El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

La actividad legislativa durante la gestión de Juan Filomeno Velazco

La Asamblea Legislativa eligió como senadores nacionales a Eduardo Madariaga y F. Daniel Mendiondo(1). Las Cámaras sesionaron sin mayores problemas con amplias mayorías y con una oposición que, aunque combativa, no lograba alterar las directivas que recibían de los poderes políticos gobernantes(2).

(1) El sector radical se retiró por haber sido convocada la Asamblea en forma antirreglamentaria. El sector peronista votó en forma unánime, aunque merece destacarse lo expresado por el diputado Juan Enrique Pirchi, en el sentido que “votaba por disciplina partidaria, por Perón y por Velazco”, lo que hace suponer cierta resistencia. Diario “El Liberal”, (Corrientes), edición del 1 de Marzo de 1949.
(2) Se designaron autoridades de la Cámara de Diputados: presidente, doctor Justo Pastor Alvarez; vicepresidente 1ro., Amílcar Guglielmone Canale; y vicepresidente 2do., José Uma. En Senadores, fueron elegidos: vicepresidente 1ro. Carmelo Peroni y, vicepresidente 2do., Alfredo Tressens.
// Todo citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea (1949 - 1955). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

Sin embargo, no se pudo evitar que se produjeran algunos incidentes, tales como el pedido de homenaje al diputado nacional radical, doctor Agustín Rodríguez Araya, que había sido expulsado del cuerpo del que formaba parte, rechazado por el bloque oficialista, que consideraba justa la medida disciplinaria aplicada.

Otra incidencia se produjo cuando se quiso poner el nombre de María Eva Duarte de Perón a un establecimiento profesional de mujeres de Goya, rechazado por el bloque radical, considerando que no era momento de consagrar para la posteridad nombres de personas contemporáneas y, seguidamente -al fundarse- un homenaje al general Bartolomé Mitre, que finalmente fue aceptado.

Una de las incidencias más sonadas fue la relativa a expresiones del senador, doctor Roberto Billinghurst, que se consideraban injuriosas para el presidente de la República y su esposa.

El hecho más resonante lo constituyó el desafuero del diputado provincial Patricio Eudoro Vargas Gómez, solicitado por el juez letrado del Territorio Nacional del Chaco, a raíz de un discurso pronunciado por dicho legislador en la Ciudad de Resistencia, que se consideró desacato al vicepresidente de la Nación.

La decisión fue enérgicamente rechazada por el sector radical, considerando que no se habían cumplido los requisitos necesarios y que la medida sólo buscaba ahogar la voz de la oposición. El sector oficialista explicó que se realizó sesión secreta para evitar que pudiera llegar al pueblo el insulto, la calumnia y la injuria que esgrime sistemáticamente la minoría opositora radical contra la esposa de Perón, por la fecunda obra que realiza en beneficio del pueblo argentino.

Seguramente, las leyes más importantes fueron la de creación del Banco de la Provincia, la Ley Electoral, la ley que reglamenta la actividad de los partidos políticos, la creación del Instituto Inversor de la Provincia y la descentralización judicial. Debe agregarse la importante donación de un terreno expropiado con destino a la construcción de un hospital policlínico, que sería financiado por la Fundación “María Eva Duarte de Perón”, autorizándose, además, a contribuir con la suma de un millón de pesos con ese objetivo.

Puede afirmarse que, en general, no hubo mayores problemas en la marcha legislativa, expresando el Gobierno su complacencia por la forma en que sus proyectos reciben el apoyo de los legisladores.

- Incidentes y problemas

En la capital de la provincia se editaban varios diarios y periódicos que respondían a diversas tendencias. Los de mayor antigüedad eran “El Liberal”, originariamente propiedad del doctor Juan Ramón Vidal, cuyos herederos terminarán cediéndolo a grupos que apoyaban al peronismo, y que estaba dirigido por Pedro Blugerman; “La Mañana”, de propiedad del ex senador nacional Elías Abad, definidamente autonomista; “Nueva Epoca”, de propiedad de Francisco Rivellini, de vieja orientación radical antipersonalista, cuya imprenta fue clausurada por autoridades municipales, generando graves problemas en la edición de los periódicos “La Calle” y “El Parque”, de la Unión Cívica Radical; “Libertad”, de la juventud del partido liberal; y “Tribuna Peronista”, cuya dirección estaba en Formosa.

