El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Soto, Pedro Numa

Pedro Numa Soto y Martínez nació en Goya, el 13 de Mayo de 1871. Abogado y político, fue Senador Nacional por Corrientes y ejerció el cargo de gobernador de la provincia de Corrientes en dos oportunidades.

Era sobrino del gobernador Juan Esteban Martínez. Estudió en el Colegio Nacional de Buenos Aires y en la Universidad de la misma ciudad, donde se doctoró en Jurisprudencia.

Desde joven militó en política, concurrió a los mitines del Jardín Florida y del Frontón Buenos Aires, que dieron nacimiento a la Unión Cívica; fue uno de los fundadores de la Unión Cívica Radical de la provincia de Corrientes.

En 1906 fundó y dirigió el periódico “La Unión”, en su ciudad natal, por medio del cual apoyó las posiciones de la UCR(1).

(1) Antonio Emilio Castello (2004) - “Hombres y Mujeres de Corrientes” // Ed. Moglia // pp. 187-188.

En 1916 fue elegido Senador Nacional. Los períodos legal y real coincidirán. Estos serán desde el 13 de Junio de 1916 al 30 de Abril de 1925.

Numa Soto reemplazará en la banca a Valentín Virasoro, por expiración del mandato de éste, y Soto será reemplazado por Evaristo Pérez Virasoro(2).

(2) Página web del Honorable Senado de la Nación.

Un hecho decisivo en el alejamiento de un sector del autonomismo del oficialismo fue el voto dado por los autonomistas -primera minoría en la Asamblea Legislativa de Octubre de 1915-, al candidato a senador nacional de los radicales, Pedro Numa Soto, no apoyando al candidato de los liberales, que eran la mayoría, pero no tenían el número suficiente para imponerlo.

Luego de esto, Juan Ramón Vidal reunió la Convención Autonomista, en Diciembre de 1915, declarándose caduca la política de pacto y pasándose a la oposición.

El partido liberal también sufrió una escisión, pues la fracción liderada por Manuel Mora y Araujo, en una Convención realizada el 13 de Diciembre de 1915, resolvió apoyar al partido radical, fuerza política que iba adquiriendo importancia en el espectro provincial.

En Diciembre de 1915 se llevó a cabo una Convención provincial del radicalismo, primero en Goya, y luego se trasladó a la Capital, con la participación de los nuevos adherentes, proclamando los candidatos a los próximos comicios nacionales y provinciales, siendo designado candidato a diputado nacional Manuel Mora y Araujo.

Si bien Mariano Loza manifestó públicamente que el pacto del partido liberal seguía vigente con el partido autonomista “de Principios” (de Breard y Solari) y que éste continuaba atrayendo adhesiones por las condiciones de igualdad de que gozaba en las esferas oficiales, la Convención liberal se encargó de desmentir estas últimas afirmaciones, al ofrecer al autonomismo principista un candidato a diputado nacional de los tres que debían elegirse, y dos candidatos a diputados provinciales del tercio de la Cámara que debía renovarse.

La Convención del autonomismo principista aceptó estas propuestas como un último sacrificio al pacto, en espera de que más adelante los acontecimientos establecieran la situación de igualdad(3).

(3) Gabriel Enrique del Valle - “Los hombres que gobernaron Corrientes. Compendio de historia política” - Edición del Autor.

En tanto, ya en la Cámara Alta de la Nación, Soto tendrá varios desacuerdos con la política del presidente Hipólito Yrigoyen y se unirá a la fracción Antipersonalista de la U.C.R.

Años después, el presidente Marcelo T. de Alvear lo nombrará Presidente de la Caja Nacional de Jubilaciones.

Soto se alejará de la política durante la segunda presidencia de Yrigoyen(4).

(4) Antonio Emilio Castello (2004) - “Hombres y Mujeres de Corrientes” // Ed. Moglia // pp. 187-188.

* Primer Gobierno (1932-1935)

Tras el golpe de estado de 1930, los partidos liberal y autonomista no lograron acordar una política en común, y en las elecciones de Noviembre de 1931 el autonomismo obtuvo 3.000 votos menos que los liberales.

El Colegio Electoral se reunió repetidamente, con varios escándalos, de modo que -llegada la fecha en que debía asumir el nuevo gobernador-, debió asumir el cargo interinamente el Presidente de la Legislatura.

Finalmente, autonomistas y antipersonalistas -que habían obtenido 5.700 votos-, acordaron una alianza, estableciendo que se turnarían en el Gobierno: con la ausencia de los liberales, pero sumando el único voto socialista, fue elegido gobernador Pedro Numa Soto (radical antipersonalista), acompañado por el autonomista Pedro Resoagli como vicegobernador(5).

(5) Antonio Emilio Castello - “Historia de Corrientes” - Ed. Plus Ultra // pp. 555-573.

El 25 de Febrero de 1932 se reunió nuevamente el Colegio Electoral obteniendo Pedro Numa Soto los catorce votos requeridos constitucionalmente, sinedo así consagrado gobernadorde la Provincia.

