El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Los últimos años de la gobernación Velazco

- La gestión gubernativa

El general Juan Filomeno Velazco inicia su segundo año de gestión contando con la aprobación del Presupuesto para los años 1951 y 1952. Tras el período transcurrido, el gobernador realizará una serie de nuevos nombramientos a lo largo del año, siendo de destacar, especialmente, el de los ministros de Educación, Jorge Kaindl, y el de Salud Pública y Asistencia Social, el doctor Raúl B. Castillo, en carteras recién creadas(1).

(1) Fueron designados, además, a lo largo del año: presidente del Superior Tribunal de Justicia, doctor Angel Tossetti; subsecretario del Ministerio de Salud Pública, doctor Raúl Roberto Tasada; secretario del Ministerio de Educación, Antonio F. Hermida; Director General de Escuelas, Juan Pablo Maciel; ministro del Superior Tribunal de Justicia, doctor Carlos Duillo Giannone; se crea la Secretaría Técnica de la Gobernación, designándose al doctor Carlos Darwin Sánchez Avalos; juez en lo Criminal y Correccional de Curuzú Cuatiá, el doctor Danilo Luis Baroni; jueces Civil y Comercial Nro. 1 de capital, doctor Homero Ferreira; Nro. 2, doctor Pedro Mario Rodríguez; Agente Fiscal, doctor Oscar Rodríguez Gurruchaga; juez Civil y Comercial de Curuzú Cuatiá, doctor Manuel Efrain Toledo; Fiscal de Estado, doctor Leopoldo Braverman; vocal del Instituto de Ahorro y Previsión Social, Guillermo Miguel Semenza; Defensor de Menores de Paso de los Libres al doctor Honorato Raúl Cubero; y presidente del Instituto Inversor de la Provincia, doctor Martín Alberto Brisco. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea (1949 - 1955). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

Al conmemorarse el segundo aniversario del Gobierno, se repitieron los homenajes que distintos gremios y sectores del quehacer ciudadano brindaron al general Velazco, siendo extendido a sus nuevos ministros y también, aunque en Buenos Aires, al vicegobernador, doctor Fernando Irastorza.

Los nuevos ministros iniciaron una intensa tarea, recorriendo el Interior de la provincia y tomando cuenta de sus necesidades(2).

(2) El ministro ofreció todo el apoyo del Gobierno a la recién formada Sociedad de Cirugía, integrada por la casi totalidad de los médicos residentes en Corrientes. Se formó una comisión, integrada por los doctores Antonio Maróttoli, Alberto Iglesia, Santiago Lorenzo, Fernando C. Romero y Romilio P. Monzón, para proyectar los estatutos de la nueva entidad. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea (1949 - 1955). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

La información periodística daba cuenta de las realizaciones gubernativas, tales la habilitación de dos aeródromos -con pistas de 1.500 metros- en las localidades de Baibiene y Curuzú Cuatiá; la habilitación de un puente sobre el arroyo “Poncho Verde”, permitiendo el pase de automotores en una zona hasta entonces aislada; se exhibió una película documental que reseña la obra cumplida en Corrientes por el general Velazco; en tal sentido resultaba significativo que el órgano de oposición “El Liberal”, editorializara sobre el nuevo aniversario del Gobierno, ponderando la gestión gubernativa del general Velazco, destacando la obra pública, el beneficio para Corrientes y el apoyo del Gobierno Nacional.

Se ultimaban los trabajos para disponer el pase de los hospitales al patrimonio provincial, en la órbita del Ministerio de Salud Pública; la creciente del río Paraná, un azote para los ribereños, determinó desarrollar el “Plan Velazco para los Inundados”.

Un hecho entonces considerado positivo, resultó la transferencia del viejo “Ferrocarril Económico” a la Secretaría de Transportes de la Nación, mereciendo la ponderación del periodismo, dado que prácticamente estaba fuera de servicio. En la visión de hoy, se considera una verdadera lástima -desde el punto de vista turístico- ya que con una inversión no demasiado grande se habría podido mantener el servicio para atraer turistas a la provincia.

El 1 de Mayo leía su mensaje el presidente de la Nación, general Juan Domingo Perón, ante el Congreso, hallándose presente -entre otros- el gobernador de Corrientes, no asistiendo los diputados de la oposición. Dijo el presidente que “el país no tiene problemas económicos y la riqueza nacional es extraordinariamente mayor que en 1946”.

A su vez, el gobernador dio su mensaje unos días después, anunciando aumentos de sueldos y expresando que “los derechos y garantías ciudadanos, esencia de todo sistema auténticamente democrático, no son sólo palabras escritas en la Constitución, sino verdades diariamente resguardadas, en un ambiente de respeto, que exhibimos con profunda satisfacción”.

