El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

La provincialización de los Territorios Nacionales

En 1862 se aprobó una de las primeras leyes relacionadas con la división política del territorio argentino. Dicha ley, la Nro. 28 del 17 de Octubre de 1862, declaró que todos los territorios existentes fuera de los límites o posesión de las provincias, son nacionales aunque hubiesen sido enajenados por los Gobiernos Provinciales desde el 1 de Mayo de 1853.

Entre 1951 y 1955, varios Territorios Nacionales se transformaron en Provincias: Chaco, La Pampa, Misiones, Formosa, Neuquén, Río Negro, Chubut y Santa Cruz. Dos años más tarde se creó el Territorio Nacional de Tierra del Fuego que, finalmente, fue provincializado en el año 1990.

Por ley Nro. 14.294, del 22 de Diciembre de 1953, se provincializó el Territorio Nacional de Misiones y, por ley Nro. 14.408, del 28 de Junio de 1955, se transformó en Provincias los Territorios Nacionales de Formosa, Neuquén y Río Negro.

Esta ley constituyó, sin nombrarlas, las provincias de Chubut y de Santa Cruz, pues consignó en el artículo 1ro., inciso b lo siguiente:

"Se constituirá otra provincia, limitada al Norte por el paralelo 42º; al Este, por el Océano Atlántico; al Oeste, por la línea divisoria con la República de Chile; y al Sur, con el paralelo 46º; y, en el inciso c: se constituirá otra provincia, limitada al Norte por el paralelo 46º; al Este, por el Océano Atlántico; al Oeste por la línea divisoria con la República de Chile; y al Sur, con el Polo comprendidas la Tierra del Fuego, islas del Sur Atlántico y Sector Antártico Argentino".

Es de aclarar que en su artículo 2do. la ley designó como capitales provisionales de las nuevas provincias a las ciudades de Formosa, Neuquén, Rawson, Viedma y Río Gallegos.

Información adicional