Soto asumirá el cargo el 4 de Marzo de 1932, y sus ministros serán Francisco Ayala López Torres y Antonio M. Ruiz. Ejercerá el P. E. hasta el 25 de Diciembre de 1935(6).

(6) Gabriel Enrique del Valle - “Los hombres que gobernaron Corrientes. Compendio de historia política” - Edición del Autor.

La gestión estará marcada por la crisis económica permanente, y no se efectuarán grandes obras públicas por falta de fondos.

Se creó la Dirección Provincial de Vialidad, la Colonia Leprosario, se realizó un gran esfuerzo para inscribir a todos los niños en el Registro Civil, y se habilitó la posibilidad del voto de los ciudadanos fuera de la Mesa Electoral en que estuvieran asignados; para muchos estudiosos, medidas como ésta serían aprovechadas para extender el fraude electoral(7).

(7) Antonio Emilio Castello - “Historia de Corrientes” - Ed. Plus Ultra // pp. 555-573.

El 29 de Diciembre de 1933 se sublevan fuerzas radicales correntinas que estaban dirigidas por Roberto Bosch. Se registran encuentros armados en Paso de los Libres y Santo Tomé contra fuerzas terrestres y de aviación, las que estaban comandadas por Adolfo L. Giorello. Triunfan las fuerzas leales al Gobierno, fracasando la intentona radical(8).

(8) Gabriel Enrique del Valle - “Los hombres que gobernaron Corrientes. Compendio de historia política” - Edición del Autor.

El movimiento sedicioso terminó en una caótica persecución de los rebeldes, entre los que se contaba el joven Arturo Jauretche. La Ciudad de Santo Tomé fue ocupada brevemente por los rebeldes los que, en total, tuvieron una pérdida de casi 50 muertos(9).

(9) Antonio Emilio Castello - “Historia de Corrientes” - Ed. Plus Ultra // pp. 555-573.

Soto fue sucedido en el cargo por el autonomista Juan Francisco Torrent, y fue elegido Diputado Nacional para el período 1936-1940(10).

(10) Antonio Emilio Castello (2004) - “Hombres y Mujeres de Corrientes” // Ed. Moglia // pp. 187-188.

* Segundo Gobierno (1939-1942)

En Septiembre de 1939 se realizaron elecciones para gobernador y vicegobernador. Como los otros partidos se abstuvieron, el de la Concordancia resultó triunfante.

El Colegio Electoral eligió la fórmula Pedro Numa Soto (antipersonalista, electo por segunda vez a la primera magistratura) - Carlos Alvarez Colodrero (autonomista).

Asumió este segundo mandato el 25 de Diciembre de 1939 y fueron sus ministros Pedro Resoagli, Francisco Riera, Pedro Bonastre y Mario Avalos Billinghurst (interino)(11).

(11) Gabriel Enrique del Valle - “Los hombres que gobernaron Corrientes. Compendio de historia política” - Edición del Autor.

Esta segunda gestión fue más activa que la primera: se organizaron Comisiones de Fomento en varios pueblos, como Tapebicuá, Cruz de los Milagros, Perugorría, Estación Torrent y Colonia Liebig, y se aumentó la extensión de la actual Ciudad de Gobernador Virasoro.

Se crearon los Departamentos de Esquina, Santo Tomé y Monte Caseros. Se creó la Corporación de Venta de Industrias Domésticas, para favorecer la comercialización de los artículos artesanales producidos en la Provincia, especialmente por las escuelas “de artes y oficios”; también se creó el Patronato de Liberados(12).

(12) Antonio Emilio Castello - “Historia de Corrientes” - Ed. Plus Ultra // pp. 555-573.

Soto apoyó la política del presidente Roberto M. Ortiz, principalmente en cuanto a terminar con la corrupción y el fraude electoral; la renuncia y muerte de Ortiz lo dejó enfrentado con su sucesor, Ramón S. Castillo.

El enfrentamiento estalló a raíz del fallecimiento del senador nacional Pedro Díaz Colodrero, ya que el presidente pretendió imponer a su sucesor, pero la Legislatura correntina eligió al presidente del autonomismo, Elías Abad.

Decidido a imponer su voluntad sobre las autonomías provinciales, apenas terminadas las sesiones ordinarias del Congreso Nacional, el presidente Castillo decretó la Intervención Federal de Corrientes el 5 de Octubre de 1942.

El clima político se tornó de imprevisibles consecuencias, dada la virulencia de los enfrentamientos entre oficialismo y oposición. Las elecciones que consagraron al Gobierno habían tenido la abstención de más del 50 % del electorado.

Con el Decreto presidencial de Intervención, el teniente coronel Aníbal Suárez Girado -jefe del Regimiento 9 de Infantería-, se hizo cargo, el 6 de Octubre de 1942 -interinamente-, del Gobierno, hasta la llegada del Interventor Nacional nombrado por el presidente Castillo, Francisco Ramón Galíndez, quien asumirá el P. E. el 16 de Octubre de 1942.

Soto pasó sus últimos años alejado de la política y en la pobreza, abandonado por sus amigos y partidarios.

Falleció en Corrientes, en 1955.

Información adicional