“El Diario del Foro”, de propiedad de Enrique Jasid y Horacio Traynor, respondían a la política gubernamental; y el diario oral “Proa”, de Héctor Dalurzo y hermano, opositor, continuaba su clausura, que fue levantada recién siete meses después. También el diario “El Nacional” -que más adelante se llamará “El Guaraní”- también dirigido por Jasid y Traynor; y la revista “Yurú Peté”, de orientación oficialista.

Cabe señalar que merced a la preocupación del gobernador, pronto se dispuso levantar la clausura de la “Imprenta Nueva Epoca”, aunque debe observarse que en ese momento el periodismo corría grave peligro de desaparecer por la falta de papel para su impresión, pues hasta el matutino “La Prensa”, de la Ciudad de Buenos Aires, se hallaba amenazado de interrumpir sus ediciones, igual que varios importantes diarios del Interior del país y de la provincia de Corrientes.

El matutino “The New York Times” de Nueva York, en un editorial referido a la situación de los diarios en la Argentina, expresaba “que hace varios meses se notó con cierto disgusto que nunca en la historia de un país se habían cerrado tantos periódicos con tan pocos motivos”.

Las decisiones gubernamentales referidas, específicamente, a la competencia, merecieron críticas del Colegio de Abogados, siendo dignas de señalarse la relativa al funcionamiento de la Delegación Regional del Ministerio de Trabajo y Previsión, que se encontraba reñida con la autonomía provincial y violatoria de la Constitución; también se manifestó en contra de la descentralización de la Justicia Provincial, aprobada por la Legislatura; de la misma manera, respecto de la Ley de Arrendamientos Rurales (13.246), que considera violatoria de las Constituciones nacional y provincial, considerando que los fines perseguidos pueden ser solucionados respetando el derecho no delegado de la provincia de aplicar justicia y sus habitantes ser juzgados por su propios jueces.

Exigía, además, que la policía cumpla con las sentencias de desalojo. El Gobierno consideraba que esta actitud del Colegio respondía fundamentalmente a la vinculación política opositora de sus integrantes(3).

(3) Diario “El Liberal”, (Corrientes), ediciones del 9 de Agosto de 1949 y 1 de Diciembre de 1949; del 4 de Julio de 1950; 22 de Julio de 1950; y 30 de Octubre 1950; diario “La Prensa”, (Buenos Aires), edición del 28 de Julio de 1950. La comisión directiva estaba integrada con el doctor Diomedes C. Rojas (autonomista); vicepresidente, doctor Pedro G. de la Fuente (autonomista); secretario, doctor Pedro Jorge Toma (radical); tesorero, doctor Jorge O. Benchetrit Medina (radical); vocales: doctores Carlos V. Gallino Yanzi (radical); Carlos A. Contreras Gómez (autonomista); Diego G. Balbastro Reguera (liberal); Juan J. Ortiz (liberal); Carlos J. Benítez (radical) y Blas Benjamín de la Vega, gobernador depuesto en 1947 (radical). // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea (1949 - 1955). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

Otro incidente surgió con el Jockey Club, “reducto de la oligarquía” al decir de algunos sectores, con motivo de celebrarse la asamblea de dicha institución, que tenía por finalidad la modificación de sus estatutos. Abierta la sesión, se reclamó por uno de los socios que se hiciera constar expresiones vertidas en una reunión anterior, que se las consideraba lesivas a la dignidad del obrero correntino.

Pese a que se intentó demostrar que tales expresiones no habían tenido el alcance ni la gravedad que tomaron después, se insistió en que se hicieran constar en acta. Las palabras habrían estado referidas a un cuestionamiento sobre la admisión, como socios, de personas que pertenecían a gremios adheridos a la C. G. T.

Mientras se desarrollaba el acto, en un ambiente caldeado, en la puerta del local social se presentó una manifestación de obreros y empleados que, con estandartes y antorchas, exigían la renuncia del socio que había pronunciado las palabras objetadas, invocando la representación de la Confederación General del Trabajo.

