El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

López, Bernardino

TOPONIMIA

* Laguna Brava. Calle N.-S.

BIOGRAFIA I

* Este hijo de la provincia hizo su carrera militar, como el resto de sus camaradas, en el Ejercito veterano acantonado en Curuzú Cuatiá(1).

(1) Citado por Alberto Rivera, en “Historia de los Correntinos y de sus Pueblos" y por Hernán Félix Gómez. "La Ciudad de Corrientes" (1944).

Su bautismo de fuego lo recibió en Pago Largo, después del cual se refugió en el Brasil.

Estuvo en los ejércitos de Juan Lavalle y de José María Paz.

Volvió a la provincia con los hermanos Madariaga, con quienes llega a la gloriosa jornada de Laguna Brava, en 1843.

Acompaña a estos mismos jefes en la campaña a Entre Ríos.

En 1845, con el general José María Paz, interviene en la expedición a Santa Fe, destacando su valor en la toma de la ciudad de este nombre.

La invasión de Justo José de Urquiza, en 1846, lo encuentra en las filas del Ejercito de Vanguardia, que terminó su campaña en Yvahái.

En Vences luchó con tesón donde, a pesar de sus denodados esfuerzos y los de Joaquín Madariaga, no pudo restablecer el equilibrio del combate, después del cual siguió a este jefe en su exilio al Paraguay y Río Grande del Brasil.

Volvió a la provincia y luchó con bravura en Caseros, donde tuvo bajo sus órdenes un regimiento de caballería.

Vuelto a la provincia, después de Caseros, fue designado por el gobernador Juan Gregorio Pujol, Comandante de Armas de Restauración (Paso de los Libres).

En 1854 se retiró a la vida privada, estableciéndose en Curuzú Cuatiá, su pueblo natal.

Tenía ya el grado de Coronel.

A fines de Agosto de 1859, su quebrantada salud lo obligó a bajar hasta Buenos Aires, donde falleció a poco de arribar a dicha ciudad, a los 50 años.

Había nacido el 20 de Mayo de 1809.

BIOGRAFIA II

Nació en Curuzú Cuatiá el 20 de Mayo de 1809 y, desde muy joven, siguió el destino de casi todos los mozos correntinos formando parte de las milicias provinciales(2).

(2) Citado por Antonio Emilio Castello. “Historia Ilustrada de la provincia de Corrientes” (1999).

Estuvo presente en las grandes batallas de las luchas contra el rosismo: Pago Largo, Caá Guazú y Arroyo Grande.

En 1843, con el grado de Teniente Coronel, acompañó a los hermanos Madariaga en su cruzada y participó en el combate de Laguna Brava. En la invasión llevada a cabo en Diciembre del mismo año en la provincia de Entre Ríos, López fue el jefe de la vanguardia del Ejército correntino y se encontró en el combate del Palmar del Arroyo Grande.

Luego fue el Jefe del Estado Mayor de la expedición a Santa Fe, encabezada por Juan Pablo López, enviada por el general José María Paz. En la penosa retirada sufrió una derrota en San Gerónimo, el 12 de Agosto de 1845. Participó de la suerte del gobernador Joaquín Madariaga en la derrota de Vences y en el exilio posterior al Paraguay y al Brasil.

Posteriormente participó en la campaña que culminó en Caseros, teniendo el mando del Segundo Regimiento de Caballería que formó parte de la división del general Abalos.

Ya de vuelta en su provincia apoyó la insurrección encabezada por Nicanor Cáceres que consiguió la renuncia del general Virasoro a la gobernación. El nuevo gobernador Juan Gregorio Pujol le encomendó la Comandancia Militar de Restauración (Paso de los Libres).

El 13 de Marzo de 1854, luego de ser relevado del cargo, se retiró a la vida privada en Curuzú Cuatiá pero, en otro de sus levantamientos contra el Gobierno Provincial del general Cáceres -venido desde Entre Ríos- logró tomar esa población y detuvo a prestigiosos jefes, cosa que no pudo hacer con López y el teniente coronel Isidoro Reguera que lograron escapar hacia Restauración donde reunieron fuerzas que, a las órdenes de Bernardino consiguieron acorralar a Cáceres al que no le quedó otro recurso que solicitar el perdón del Gobierno y volver a Entre Ríos.

En la tercera incursión del general Cáceres, las fuerzas que respondían al Gobierno -al mando de López- lograron hacerlo retirarse nuevamente hacia Entre Ríos. El 25 de Abril de 1859 el gobernador Pujol lo nombró miembro de la Comisión de la Contribución Directa del Departamento de Restauración.

Pero algún tiempo después un grave mal lo obligó a retirarse de esa actividad y buscar remedio en la Ciudad de Buenos Aires donde falleció a los cincuenta años, a fines de 1859.

Información adicional