. En el año 1572, el testigo Francisco Sánchez, declaró: “( ... ) que vio la Ejecutoria de Francisco de Vera y Aragón y de Juan de Torres, hermano del dicho Pedro Díaz de Torres, abuelo materno del pretendiente ( ... )”. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón. Nueva Historia de la fundación de la Ciudad de Vera” (2007). Edición del Autor.

II.- PEDRO DIAZ DE TORRES, nació en la Villa de Estepa. Regidor en la Villa de Estepa por el Estado noble de los hijodalgo. Contrajo matrimonio con doña ANTONIA MARTINEZ CANO, natural de Ecija, hija de Martín Cano, un hidalgo gallego, de tierra de Mondoñedo, donde esta familia tiene su origen. De su matrimonio tuvieron por sus hijos a por lo menos:

1.- FRANCISCO DE TORRES, contrajo matrimonio con doña TERESA GALVEZ NAVARRETE, con sucesión.

2.- MARIA DE TORRES, contrajo matrimonio con Juan González Caravajal(25), padres de:

(25) Juan González Caravajal litigó Ejecutoria de Hidalguía en el Consejo de la Villa de Estepa. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón. Nueva Historia de la fundación de la Ciudad de Vera” (2007). Edición del Autor.

2.a.- doña María de Torres, casó con Luis de Aceijas(26), hijo de Fernán Fernández de Velasco y de doña María López de Aceijas; y
2.b.- doña Leonor de Torres, casó con Gaspar de Yllanes, con sucesión.

(26) Litigó y ganó Carta de Ejecutoria de Hidalguía contra la Villa de Estepa. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón. Nueva Historia de la fundación de la Ciudad de Vera” (2007). Edición del Autor.

3.- FRANCISCA DE TORRES, contrajo matrimonio con FRANCISCO DE NAVARRETE(27), hijo de García Ruiz de Navarrete(28) y de Elvira Muñoz. De su matrimonio tuvieron por sus hijos a:

(27) AFLL, Villa de Estepa, 14 . IX . 1555 - Testamento de Francisco de Navarrete ante el escribano Antón Ruiz de Arjona.
(28) José María Martín Lasarte. “Breve Estudio Genealógico del Apellido Lasarte en Estepa, durante los siglos XVI-XVII”, en las “III Jornadas de Historia sobre la Provincia de Sevilla”, “La Sierra Sur” (2006). Juan Martínez de Lasarte, hijo de Bernardino de Lasarte, Procurador de Número de la Audiencia y Real Chancillería de Valladolid, y de María Sáinz de Bilbao, descendiente de la Casa de Bilbao, la Vieja. Avecindado en Estepa, ejerció de notario y escribano público. En el año 1538, litigó Carta de Ejecutoria de Hidalguía contra el Consejo de la Villa de Estepa en la Real Chancillería de Granada. Otorgó su testamento en la Villa de Estepa, el 12 de Julio de 1558, ante Antón Ruiz de Arjona (AFLL, Caja 3, Legajo 11), falleciendo en 1560. // Todo citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón. Nueva Historia de la fundación de la Ciudad de Vera” (2007). Edición del Autor.

3.a.- BALTASAR DE NAVARRETE, contrajo matrimonio, en Palma, con doña GERONIMA DE ESLAVA, padres de, por lo menos:

3.a.- FRANCISCO DE NAVARRETE, Oidor en la Real Audiencia de Sevilla, casó con JUANA VERDUGO DE LA CUEVA; sin sucesión.
3.b.- GASPAR DE NAVARRETE, Colegial Mayor en Valladolid, Doctor en Leyes, Caballero de la Orden de Santiago, Visitador de la Real Chancillería de México, Oidor de la Real Chancillería de Granada, donde estuvo más de 30 años. Contrajo matrimonio, en Estepa, con doña MENCIA DE ACEIJAS OSORIO, hija del Alcaide Diego Pérez de Aceijas, y de doña María Osorio, su segunda mujer, con sucesión.
3.c.- INES DE GUZMAN, contrajo matrimonio con MARTIN ALTAMIRANO; sin sucesión.
3.d.- ELVIRA DE NAVARRETE TORRES y GUZMAN, contrajo matrimonio con JUAN MARTINEZ DE LASARTE(29), padres de:

(29) Descendiente y sucesor de su Casa y Solar en Vizcaya, según consta en su Ejecutoria de Nobleza, que litigó con el Consejo de la Villa de Estepa. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón. Nueva Historia de la fundación de la Ciudad de Vera” (2007). Edición del Autor.

3.d.l.- María de Lasarte, casó con Francisco de Trillo, hijo de Diego de Trillo, Alcaide de Carcabuey (Córdoba), y de doña Beatriz de Avila;
3.d.2.- Juana de Lasarte, casó con el licenciado Juan de Tamayo;
3.d.3.- Bernardina de Lasarte, falleció soltera;
3.d.4.- Luisa de Lasarte, falleció moza;
3.d.5.- Francisca de Torres Lasarte, segunda mujer de Carlos de Vera y Aragón;
3.d.6.- Teresa de Lasarte, contrajo matrimonio con Antonio de Torres Cabrera, hijo de Francisco de Torres Mallea y de María de Córdoba y Cabrera, padres de:

3.d.6.1.- Francisco de Torres y Lasarte; pasó a la gobernación del Río de la Plata en el año 1582, en compañía del "Tupí"(30);

(30) Archivo General de Indias, Contratación, 5.538, L.1, folio 429r, Sevilla, 11 . IV . 1582 - Francisco de Torres y Lasarte, natural de Estepa, hijo de Antonio de Torres Cabrera y de doña Teresa de Lasarte. Como poblador, con Alonso de Vera y Aragón. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón. Nueva Historia de la fundación de la Ciudad de Vera” (2007). Edición del Autor.

3.d.7.- Juan Lasarte Navarrete, casó con doña Juana de Hinojos Muñoz, hija de Lope Martín de Hinojos y de María Gómez;
3.d.8.- Bernardino de Lasarte, casó con doña María Versabé; no tuvieron sucesión;
3.d.9.- Francisco de Lasarte Navarrete, a quien llamaron “el Bizarro”; casó, en Málaga, con doña Violante Zambrana de Guzmán, hija de don Pedro de Balza, Pagador General de las Armadas de Su Majestad, y de doña Juana de Zambrana.

3.e.- MELCHOR DE NAVARRETE, contrajo matrimonio, en Estepa, con doña ISABEL ACEIJAS DE VELASCO, hija del Alcaide Diego Pérez de Aceijas y de doña Isabel de Velasco, su primera mujer; con sucesión.
3.f.- LEONOR DE NAVARRETE, monja profesa en el Convento de Santa Clara, de Montilla, Córdoba.
3.g.- PEDRO DIAZ DE NAVARRETE y TORRES, contrajo matrimonio, en Osuna, con doña ISABEL DE VALDERRAMA; con sucesión.
3.h.- FRANCISCO DE NAVARRETE TORRES, contrajo matrimonio, en Estepa, con doña LEONOR DE CESPEDES; con sucesión.

4.- LUISA DE TORRES, contrajo matrimonio con ALONSO DE VERA, cuya descendencia desarrollamos en la línea paterna.

5.- MENCIA DE TORRES, religiosa del Convento de Santa Clara, de Antequera.

TESTAMENTOS

- Testamento del licenciado Juan de Torres de Vera y Aragón

Este documento inédito, último testimonio de nuestro biografiado, fue descubierto en el Archivo y Biblioteca Nacional de Bolivia, por la investigadora Ana María Presta(31).

