El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

La actividad política del partido Demócrata Nacional en los años 1952/53

La segunda gran fuerza política opositora la constituía el Demócrata Nacional, cuya expresión en la provincia era el partido Autonomista. Las diferencias surgidas, a raíz de la reunión que había tenido el diputado nacional Reynaldo Pastor, con el presidente de la Nación, determinaron una grave crisis interna, con la renuncia de varios de sus dirigentes, lo que determinó la formación de una Junta Reorganizadora.

En tal sentido, visitó Corrientes el dirigente Conrado M. Etchebarne, quien vino a dar directivas para la reorganización política de la provincia y conversar con directivos de otras agrupaciones políticas afines respecto a la posibilidad de unificación de los partidos opositores. Poco después, con la presidencia del doctor Adolfo Vischi, se prorrogaba el plazo para la reorganización y se reclamaba el levantamiento del estado de guerra interno.

Más adelante se convocaba a una reunión de dirigentes, buscando afianzar su unidad y determinar si había llegado el momento de que los representantes partidarios retuvieran, o no, sus cargos en Cuerpos legislativos y municipales. Se designó una comisión especial para tratar el asunto y, en la siguiente reunión, se aprobó el criterio sostenido por ésta, resolviéndose requerir a los legisladores y concejales la renuncia de sus bancas y la remisión de esas dimisiones al Comité Nacional, a los efectos de su presentación cuando éste lo considere oportuno.

Se expresaba, en esa oportunidad, que, como el partido no tenía representación en el Congreso y no la tiene en algunas Legislaturas y Concejos Municipales, el abandono de las bancas producido exclusivamente por los demócratas no lograría el objetivo que, en cambio, podría lograrse como acto de protesta si fuera hecho en forma conjunta con el resto de los partidos opositores.

En la misma oportunidad, les fue aceptada la renuncia a los doctores Justo Díaz Colodrero, de Corrientes, y José Antonio Mercado, de Córdoba, alejamiento provocado por circunstancias que motivaron la crisis partidaria(1)

(1) Diario “La Nación”, (Buenos Aires), ediciones del 21 y 26 de Octubre de 1952; 2 de Noviembre de 1952; 8; 9; 10; y 12 de Diciembre de 1952. La invitación, a la primera reunión, fue hecha por Adolfo A. Vischi y Oscar Rebaudi Basavilbaso. Fueron invitados: Rodolfo Coraminas Segura, Conrado M. Etchebarne, Reynaldo A. Pastor, José Aguirre Cámara, Eduardo Rocca, Francisco Morrogh Bernard, Felipe Yofre, Plinio Zavala, Elías Abad, Lino Torres, Eduardo Paz, Enrique Martínez Paz, Benjamín Palacios, Gastón J. Lacaze, Pedro A. Manrique, Horacio Lamotta, Carlos E. Aguinaga, Ernesto M. Andrada y Pablo González Bergés. La Comisión especial estuvo integrada por Rodolfo Coraminas Segura, Reynaldo A. Pastor, Orlando Williams Alzaga, Benjamín Palacios y Ricardo S. Maxit. Cabe señalar que en el mes de Septiembre de 1952, los dirigentes demócratas, Robustiano Patrón Costas y Rodolfo Moreno, fueron recibidos por el ministro del Interior. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea (1949 - 1955). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

En Corrientes se realizó una importante reunión, en la que se resolvió la organización de la sección femenina, designándose como presidenta de la comisión organizadora, a Sofía González Alemann de De la Fuente(2).

(2) Diario “La Nación”, (Buenos Aires), edición del 30 de Noviembre de 1952. Varios oradores hicieron escuchar sus opiniones favorables a la iniciativa. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea (1949 - 1955). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

En el orden nacional, en Marzo de 1953, el partido decide abandonar todas las representaciones legislativas y municipales que ejercía en el país, entendiendo no estar aseguradas las mínimas garantías constitucionales para el ejercicio de sus mandatos.

En cumplimiento de directivas partidarias, una delegación se entrevistó con el ministro del Interior, Angel G. Borlenghi, al cabo de la cual le hizo entrega de una nota pidiendo la libertad de los presos políticos y la derogación del estado de guerra interno(3).

