El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Roca, Julio Argentino

Nació en Tucumán, el 17 de Julio de 1843 y falleció en Buenos Aires, el 19 de Octubre de 1914(1).

Fue uno de los argentinos síntesis, grande como militar y político.

Como militar guerreó en los campos del Paraguay, en el ejército nacional comandado por Mitre; representó al orden luchando contra la rebelión de López Jordán, en Entre Ríos, asistiendo a las órdenes del gobernador de Corrientes, coronel Baibiene, a la batalla de Ñaembé; e incorporó inmensos territorios dominados por el indio, en los desiertos de la Patagonia y el Chaco; en los primeros, bajo la dirección del doctor Alsina y, luego, por acción personal de General en Jefe de las fuerzas; fue, además de conquista, de afirmación de la soberanía nacional.

Como político, el general Roca llena el escenario de 1879 a 1914.

Son 35 años de acción continua y patriótica, en que ocupa, por dos veces, la presidencia de la Nación. Cuando el 12 de Octubre de 1906 cesaba en su segundo período, lo visitó el general Mitre, expresándole: “Había cumplido con su deber”, juicio sereno, que es el de la historia.

Su primera presidencia (1880/1886) concluyó de estructurar el orden administrativo del país. Hasta ese momento, el Gobierno nacional no ejercía más gobierno directo que el de las zonas llamadas de frontera (hoy territorios nacionales), a cargo, siempre, de altos jefes militares que comandaban la organización militar y el orden civil de los pequeños vecindarios inmediatos.

Con la federalización de la ciudad de Buenos Aires, nació el Gobierno directo sobre ella y la necesidad de una legislación que lo tradujese que, naturalmente, fue la mejor que pudo establecerse.

Esa legislación se llevó a los territorios nacionales donde se crearon Gobiernos civiles en reemplazo de los de jefes de frontera, y ese Cuerpo de leyes y decretos dictados sin consultar intereses que no existían, influyeron en las provincias, orientando la actividad legislativa.

Actuaron de modelo y aleccionaron con los frutos nobles que la Nación cosechaba de su correcta aplicación. Su saldo fue la afirmación del orden administrativo en todo el país.

Roca gobernó con los hechos, aprovechándolos con un oportunismo que nos deja siempre lo bueno, aunque no fuese lo mejor.

Roca fue el orden y la paz en el país. Selló la amistad con Chile en los Pactos de Mayo (1902), y con el Brasil, en un “Tratado sin cláusulas”, en el que finca el progreso continental.

Conquista del desierto, federalización de Buenos Aires, paz externa, obra escolar, colonización, ferrocarriles y armonía entre las fuerzas argentinas son, según sus biógrafos, los siete órdenes destacados de su acción de gobernante.

Nota

(1) Material extraído del libro "La Ciudad de Corrientes", de Hernán Félix Gómez, editado en 1944.

Información adicional