(31) Fue publicado por primera vez en el mes de Diciembre del año 2006, en “La Revista del Instituto Argentino de Ciencias Genealógicas”, Nro. 32, por la investigadora Ana María Presta. Agradecemos la gentileza de Ernesto Agustín Spangenberg, presidente de la citada institución, y a la señora Ana María Presta, por permitimos incluir el testamento en esta obra. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón. Nueva Historia de la fundación de la Ciudad de Vera” (2007). Edición del Autor.

El testamento fue otorgado en la Ciudad de La Plata, hoy Sucre, el 23 de Junio de 1609, ante el escribano Agustín de Herrera.

Constituye un invalorable documento en el cual, el licenciado Torres de Vera y Aragón, manifiesta su origen, su descendencia, sus pleitos pendientes, sus bienes y otros aspectos relacionados con su vida.

Fuente: Archivo Nacional de Bolivia, EP, Vol. 102, Escribano: Agustín de Herrera, La Plata, 23 de Junio de 1609, Folios 247-262v.

En el nombre de Dios Nuestro Señor, Amén. Sepan cuantos esta carta vieren como yo, el Licenciado Juan de Torres de Vera y Aragón, Adelantado del Río de la Plata, por merced de su Majestad y sucesión del Adelantado Juan Ortiz de Zarate, mi suegro difunto, y vecino y morador que soy en esta Ciudad de La Plata, provincia de los Charcas del Perú, e hijo legítimo que soy de Alonso de Vera y de doña Luisa de Torres; vecinos que fueron de la villa de Estepa, en los reinos de España, en la Andalucía, estando como al presente estoy enfermo de enfermedad que Dios Nuestro señor fue servido de me dar y en mi libre juicio y entendimiento natural, digo que confieso y creo (en) el misterio de la Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, Tres Personas y un solo Dios verdadero y todo aquello que confiesa y cree, predica y enseña nuestra Santa Madre Iglesia Católica y Romana y en esta Fe y Creencia me huelgo de haber vivido y protesto vivir y morir. Y si en el (247v) artículo de mi muerte o en cualquier tiempo alguna cosa dijere i mostrare por acciones y otra manera, lo revoco y particularmente digo que de tiempo y cuando el rey Nuestro Señor me hizo merced de la plaza de oidor de la Real Audiencia del Reino de Chile, yo servía una cátedra de Prima en la Universidad de la ciudad de Sevilla, en la cual leí mucho tiempo cánones y leyes y se ofrecieron muchas disputas y controversias, atento a lo cual si a caso en el dicho tiempo hubiere dicho o escrito o se hallaren entre mis papeles o en las márgenes de mis libros alguna cosa que parezca o suene contra la Católica Fe, lo revoco y me someto como hijo obediente y católico y fiel cristiano a todo aquello que confiesa y nos predica y enseña Nuestra santa Madre Iglesia Romana. Y debajo de esto, temiéndome de la muerte, que es cosa natural a toda criatura humana con deseo de poner mi anima (248) en carrera de salvación y tomando como tomo por mi abogada e intercesora a la sacratísima Reina de los Angeles, la Virgen Santa María, Madre de Dios y Señora Nuestra, hago y ordeno mi testamento, última y postrimera voluntad en la forma y manera siguiente:
Primeramente encomiendo mi ánima a Dios Nuestro Señor que la crió y redimió por su preciosa sangre, muerte y pasión y el cuerpo mando a la tierra, de donde fue formado y, fallecido que sea, mando que mi cuerpo sea sepultado en el Monasterio de Nuestra Señora de los Remedios de esta ciudad, en la sepultura donde está doña JUANA DE ZARATE, mi mujer que fue, y acompañe mi cuerpo el cura y sacristán de la Iglesia Mayor con la Cruz alta y con la cera y demás acompañamiento que pareciere a mis albaceas, que lo dejo a su voluntad y se pague de mis bienes la limosna acostumbrada.
(248v) Item. Mando que el día de mi entierro, si fuera hora y si no otro día siguiente, se me diga una Misa cantada con su vigilia, diácono y subdiácono. Y este día, o los de allí adelante, se digan todas las Misas rezadas que mi heredero quisiera y en la parte y lugar que le pareciere, que lo dejo a su arbitrio y disposición y se pague de mis bienes la limosna acostumbrada.
Item. Declaro que tengo por mis bienes un molino en compañía del señor Carlos de Vera, mi hermano, en la Dehesa de Zilena(32), en la cual ribera dejé una huerta y lo heredé de los dichos mis padres.

(32) Dehesa de Gilena. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón. Nueva Historia de la fundación de la Ciudad de Vera” (2007). Edición del Autor.

Item. Declaro que tengo por mis bienes, en el valle que llaman La Fuente de Santiago, cierta cantidad de viña y olivares con una casa principal y casi fundado un molino de aceite, y no me determino la cantidad de aranzadas(33) que hay, lo cual heredé de los dichos mis padres.

(33) Aranzada: medida agraria, de distinta equivalencia, según las regiones. La de Castilla equivale a 4.472 m2; la de Córdoba, a 3.672 m2. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón. Nueva Historia de la fundación de la Ciudad de Vera” (2007). Edición del Autor.

(249) Item. Declaro que tengo por mis bienes ciertas tierras en el partido de Aljonoz(34), que no me determino la cantidad de ellas, más de que por los arrendamientos que se han hecho parecerá las que son. Que las hube y heredé de los dichos mis padres.

(34) Cortijo de Aljonoz, Provincia de Sevilla, Andalucía. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón. Nueva Historia de la fundación de la Ciudad de Vera” (2007). Edición del Autor.