(3) Pedro Santos Martínez. “La nueva Argentina” (1976), tomo 2, p. 338. Ed. La Bastilla, Buenos Aires. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea (1949 - 1955). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

En Corrientes, la persecución se ensañó con el presidente del partido Autonomista, Elías Abad. De los dos partidos “conservadores” de la provincia, el Liberal y el Autonomista, el primero -cuya dirigencia provenía de las altas capas sociales- había adoptado una actitud electoral abstencionista y, el segundo mantenía una activa oposición y participaba, sin mayores posibilidades, en las luchas comiciales.

Precisamente, su dirigente máximo, “Don Elías”, como era conocido, provenía de sectores medios de la sociedad, y había escalado a las altas posiciones tras la muerte del doctor Juan Ramón Vidal, gozando de amplio reconocimiento por parte de todos los sectores.

Por órdenes recibidas del orden nacional, se procedió a su detención y traslado a Buenos Aires, esposado y en avión, lo cual era un nuevo elemento de tortura, dado que era conocida la aversión que tenía con relación a los medios de transporte aéreos.

Para asistirlo, se movieron en la Ciudad de Buenos Aires muchas personas y, desde Corrientes, viajaron varias veces profesionales del Derecho interesándose en su causa y estado de salud(4).

(4) Diario “La Mañana”, (Corrientes), ediciones del 3; 17; 23; 25 y 28 de Junio de 1953. Viajaron, entre otros, los doctores Pedro G. de la Fuente y Lino Luis Sarmiento, y el escribano Alejandrino Maidana, una vez conocido el levantamiento de su incomunicación. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea (1949 - 1955). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

A todo ello debe agregarse la expropiación de una pequeña quinta, de propiedad de su esposa María Blanca Ballesteros, donde acostumbraba descansar el líder autonomista.

Las persecuciones políticas, el espionaje a dirigentes de la oposición, la sensación de inseguridad, hacía que los dirigentes políticos de la oposición encontraran, en reuniones culturales o particulares, motivo para reunirse y cambiar opiniones sobre la situación por la que se atravesaba(5).

(5) Diario “La Mañana”, (Corrientes), edición del 23 de Junio de 1953. Significativa presencia de opositores políticos en una reunión, con motivo del cumpleaños del doctor Pedro G. de la Fuente, al que concurrieron, entre otros, los doctores Blas Benjamín de la Vega, ex gobernador de la provincia; Simón Muchnick; Gaspar Bonastre; Benjamín Vargas Peña; Jorge O. Benchetrit Medina; y los señores Fernando Miranda Gallino, Jesús Salvador Cabral, Miguel Ceruso, Rómulo Rinaldi, Luis Martín, Antonio Erochesky, Benicio Pereyra y Raúl G. de la Fuente. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea (1949 - 1955). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

En la segunda mitad del año 1953 comenzaron a manifestarse algunas formas de acercamiento, en procura de lograr la paz y la concordia, correspondiendo a dirigentes del partido Demócrata la más efectiva participación en tal sentido, aunque ello le costara la renuncia de muchos de sus dirigentes, disconformes con esta actitud(6).

(6) Diario “La Mañana”, (Corrientes), edición del 5 de Septiembre de 1953. Recuerda especialmente las gestiones realizadas por el dirigente doctor Eduardo Paz, que concurrió personalmente y sin respaldo partidario, a una entrevista realizada el 25 de Agosto con el presidente de la Nación. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea (1949 - 1955). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

De la entrevista realizada con el ministro del Interior, Angel Borlenghi, surgió un amplio cambio de ideas e impresiones, sobre la posición de los partidos opositores, con el propósito de crear un clima de pacífica convivencia política, de lo cual dio cuenta el partido en un Memorial.

En esos días apareció, además, una extensa carta del doctor Federico Pinedo, detenido en la cárcel, haciendo un análisis de los acontecimientos políticos de los últimos tiempos, expresando que “todos los grupos militantes han llegado al convencimiento de que sólo la propia opinión es la acertada, y ese exclusivismo ha llevado, con alarmante frecuencia, a actitudes que parecen responder a la idea individual de que los partidos adversarios y las opiniones ajenas no tienen derecho a ser toleradas o tenidas en cuenta”.

Terminaba señalando que era necesario salir del estado de discordia civil y que el gobernante que tenga el acierto y llevar a término ese proceso de pacificación interna, encontrará en ello su mayor y más permanente título a la gratitud nacional.

