El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

LOS SISTEMAS ELECTORALES. SU CLASIFICACION Y CARACTERIZACION

Antes de iniciar el análisis de los sistemas electorales vigentes en la Nación y en la provincia de Corrientes entre 1909 y 1930 -y en sus reformas- se hará una somera presentación acerca de los sistemas electorales, los distintos tipos existentes y sus posibles consecuencias políticas.

De acuerdo con Dieter Nohlen, los sistemas electorales, fundamentales por las consecuencias políticas que conllevan, contienen, desde el punto de vista técnico, el modo según el cual el elector manifiesta a través del voto el partido o candidato de su preferencia y, según el cual, esos votos se convierten en escaños.

Los sistemas electorales regulan ese proceso mediante el establecimiento de la distribución de las circunscripciones, de la forma de la candidatura, de los procesos de votación y de los métodos de conversión de votos en escaños. En general, pueden clasificarse según dos principios: el de la elección mayoritaria y el de la elección proporcional(1).

(1) Dieter Nohlen. “Sistemas Electorales y Partidos Políticos” (1995), p. 34. Ed. Universidad Autónoma de México - Fondo de Cultura Económica, México. // Citado por María del Mar Solís Carnicer. “La Cultura Política en Corrientes (Partidos, Elecciones y Prácticas Electorales. 1909 - 1930)”. Tesis Doctoral.

En una elección que se rija por el principio de la mayoría, obtendrá el triunfo aquel candidato o lista de candidatos que haya obtenido mayor número de votos; en cambio, de acuerdo al principio de elección proporcional, los escaños se reparten proporcionalmente entre los distintos partidos o candidatos presentados en una elección de acuerdo con el número de votos que hayan conseguido.

En el principio de la mayoría debe considerarse -además- si se requiere una mayoría absoluta o una mayoría relativa (simple pluralidad de sufragios).

En cuanto a la distribución de las circunscripciones electorales (superficie de un territorio en la cual los votos constituyen el fundamento para el reparto de los escaños entre los candidatos presentados, con independencia de los votos que fueron emitidos en otra región o zona electoral)(2), éstas son de una importancia vital y de ahí su centralidad en el debate de los sistemas políticos.

(2) Carlota Jackisch. “Representación Democrática y Sistemas Electorales” (1997), en: Carlota Jackisch (comp). “Sistemas Electorales y sus Consecuencias Políticas”, p. 61. Ed. Honrad - Adenauer - Stiftung A. C., Buenos Aires. // Citado por María del Mar Solís Carnicer. “La Cultura Política en Corrientes (Partidos, Elecciones y Prácticas Electorales. 1909 - 1930)”. Tesis Doctoral.

No pueden definirse de una vez y para siempre, puesto que los cambios demográficos implican necesariamente una reforma en ellas y, un desequilibrio en las circunscripciones, puede afectar al principio de igualdad del sufragio -que implica que cada escaño representa a la misma cantidad de habitantes- o podría favorecer a algún partido político a través de la manipulación partidaria de la distribución de las circunscripciones (gerrymandering)(3).

(3) Por “gerrymandering” se entiende la distribución de las circunscripciones electorales con arreglo a consideraciones político-partidistas. Se trata de una manipulación consciente, pues se aprovecha la variación de la distribución geográfica de los simpatizantes de los partidos políticos. El nombre proviene de Eldbridge Gerry, un gobernador del Estado de Massachussets, quien recortó a su medida una circunscripción de la Ciudad de Boston con forma de salamandra (gerrymandra). Existen dos estrategias de gerrymandering, destinadas a neutralizar el caudal electoral del adversario, a saber: la mezcla del electorado o la formación de “bastiones”. Véase: Dieter Nohlen. “Sistemas Electorales y Partidos Políticos” (1995), pp. 51-52. Ed. Universidad Autónoma de México - Fondo de Cultura Económica, México. // Todo citado por María del Mar Solís Carnicer. “La Cultura Política en Corrientes (Partidos, Elecciones y Prácticas Electorales. 1909 - 1930)”. Tesis Doctoral.

La distribución de circunscripciones tiene dos variantes: pueden ser uninominales (donde la distribución de ellas está relacionada con un número de habitantes cercano a la proporción por escaño) o plurinominales, que implica el cómputo de la proporción de escaños atribuible a una circunscripción electoral con base en el número total (o parcial) de habitantes.

El tamaño de la circunscripción (cantidad de escaños que le corresponden) también puede variar según el número del electorado.

En el caso de las circunscripciones uninominales, sólo puede aplicarse el principio de decisión por mayoría (absoluta o relativa), mientras que las plurinominales (las que abarcan más de un diputado) permiten la aplicación del sistema proporcional. Estas pueden tener diversos tamaños.

Se consideran pequeñas, las que tienen de 2 a 5 escaños; medianas, entre 6 y 10; y, grandes, 10 y más. En general, cuanto más pequeña es la circunscripción, menor es el efecto proporcional del sistema electoral(4).