Item. Declaro que yo fui casado según orden de Nuestra Santa Madre Iglesia con doña JUANA DE ZARATE, hija y heredera del dicho Adelantado JUAN ORTIZ DE ZARATE y durante el dicho matrimonio hubimos y procreamos por nuestro hijo legítimo a don JUAN ALONSO DE VERA y ZARATE, que fue de estos reinos a los de España, donde al presente está, y lo que recibí por bienes dotales y lo que la susodicha heredó del dicho su padre consta por papeles y recaudos que en razón de ello se han otorgado, de que ya tiene memoria y razón el dicho nuestro hijo. Y al tiempo y cuando yo hice y efectué el dicho casamiento tenía de hacienda y caudal cantidad de veinte mil pesos corrientes, de lo que se me debía (249v) de salarios que cobré en la caja real de su Majestad en la Villa de Potosí, y menaje de casa y otras cosas, que todo montaría los dichos veinte mil pesos y durante el dicho matrimonio hasta que murió la dicha doña Juana de Zarate, me parece que antes fue a mayor el dicho capital y la dote de la susodicha no a menos. Declárolo así para que conste.
Item. Declaro que después que falleció la dicha doña Juana de Zarate mi mujer, yo fui a los reinos de España y en la Ciudad de Sevilla compré el Jardín de Luis Pérez de Flandes, que se vendió a pedimento de sus acreedores y se remató en mi como mayor ponedor, como parecerá por los recaudos que en razón de ello pasaron ante Fulano (sic) de Velasco, escribano de la dicha ciudad de Sevilla, que tenía su oficio en las gradas y me dio traslado de los dichos recaudos en ochenta fojas, el cual dicho traslado, con otros muchos recaudos, dejé en poder de mi sobrino don Francisco (250) de Olivera y tengo noticia que el susodicho falleció y podría ser que por esta razón no se hallase el dicho traslado y recaudos. Y para que se descubran dirán de ello a la señora doña Ana Cegarra y doña Blanca, su entenada, que residen en la ciudad de Sevilla. Y la señora doña Ana en el Convento de Santa Isabel y por esta razón se podrá buscar los títulos del dicho Jardín.
Item. Declaro que yo impuse cierta cantidad de plata a censo y tributo sobre el dicho Jardín, que hube por bienes del dicho Luis Pérez de Flandes y no me acuerdo la cantidad que impuse ni la persona en cuyo favor fue, mas de que para la paga y seguridad del dicho censo di por mi fiador a Hernán Ramírez de Molina, que también cargó e impuso el dicho censo sobre sus bienes y, a cuenta de lo que hubiese de pagar de principal o corridos, le dejé un escritorio de valor y otras cosas. Mando que en cuanto al precio y valor del dicho escritorio y demás cosas que le dejé al susodicho se esté (250v) y pase por lo que quiere sin que sea obligado a dar mas averiguación y con esto se liquide lo que hubiere pagado del dicho censo y corridos y se le pague de mis bienes. Porque en realidad de verdad, el dicho censo principal y corridos del, desde el día de imposición, son a mi cargo, y así mando que se paguen y satisfagan de mis bienes y haciendas.
Item. Declaro que tengo por mis bienes unas casas principales en la villa de Madrid que fueron del marqués de Aviñon, las cuales yo compré y el precio de ellas nos ofrecimos a pagar don Francisco de Zarate y yo, con hipoteca de las mismas casas, y así ambos pagamos y enteramos el precio de ellas a quien lo hubo de haber y no me acuerdo la cantidad que yo pagué ni tampoco lo que pagó el dicho don Francisco de Zarate, el cual hizo la dicha paga del dinero que recibió mío y así las dichas casas son mías en propiedad y posesión. Y aunque entre mi y el dicho don Francisco de Zarate (251) hicimos ciertas cuentas ante Francisco de Vera, escribano de Sevilla, en que le hice alcance de cierta cantidad de plata de la que había cobrado y recibido mía, no me acuerdo la cantidad del dicho alcance ni tampoco estoy cierto de que las dichas cuentas lo estén, atento a lo cual mando se revea las dichas cuentas y se liquiden, y el que fuere alcanzado pague lo que debiere.
Item. Declaro que cuando me vine de los dichos reinos de España a estos del Perú dejé en el Monasterio de Constantinopla de la dicha Villa de Madrid un escritorio grande de Flandes y en él el titulo de Adelantado con otros recaudos, capitulaciones originales y cédulas de su Majestad, con cierto menaje de mi casa, lo cual dejé encargado en el dicho Monasterio que se diese al señor don Francisco de Vera y Aragón, mi hermano, cuando volviese de su embajada en Venecia, y con esta claridad mi heredero podrá buscar los dichos papeles y recaudos, que son de importancia, y cobrar lo demás que así quedó.
(251v) Item. Declaro que doña Juana de Zarate, mujer legítima que fue de Lope de Mendieta(35), puso cierta demanda al dicho Adelantado Juan Ortiz de Zarate, mi suegro, sobre la mitad de los frutos del repartimiento que tuvo en estos reinos el dicho su marido, y del tiempo que fueron casados, y el dicho Adelantado llevó la cuenta de lo que había rentado el dicho repartimiento, que a lo que me quiero acordar montaron treinta y tantos mil pesos ensayados. Y lo que había rentado dicho repartimiento y hecha y liquidada la cuenta y de lo que de ello se había gastado, montaron los gastos que en este reino había hecho el dicho adelantado nueve mil pesos más de los que había rentado el dicho repartimiento y habiéndose seguido el dicho pleito en mi nombre, como marido y conjunta persona de la dicha doña Juana de Zarate, por sentencia de revista se mandó que la dicha doña Juana de Zarate, mujer que fue del dicho Lope de Mendieta, se sentase (252) a cuentas conmigo y visto por la susodicha que no le estaba bien hacerlo, no quiso sentarse a cuentas y últimamente, repitiendo la dicha primera demanda, puso otra de los mismos frutos del dicho repartimiento.

(35) Lope de Mendieta, natural de Orduña, hermano del Adelantado Juan Ortiz de Zárate, casó con Juana de Zárate, su prima hermana, hija legítima del contador Diego de Zárate y de doña María de Recalde. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón. Nueva Historia de la fundación de la Ciudad de Vera” (2007). Edición del Autor.

Y para satisfacer a esta demanda, se sacaron los recaudos originales que de este reino se habían llevado por donde constaba de los gastos que el dicho Adelantado había hecho y los demás sus descargos del proceso de la dicha primera demanda yesos dichos recaudos llevó el licenciado Matute, abogado de la dicha doña Juana de Zarate, demandante. Y por haberse ido el susodicho a casar en la ciudad de Sevilla no pude cobrar los dichos recaudos, los cuales ha de tener la susodicha, y ha de dar cuenta de ello su parte, aunque el traslado de estas cuentas lo dejó al dicho don Juan Alonso de Vera y Zarate, mi hijo, para que dé cuenta en el Consejo.
Y advierto que el primer pleito, en que por las dichas sentencias de revista se determinó que la dicha (252v) doña Juana de Zarate se sentase a cuentas, está ante el secretario Hernando de Balmaceda, de donde se sacaron los dichos recaudos.
Item. Declaro que después de la muerte de la dicha doña Juana de Zarate, mi mujer, don Pedro de Vera y Aragón, mi sobrino, envió ciertos doseles para aderezo de dos cuartos de sala y cuadra, con dos camas para cada uno de ellos. Las cujas doradas y lo demás de tela de colores diferentes, lo cual me envió dirigido a Héctor Picamellio, y por hallarse con necesidad don Francisco de Vera y Aragón, mi sobrino, canónigo de Córdoba y Arcediano de los Pedroches, me los envió a pedir y yo le envié poder para que cobrase los dichos doseles y aderezos del dicho Héctor Picamellio y los cobró y hasta hoy los ha retenido y me tuvieron de costo y costas los dichos doseles y aderezos en Nápoles mas de cuatro mil pesos. Ordeno y mando se cobren y que el dicho don Francisco de Vera y Aragón, mi sobrino, haga la recompensa que fuera justa.
(253) Item. Declaro que en lo que toca a la administración de los bienes que dejó Lope de Mendieta para restituir a sus indios y para redención de cautivos y casar huérfanas hijodalgo, cuya administración fue a cargo del dicho Adelantado Juan Ortiz de Zarate, lo que en ello ha habido lo tengo dicho y alegado en la Real Audiencia de esta ciudad, en respuesta del emplazamiento que vino del Consejo, donde digo algo y pruebo que fueron mas de sesenta mil pesos los que gastó el dicho Adelantado, mi suegro, que los que hubo por herencia del dicho Lope de Mendieta. Y a ello me remito para que mi heredero confirme a lo que tengo dicho satisfaga de su derecho.
Item. Declaro que Lucas de Zarate hubo a su cargo la administración de los bienes del dicho Lope de Mendieta por orden del dicho Adelantado Juan Ortiz de Zarate y mía, de lo cual, por haber fallecido el dicho Lucas de Zarate, pedí y tomé cuentas a Juan Ortiz de Zarate Luyando, su yerno, y le alcancé en cuatro mil pesos, poco mas o menos, los cuales se obligó a pagarme (253v) el dicho Juan Ortiz de Zarate Luyando a cierto tiempo y plazo, como parecerá por la escritura que me otorgó ante Juan Bernal de Heredia, escribano de Sevilla, que vivía en la plaza de San Francisco en unos portales frontero de la Audiencia, la cual escritura pasó a fin del año de mil y quinientos y noventa y cuatro, por principio del año siguiente de noventa y cinco. Mando que mis herederos cobren la dicha deuda con los intereses.
Item. Declaro que yo envié a los reinos de España veinte y dos mil ducados de Castilla el año de mil y quinientos ochenta y cuatro y ochenta y cinco dirigidos y consignados a los doctores Ojeda y Fuentes, canónigos de Sevilla. Y por no haber querido aceptar mi poder el dicho doctor Fuentes, el dicho doctor Ojeda recibió los dichos veinte y dos mil ducados, como consta del recibo de ellos en la Casa de la Contratación de la ciudad de Sevilla y por haber (254) fallecido el susodicho, el señor Carlos de Vera, mi hermano, pidió y tomó cuenta a sus herederos y les alcanzó en gran suma de pesos por los cuales se hizo ejecución y se remataron los bienes del dicho doctor Ojeda y principalmente un lagar(36), que dejó en el partido de Cáliz o en una mata de olivar donde dicen Boca Abierta.

