El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Cambaceres, Eugenio

Eugenio Cambaceres (nombre completo Eugenio Modesto de las Mercedes Cambaceres Alais) nació en Buenos Aires en 1843. Fue un escritor y político.

Hijo de un químico francés que se estableció en la Argentina hacia 1833 -quien heredó una regular fortuna que invirtió para convertirse en un poderoso estanciero- y de una porteña, Rufina Alais, hija de ingleses (era hija del grabador londinense John -o Juan- Alais)(1).

(1) Revista “Criterio” (1985), volumen 58, números 1939-1959, p. 568. Editorial Surgo.

Hizo los estudios secundarios en el Colegio Nacional Central y luego se graduó de Abogado en la Facultad de Derecho de Buenos Aires. Ejerció un tiempo su profesión para intervenir más tarde activamente en política.

En 1870 fue elegido Diputado y en el mismo año fue nombrado Secretario del Club del Progreso y en 1873 vicepresidente del mismo. Eugenio Cambaceres tuvo en 1876 un idilio con una soprano del Colón, Emma Wizjiak, siendo descubiertos en un palco por el marido engañado, quien desafió a duelo a Eugenio, lo que jamás se concretó ya que el marido abandonó el país dejando a su esposa en Buenos Aires. Ese episodio alejó a Eugenio de la política así como la honradez de sus convicciones al denunciar los fraudes de su propio partido.

Así, aunque en 1876 es reelegido Diputado Nacional, renuncia a su escaño y deja la vida pública para dedicarse a la literatura. Su contribución más importante en esta truncada carrera como político de ideas liberales fue impulsar la separación de la Iglesia y el Estado ante la Convención de 1871, en un discurso que luego fue publicado en la “Revista del Río de la Plata” y que causó mucha polémica. Miembro de la Convención Constituyente, su oratoria envolvía los más rudos ataques contra el clericalismo

Periodista de nota, tuvo obras de mérito, constituyéndose en novelista de la escuela del realismo. Como escritor introdujo el naturalismo de Emile Zola y los Goncourt en Argentina y los argumentos de índole realista y local con cuatro novelas de temática pesimista; las dos primeras son “Potpourri (silbidos de un vago)” (1882) y “Música Sentimental” (1884). Ambas carecen de un plan preciso y a veces de hilación, con historias de adulterios conyugales dentro de un ambiente de pesimismo y hastío.

Lo novedoso de tratar tan escabroso asunto y sobre todo el tratamiento crudo del tema provocaron una repercusión escandalosa y la crítica no vaciló en atacar al autor. Este sólo corrigió en las obras posteriores la composición y el estilo literario, que mejoró considerablemente.

En 1885 dio a conocer su novela más significativa, llamada “Sin Rumbo”, donde ofreció buenas descripciones de paisajes e interesantes anécdotas en torno a un asunto de patología sexual.

El año antes de morir (1887) publicó “En la Sangre”, la historia de un hijo de inmigrantes italianos que busca abandonar su humilde origen y fuerza al matrimonio a la hija de un estanciero adinerado, para luego derrochar su fortuna y arruinar su vida.

Innovador en la noevela argentina, Cambaceres describe la realidad de los hechos. A través de sus escritos patentizó los problemas a que dio origen la llegada de extranjeros a la Argentina y los cambios sociales de su época, pero enalteció a la alta burguesía de la que formaba parte y criticó a las clases humildes y a la baja inmigración europea, cuya perspectiva no quiso asumir.

Estuvo casado con la soprano italiana Luisa Bacichi entre 1881 y 1888. Viajó por Europa y se encontraba en París cuando falleció de tuberculosis pulmonar a los cuarenta y cinco años, en 1888.

Su hija, Rufina Cambaceres, murió súbitamente tras sufrir de catalepsia a los 19 años, en 1902.

- Obras

Sus dos primeras novelas “Potpourri”, subtitulada “Silbidos de un Vago” (1882) y “Música sentimental”, también subtitulada “Silbidos de un Vago” (1884) obtuvieron tres reediciones consecutivas y “Sin Rumbo” cuatro, en pocos años.

1882.- “Potpourri (silbidos de un vago)”, es una historia conyugal de doble adulterio; el seductor huye al contárselo el amigo del marido; hay rasgos autobiográficos, sátira, retratos burlescos, alusiones y apuntes costumbristas).

1884.- “Música sentimental (silbidos de un vago)”, es la historia de Pablo, un joven argentino acaudalado que viaja a París y se relaciona con Loulou, ramera de alto vuelo que se enamora de él; pero Pablo seduce a una condesa y la cortesana despechada advierte al marido engañado, de forma que se produce un duelo y Pablo mata al conde quedando herido; una sífilis empieza a trastornarlo y lo destruye, de forma que Loulou vuelve a la prostitución.

“Sin Rumbo” (disponible online) presenta al típico personaje abúlico con mal del siglo, Andrés. Este arrastra una existencia baldía en medio del pesimismo y del hastío, de la que intenta salir seduciendo a la hija de un fiel servidor de la estancia de que es propietario; marcha a Buenos Aires y vuelve tras el invierno a la estancia pensando en el hijo que tendrá, pero su madre muere en el parto, así como el padre de ella y su hija más tarde de un ataque de crup; Andrés se suicida.

“En la Sangre”, desarrolla la vida del hijo de inmigrantes italianos Genaro, que crece en un ambiente de avaricia y miseria; al morir su padre cursa estudios con la herencia y seduce a la hija de un estanciero para solucionar sus problemas económicos; pero empieza a especular con el dinero de su mujer en tierras y vuelve a la pobreza.

- Críticas recibidas

- 1886.- Martín García Mérou. “Libros y Autores (críticas a autores de la época)”. A propósito de las críticas de Mérou a un autor tan ignorado en su época, puede leerse la carta escrita por Cambaceres a Mérou en 1885.

- Noé Jitrik. “Cambaceres (adentro y afuera)”. El texto es un análisis crítico de “Sin Rumbo”. - Jorge Panesi. “Cambaceres (un narrador chismoso)”, en: “Revista Interamericana de Bibliografía”, volumen XLV, Nro. 3:95.

- Cristina Iglesia. “Breve tratado sobre el silbido en la literatura nacional”. El título se debe a los subtítulos de sus dos primeras novelas, “Silbidos de un Vago”, en: “Revista Interamericana de Bibliografía”, volumen XLV Nro. 3:95.

El estudioso Claude Cymerman le dedicó (desde 1979) una docena de trabajos reunidos en un volumen de “Estudios Cambacerianos” (con prólogo de María Rosa Lojo): “La obra política y literaria de Eugenio Cambaceres. 1843-1889 (del progresismo al conservadorismo)” (2007), Buenos Aires. Ediciones Corregidor, libro -a su vez- comentado por Alberto Blasi. “Comptes Rendus” Nro. 90, Junio 2008, y que también comenta las críticas de la época como la de Martín García Mérou.

Información adicional