El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Mestre, Juan Bautista

Primeros años de actividad política

El doctor Ramón Bautista Mestre nació en San Juan, el 21 de Agosto de 1937, y falleció en Córdoba el 6 de Marzo de 2003. Político argentino, fue interventor federal de la Provincia de Corrientes desde el 20 de Diciembre de 1999 al 21 de Marzo de 2001. También fue gobernador de Córdoba desde el 12 de Julio de 1995 hasta el 12 de Julio de 1999. Ocupó el cargo de Ministro del Interior desde el 21 de Marzo de 2001 hasta el 21 de Diciembre del 2001, y fue intendente de la Ciudad de Córdoba desde Diciembre de 1983 a Diciembre de 1991.

Mestre llegó a Córdoba siendo muy joven para estudiar Odontología y desde entonces la eligió para vivir. Fue dirigente estudiantil y del Colegio Odontológico.

 

Funcionario del gobernador Páez Molina

 

Discípulo del 52do. gobernador de Córdoba Justo Páez Molina, Mestre comenzó su carrera política como miembro de la Unión Cívica Radical. Entró en el gobierno de Páez Molina después de una carrera en las organizaciones sindicales estudiantiles, en su paso por la Facultad de Odontología de la Universidad Nacional de Córdoba.

En el gobierno de Molina Páez fue vicesecretario de Salud (1964), y jefe del estado mayor del gobernador, en 1965. Luego del golpe militar de 1966, en que se derrocó al presidente Arturo Illia y que derivó en la caída del gobernador Páez Molina, se dedicó a ejercer la odontología.

 

Legislador nacional e Intendente de la Ciudad de Córdoba

 

De 1973 a 1976 fue diputado nacional por la Provincia de Córdoba y líder de su partido de grupo por un período. En 1983 fue elegido intendente de la Ciudad de Córdoba para el período 1983 - 1987 y reelegido para un nuevo período desde 1987 a 1991.

Gracias a una administración austera y un dinamismo notable, Mestre le cambió la cara a la ciudad y forjó el perfil de un estadista y un administrador intachable.

 

Gobernador de Córdoba

 

En 1991 creó su propia organización en el Partido Radical cordobés: "Renovación y Participación”, para desafiar a Eduardo Angeloz en la candidatura a gobernador de Córdoba. Angeloz había perdido en las elecciones internas de la U.C.R. cordobesa, pero estableció su nombre como un candidato natural en 1995. En tanto, Mestre fue elegido miembro de la Convención Nacional para la Reforma de la Constitución en 1994.

En 1995 será elegido gobernador de Córdoba. Durante su mandato, los problemas económicos fueron los más serios a enfrentar, sumado a las sospechas de corrupción de funcionarios cercanos al gobernador. El elevado déficit fiscal y las características predominantes de su personalidad, hicieron que su gobierno se hiciera impopular. Es que Mestre fue implacable en el ordenamiento de las cuentas públicas y un activo generador de obras y proyectos de acción. Esto le valió la mordaz crítica de una oposición más acostumbrada a criticar la parálisis que la incansable actividad.

Mestre fue un batallador formidable, un hombre decidido, impulsado a hacer, por la certeza de sus firmes convicciones. Quizás la historia pueda algún día criticarle su empecinamiento, pero jamás podrá acusarlo por inacción o desidia.

En 1999 no pudo ser reelecto, triunfando el Partido Justicialista, haciéndose con el gobierno de la Provincia después de 25 años fuera del poder. José Manuel De la Sota se convirtió así en el 56to gobernador cordobés.

 

Interventor Federal de la Provincia de Corrientes

 

Fracasado su proyecto de retener la gobernación en 1999, habiendo criticado la política de alianzas que a nivel nacional promovía el radicalismo, Mestre fue convocado por el presidente Fernando de la Rúa como interventor federal de la Provincia de Corrientes y, luego, como ministro del Interior en las horas más difíciles del Gobierno Nacional.

Desde el 20 de Diciembre de 1999 hasta el 21 de Marzo de 2001, Mestre se desempeñó como Interventor Federal en la Provincia de Corrientes, dejando el cargo, para ser Ministro del Interior, desde ese 21 de Marzo al 21 de Diciembre de 2001.

Mestre fue imputado de haber tenido un alto grado de responsabilidad en la sangrienta represión de los disturbios de Plaza de Mayo de Diciembre de 2001, que precipitó la caída de De la Rúa.

 

Fallecimiento

 

Mestre falleció en Córdoba el 6 de Marzo de 2003, tras contraer hepatitis. Polémico, criticado y querido en extremo, Ramón Mestre supo cosechar amistades provenientes de todo el arco político nacional. Prueba de ello fueron la consternación, las condolencias y el acompañamiento que figuras políticas de las más diversas extracciones, mostraron a la hora de su despedida ese 6 de Marzo cuando falleció.

El ex presidente de la República, Eduardo Duhalde, ha dicho públicamente, horas antes de sus exequias, que “el radicalismo de Córdoba y del país pierde a un dirigente de primera línea, que se formó en la mejor tradición republicana y que fue fiel heredero de Yrigoyen y Sabattini: hombre de bien, de principios, de lucha y de entrega a las causas populares… Quienes lo conocimos y compartimos momentos difíciles de nuestra patria, guardamos el mejor recuerdo de este hombre de la mejor estirpe radical”.

José Manuel de la Sota, expresó que “estamos todos tristes por la prematura muerte del ex gobernador Mestre, que es una pérdida no sólo de un líder de la Unión Cívica Radical, sino de un gobernador que puso todo su empeño, su voluntad, su dedicación para hacer las cosas por el bien de la provincia y de los cordobeses".

“Al dolor humano por tu desaparición, sumamos el dolor y la impotencia de esta Córdoba que no te pudo volver a ver sentado en el sillón que te correspondía, el sillón de gobernador. Que no va a poder ser en los hechos, pero ser un hombre reconocido por la sociedad es mucho más que ganar una elección”, sostuvo el ex senador Luis Molinari Romero, a la hora del entierro.

Mediante carta, se hicieron presentes muchísimos políticos, como el Dr. Raúl Alfonsín y Fidel Castro, entre otros. Cuenta la crónica periodística que una multitud, alrededor de 6 mil personas, sin distinción de banderías políticas, desfiló por el Cabildo histórico de la ciudad de Córdoba para darle el último adiós al ex gobernador Ramón B. Mestre.

“En el flujo incesante de gente por el primer piso del Cabildo, donde se instaló la capilla ardiente, se mezclaron el homenaje callado de los vecinos comunes, con el dolor y el llanto incontenible de familiares, amigos y correligionarios del dirigente radical”.

Información adicional