Coincidente con las gestiones conservadoras, el juez en lo Penal Especial dispuso la libertad de numerosos presos políticos detenidos en la Penitenciaría nacional(7).

(7) Diario “La Nación”, (Buenos Aires), ediciones del 1 y 2 de Julio de 1953. Obtuvieron su libertad los dirigentes demócratas Héctor González Iramain; Juan Francisco Morrogh Bernard, Gastón Lacaze, Felipe Yofre, Diego Felipe Meduz, José Aguirre Cámara, Adolfo Vicchi y Carlos Herrera. Se supo que también recobraron su libertad Adolfo Mugica, Adolfo Mugica (h), Héctor Soler, Luis D’Ambre, Daniel Cordeiro Echagüe, José María Urquiza, Carlos Cooke, José María Sosa, Orlando Williams Alzaga, Reynaldo A. Pastor, Mario Gaviña (h), César D. Vischi, Luis F. Acuña, Melquíades Arana, Domingo Jáuregui, Eduardo Coll Benegas, Alfredo Camparciolli, Jorge H. Fraga, Raúl Farías y, junto a ellos, el presidente del partido Demócrata (Autonomista) de Corrientes, Elías Abad. Es decir, la mayor parte de la Junta Reorganizadora Nacional e integrantes del Comité Nacional. La gestión fue llevada a cabo por el presidente provisional del partido, doctor Rodolfo Coraminas Segura, Eduardo Paz, Benito de Miguel y otros dirigentes. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea (1949 - 1955). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

A su regreso a Corrientes, Abad fue recibido con gran alegría de sus amigos políticos, tras sesenta días de detención, llevándose a cabo una reunión en la sede partidaria, presidida por el doctor Diomedes C. Rojas, donde se dio cuenta de las gestiones realizadas por las autoridades a favor de los detenidos políticos; en la reunión del Comité Nacional, se destacó que las gestiones fueron hechas con acierto, dignidad y generosa solidaridad, por lo que fueron aprobadas, destacándose la actividad realizada.

Frente a diversos comentarios, se reunió la Junta de Gobierno, presidida por el doctor Rojas, escuchándose el informe producido por Abad respecto a la pacificación política del país que fuera propuesta por el partido en el orden nacional, constituyendo una reunión de gran utilidad para aclarar la posición partidaria, que mereció el apoyo unánime de la dirigencia(8).

(8) Diario “La Mañana”, (Corrientes), edición del 19 de Agosto de 1953. En la oportunidad, hablaron los doctores Pedro G. de la Fuente y Remigio Casco, y los señores Manuel Núñez Camelino, Luis F. Bobbio, Félix Contreras González, F. Walberto Acosta, Gabriel Feris, Juan Romero, Alfredo Yaya, Antonio Tortorella y, en forma muy amplia, el presidente, Dr. Diomedes C. Rojas. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea (1949 - 1955). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

Se dejaba bien sentado que las gestiones para la pacificación espiritual y política del país respondía al clamor sensato de los argentinos, planificación que excluía todo colaboracionismo, y sólo estaba orientada al restablecimiento de los derechos y garantías consagrados en la Constitución Nacional y leyes fundamentales.

Consecuentemente con ello, el partido adoptó una posición opositora, lo cual no impidió que se autorizara a una comisión a reunirse con el Primer Mandatario, cosa que concretaron, haciéndole entrega de un extenso memorial en el que señalaban que

"un alto sentimiento de patriotismo, situado por encima de las contiendas del día y que sólo mira hacia el destino permanente de la República hace que, no obstante la distancia que nos separa del Gobierno, lleguemos ante V. E. para expresar el anhelo que está vivo en la conciencia del pueblo argentino y que comparte ampliamente el Partido Demócrata como fuerza política con vocación de lucha y de pura raigambre histórica”.
Procediendo así -decían- no menoscabamos nuestra independencia partidaria ni tampoco cedemos en nuestra conocida línea opositora”.

Luego de señalar que

todos los partidos se habían expedido a favor del retorno de la Nación al seno de una honrada convivencia política, que otras fuerzas ponderables de la sociedad han hecho pública expresiones coincidentes y que también la Iglesia argentina, por intermedio de sus más altos dignatarios, han formulado iguales expresiones, reclamaba una pacificación digna, efectiva e integral, sin vencidos ni vencedores que restablezca la presencia respetada de todas las fuerzas que han venido construyendo la grandeza nacional”.