Considera a su Gobierno como “de puertas abiertas”. Hizo una exposición de lo que el justicialismo realiza en el orden gubernativo, señalando como “permanente guía a su voluntad y preocupación, que son reales interpretaciones de los postulados del líder, general Perón”. Destacó también la importante labor que desarrolla la Fundación de la esposa del presidente de la Nación.

Cabe señalar los retiros de personería jurídica a la Universidad Popular de Goya y a la Sociedad de Beneficencia de Ituzaingó, que administraba el hospital “Ricardo Billinghurst” de esa localidad, y el pase de todo su patrimonio al Estado Provincial.

Ante la futura convocatoria a elecciones, el presidente hizo saber, a quienes postulaban su reelección, que consideraba prematuro hablar ahora de candidaturas, ya que faltaban muchos meses para las elecciones.

Pese a ello, como veremos más adelante, se inició una verdadera maratón de peticiones, reclamando la reelección de Perón primero, a la que se agregó, posteriormente, el de integrar la fórmula con María Eva Duarte de Perón y, en el orden provincial, en igual sentido, a favor del general Velazco.

Algunas de las formas utilizadas resultaron un tanto cómicas; así, por ejemplo, en la Dirección de Catastro, los empleados trabajaron 114 horas estableciendo un récord de producción en adhesión a la obra del Gobierno presidencial y, de la misma manera, en la vecina Ciudad de Resistencia, rompieron ese récord con 124 horas los obreros de Fandet (fábrica de tejidos).

Torneos de motocicletas en Corrientes, denominados “General Juan Filomeno Velazco”, como los campeonatos infantiles “Evita”, ocupaban la atención de los aficionados deportistas.

El antiguo Departamento de San Martín, sobre la costa del río Uruguay, sufrió una división, creándose, sobre la base de los nuevos límites fijados, el Departamento de “Juan Perón”. La situación atravesada por el Departamento de Goya motivó su Intervención, designándose para ello al senador Clementino Forte, acompañándolo como secretario, Leónidas González Cabañas.

Los homenajes a festividades patrias sirvieron como propaganda política. Así, la Cámara de Senadores de la provincia propuso rendir homenaje a la Declaración de la Independencia del 9 de Julio de 1816, incluyendo en este homenaje a la independencia económica proclamada por el jefe de Estado. La representación radical no aceptó la segunda parte del homenaje, permaneciendo sentados en sus bancas(3).

(3) Diario “La Nación”, (Buenos Aires), edición del 8 de Julio de 1951. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea (1949 - 1955). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

En la Cámara de Diputados se produjo un áspero debate a raíz de la aprobación de los decretos del P. E. Nros. 3736 y 3739, en cuya oportunidad el sector justicialista destacó que ello no afectaba la honorabilidad del gobernador de la provincia(4).

(4) Diario “El Liberal”, (Corrientes), edición del 1 de Agosto de 1951. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea (1949 - 1955). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

Asimismo, el Senado aprobó un proyecto de ley por el cual se autorizaba al Gobierno de la provincia a adquirir una propiedad, para ser donada a la sede local de la Confederación General del Trabajo, medida que se hizo efectiva meses más tarde con la entrega del inmueble de calle Hipólito Yrigoyen Nro. 1146.

En los últimos meses se señalaba una importante obra caminera (trazado entre Mercedes y Paso de los Libres), a realizarse por la nación, mediante gestiones gubernativas. Se inauguraba la delegación regional del Instituto Nacional de Previsión Social, con asistencia de altas autoridades.

Finalmente, en la Legislatura se aprobó una serie de proyectos referidos a la creación de juzgados de paz, donación de terrenos para clubes del Interior y la aprobación del convenio Gobierno Nacional - Provincia - Universidad Nacional del Litoral, para la reapertura de varios cursos en la Facultad local.

Al término de esta labor, con el voto del sector mayoritario, se resolvió “pasar a cuarto intermedio hasta tanto el general Perón acepte su reelección(5).

(5) Diario “La Nación”, (Buenos Aires), edición del 21 de Agosto de 1951. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea (1949 - 1955). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

La revista “Ahora”, de la Ciudad de Buenos Aires, se ocupaba -en doble página- de la labor cumplida en la provincia de Corrientes, “por el Gobierno de la Nación y la colaboración provincial”.

Poco después de la convocatoria a elecciones, y de estar el gobernador en la Ciudad de Buenos Aires poco más de dos meses, resultó sugestivo su regreso sin haberse confirmado su posible reelección a la Primera Magistratura provincial, aunque se confirmara su candidatura a senador nacional por la provincia.