(36) Sitio donde se pisa la uva, se prensa la aceituna o se machaca la manzana, para obtener su jugo. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón. Nueva Historia de la fundación de la Ciudad de Vera” (2007). Edición del Autor.

Y he tenido nueva de que habiéndose agravado la mujer y herederos de su heredero y estando el negocio pendiente en la Real Audiencia de Sevilla se habían desaparecido los dichos recaudos y que habiéndose hecho pareció haberlos transportado Juan Ortiz de Zarate Luyando, y como hombre culpado se despachó provisión para que de Vitoria o Madrid le trajeren preso. Declárolo así para que mi heredero haga las diligencias necesarias para que se saquen estos recaudos y haga lo demás que convenga, como negocio de tanta importancia.
Item. Declaro que el general Juan de Torres Navarrete compró en mi nombre cantidad de vacas de Felipe de Cáceres en el Río de la Plata, las cuales han estado y están por mis bienes. (254v) Y el precio de las dichas vacas se pagó de lo que el dicho Felipe de Cáceres mandó dar por su testamento al dicho Adelantado Juan Ortiz de Zarate de la ayuda de costa que en este reino le había hecho, y así las dichas vacas vienen a ser del dicho don Juan Alonso de Vera y Zarate, mi hijo, como heredero de la dicha su madre, que lo fue del dicho Adelantado Juan Ortiz de Zarate.
Item. Declaro que después de la muerte de la dicha doña Juana de Zarate, mi mujer, adquirí y hube una estancia en la ciudad de la Trinidad y Puerto de Buenos (Aires) en que había seis mil ovejas de Castilla, Declárola por mis bienes.
Item. Declaro que tengo por mis bienes otra estancia que tengo en la ciudad de San Juan de Vera con dos o tres mil cabezas de ganado vacuno.
Item. Declaro que de las vacas y ganado que se compró del dicho Felipe de Cáceres han procedido y multiplicado mucha cantidad de ganado, de manera que si día de hoy debe haber mas de veinte mil cabezas.
(255) Item. Declaro que de las provincias de Tucumán me traen al presente mil y tantas cabezas de ganado vacuno y ocho esclavos, los cuales me envía don Gabriel de Vera y Aragón, mi hijo. Mando que las dichas vacas y esclavos se pongan en la estancia de Turquí y que no se venda cosa alguna de ello hasta que mis hijos y herederos hagan partición de bienes.
Item. Declaro que después que falleció la dicha doña Juana de Zarate, mi mujer, compré las yeguas mostrencas de la ciudad de la Trinidad Puerto de Buenos Aires, que están en diferentes partes, con setenta leguas de tierra, lo cual compré por bienes y hacienda real en precio de cuarenta mil pesos que pagué de la plata que se me debía de salarios corridos del cargo de gobernador del Río de la Plata. Y así, las dichas yeguas son mías y muchas personas de su autoridad, usurpándome las dichas yeguas, las han sacado y aprovechándose de ellas y me lo deben pagar y satisfacer. Y así mando que mis herederos lo pidan y cobre.
(255v) Item. Declaro que tengo otra estancia en los Choromoros, de que me hizo merced en nombre de su majestad el Gobernador Francisco Barrasa de Cárdenas, la cual declaro por mis bienes.
Item. Declaro que tengo otra estancia en los Chichas, en la parte que dicen Turquí y Saropampa, hasta donde llega el río de aquel valle hasta la vuelta de Mochara, de que me hizo merced el Cabildo de esta ciudad en vida de la dicha doña Juana de Zarate.
Item. Declaro que habiendo venido proveído por oidor de la Real Audiencia de esta ciudad, al tiempo que su majestad fue servido de consumir la Audiencia que fundé en el Reino de Chile, yo casé en esta ciudad con la dicha doña Juana de Zarate, hija y heredera del dicho Adelantado Juan Ortiz de Zarate y, conforme al asiento y capitulaciones que el susodicho hizo con Su Majestad, sucedí en todas las mercedes que le fueron concedidas en el dicho asiento y capitulaciones, por las cuales se le concedió (256) que el dicho Adelantado y yo, como tal su sucesor, pudiésemos gozar del repartimiento de Totora, que tenía en la provincia de los Carangas, y el salario de Gobernador del Paraguay y el de la plaza de oidor, y que juntamente se me hiciese merced de veinte y cuatro mil vasallos con título de marqués y que pudiese traer dos navíos artillados libres de almojarifazgo por la vía de España y del Brasil, y por no haberse cumplido conmigo con el tenor de las dicha merced y capitulaciones y no haberlo querido cumplido los señores virreyes que han sido en estos reinos, he pedido que se me den ochocientos mil pesos ensayados de recompensa, como constará por el proceso de la dicha causa que pasa en la Real Audiencia de esta ciudad ante uno de los secretarios de ella, la cual dicha recompensa, paga o merced que por Su Majestad se me hiciere la reputo por mi propio caudal y encargo a mis hijos y herederos sigan la dicha demanda hasta que sean satisfechos de lo que yo y ellos debemos haber.
(256v) Item. Declaro que el dicho Adelantado Juan Ortiz de Zarate, mi suegro, tomó asiento y concierto con el Conde (de Nieva) y Comisarios que en nombre de su Majestad vinieron al gobierno de estos reinos sobre los indios que habían quedado vacos por fin y muerte del General Pablo de Meneses y a cuenta del dicho asiento pagó a los oficiales reales y metió en la Caja Real sesenta mil pesos y por no haber pasado Su Majestad por el dicho asiento y concierto, mandó restituir al dicho Adelantado, mi suegro, y a sus herederos los dichos sesenta mil pesos que había pagado en la Ciudad de Los Reyes, con los intereses de ellos del tiempo que se sirvió de los dichos sesenta mil pesos que fueron mas de cuatro años, lo cual mandó pagar, volver a restituir por ejecutoría que de ello despachó y para en parte de pago de los susodicho se dieron trescientas licencias de esclavos para que los pudiesen sacar al Río de la Plata de Cabo Verde, Angola (257) y Brasil, que las dichas licencias fueron a treinta pesos cada una, que montaron nueve mil pesos y estas licencias yo dejé en la Caja Real de Buenos Aires. Declárolo así, para que mi heredero las cobre como hacienda y bienes que le pertenece.
Item. Declaro que los dichos sesenta mil pesos y lo demás que Su Majestad mandó a restituir, por la razón contenida en las cláusulas antes de ésta, los cobró Juan de Saracho en nombre del dicho Adelantado y de resto de lo que cobró y entró en su poder quedó debiendo el dicho Juan de Saracho tres o cuatro mil pesos ensayados, que no me acuerdo la cantidad cierta, y por lo que así quedó debiendo le ejecuté ante el Licenciado Marañón, alcalde de corte y de provincia en la Real Audiencia de Los Reyes. Y seguida la causa y dado mandamiento de apremio contra el dicho Juan de Saracho se excusó por ser receptor del Santo Oficio en aquel tiempo y se llevó el proceso a aquel tribunal y hasta hoy no se han cobrado los dichos pesos y aunque he hecho diligencias, no he podido (257v) cobrar cosa alguna. Declárolo así, para que mi heredero haya su diligencia y cobre.
Item. Declaro que pocos días después de la muerte de la dicha doña Juana de Zarate, mi mujer, yo determiné de ir a los reinos de España, para lo cual vendí tres chacras que el dicho Juan Alonso de Vera y Zarate, mi hijo, heredó del dicho Adelantado Juan Ortiz de Zarate, su abuelo, en términos de esta ciudad, las cuales vendí al licenciado Juan de Azevedo y a Gonzalo de Soria y por no haberse hecho la dicha venta con las solemnidades del derecho, el dicho don Juan (Alonso) de Vera y Zarate (sic), mi hijo, después que lo emancipé, puso demanda de las dichas chacras al dicho Gonzalo de Soria y le han mandado volver y restituir al dicho mi hijo, reservándole al dicho Gonzalo de Soria contra mi y así, el susodicho, estando en la posesión de las dichas haciendas me puso demanda de precio (258) con intereses sobre lo cual yo tengo alegado de mi derecho alegando que lo uno y lo otro se han de compensar con los frutos y otras cosas, como parece está por el proceso. Y tengo hecha una Información de derecho para mi defensa. Y el dicho pleito está con el uso para que se determine y lo que en el hecho pasa lo tengo expresado y alegado en el proceso de la causa y del precio de las dichas chacras tan solamente he recibido seis y ocho mil pesos, y en esto entran los que el dicho Gonzalo de Soria dice haber pagado a Gregorio de Vera de las mandas que le hicieron el dicho Adelantado Juan Ortiz de Zarate y doña Juana, mi mujer, a doña Catalina de Zarate(37), mujer del dicho Gregorio de Vera, y aunque el dicho Gonzalo de Soria los pretende cobrar y por virtud de la carta de pago y lasto que le dio el dicho Gregorio de Vera y aunque por sentencia de esta Real Audiencia está condenado el dicho don Juan Alonso de Vera y Zarate, mi hijo, a que pague al dicho (258v) Gonzalo de Soria Osorio, lo contenido en la carta de lasto que le dio el dicho Gregorio de Vera con los intereses, en realidad de verdad lo que el dicho Gonzalo de Soria pagó al dicho Gregorio de Vera por la dicha razón entra y se comprende en los seis y ocho mil pesos que confieso haber recibido del precio de las dichas haciendas, demás de que el dicho Gregorio de Vera cobró las dichas mandas y legados por mandamiento de los señores Licenciados Montealegre, Mora y Calderón, oidores y alcaldes de corte y de provincia, que fueron es esta Real Audiencia, lo cual cobró de lo que yo dejé en depósito en esta ciudad, en poder de Juan de Samaniego, para que se me enviase a los reinos de España, con lo demás que el dicho Gonzalo de Soria y otra la cobranza que hizo el dicho Gregorio de Vera del dicho depósito, (259) serían dos pagas de una deuda. Y contando la paga que el dicho Gonzalo de Soria dice que hizo sobre lo que yo tengo confesado en que entró y se comprendió lo que así dice que pagó sería otra paga, por manera que pagare tres veces una sola cosa y en cuanto a la otra partida de cuatro mil pesos que el dicho Gonzalo de Soria dice que me pagó, tal no pasó ni yo le he recibido y lo que en ello pasa lo ha porque el dicho Gregorio de Vera me impedía la ida a los dichos reinos de España, pedí al dicho Gonzalo de Soria que quedase a pagar al dicho Gregorio de Vera lo que por la dicha razón debía haber y para que estuviese seguro el dicho Gonzalo de Soria de que lo que pagase al dicho Gregorio de Vera le sería cierto y que se le pagaría y satisfaría le hice obligación de los dichos cuatro mil pesos en confianza, y para solo efecto de que se los pagase al dicho Gregorio de Vera se los pagaría y satisfaría yo. Declárolo así, por descargo de mi conciencia.