Las autoridades del Jockey pidieron garantías al P. E. Provincial para poder sesionar. Pocos días después, la comisión directiva del Jockey Club dio a conocer un comunicado, sancionando al socio reclamante.

Frente al reclamo hecho por los obreros y empleados de la C. G. T., tomó cartas en el asunto el general Juan Filomeno Velazco, quien logró calmar las inquietas aguas; tanto es así que dos meses después se realizaba, con toda normalidad, la elección de la nueva comisión directiva(4).

(4) Diario “El Liberal”, (Corrientes), ediciones del 12 y 19 de Abril de 1950; del 12, 16 y 30 de Junio de 1950; diario “La Prensa”, (Buenos Aires), ediciones del 13 y 14 de Abril de 1950. Según lo afirma el doctor Orlando Aguirre, en un trabajo publicado en “El Diario de Corrientes”, (Corrientes), de fecha 26 de Noviembre de 1992, el origen del problema radicaba en que se pretendía excluir como socios a Pedro Fagetti y Jorge Kaindl, “amparándose en la circunstancia de ser peronistas y funcionarios”. El planteo fue realizado por el socio Horacio Traynor y el autor de las palabras -consideradas lesivas- fueron del doctor Adolfo Contte (h). En nombre de la C. G. T., habló Juan A. Buscio. La comisión directiva estaba presidida por Pedro Cremonte. La renovación consagró presidente al doctor Ulises Alvarez Hayes, acompañado por: mayor José M. Ezcurra; doctor Carlos Contreras Gómez; Nicolás Belcastro; Rómulo Amadey; doctor Diego Balbastro Reguera; y doctor José Méndez. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea (1949 - 1955). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

Una serie de detenciones de reconocidos políticos trajo preocupación e inquietud en el ambiente, especialmente teniendo en cuenta los fundamentos aducidos para coartarles la libertad.

El primero de ellos, el del diputado provincial radical, Patricio Eudoro Vargas Gómez, a quien se suspendieron los fueros y fue llevado detenido a la Ciudad de Resistencia (Chaco), donde se le instruía un sumario por presunto desacato al vicepresidente de la Nación, a raíz de un discurso pronunciado el año anterior. Al mes siguiente, recuperó su libertad en forma provisional.

En el mes de Agosto fue detenido el doctor Domingo Cialzetta, ex presidente del Superior Tribunal de Justicia, en el Gobierno de Blas Benjamín de la Vega, y actual vicepresidente 2do. del Comité Nacional de la Unión Cívica Radical; en este caso, por presunta violación del decreto-ley sobre delitos contra la seguridad del Estado, a raíz de un discurso pronunciado en Santo Tomé (Corrientes); en el mes de Octubre fue sobreseído con carácter provisional.

A fin de año era detenido el doctor Roberto López Alvarado, en Goya, por desacato y tentativa de homicidio a la autoridad policial, ante quien se habría resistido a una citación del juez, al que precisamente el profesional habría pedido se lo procesara formalmente junto al comisario de policía de aquella ciudad.

Finalmente, no dejó de sorprender la orden de detención de varios ex militares paraguayos, por supuestas actividades contrarias a la seguridad de la Nación, haciéndose extensiva esa medida al doctor Benjamín Alberto Vargas Peña, profesional de nacionalidad paraguaya, pero ampliamente vinculado a la provincia por lazos familiares y afectivos. Los detenidos -tras un recurso de amparo- fueron notificados de que deberían abandonar el país(5).

(5) Diario “El Liberal”, (Corrientes), ediciones del 19 de Abril; 5 de Agosto; 11 de Agosto; y 11 de Octubre de 1950, diario “La Prensa”, (Buenos Aires), ediciones del 1 de Abril; 6 de Abril; 18 de Abril; 20 de Mayo; 22 de Mayo; 5 de Agosto; 11 de Agosto; 12 de Octubre; y 17 de Diciembre de 1950. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea (1949 - 1955). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

Ver:

Senadores de la Provincia de Corrientes desde 1941 hasta 1950

Diputados de la Provincia de Corrientes desde 1941 hasta 1950

Diputados Nacionales por la Provincia de Corrientes (1854 - 2011)

Senadores Nacionales por la Provincia de Corrientes (1854 - 2015)

Información adicional