El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Latorre, Domingo

Fue el 13er. gobernador constitucional de la provincia de Corrientes.

"Corría el año 1800... y nacía en Corrientes Domingo Latorre", dice el historiador Juan Carlos Raffo. "Sus padres fueron el español Fernando Latorre y la correntina Clara Rolón. Pertenecía al viejo círculo del federalismo “auténtico”, puro, pero su fervor político nunca dio origen a arrebatos que lo extralimitaran como ciudadano o que le hicieran cometer abusos en el desempeño de las funciones públicas"(1).

(1) Citado por Juan Carlos Raffo. “Historias de Corrientes”. Página web (fuente electrónica).

- Dos veces, Gobernador Delegado

Domingo Latorre fue dos veces gobernador delegado. La primera vez se registró el 24 de Marzo de 1848, cuando el teniente coronel Domingo Latorre fue nombrado delegado en ausencia de Benjamín Virasoro -en la campaña, con el objeto de organizar milicias- hasta que éste regresó, el 1 de Mayo de 1848, reasumiendo el mando gubernativo el mismo día(2).

(2) Citado por Antonio Abraham Zinny. “Historia de los Gobernadores de las Provincias Argentinas”.

La segunda ocasión se produjo cuando el hermano del gobernador, José Miguel Virasoro, renuncia la delegación, siéndole aceptada el 27 de Febrero de 1851 y nombrándose por el titular (Benjamín Virasoro) -en la misma fecha- a Domingo Latorre, entonces Presidente del Congreso General(3).

“El 2 de Marzo de 1851, Latorre fue puesto en posesión del cargo por el delegado cesante, Miguel Virasoro, que pasó al Ejército”(4).

(3) Citado por Hernán Félix Gómez. “Vida Pública del Dr. Juan Pujol (Historia de la provincia de Corrientes de Marzo 1843 a Diciembre 1859)” (1920). Ed. por J. Lajouane & Cia.
(4) Citado por Antonio Abraham Zinny. “Historia de los Gobernadores de las Provincias Argentinas”.

- Gobernador Provisorio

Latorre fue Gobernador Provisorio desde el 3 de Marzo de 1851, cuando Benjamín Virasoro se ausentó de nuevo, con el objeto de marchar -como Mayor General- en la cruzada contra Manuel Oribe y Juan Manuel de Rosas, la cual terminó con la caída del primero -el 8 de Octubre de 1851- y con la del segundo en Caseros, el 3 de Febrero de 1852.

Permanecerá en esa función hasta que el Congreso General -el 2 de Julio de 1852- dicta una ley deponiendo al gobernador Virasoro y nombrando -en carácter de propietario- al provisorio Domingo Latorre.

- Insurrección en Corrientes

Este movimiento sedicioso que se registra en Corrientes está estrechamente relacionado con la insurrección porteña del 11 de Septiembre de 1852. Los opositores a Urquiza -que no habían logrado formar un grupo de presión alrededor del vencedor de Caseros- discutieron en la Sala de Representantes de Buenos Aires la legalidad del Acuerdo de San Nicolás y trataron de sumar -a su cruzada- a Benjamín Virasoro, para lograr una firme Alianza entre Buenos Aires y Corrientes y renovar la lucha contra el Director Provisorio(5).

(5) Citado por la profesora Emilia Edda Menotti en el libro de Roberto Gustavo Pisarello Virasoro y Emilia Edda Menotti. “Los Virasoro en la Organización Nacional” (Septiembre de 1997). Ed. Talleres Gráficos Gráfica Integral, Buenos Aires.

Contaban para ello con los exiliados correntinos que habían combatido en las huestes de Pedro Ferré, Juan Lavalle, Joaquín Madariaga y José María Paz y con quienes -pese a ocupar cargos representativos en la provincia- trataron de resucitar un añejo pleito interior.

Pero Virasoro, con la conducta insobornable que lo caracterizaba, rechazó todo contacto con los autores de esos conflictivos proyectos que se dirigían a socavar el poder del gobernador de la provincia de Buenos Aires, generando movimientos de oposición hacia quien había recibido el más amplio apoyo de la Legislatura tras la victoria de Caseros.

