El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Campbell, Pedro

BIOGRAFIA I

Nació en Irlanda, en una fecha imprecisa, llegando al Río de la Plata en la fuerza expedicionaria del general Guillermo Carr Beresford, en 1806(1).

(1) Citado por Antonio Emilio Castello. “Historia Ilustrada de la provincia de Corrientes” (1999).

Desertó de las fuerzas inglesas, para trasladarse a Corrientes, donde se radicó y se dedicó al oficio de curtidor de cueros

Más tarde, acompañó a José Gervasio Artigas en sus luchas contra los porteños, estando al frente de un contingente de indios y paisanos correntinos.

Con una flotilla de lanchas llegó a dominar el río Paraná, desarrollando una acción de corsario. En combinación con Andresito, combatió a las fuerzas invasoras portuguesas.

Al servicio de Estanislao López, al finalizar 1818, atacó a lanchones de Buenos Aires que se hallaban en Santa Fe y se apoderó de dos de ellos.

Luego prosiguió sus maniobras, obligando al general Juan Ramón Balcarce a abandonar Rosario. Pero después fue derrotado en dos acciones navales, en las bocas del Colastiné y en Punta Gorda, por el marino porteño Angel Hubac, que murió en esta última acción.

Con sus montoneras colaboró en la defensa de Santa Fe de la invasión de Balcarce y de Viamonte y, luego, tuvo destacada actuación en la batalla de Cepeda, el 1 de Febrero de 1820.

Después regresó a Corrientes pero, al ser vencido Artigas por Francisco Ramírez tuvo que huir al Paraguay.

El Dictador Gaspar Rodríguez de Francia le permitió que se instalara en Ñeembucú, donde volvió a trabajar como curtidor, hasta su muerte, en 1832.
William Parish Robertson dice de Campbell en una carta:

"Era don Pedro uno de los muchos desertores del ejército del general Beresford, nativo de Irlanda y perteneciente al culto católico romano (...) Cuando sus conciudadanos abandonaron el Río de la Plata, él quedó retrasado y se dirigió a Corrientes (...) y mientras el país se mantuvo tranquilo, don Pedro se condujo como un sujeto sobrio, quieto y bien portado. Pero no bien estalló la revolución su carácter turbulento y emprendedor lo condujo a ofrecer sus servicios a Artigas; llevó a efecto muchos hechos audaces y de ese modo se difundió el terror de su nombre, con especialidad en la provincia de Corrientes, llegando en breve a ser hombre formidable y por consecuencia a ser influyente. Sus proezas personales fueron prodigiosas; no había gaucho alguno que lo aventajara como jinete, ni en la ciencia generalizada en el país a la cual apelaba con frecuencia, de la esgrima con un largo cuchillo en lugar de espada y con un poncho envuelto en el brazo izquierdo a guisa de escudo. Nunca tuve noticias de que en sus combates cuerpo a cuerpo hubiera muerto a sus contrarios, pero había mutilado, herido e inutilizado a muchos, de suerte que nadie se atrevía a pelear con él (...).
“Así, pues, era don Pedro Campbell tal como lo he descripto y en la época en que se me presentó era temido por los gauchos, admirado por los estancieros y respetado por los habitantes en general. Como gozaba de la confianza de Artigas, unía a sus títulos personales la deferencia, el conocido favor y el patronato de aquel cabecilla omnipotente y sin ley, por lo cual era, sin duda alguna, persona temible como enemigo y digna de ser cultivada como amigo en tiempo de subversión”.

*******

BIOGRAFIA II

Irlandés de origen, llegó al Plata en 1806 con las fuerzas dirigidas por el mariscal Beresford. Vencidos los invasores, Campbell se separó de las filas inglesas y se trasladó a Corrientes donde se dedicó al oficio de curtidor(2).

(2) Citado por Hernán Félix Gómez. “Diccionario Biográfico” (inédito).

Afiliado a José Artigas, organizó un cuerpo armado con indios y gauchos que combatían de un modo curioso: más tarde se le encargó de una flotilla de lanchas con las cuales dominó el Paraná y, sirviendo a Artigas en 1819 se convirtió en un hombre de reputación en toda la provincia.

Ese año, con sus lanchones, descendió el Paraná y fue a auxiliar al brigadier de Santa Fe, Estanislao López, que estaba en guerra con Buenos Aires.

Actuó en el ejército federal que derrotó a José Rondeau en Cepeda; volvió a Corrientes después de firmado el Tratado del Pilar y hasta que Artigas fue derrotado por Ramírez, no se alejó de su lado.

Se internó entonces en el Paraguay, pasando a Misiones, pero el Supremo entrerriano Ramírez lo entregó al Dictador paraguayo Rodríguez de Francia para que éste vengara en la persona de aquél los atropellos de que había hecho víctima a Misiones.

Rodríguez de Francia le perdonó la vida y Campbell volvió a su antiguo oficio de curtidor en Ñeembucú donde vivió hasta 1832, año de su muerte.

*******

BIOGRAFIA III

Pedro Campbell:

Irlandés desertor del ejército inglés durante las invasiones inglesas, que peleó a las órdenes de José Gervasio Artigas y Andresito(3).

(3) Citado por Isabel de Asuad en el libro de su autoría: “Esto es Corrientes”.

Información adicional