- Un golpe denunciado

En el transcurso del mes de Junio de 1951, el Gobierno Nacional denunció un complot para acusar a Cipriano Reyes -líder del laborismo- y eclipsar su carrera política, de una presunta conspiración e intento de asesinato del presidente de la Nación. Todos fueron detenidos y posteriormente condenados a siete años de prisión, quedando encarcelados hasta el derrocamiento de Perón, en 1955.

Beveraggi Allende, vicepresidente del partido laborista, logró huir al extranjero y, más tarde, la Cámara de Diputados lo privó de la ciudadanía (¿único caso en la historia argentina?).

El partido peronista y ambas Cámaras del Congreso aprobaron sendas declaraciones de repudio a los acontecimientos de dominio público que “probaban la existencia de una confabulación destinada a subvertir el orden y llevar la intranquilidad a los hogares argentinos”. De igual manera, “el más enérgico repudio a las maniobras confusionistas ... realizadas por los grupos políticos desplazados, en connivencia con intereses extraños, contrarios a la patria y a la dignidad nacional”, y “ratificando su solidaridad con la acción de Gobierno del general Perón y el inquebrantable apoyo a la actividad que, en lo social y político, desarrolla en todo el país la señora Eva Perón”.

En Corrientes, el coro oficialista -en este caso del Senado- se apresuró a expresar su repudio contra el intento de alteración del orden público y atentado contra el presidente y su esposa, producido contra el Gobierno justicialista, “por elementos comunistas y políticos desplazados, al servicio de la oligarquía y el capitalismo foráneo”.

- El levantamiento del general Menéndez

El general Juan Domingo Perón estaba sólidamente afirmado en el Gobierno. Su derrota no podía esperarse de las urnas, sino por las fuerzas de las armas, dice Pedro Santos Martínez, en un interesante libro(6).

(6) Pedro Santos Martínez. “La Nueva Argentina (1946 - 1955)” (1976), tomo 1, en: “Memorial de la Patria”, dirigido por Félix Luna, pp. 6 y sgtes. Ediciones La Bastilla, Buenos Aires. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea (1949 - 1955). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

Las conspiraciones militares se habían venido sucediendo y el propio Perón lo había señalado en la cena de camaradería de las Fuerzas Armadas, en 1950. Ese clima adverso cobró nuevo impulso con la candidatura de Eva Perón para la vicepresidencia, a lo que el Ejército se oponía.

Los primeros días de Agosto se produjeron, en el conurbano bonaerense, atentados con cargas explosivas en los rieles del sistema ferroviario y, poco después, el Ministerio del Interior advertía enérgicamente a los sectores que pretendían alterar el orden, “mediante un plan en el que están complicados elementos del partido comunista, de la caótica Unión Cívica Radical, de los desplazados oligarcas del conservadorismo y otros sectores, todo lo cual era de amplio conocimiento del Gobierno que estaba dispuesto a adoptar las más estrictas represalias(7).

(7) Diario “El Liberal”, (Corrientes), ediciones del 1 y 8 de Agosto de 1951. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea (1949 - 1955). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

El 28 de Septiembre de 1951, el general (R) Benjamín Menéndez decidió iniciar la acciones, las que no tuvieron éxito y, no bien estalló la insurrección, Perón dispuso el “estado de guerra interno”, por decreto Nro. 19.376, sancionado por el Congreso el mismo día, y promulgado al mes siguiente.

La medida era, a todas luces, inconstitucional, pues no estaba prevista en el ordenamiento constitucional argentino. En un rápido sumario, el Consejo Supremo de las Fueras Armadas, juzgó y condenó a los sublevados, imponiéndoles diversas penas(8).

(8) Pedro Santos Martínez. “La Nueva Argentina (1946 - 1955)” (1976), tomo 1, p. 65, y tomo 2, p. 335 en: “Memorial de la Patria”, dirigido por Félix Luna, pp. 6 y sgtes. Ediciones La Bastilla, Buenos Aires. El general Benjamín Menéndez fue sancionado con 15 años de prisión; Rodolfo Larcher, Armando Repetto y Julio Alzogaray, a seis años de reclusión; Alejandro Agustín Lanusse, Gustavo Martínez Zubiría, Víctor Salas y Costa Paz, a cuatro años; Manuel R. Reimúndez y Rómulo Menéndez, tres años; y a un año, Luis Prémoli, Ricardo Etcheverry Boneo y Rojas Silveyra. El 17 de Octubre de ese año (1951), fueron trasladados a Chubut, donde inauguraron el penal de Rawson, y fueron liberados por el levantamiento de 1955. Casi todos ellos continuaron su carrera militar y en la política, que los colocó en la cumbre en los años venideros, especialmente en la denominada “Revolución Argentina” de 1966. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea (1949 - 1955). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea (1949 - 1955). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

Información adicional