(37) Hija natural de Lope de Mendieta, con quien tuvo pleito el licenciado, por la herencia de su padre. Por testamento, había legado a su suegro, Juan Ortiz de Zárate. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón. Nueva Historia de la fundación de la Ciudad de Vera” (2007). Edición del Autor.

(259v) Item. Declaro que yo pretendo derecho al ingenio y minas que Martín de Bertendona posee, por lo que Luis de Torres y Gabriel Gutiérrez, su heredero, me quedaron debiendo por las causas y razones que tengo alegadas en el proceso de la causa que pende en esta Real Audiencia ante uno de los secretarios de ella. Mando que mi heredero haga su descargo, pues es su propio interés.
Item. Declaro que Juan Ruiz de Villoslada me quedó debiendo quince mil doscientos y diez pesos de las vacas que le vendí y esta cantidad embargué en Tomas de la Barrera, que si los debía al dicho Juan Ruiz de Villoslada de las cinco mil vacas que le vendió y por razón del dicho embargo se me dio mandamiento ejecutorio contra el dicho Tomás de la Barrera y sus bienes. Y seguida la causa, se dio sentencia de remate y se mandó hacer e hizo de los bienes ejecutados en Francisco de Vera, el cual me hizo cesión y traspaso y se me dio (260) mandamiento de posesión y amparo y sin guardar los términos y ordenes del derecho, el Licenciado Albornoz y el Licenciado Rojo del Carrascal, sin haberme hecho pago de la dicha deuda, mandaron que la dicha causa se siguiese en vía ordinaria y asimismo no he cobrado cosa alguna de la dicha deuda. Mando que mi heredero haga su diligencia para que se cobre.
Item. Declaro que don Luis de Molina, que al presente es oidor en Valladolid, me debe un mil y quinientos ducados por escritura que el susodicho y doña Constanza de Barrientos, su mujer, me otorgaron con hipoteca del pueblo de Serranos y un juro de Jaén. Mando que se cobre.
Item. Declaro que yo he tenido por mi esclavo a Pedro negro, padre de Felipe, mulato horro(38), que me sirve. Y por el buen servicio que el dicho Pedro me ha hecho, le ahorro y liberto y le doy por libre del cautiverio en que ha estado para que sea libre y, como tal, haga de si y de sus bienes (260v) a su libre voluntad. Y le otorgo alhorrio en forma.

(38) Se dice horro, del esclavo que ha alcanzado su libertad. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón. Nueva Historia de la fundación de la Ciudad de Vera” (2007). Edición del Autor.