Este clima de violencia, que convirtió a la Sala de Representantes de Buenos Aires en un campo de agravios e intolerancias que culminaron con las tristemente recordadas Jornadas de Junio, se extendió paralelamente a Corrientes, provincia de la que Virasoro estaba ausente desde que, instalado en el Cuartel General de Las Conchillas, había impreso un ritmo trepidante a toda su actividad militar.

Los enemigos de Virasoro, en su intento por quebrar la convivencia y recuperar el Gobierno, tuvieron en cuenta los nombres de aquellos dirigentes correntinos que habían aceptado forzosamente la unión con los entrerrianos de Urquiza -al que no perdonaban Vences- y de federales que mantenían latente viejos rencores hacia el gobernador Virasoro.

Cuando les pareció que podían instalarse en el poder, dificultando las iniciativas de Derqui (que estaba en Corrientes) para lograr una recuperación económica y combatir la pobreza, la necesidad de éste de trasladarse a Buenos Aires -requerido por Virasoro para colaborar en su Ejército- facilitó sus ambiciones e influyeron sobre el gobernador Latorre para tomar la decisión final.

Al frente de las fuerzas de Curuzú Cuatiá, Mercedes, Sauce, San Roque, Yaguareté Corá, San Miguel, Restauración y Goya llegó su Jefe y Comandante General de la Frontera del centro, el coronel Nicanor Cáceres, hombre valiente pero que no ocultaba las señales de su resentimiento hacia Virasoro, al que acusaba de no haberle otorgado posiciones más ventajosas en la campaña de Caseros.

Los sediciosos demandaron su respaldo y el 24 de Junio de 1852, desde el Campamento en marcha en Curuzú Cuatiá, Cáceres dio a conocer una Proclama dirigida a sus conciudadanos:

“Compatriotas:
“Largo tiempo he tenido que subordinarme a la Administración despótica de los Virasoro cuando la necesidad de la patria así me lo exigía. Era preciso unirnos hasta hacer desaparecer al tirano Juan M. Rosas que oprimía la República; más hoy, que éste ya no existe, que las lanzas vencedoras del invicto Urquiza pulverizaron su poder, no es posible que Corrientes, una provincia que siempre le ha cabido el título de ser la cuna de los libres, soporte por más tiempo el yugo despótico de hombres que no conocen más leyes que sus caprichos, sin ofrecer ninguna clase de garantías a la sociedad.
“Correntinos:
“Vosotros sois testigos de las innumerables víctimas que han sido sacrificadas bajo el sistema arbitrario de esa Administración; ella, algún día debía tener su término; hoy es llegado este caso.
“Soldados correntinos:
“No creo necesario hacer uso de las lanzas con que ostentáis vuestro denuedo cuando, invitado por varios Departamentos que piden ser libres, no he podido ser sordo a sus clamores, me sujetaré a la resolución de mis compatriotas, sostendré las deliberaciones del Congreso de la provincia siempre que ellas marchen conforme con el pronunciamiento del general Urquiza; y si algún esclavo de los tiranos Virasoro se opone a ésta mi resolución, cuenta con vuestra cooperación y valor vuestro mejor amigo”(6).

(6) Citado por la profesora Emilia Edda Menotti en el libro de Roberto Gustavo Pisarello Virasoro y Emilia Edda Menotti. “Los Virasoro en la Organización Nacional” (Septiembre de 1997). Ed. Talleres Gráficos Gráfica Integral, Buenos Aires.

El Honorable Congreso General se hizo eco de la petición elevada ante él por Cáceres “para que el general Dn. Benjamín Virasoro sea depuesto del cargo de Gobernador y Capitán General de la provincia que inviste y, promovido con urgente brevedad el ciudadano que lo suceda en la Primera Magistratura, según libre elección a los representantes del pueblo”(7).

(7) Citado por la profesora Emilia Edda Menotti en el libro de Roberto Gustavo Pisarello Virasoro y Emilia Edda Menotti. “Los Virasoro en la Organización Nacional” (Septiembre de 1997). Ed. Talleres Gráficos Gráfica Integral, Buenos Aires.