Inmediatamente después de la entrevista, el presidente Juan Domingo Perón hizo conocer que se había dispuesto la libertad de destacados dirigentes radicales y socialistas(9).

(9) Diario “La Mañana”, (Corrientes), edición del 29 de Septiembre de 1953. Integraron la delegación que visitó al presidente, los señores Eduardo Paz, Juan F. Morrogh Bernard, Elías Abad, Felipe Yofre, Oscar Correa Arce y Dardo Ibáñez Busto. Fueron puestos en libertad, los radicales Eduardo Laurencena, padre e hijo; el señor Alberto Candioti; y los socialistas Carlos Sánchez Viamonte, Manuel Palacín y José Luis Penna. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea (1949 - 1955). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

El Jefe del Estado hizo una clara distinción entre los que tienen sentimientos pacíficos y los que siguen en plena beligerancia, señalando que en la reunión tenida con los dirigentes demócratas habían compartido totalmente las mismas ideas, y reconoció la sinceridad y el acierto de cuanto aquéllos le habían transmitido.

Con posterioridad, la Junta Reorganizadora del partido en la provincia resolvió realizar un gran acto público para explicar a la ciudadanía acerca de las gestiones de pacificación realizadas, acto que debió realizarse en el mes de Octubre de 1953 y por un motivo u otro se fue dilatando hasta el mes de Diciembre(10).

(10) Diario “La Mañana”, (Corrientes), edición del 3 de Octubre de 1953. Se designaron varias comisiones. La central: Organización y Finanzas, a cargo de F. Walberto Acosta, Fernando Miranda Gallino, Sandalio Barreto y doctores Raúl Echevarría y Pedro G. de la Fuente. De Transportes, Rolando Casal, Gabriel Feris, Alejandrino Maidana y doctor Tomás Korimblum; de Propaganda, doctores Lino Luis Sarmiento y Carlos A. Dansey, y señores Eduardo Porta y Luis Solari; de Concentración, Pedro Estigarribia, Germán Abad, Rogelio Casco, Marcos Kohen, Juan Pedro Llano (h) y Ramón B. Sabao. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea (1949 - 1955). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

Más allá de la proclamada amnistía, los dirigentes políticos encontraban cualquier motivo social para intercambiar opiniones sobre la marcha de los acontecimientos(11).

(11) Diario “La Mañana”, (Corrientes), edición del 23 de Octubre de 1953. Una cena en honor del ingeniero químico Jaime Katz, dio lugar a una interesante reunión en el Hotel de Turismo, en el que estuvieron reunidos, entre otros, los doctores Justo Alvarez Hayes, Pedro G. de la Fuente, Tomás Korimblun, Lino Luis Sarmiento y Mariano Gómez, y los señores Elías Abad, Gabriel Feris, Fernando Miranda Gallino, Alejandrino Maidana, Pedro Estigarribia, Enrique Durand de Casís, Víctor M. Claver y Germán Abad (todos opositores, y la mayoría autonomistas). // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea (1949 - 1955). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

Finalmente, la anunciada y postergada reunión autonomista se llevó a cabo el 19 de Diciembre de 1953, iniciándose, en horas de la mañana, en una numerosa asamblea de dirigentes en la que Elías Abad se refirió a la larga lucha realizada por el partido frente al actual Gobierno, recordando los muchos atentados contra sus hombres, el allanamiento de domicilios y las calabozos de los Departamentos del Interior y de esta ciudad, para dignísimos dirigentes, por el simple hecho de ostentar su ideología política(12)

(12) Diario “La Mañana”, (Corrientes), edición del 20 de Diciembre de 1953. Recordaba el líder autonomista los allanamientos a domicilios, como el caso de Luis F. Bobbio, de Curuzú Cuatiá; las detenciones de los hermanos Galileo y Omar Mancini, en Esquina; Marcial Ezcurra y Francisco Arceluz, en Monte Caseros; Lucas Rusovich, Edmundo Ojeda, doctor Víctor Méndez Camogli, H. Huici, en Goya; Salvador Di Tomaso, Gerardo Tellechea, Juan Origgi, Manuel Núñez Camelino, Nicandro Sosa y Alfredo Mango, en Paso de los Libres; José T. Martelotte, Luis A. Durruty, Guillermo Raffo, M. Carballo, en Santo Tomé; Ramón Gauna, en San Cosme; Juan Romero en San Luis del Palmar; y los domicilios de Elías Abad, Alejandrino Maidana, Julián Rodríguez; las dependencias del diario “La Mañana”; y la Casa del Partido, en esta ciudad, pese a lo cual se entró en gestiones de pacificación. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea (1949 - 1955). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