Item. Declaro que Isabel negra, que fue mi esclava, en el articulo de su muerte, declaró que JUANA mulata, su hija, que al presente sirve al Licenciado Juan de Espinosa, abogado de la Real Audiencia de esta ciudad, era mi hija, y yo la reconozco por tal y así mando que de mis bienes se ahorre y liberte la susodicha. Y ruego y encargo a mis hijos y herederos, que luego lo cumplan y casen a la susodicha honradamente.
Item. Mando a las mandas forzosas y acostumbradas, y a cada una de ellas, cuatro reales, con que las aparto de mis bienes.
(261) Item. Declaro que antes de ser casado, hube un hijo que es fray CARLOS DE VERA, de la orden de Predicadores, al cual hube siendo, como digo, de soltero, y en una mujer doncella y principal, que por serlo no expreso su nombre. Reconózcole por mi hijo natural y mando a don Juan Alonso de Vera y Zarate y al dicho don Gabriel de Vera y Aragón, favorezcan y ayuden al dicho fray Carlos de Vera y le acudan en sus necesidades, como a su hermano mayor, como yo confío.
Item. Declaro que después que murió la dicha doña Juana de Zarate, mi mujer legítima, asimismo hube otro hijo que es el dicho don GABRIEL DE VERA Y ARAGON, siendo soltero como lo soy, y en una mujer doncella y principal e hijodalgo, que por serlo no declaro su nombre. Y sí reconozco al dicho don Gabriel de Vera y Aragón por mi hijo natural. Y mando que el susodicho haya y herede la sexta parte de todos mis bienes, derechos y acciones que en cualquier manera me pertenezcan, con la bendición de Dios Nuestro Señor.
(261v) Y para cumplir y pagar éste mi testamento, y lo en él contenido elijo y nombro por mis albaceas en lo tocante a lo que se ha de cumplir en estos reinos del Perú a don Fernando de Zarate, caballero del hábito de Santiago, y a don Diego de Zarate, vecinos de esta dicha ciudad, y en lo tocante a las provincias de Tucumán nombro por mi albacea al general Alonso de Vera (y Aragón) y en lo tocante al Río de la Plata al capitán Andrés de Lobato y al general Alonso de Vera, vecino de la ciudad de San Juan de Vera. Y en lo tocante a los reinos de España nombro por mis albaceas a don Francisco de Navarrete Eslava, oidor de la Real Audiencia de la ciudad de Sevilla, y don Francisco de Vera y Aragón, canónigo de la ciudad de Córdoba y Arcediano de los Pedroches a todos los cuales y a cada uno de ellos por sí in solidum, mando y poder cumplido para que en las partes y lugares susodichas entren en (262) mis bienes derechos y acciones judiciales o extrajudiciales y los vendan y rematen en almoneda o fuera de ella, cumplan y paguen este mi testamento y lo en él contenido y cual ellos lo hicieren por mi depare Dios Nuestro Señor, quien por ello lo haga. Y cumplido y pagado este mi testamento y lo en él contenido en el remanente que quedare de mis bienes elijo y nombro por mi legítimo y universal heredero al dicho don Juan Alonso de Vera y Zarate, mi hijo legítimo y de la dicha doña Juana de Zarate, mi mujer, para que el susodicho haya y herede todos mis bienes, derechos y acciones que en cualquier manera me pertenezcan, reservando de ellos tan solamente la sexta parte que ha de haber el dicho don Gabriel de Vera y Aragón, su hermano, conforme a lo que dicho es y le encargo favorezca a los dichos fray Carlos de Vera y don Gabriel de Vera y Aragón, sus hermanos, como de él confío.
(262v) Y revoco y doy por ninguno y de ningún valor y efecto otros cualesquier testamentos, mandas y codicilos y poderes para testar y otras disposiciones que antes de éste haya hecho de palabra o por escrito, que quiero que no valgan ni hagan fe en tiempo ni manera alguna, salvo éste testamento, que al presente hago y otorgo ante Agustín de Herrera, escribano de Su Majestad, que quiero que valga y se cumpla y guarde por mi testamento y ultima voluntad en la mejor vía y forma que haya lugar de derecho. Y lo otorgué en la dicha ciudad de La Plata en veinte y tres días del mes de Junio de mil seiscientos y nueve años. Y el otorgante, a quien yo, el escribano, doy fe que conozco, lo firmó y al tiempo que otorgó este testamento a lo que parece estaba en su juicio, siendo testigos Marcos de Ontón, clérigo, Juan Plutino, Diego Aldana, Tomas de la Barrera y Leonis Farfán y Julio Escoto, residentes en esta ciudad. Va entre /ron! y doña Juana mi mujer.

Ante mí Juan de Torres
Agustín de Herrera de Vera y Aragón
Escribano de Su Majestad - Derechos 4 reales foja

- Testamento de doña Luisa de Torres

El testamento de doña Luisa de Torres, esposa de Alonso de Vera y madre del licenciado Juan de Torres de Vera y Aragón, es un documento de vital importancia para certificar la existencia de todos sus hijos.

Con este documento, ya no tenemos que recurrir a referencias indirectas para probar la existencia de todos los hermanos. Fue otorgado en la Villa de Estepa, el día 13 de Noviembre del año 1536, ante el escribano Juan de Lasarte.

Agradezco la gentileza de mi amigo José María Martín Lasarte, de la Villa de Estepa.

Fuente: Archivo Familiar Loring-Lasarte de Estepa, Caja 3, Legajo XI, Villa de Estepa, 13 de Noviembre de 1536. Escribano Juan de Lasarte.