(4) Carlota Jackisch. “Representación Democrática y Sistemas Electorales” (1997), en: Carlota Jackisch (comp). “Sistemas Electorales y sus Consecuencias Políticas”, p. 34. Ed. Konrad Adenauer - Stiftung A. C., Buenos Aires. // Citado por María del Mar Solís Carnicer. “La Cultura Política en Corrientes (Partidos, Elecciones y Prácticas Electorales. 1909 - 1930)”. Tesis Doctoral.

En cuanto a la forma de la candidatura, existen dos básicas: la candidatura unipersonal y la que se hace por listas de candidatos. A su vez, en las candidatura por listas existen distintas formas, las listas cerradas y bloqueadas (se vota en bloque y en el orden que establece el partido); la lista cerrada y no bloqueda (se vota por un partido pero el elector pude elegir quién representa al partido); y, por último, la lista abierta donde el elector puede configurar su propia lista(5).

(5) Dieter Nohlen. “Sistemas Electorales y Partidos Políticos” (1995), pp. 62-64. Ed. Universidad Autónoma de México - Fondo de Cultura Económica, México. // Citado por María del Mar Solís Carnicer. “La Cultura Política en Corrientes (Partidos, Elecciones y Prácticas Electorales. 1909 - 1930)”. Tesis Doctoral.

En cuanto a los procedimientos de votación, éstos están íntimamente ligados a la forma de la lista y pueden ser: el voto directo o indirecto, el voto único, el voto múltiple, el voto limitado, la votación de listas y los votos nominales, el voto preferencial, el voto acumulativo, el voto alternativo y la técnica denominada panachage(6).

(6) En el voto directo, el elector emite su voto para la elección de un representante en una única instancia, elige por sí mismo y sin intermediarios a sus representantes, mientras que en el voto indirecto el elector elige a terceros “electores”, que son los encargados de elegir a los representantes. Se llama voto único cuando se vota a un candidato o a una sola lista de candidatos, mientras que en el voto múltiple el elector puede votar a distintos candidatos y listas; el voto limitado es una variante del voto múltiple, donde sólo puede elegir a algunos candidatos y no a todos. La votación por listas o los votos nominales son variantes del voto único, donde el elector tiene la posibilidad de elegir una lista o a un solo candidato de la lista. El voto preferencial es el sistema en el cual el elector puede establecer su propio orden de preferencias en que le gustaría ver elegidos a sus candidatos. El voto acumulativo es un tipo del voto múltiple donde el elector puede dar varios votos a un solo candidato y el voto alternativo es aquél donde el elector señala a qué candidatos elegiría en el caso de que su primer candidato no consiguiese alcanzar el número necesario de votos. Finalmente, la técnica denominada panachage, es aquélla que permite aumentar la influencia del elector pues puede tachar candidatos de una lista y sustituirlos por otros. El elector puede dar su voto a candidatos de distintas listas hasta completar el cupo. Carlota Jackisch. “Representación Democrática y Sistemas Electorales” (1997), en: Carlota Jackisch (comp). “Sistemas Electorales y sus Consecuencias Políticas”, pp. 66 - 69. Ed. Konrad Adenauer - Stiftung A. C., Buenos Aires. // Todo citado por María del Mar Solís Carnicer. “La Cultura Política en Corrientes (Partidos, Elecciones y Prácticas Electorales. 1909 - 1930)”. Tesis Doctoral.

Por último, se hará referencia al sistema de conversión de votos en escaños, que es el más decisivo en el resultado electoral. Como se adelantó, las dos principales formas de decisión son por mayoría o por proporción. En cuanto a la elección por mayoría, se deben distinguir la mayoría absoluta y la relativa; en cambio, si los escaños se reparten por el principio de representación proporcional, se requiere utilizar uno de los métodos de cómputo existentes.

La mayoría de ellos pertenecen a dos tipos básicos: el método del divisor y el del cociente electoral. El método del divisor se caracteriza por dividir los votos obtenidos por los diferentes partidos entre series de divisores (el más conocido es el método d’Hont).

Los procedimientos del cociente electoral, en cambio, se caracterizan por la determinación de un cociente electoral o cantidad mínima de votos para obtener un escaño. Los partidos obtienen tantos escaños como veces quepa el cociente electoral dentro del número de votos por ellos recibidos. El cociente se obtiene por la división donde el dividendo es igual al total de los votos válidos emitidos, mientras que el divisor cambia de acuerdo a la fórmula aplicada.

Si es idéntico al número de escaños disputados, es el del cociente simple o natural (método Hare), en cambio, si se compone de los escaños disputados más uno, se llama método Hagenbach- Bischoff.

Generalmente, con la aplicación de estas fórmulas no se permite la asignación de todos los escaños en una sola operación, de ahí que a los escaños restantes pueden aplicarse otros métodos, el método del resto mayor, el del resto menor o el de reparto de restos(7).

(7) Dieter Nohlen. “Sistemas Electorales y Partidos Políticos” (1995), pp. 66 - 85. Ed. Universidad Autónoma de México - Fondo de Cultura Económica, México. // Citado por María del Mar Solís Carnicer. “La Cultura Política en Corrientes (Partidos, Elecciones y Prácticas Electorales. 1909 - 1930)”. Tesis Doctoral.

Información adicional