Al acatar “la soberana voluntad del pueblo, sobre todas las leyes y consideraciones, como el remedo más perfecto de la omnipotencia y como el origen de sus facultades y atribuciones”, por ley del 2 de Julio de 1852 declaró cesante al gobernador titular, general Virasoro, y designó para el cargo a Domingo Latorre:

“¡Viva la Confederación Argentina!
“Sala de Sesiones en Corrientes - Julio 2 de 1852.
“El Honorable Congreso General de la provincia, convocado y reunido extraordinariamente con fecha del día anterior, habiendo tomado en seria consideración la solicitud del coronel y Comandante General de la Frontera del Centro y Jefe de las fuerzas de los Departamentos de Curuzú Cuatiá, Mercedes, Sauce, San Roque, Yaguareté Corá, San Miguel, Restauración y Goya, don Nicanor Cáceres, e igualmente las peticiones sucesivas de los demás Departamentos y, por último, la de la Capital, de que se deponga al general Virasoro del alto puesto de Gobernador y Capitán General de la provincia, fundada ésta, en que a mal grado de sus habitantes, ha hecho abuso con despotismo y tiranía del poder público que se le confió.
“Ha resuelto que dichas peticiones se han establecido con observancia de todas las formas legales que pudieran requerirse en el caso; que el alto derecho que tienen los ciudadanos para hacerlo, cuando lo entienden demandar por el imperio del bien público, es incuestionable y sagrado; que el motivo en que hoy apoyan sus reclamaciones viene asistido de una justicia irrefragablemente notoria; y que siendo cuanto se deja espuesto, la soberana voluntad del pueblo superior a todas las instituciones sociales y el ejercicio de sus altas facultades, el Honorable Congreso General, en uso de las que al presente reasume en consecuencia de los sucesos mencionados y sin más móvil que la mejor actualidad del país,
“Acuerda y Decreta con fuerza de ley los artículos siguientes:
“Art. 1.- El general don Benjamín Virasoro queda depuesto del supremo mando de Gobernador y Capitán General de la provincia.
“2.- Se le retira la plenipotencia que se le concedió para los negocios de Paz, Guerra y Relaciones Exteriores concernientes a la provincia.
“3.- Se confiere la investidura de Gobernador y Capitán General propietario de la provincia al ciudadano Dn. Domingo Latorre, actual gobernador provisorio de la misma, por todo el tiempo que falta al magistrado depuesto para el lleno del período legal que se le asignó.
“4.- El ciudadano electo ocurrirá mañana a la Sala de Representantes, a las 12 del día, para prestar el juramento constitucional como Gobernador y Capitán General propietario de la provincia.
“5.- Comuníquese al P. E. para todos los efectos consiguientes.
“Tiburcio Gómez Fonseca - presidente // Pedro C. Parras - secretario”(8).

(8) Citado por la profesora Emilia Edda Menotti en el libro de Roberto Gustavo Pisarello Virasoro y Emilia Edda Menotti. “Los Virasoro en la Organización Nacional” (Septiembre de 1997). Ed. Talleres Gráficos Gráfica Integral, Buenos Aires.

Latorre suplicó al H. C. G. se le admitiera su renuncia al cargo, la que fue rechazada porque “la patria exige a V. E. una resignación en las presentes circunstancias y ese tributo se le exige como la esencia más valiosa de todas las virtudes que hacen estimada su persona inequívocamente en el concepto de sus conciudadanos”.
“A nombre, pues, del pueblo a que V. E. debe su nacimiento, a nombre de su amada patria, la representación soberana de la provincia no difiere a su esforzada renuncia y es a su nombre y ruego que le llama irrevocablemente hoy mismo en este acto a llenar el augusto juramento que promete la felicidad de Corrientes”.