Sepan cuantos esta carta de testamento, vieren como yo, LUISA DE TORRES, mujer de ALONSO DE VERA, vecina que soy en la Villa de Estepa, que es de la Orden de Santiago, otorgo y conozco y ordeno este mi testamento, estando enferma del cuerpo y sana de la voluntad y en mi seso y en mi entendimiento natural, tal cual tuvo el Nuestro Señor Dios dármela, temiéndome de la muerte que es natural, de la cual criatura alguna en este mundo no se puede escapar, de lo cual el mejor remedio que la criatura puede haber y tener ordenada su postrimera voluntad, por ende encomiendo plenamente mi ánima a mi Señor Dios que la hizo y que por su preciosa sangre la redimió y a la Virgen Señora Santa María, su madre, a la cual yo le tengo por Señora y por Abogada de todos mis hechos, y a todos los Santos de la Corte Celestial y al Señor San Miguel, ángel.
Item. Mando las mandas de los santuarios que en esta Villa se suelen mandar, que se ponen en la ciudad de Córdoba, que son a la cruzada y al convento y orden de la Trinidad y de Santa María y a los mártires y obras pías de Señor San Lázaro y Santo Antón de la dicha ciudad de Córdoba y a cada uno dos maravedíes y a la obra de la Iglesia de Señora Santa María la mayor de la dicha ciudad de Córdoba, por que me sean otorgados los sus santos y dones, tres maravedíes de principal.
Item. Mando para la obra de la Iglesia de Nuestra Señora Santa María de esta Villa, seis Reales y para las obras de Señor San Sebastián y San Cristóbal de esta Villa, a cada una un Real.
Y mando para la Cofradía y Hermandad de Nuestra Señora de la Asunción de esta dicha (ilegible) donde yo soy hermana y cofrade ¿ocho? Reales, y los hermanos cofrades de ella me acompañen al tiempo de mi enterramiento con la paz (ilegible) como lo (ilegible).
Item. Digo que si de mi (ilegible) mi cuerpo sea sepultado en la dicha Iglesia de Nuestra Señora Santa María de esta Villa, y depositada en la sepultura donde están sepultados mi padre y mi madre, difuntos, que Dios tenga (ilegible) y si el dicho Alonso de Vera, mi marido acordare como (ilegible) se ha platicado (ilegible) en la dicha Iglesia una Capilla donde seamos sepultados, que saquen mi cuerpo a la dicha Capilla y si no se hiciere la dicha Capilla que mi cuerpo se esté en la sepultura de los dichos mis padres.
Item. Mando que el día de mi enterramiento al cuerpo (ilegible) diga por mi ánima una misa de réquiem cantada y una vigilia de nueve lecciones cumplidamente.
Ítem. Mando que digan por mi ánima nueve misas ofrendadas en lugar de los nueve (ilegible).
Item. Mando que digan asimismo por mi ánima las trece misas de la luz.
Item. Mando que se digan por mi ánima las misas del Señor Santo ¿Amador?
Item. Mando que se digan por mi ánima nueve misas en recuerdo a los nueve meses que Nuestra Señora Santa María trajo en su vientre sagrado a Nuestro Redentor, su hijo.
Item. Mando que se digan por mi ánima otras siete misas ofrecidas a los siete ¿dones del Espíritu Santo?
Item. Mando que se digan por mi ánima otras siete misas ofrecidas a las siete palabras que Nuestro Señor Jesucristo habló en la cruz.
Item. Mando que se digan por mi ánima otras siete misas ofrecidas por las siete veces que Nuestro Señor Jesucristo derramó sangre.
Item. Mando que se digan por mi ánima otras tres Misas ofrecidas a las tres caídas que Nuestro Señor Jesucristo cayó en la calle de la amargura.
Item. Mando que se digan por mi ánima otras tres misas en honor y reverencia de los tres clavos que pusieron a mi Señor Jesucristo.
Item. Mando que se diga una misa por mi ánima en honor y reverencia de la hiel y vinagre que dieron a Nuestro Redentor Jesucristo.
Item. Mando que se diga otra misa por mi ánima en honor y reverencia de la corona de espinas que pusieron a mi Señor Jesucristo.
Item. Mando que se diga por mi ánima otras treinta y tres Misas ofrecidas a la vida que Nuestro Señor Jesucristo hizo en el mundo.
Item. Mando que se diga otra misa por mi ánima ofrecida a la lanzada que dieron a mi Señor Jesucristo por su sagrado costado.
Item. Mando que se digan por mi ánima siete misas ofrecidas a los siete años que anduvo Nuestro Señor Jesucristo por la Huida de Egipto.
Item. Mando que digan por mi ánima otras siete misas ofrecidas a los siete (ilegible).
Item. Mando que se digan por mi ánima otras siete Misas ofrecidas a los siete dolores que Nuestra Señora tuvo.
Item. Mando que se digan por mi ánima tres Misas ofrecidas por los tres caídas que Nuestra Señora dio cuando San Juan le trajo la nueva de cómo prendieron a Nuestro Redentor.
Item. Mando que se digan siete Misas ofrecidas por los siete lloros que Nuestra Señora tuvo.
Item. Mando que se digan por mi ánima doce misas ofrecidas a los doce apóstoles de Jesucristo.
Item. Mando que se digan por las ánimas del purgatorio veinte Misas.
Item. Mando por las ánimas de mis padre y madre difuntos, que Dios tenga, cuarenta Misas.
y mando que todas las dichas Misas que se digan por mi ánima y por las ánimas del purgatorio y por las ánimas de mis padres, se digan o hagan decir en los Monasterios e Iglesias y lugares y con los clérigos o frailes que el dicho Alonso de Vera mi marido o mis albaceas dispusieren y acordaren. Y que la misa de réquiem y vigilia de nueve lecciones y nueve Misas ofrendadas y trece Misas de la luz por (ilegible) y es mi voluntad que se digan en la Iglesia Mayor de esta adonde y me mando sepultar por los hijos de ella, se haga pobre mi sepultura con responsos y oración.
Item. Mando que a Juana Tinaco, mi hija y del dicho Alonso de Vera, mi marido, le sean dadas todas mis ropas de vestir festivales y todas las joyas de oro y plata que yo tengo, lo cual le mando de memoria, además de lo perteneciente de su legítima razón del tercio de mis bienes que yo puedo mas dar a cual quiera de mis hijos y herederos, lo cual le mando porque es mujer y por pago de buenos servicios me ha hecho.
Item. Mando que den a (ilegible) varas de paño bueno para una saya por pago que le tengo de buenas obras que se le han recibido así en la Villa de Villanueva como en esta Villa.
Item. Mando que a María de (ilegible) que nos ha (ilegible) al dicho Alonso de Vera (ilegible) que el dicho Alonso de Vera le dio y (ilegible) que se le debe (ilegible) lo habemos platicado.
Y para cumplir (ilegible) todo (ilegible) y (ilegible) mi testamento otorgo (ilegible) y nombro por mis albaceas a Alonso de Vera, mi marido, a Francisco de Navarrete y a Mencía de Torres, mi hermana, a los cuales y a cada uno de ellos por si y insolidum doy poder cumplido y a que (ilegible) y tomen de mis bienes tantos cuantos (ilegible) y cumplan y (ilegible) todo lo que mando por mi testamento.
Y todo esto cumplido y todo el remanente que fincare de todos mis bienes, mando que lo (ilegible) y se le den igualmente a RODRIGO DE VERA, a PEDRO DIAZ DE TORRES Y CARLOS DE VERA Y FRANCISCO DE VERA Y JUAN Y LUIS Y JUANA TINOCO, mis hijos y del dicho Alonso de Vera, mi marido, a los cuales establezco por mis legítimos herederos del remanente de todos mis bienes.
Y renuncio y revoco todos los otros testamentos, poderes, (ilegible) y codicilos que yo haya hecho antes que este y mando que no valgan (ilegible) registros elevo salvo por este mi testamento que otorgo valga y sea firme (ilegible) en testimonio de lo cual otorgué por este dicho mi testamento en la dicha Villa de Estepa, estando en las casas de mi morada, en catorce días del mes de Noviembre, año del nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo de mil y quinientos treinta y seis años. Testigos que fueron rogados, llamados y recibidos, Matías de Navarrete, Clérigo, y Rodrigo de (ilegible) y Rodrigo de (ilegible) vecinos de esta Villa, y el dicho Matías de Navarrete firmó su nombre (ilegible) a la dicha Luisa de Torres (ilegible) porque no sabía signar. Matías de Navarrete, testigo.
Y yo Juan de Lasarte, Escribano Público de la dicha Villa de Estepa, por su Majestad, doy dicha carta de testamento (ilegible) firmo con los dichos testigos (ilegible).

En testimonio de verdad.
JOHAN DELA SARTE
Escribano Público

Testamento de mi señora Luisa de Torres, mujer de mi señor Alonso de Vera, difuntos, que son en gloria mis señores.

Año de MDXXXVI - X

- Testamento de Rodrigo de Vera y Aragón

El testamento de Rodrigo de Vera y Aragón, hermano del licenciado Juan de Torres de Vera y Aragón, nos da el conocimiento de que ya se encontraba sirviendo en América a la llegada de su hermano.

Rodrigo de Vera y Aragón fue padre de Alonso de Vera y Aragón, el "Cara de Perro", fundador de la Ciudad de Concepción del Bermejo. Gran tristeza habrán experimentado el licenciado y el "Cara de Perro" al llegar al puerto de Nombre de Dios y encontrar a su hermano y padre, respectivamente, enfermo y a punto de morir.

El testamento fue otorgado en la Ciudad de Panamá, el 22 de Mayo de 1566, ante el escribano Gabriel Pérez.

Agradezco la gentileza de mi amigo, José María Martín Lasarte, de la Villa de Estepa.

Fuente: Archivo Familiar Loring-Lasarte, de Estepa, Panamá, 22 de Mayo de 1566. Escribano: Gabriel Pérez.

En el nombre de la Santísima Trinidad, Padre e Hijo y Espíritu Santo, tres Personas y una divina esencia, Amén.

