El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Jara, Juana María R. de

La Estación San Lorenzo del F. C. N. E. A., próxima al río del mismo nombre, en la 3ra. sección del departamento de Saladas, no congregó por mucho tiempo más población que la de jornaleros, que se renovaban; trabajadores en los inmediatos bosques de quebracho(1).

(1) Citado por el doctor Hernán Félix Gómez. “El Municipio de Saladas” (1942). Ed. Corrientes, Corrientes. Impreso en los Talleres Gráficos “San Pablo”, Buenos Aires.

Antes del establecimiento del ferrocarril, el “paso” del río San Lorenzo -en cuyas cercanías se tendió el puente que lo cruza- fue un pequeño vecindario, cuya misión fue asistir al tráfico de las postas y las diligencias. La paralización de este tráfico, por la actividad del riel, fue dispersando a las familias nativas.

Doña Juana María de Jara, una de las propietarias y estancieras de la zona, descendiente de aquellas viejas familias avecinadas en el “paso” del San Lorenzo, quiso salvar los restos de aquel vecindario.

Dueña de la tierra inmediata a la estación ferroviaria, la parceló en manzanas y solares y donó al Fisco las calles para el tránsito.

El avecinamíento de hombres de trabajo regularizó la explotación de los bosques y creó la industria del ladrillo que surtió, por su buena calidad, a los municipios de Empedrado y Saladas.

Cuando se establecieron las formas de Gobierno Municipal en el nuevo pueblo, sus autoridades rindieron su homenaje a la señora Jara asignando su nombre a una de las calles.

Información adicional