El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Ocampos, Manuel Antonio

Fue un preclaro militar correntino que comenzó como Sargento Segundo en la Columna de Frontera en 1826 y llegó al grado de Coronel en 1841 en la batalla de Caá Guazú. En 1834, el gobernador Atienza lo ascendió al grado de Alférez de granaderos y luego prestó servicios con el grado de Teniente en el Regimiento de Granaderos a Caballo hasta la batalla de Pago Largo(1).

(1) Citado por Antonio Emilio Castello. “Historia Ilustrada de la provincia de Corrientes” (1999).

Fue de los primeros en enrolarse en el segundo Ejército correntino de Lavalle y acompañó a este jefe en la larga campaña que terminó con la derrota de Famaillá.

Después de esta acción fue del puñado de doscientos y pico de correntinos que, al mando del coronel Manuel Salas, acompañados de algunos otros hombres de distintas provincias, atravesaron el Chaco y regresaron a Corrientes uniéndose al Ejército de Reserva organizado por el general José María Paz.

Ocampos fue puesto al mando del escuadrón Constante, 5ta. división de caballería que tuvo destacada actuación en Caá Guazú, donde su jefe fue ascendido a Coronel. Después de Arroyo Grande se asiló en el Brasil y con José D. Abalos decidió regresar a Corrientes recién en 1845, alistándose ambos en el Ejército que organizaba el general Paz.

Cuando Urquiza se retiró desde Yvahái, al coronel Ocampos se le encomendó perseguirlo y hostigarle la retaguardia, cosa que hizo con todo éxito, causándole bajas y quitándole 2.000 cabezas de ganado.

Después Ocampos acompañó a Paz, con otros correntinos, al exilio en el Paraguay, pero regresó a Corrientes en 1849 ante una convocatoria que le hizo el gobernador Virasoro.

El 4 de Octubre en 1849 sofocó, en nombre del Gobierno, el levantamiento del caudillo de Itatí, el teniente Manuel Antonio Vallejos (a) “El Pájaro”.

Con el Ejército correntino estuvo presente en la batalla de Monte Caseros y luego, acompañando a Juan Madariaga, participó de la insurrección porteña del 11 de Septiembre de 1852.

También acompañó a Madariaga en la campaña a Entre Ríos en Noviembre de 1852 llevada a cabo por aquél junto con el general Manuel Hornos, que terminó en un completo fracaso y terminaron siendo asilados por el gobernador de Corrientes, Juan G. Pujol.

Este último puso a Ocampos al frente de milicias departamentales en ocasión del primer levantamiento del general Cáceres, pero la armonía entre ellos duró poco y un decreto del Gobierno hizo que Ocampos y su hermano Nicolás tuvieran que abandonar el territorio correntino.

Después de estar un año en Uruguayana se trasladó a Buenos Aires y el gobernador Pastor Obligado lo destinó al servicio de Fronteras. Tuvo una destacada actuación contra una enorme indiada que atacó el fortín Tapalqué, el 29 de Octubre de 1855.

Sintiéndose enfermo, se retiró a Buenos Aires donde falleció el 17 de Julio de 1857 y en la inhumación de sus restos en la Recoleta pronunciaron oraciones fúnebres el general Juan Madariaga y el coronel Benito Nazar.

Había contraído matrimonio con Juana María Plaza.

Información adicional