Sepan cuantos esta carta de testamento y última voluntad vieren como yo, RODRIGO DE VERA, vecino de la Villa de Estepa, que es en los Reinos de España, hijo legítimo de los Señores ALONSO DE VERA y LUISA DE TORRES, mis padres, vecinos que fueron de la dicha Villa, difuntos que son en gloria, residente en esta dicha Ciudad de Panamá del Reino de Tierra Firme, llamado Castilla del Río, Indias del Mar Océano, estando enfermo del cuerpo y en mi memoria y entendimiento natural, tal cual Dios Nuestro Señor tuvo por bien de me dar, creyendo como firmemente creo, en el misterio de la Santísima Trinidad, Padre e Hijo y Espíritu Santo, tres personas y una divina esencia y tomando por abogada e intercesora a Nuestra Señora la Virgen Santa María, ella que es Madre de Dios y Señora mía, intercesora a su preciosísimo Hijo, quiera perdonar mis pecados y encaminar mi ánima en carrera de salvación, temiéndome de la muerte que es cosa natural a toda humana criatura, otorgo y conozco por esta presente carta que hago y ordeno este mi testamento y última voluntad, de la forma y manera siguiente:
Primeramente encomiendo mi ánima a Dios Nuestro Señor, que la crió y redimió por su preciosísima sangre, y el cuerpo a la tierra de que fue formado.
Item. Mando que si la voluntad de Dios Nuestro Señor fuere de me llevar de esta presente vida de esta enfermedad, mi cuerpo sea sepultado en la Iglesia del Señor San Francisco de esta dicha Ciudad, en la parte y lugar que mis Albaceas les pareciere, y por ello se pague de limosna lo acostumbrado.
Item. Mando que el día de mi enterramiento, si fuere ahora si no otro día luego siguiente, se me diga por mi ánima una Misa de Réquiem cantada, con su vigilia y Diácono y Subdiácono y por ello se pague de limosna lo acostumbrado.
Item. Mando que se digan por mi ánima en el dicho Monasterio del Señor San Francisco quince Misas de Réquiem rezadas, y en el Monasterio de Santo Domingo de esta Ciudad, siete Misas rezadas, y en la Iglesia Mayor de esta dicha Ciudad, ocho Misas de Réquiem, que por todas son treinta Misas, las cuales, si fuera posible, se digan el día de mi enterramiento u otro siguiente, y por ello se pague lo acostumbrado.
Item. Mando que se digan por las ánimas de mis Señores padres otras veinte Misas de Réquiem rezadas, y por el ánima de doña CATALINA CALDERON, mi mujer, otras veinte Misas de Réquiem rezadas, las cuales se digan en los Reinos de Castilla, en la Iglesia Mayor de la dicha Villa de Estepa, y por ello se pague lo acostumbrado.
Item. Digo que por cuanto al tiempo y sazón que yo me casé con la dicha doña CATALINA CALDERON, mi mujer, MARINA GONZALEZ CALDERON, mi suegra, mandó a la dicha mi mujer un heredamiento de olivares que son en la Villa de Osuna, donde dicen le pertenecía con cargo que fuese obligada la dicha doña Catalina Calderón, mi mujer, en la persona que sucediese en el dicho heredamiento, a decir cada año una Misa ofrendada, se pusiese y cargase sobre otro heredamiento que es en la dicha Villa de Osuna, al pago de Mingo herrero, la que yo pudiese vender libremente el dicho heredamiento, que así me mandó la dicha mi suegra en el dicho dote y casamiento con la dicha mi mujer, y yo dispuse de este dicho heredamiento y lo vendí, no lo pudiendo hacer de que tengo algún escrúpulo en mi conciencia y por descargo de ella, mando que se tome a comprar el dicho olivar de mis bienes, el cual suceda con el dicho cargo de una Misa ofrendada como obre doña LUISA DE TORRES, mi hija y de la dicha doña Catalina Calderón, mi mujer, y después de ella suceda el hijo mayor varón que tuviese la dicha mi hija, y por este orden vayan sucediendo en el dicho heredamiento de olivar los dichos mis sucesores, prefiriendo el mayor al menor y el varón a la mujer, en aquella vía y forma que mejor haya lugar de derecho.
Item. Declaro que yo debo a un caballero de raza llamado Juan de Torres, tres mil maravedíes de ciertas cuentas que tuvimos, mando que de mis bienes se le paguen.
Item. Digo que por cuanto la Ciudad de Granada, en los Reinos de Castilla, me deben cantidad de dineros, el Concejo de la Ciudad de Ciudad Real, y el Concejo de la Villa de Vélez, y el Concejo de la Ciudad de Ronda y el Concejo de la Ciudad de Badajoz, como parecerá por cartas misivas y como si mis memoriales y otras escrituras que yo dejé en la Ciudad de Granada, en poder del licenciado Fernando de Valderueda, mando que se cobre lo que los dichos Concejos pareciere darme si el dicho encargado Valderueda no lo hubiese cobrado, y si lo hubiere cobrado, se le tome cuenta y de lo que así hubiese cobrado, declaro es suyo y le pertenece la tercera parte, porque así lo dejé concertado con el dicho encargado Valderueda.
Item. Mando a las mandas forzosas y cruzadas y redención de cautivos a cada una un Real, aunque las aparto de mis bienes.
Item. Por cumplir y pagar y ejecutar este dicho mi testamento, mandas y obras pías en él contenidas, dejo y nombro por mis Albaceas y testamentarios, al Señor Licenciado JUAN DE TORRES DE VERA, mi hermano, y a lo tocante de este mi testamento en esta dicha Ciudad de Panamá, y por el cumplimiento del dicho testamento en los Reinos de España, nombro al Señor CARLOS DE VERA, mi hermano y al Señor MELCHOR DE NAVARRETE, mi primo, a los cuales y a cada uno de ellos in solidum, doy poder cumplido porque cumplan este mi testamento y mandas en él contenidas, y vendan por ello mis bienes sin autoridad de justicia y les cargo la conciencia porque con toda brevedad lo cumplan.
Y cumplido y pagado este dicho mi testamento y mandas en él contenidas, en el remanente de todos mis bienes, derechos y acciones, dejo por legítimos y universales herederos ALONSO DE VERA y a doña LUISA DE TORRES y a doña MARÍA TINOCO DE VERA y a PEDRO DIAZ DE TORRES DE VERA y a FRANCISCO DE VERA, mis hijos legítimos y de la dicha doña Catalina Calderón, mi mujer, los cuales quiero que hayan y hereden todos mis bienes muebles y raíces, derechos y acciones, por iguales partes tanto el uno como el otro, y el otro como el otro, en aquella vía y forma que mejor haya lugar.
Y revoco y anulo y doy por ningún y de ningún valor y efecto todos y cualesquier testamento o diarios, mandas por escrituras y por palabras que yo haya hecho, que quiero que no valgan ni hagan fe en juicio ni fuera de él, salvo este testamento que ahora hago, que quiero que valga por tal mi testamento y así valiere por testamento, por codicilo y postrimera voluntad, en aquella vía y forma que mejor de derecho lugar haya.
En testimonio de lo cual otorgué la presente carta de testamento ante el escribano público y testigos, y puso por escrito, siendo testigos el Señor Licenciado EGAS VENEGAS, Oidor de Su Majestad en la Real Audiencia que por su mandato se va a fundar en las Provincias de Chile, y el Licenciado DIEGO DE PINEDA y CRISTOBAL MONTESINOS y Juan de Sierra y Juan Cornejo, residentes en esta dicha Ciudad y el dicho otorgante, que yo el Escribano doy fe que conozco, lo firmó el Registro de esta carta.
Item. Digo, que por cuanto la cláusula de este mi testamento donde se hace mención del olivar sobre que está cargado una Misa ofrendada de pan y vino, que yo vendí, mandé que sucediese doña Luisa, mi hija, mando que cuando se fundó la cláusula del testamento de mi suegra, María González Calderón, y que mis herederos sucedan en el dicho heredamiento por la orden contenida en la dicha cláusula, y de la misma manera sucedan en el heredamiento que en lugar de este se subrogó cuando este no se comprare, y mando que cuando al comprar el dicho heredamiento, pareciendo a mis Albaceas que así conviene a mi conciencia y dándolo la persona cuyo es o fuera en justo precio se compre.
Testigos los dichos y lo firmó el dicho otorgante Rodrigo de Vera, ante mí, Gabriel Pérez, otorgado en la dicha Ciudad de Panamá, veintidós días del mes de mayo Mil y Quinientos y Sesenta y Seis años.

Información adicional