El gran acto culminó con la concentración de afiliados y simpatizantes en la plaza "Juan Bautista Cabral", de la Ciudad de Corrientes, en la que se destacó el discurso del doctor Eduardo Paz, quien dijo:

Elegimos a Corrientes como punto de partida de nuestra acción, en homenaje al acerbo histórico de esta tierra de valientes, y como indiscutido baluarte de las fuerzas de la derecha que dieron a la vieja Argentina las mejores glorias del pasado y representan las mejores esperanzas del porvenir(13).

(13) Diario “La Mañana”, (Corrientes), edición del 22 de Diciembre de 1953. El acto en la plaza lo abrió Elías Abad, el escribano Alejandrino Maidana y el profesor Enrique E. Fernández, en nombre de los delegados del Interior provincial, siguiéndole el doctor Orlando Williams Alzaga y, cerrando el acto, el doctor Paz. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea (1949 - 1955). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

En la oportunidad, se recibió un telegrama de adhesión en nombre del partido Liberal, haciendo llegar su saludo al doctor Paz y demás miembros de la comitiva y, especialmente, al valiente y patriótico esfuerzo por conseguir la pacificación política y social de la Nación.

También lo hicieron dirigentes de la Unión Cívica Radical antipersonalista, a título personal, ya que estaban en vías de reorganización en la provincia, propósito aún no cumplido(14).

(14) Diario “La Mañana”, (Corrientes), edición del 24 de Diciembre de 1953. Firman la adhesión los doctores Pedro Numa Soto, Carlos A. Lotero Silgueyra, Gustavo Adolfo Soto y señores Alcibíades Z. Rojas y Ricardo Goñalons. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea (1949 - 1955). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

Terminado el acto popular, se sirvió una cena en el Hotel Buenos Aires, completándose la capacidad máxima del salón, ocupando la cabecera los distinguidos visitantes y damas dirigentes del partido(15).

(15) Diario “La Mañana”, (Corrientes), edición del 23 de Diciembre de 1953. Los delegados, invitados de honor, fueron Eduardo Paz, Felipe Yofre, Orlando Williams Alzaga y Juan Carlos De Kemmeter; y las señoras Clara Alvarez Colodrero de Miranda Gallino, Sofía González Alemann de De la Fuente, Adela Saffea de Sarmiento, Margarita Porta, Carmen Acosta Beltrán, Yoli Saiach de Abad, Elena García de Feris y Emma Alicia Abad. En la cena, hablaron el vicepresidente 2do. de la Junta de Gobierno, F. Walberto Acosta; el escribano Alejandrino Maidana; y, agradeciendo la demostración, los doctores Felipe Yofre y Eduardo Paz. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea (1949 - 1955). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

El éxito de la reunión trascendió a los ámbitos partidarios nacionales, recibiéndose múltiples adhesiones, dando impulso a nuevas tareas reorganizativas en la estructura partidaria provincial. El año terminó con la presentación de un amplio memorial en el que se informa a la opinión pública, la política de pacificación sostenida en la oportunidad, destacándose la serie de logros obtenidos, concretados con la Ley de Amnistía, que ha beneficiado a miles de ciudadanos, hasta ese momento en el exilio.

Terminaban señalando que el partido mantiene inconmovible su postura opositora; que alentó siempre, así como a claros e irrenunciables principios rectores de su orientación doctrinaria; y deseando la pacificación espiritual de la República, dentro del orden y la legalidad.

- Otros partidos

Poco y nada se advierte sobre la actividad de otros partidos acreditados en la provincia -ademá del P.J. y U.C.R.- y hasta los actuantes como opositores comienzan a debilitarse por sus propios conflictos internos. Es que muchos dirigentes encontraban el ambiente propicio para mantener el calor opositor por medio de su actuación en otras entidades.