El 5 de Julio de 1852, el Congreso sancion una ley no aceptando la renuncia hecha del cargo de gobernador por el electo Latorre:

“¡Viva la Confederación Argentina!
“Sala de Sesiones, Corrientes, Julio 3 de 1852
“Al Exmo. Sr. electo Gobernador y Capitán General de la provincia, ha recibido en estos momentos la muy apreciable Nota de V. E. llena de fuertes razones con que suplica se le admita la dimisión del alto cargo de Gobernador y Capitán General propietario de la provincia que sus compatriotas le confirieron ayer por el órgano de sus legítimos gobernantes.
“El H. C. P.torna a V. E.iguales fundamentos o, si se quiere, los mismos para no admitirle su encarecida renuncia.
“La patria exige de V. E. una resignación en las presentes circunstancias y ese tributo se lo exige como la esencia más valiosa de todas las virtudes que hacen estimada su persona inequívocamente en el concepto de sus conciudadanos.
“A nombre pues del pueblo a que V. E. debe su nacimiento, a nombre de su amada patria, la representación soberana de la provincia no difiere a su esforzada renuncia, y es a su nombre y ruego que le llama irrevocablemente hoy mismo en este acto a llenar el augusto juramento que promete la felicidad de Corrientes.
“Dios guarda a V. E. muchos años.
“Tiburcio G. Fonseca (Presidente)-Pedro C. Parras (Secretario)
“Corrientes, 3 de Julio de 1852
“Acúsese recibo y publíquese
“Latorre”
Nota: el gobernador Latorre aceptó esta ley, prestó juramento el mismo día y entró en posesión del P. E. El día 5 de Julio, ante nuevo Oficio del general Cáceres, el P. E. fue llamado al seno del Congreso y anticipó su renuncia. Interpuesta con esa fecha se dio la ley de ese día”(9).

(9) “Registro Oficial de la Provincia de Corrientes” (1936), tomo VI. Ed. Imprenta del Estado, Corrientes.

Así pues, Latorre juró el cargo como propietario el 3 de Julio de 1852 pero el 5 de Julio de 1852 el Congreso anticipó su renuncia, nombrándose en su lugar a Luis Molinas. Hasta tanto éste prestara juramento, ocuparía el cargo provisoriamente Manuel Antonio Ferré.

Latorre es el gobernador constitucional de Corrientes de menos tiempode permanencia en la función: dos días.

Existió una profunda preocupación ante esta sucesión de nombramientos y renuncias, pues Luis Molinas declinó ocupar el P. E. El Honorable Congreso, ante esa situación y para evitar un paulatino deterioro del supremo cargo, por unanimidad de sufragios eligió, el 11 de Julio de 1852, como Gobernador y Capitán propietario a Juan Gregorio Pujol, siempre según ley del 2 de Julio, para completar el período que correspondía cumplir a Juan Benjamín Virasoro.

- Iniciativas privadas de Latorre

Latorre tuvo para con la provincia de Corrientes iniciativas relacionadas con la industria agrícola, sobre todo en lo que respecta al cultivo del naranjo y a la exportación de su fruta con evidentes ventajas para los cosecheros.

En el orden público, además del de gobernador, ocupó cargos destacados como el de Alcalde Mayor y diputado a la Legislatura Provincial en más de un período, de cuyo Cuerpo fue secretario y presidente.

En la Administración del doctor Juan Gregorio Pujol desempeñó los siguientes cargos:

* Presidente del Superior Tribunal de Justicia, cargo que asumió el 24 de Diciembre de 1853;
* Presidente de la Comisión Clasificadora de la Deuda Pública;
* Miembro de la Comisión Inspectora de la Casa de Moneda, función que ocupó a partir del 5 de Marzo de 1854;
* Miembro de la Comisión Evaluadora de la Sociedad Orán, que se proponía abrir un camino carretero por el Gran Chaco, designado el 23 de Mayo de 1854, formando parte de esta Comisión conjuntamente con el doctor Eulogio Cruz Cabral, Roberto Billinghurst, Martín Zelaya, Fermín J. Pampín, Ramón de Galárraga, Manuel Antonio Ferré, doctor Pedro Celestino Parras y Rafael Gallino.

El 25 de Diciembre de 1865 presidió el Colegio Electoral que proclamó gobernador a Evaristo López.

Fallecerá a una edad avanzada, en 1888(10).

(10) Todo citado por Juan Carlos Raffo. “Historias de Corrientes”. Página web (fuente electrónica).

Información adicional