Así, por ejemplo, el Colegio de Abogados, integrado prácticamente por opositores. O bien, la Sociedad Rural(16), integrada por estancieros, no siempre satisfechos con las nuevas políticas obreristas, que habían alcanzado lo que hasta entonces eran sus “feudos”.

(16) Diario “El Liberal”, (Corrientes), edición del 15 de Septiembre de 1953. La Sociedad Correntina de Hacendados estaba presidida por Jorge E. Gigliani; el doctor Diomedes C. Rojas, como vicepresidente; el doctor Primo Meana Colodrero y señor Humberto Rinessi, como secretario y prosecretario respectivamente; Francisco F. Revidatti, como tesorero y, como vocales, el doctor Ernesto R. Meabe y señores Rafael Mora y Araujo, Eduardo Goitia, Luis Patri, Alberto Buasso Danuzzo y Rogelio Isetta (h); la mayoría opositores. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea (1949 - 1955). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

También se señala la conformación del Ateneo, donde la realización de periódicas conferencias servían como factor de aglutinación de reconocidos políticos opositores(17).

(17) Diario “El Liberal”, (Corrientes), edición del 1 de Julio de 1952; 4 y 7 de Octubre de 1952 y 10 de Noviembre de 1952. El Colegio de Abogados estaba presidido por el doctor Juan J. Ortiz; vicepresidente, doctor Jorge O. Benchetrit Medina; secretario, doctor Carlos V. Gallino Yanzi; tesorero, doctor Roberto Billinghurst; vocales, los doctores Pedro Jorge Toma y Fernando Díaz Ulloque, todos los mencionados, de reconocida filiación radical; y también, como vocales, los doctores Diomedes C. Rojas, Pedro G. de la Fuente y Carlos A. Contreras Gómez, estos últimos, autonomistas o demócrata nacionales; y el doctor Diego Balbastro Reguera, conocido como demócrata progresista. El Ateneo de Corrientes, por su parte, brindaba un curso de historia correntina, a cargo del doctor Justo Alvarez Hayes, demócrata progresista. Integraban su núcleo directivo, doctor Roberto A. Billinghurst, doctor Justo Díaz Colodrero, doctor Fernando Díaz Ulloque, y señores Jesús Salvador Cabral, Antonio Molinari, Demetrio Ribeiro, Alcibíades Z. Rojas, Edgar Romero Maciel y Carlos E. Moreno, la mayoría de ellos opositores. La Sociedad Correntina de Hacendados estaba presidida por el doctor Juan Pedro Danuzzo Amadeo, de filiación autonomista. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea (1949 - 1955). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

Información procedente de la Ciudad de Buenos Aires y la provincia de Santa Fe, daban cuenta de que el partido Unión Cívica Radical antipersonalista se hallaba en plena tarea de reorganización y, en la provincia de Corrientes iniciaban iguales tareas, bajo la conducción del dos veces gobernador de la provincia, doctor Pedro Numa Soto(18).

(18) Diario “El Liberal”, (Corrientes), ediciones del 18 de Noviembre y 24 de Diciembre de 1953. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea (1949 - 1955). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

- Sensibles pérdidas políticas

En el mes de Junio de 1952 fallecía Enrique A. Maróttoli, conocido empresario y dirigente del partido Liberal; en el mes de Noviembre de ese año 1952, desaparecía Florencio Mujica Garmendia, que se había desempeñado como intendente municipal de la Capital, y luego ministro de Gobierno, en la gestión del general Juan Filomeno Velazco. El extinto era oriundo de San Juan, pero se hallaba afincado en Corrientes.

En Febrero de 1953 fallecía Alberto W. Aquino, destacado dirigente de la Unión Cívica Radical.

En el mes de Agosto del mismo año, fallecía en la Ciudad de Buenos Aires, Joaquín Vedoya Beristayn, prestigioso miembro del autonomismo y, poco después, Manuel Mancedo, dirigente local de la misma agrupación.

En el mes de Septiembre, fallecía Martín Ibarra Figueredo, dirigente de la Unión Cívica Radical. En Octubre, Fernando Talamona, dirigente departamental de Curuzú Cuatiá del autonomismo y, en Diciembre, Jaime Hipólito Borda, dirigente de San Roque, del mismo partido.

Información adicional