El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El debate en torno al sistema electoral y sus efectos

Después de la sanción de la Ley Saenz Peña, se inició en todo el país un movimiento tendiente a reformar los sistemas electorales provinciales para adaptarlos a las nuevas reglas. En Corrientes ese debate derivó en la reforma de la Constitución de la provincia y la reafirmación del sistema proporcional vigente desde 1889.

Los autonomistas y liberales, autores de la reforma constitucional, consideraron -en ese momento- que el sistema de representación proporcional era superior al de lista incompleta propuesto por la ley nacional, por ser “más adelantado, más equitativo y en armonía con las ideas modernas(1).

(1) “Corrientes. Mensaje de Juan Ramón Vidal a la Honorable Legislatura de la Provincia de Corrientes” (1913), p. 13. Ed. Talleres Gráficos de T. Heinecke, Corrientes. // Citado por María del Mar Solís Carnicer. “La Cultura Política en Corrientes (Partidos, Elecciones y Prácticas Electorales. 1909 - 1930)”. Tesis Doctoral.

Sin embargo, los cuestionamientos al sistema abundaron durante toda la etapa, alternándose sus defensores entre los distintos sectores políticos, de acuerdo a las diferentes circunstancias.

Las primeras críticas surgieron del mismo sector conservador a partir de 1916, después del triunfo del radicalismo en las elecciones presidenciales. Es claro el temor que sentían frente al avance del partido radical pues, también en la provincia, una vez que este partido se incorporó a la lucha electoral empezó a significar un peligro para el predominio conservador al acrecentar su electorado y al aumentar el número de sus representantes en las Cámaras Legislativas de la provincia(2).

(2) Esto no sólo se reflejaba en las bancas conseguidas por los radicales en las elecciones sino también en el traspaso de algunos legisladores -en su mayoría liberales- a las filas del radicalismo. // Citado por María del Mar Solís Carnicer. “La Cultura Política en Corrientes (Partidos, Elecciones y Prácticas Electorales. 1909 - 1930)”. Tesis Doctoral.

Las fuerzas conservadoras vieron amenazadas sus posibilidades de mantener el poder político de Corrientes y culparon de esa situación al sistema electoral, que permitía la representación de pequeños grupos y que, por lo tanto, había favorecido las divisiones partidarias. Es decir, creían que el sistema proporcional había provocado dos situaciones paralelas e igualmente peligrosas para sus propósitos: la integración del radicalismo a la Legislatura y la fragmentación de los partidos conservadores.

Por eso, una de las vías que usaron para enfrentar al radicalismo fue el intento de organización de un partido que unificara a todas las tendencias conservadoras (Demócratas - Concentración Cívica, por ejemplo). Consideraron que uno de los factores que había permitido el avance radical había sido su carácter de “partido disciplinado y de acción uniforme(3) ante las más numerosas pero menos disciplinadas agrupaciones conservadoras.

(3) Periódico “La Provincia”, (Corrientes), edición del 16 de Junio de 1917, p. 2. // Citado por María del Mar Solís Carnicer. “La Cultura Política en Corrientes (Partidos, Elecciones y Prácticas Electorales. 1909 - 1930)”. Tesis Doctoral.

Culpaban al sistema proporcional de permitir esa “anarquía de ideas” y lo encontraban contrario a la naturaleza del Gobierno representativo, porque trasladaba al parlamento ideas irreconciliables entre sí. Lo consideraban “exacto desde un punto de vista aritmético pero injusto desde un punto de vista político” y por ello hubo quienes propusieron reformarlo e instalar el de la lista incompleta al que veían aplicarse exitosamente a nivel nacional(4).

(4) “Memoria del Ministerio de Gobierno de la provincia de Corrientes”, publicado en el periódico “La Provincia”, (Corrientes), edición del 6 de Septiembre de 1917. // Citado por María del Mar Solís Carnicer. “La Cultura Política en Corrientes (Partidos, Elecciones y Prácticas Electorales. 1909 - 1930)”. Tesis Doctoral.

Algunos jóvenes intelectuales, como Hernán Félix Gómez, cuestionaron la división de las secciones electorales, por no haber tenido en cuenta en ella la situación geográfica y social de los Departamentos que las incluían.

Además, también defendió la idea de que el sistema proporcional sólo se aplique a las elecciones de diputados y de electores de gobernador y no a la de senadores, los cuales, creía, debían ser elegidos por pluralidad y por distritos electorales uninominales de manera tal que representaran las tendencias locales (en lo posible de cada Departamento)(5).

(5) Sixto Guaranius (Hernán Félix Gómez). “El Gobernador (algún plagio de ‘El Presidente’ y mucho de Política Provincial)” (1995), pp. 38 - 41 (reedición de la obra publicada en 1913). Ed. Amerindia, Corrientes. // Citado por María del Mar Solís Carnicer. “La Cultura Política en Corrientes (Partidos, Elecciones y Prácticas Electorales. 1909 - 1930)”. Tesis Doctoral.

Mientras tanto, en ese mismo período, el radicalismo se mostró defensor del sistema, que incluso formaba parte de su programa partidario de 1913, donde proponía -además del sufragio libre- el registro cívico permanente y “el voto proporcional en pro de las minorías(6)

(6) Periódico “Alem”, (Corrientes), edición del 12 de Febrero de 1913, p. 1. // Citado por María del Mar Solís Carnicer. “La Cultura Política en Corrientes (Partidos, Elecciones y Prácticas Electorales. 1909 - 1930)”. Tesis Doctoral.

Las primeras críticas radicales hacia el sistema aparecieron, recién, durante la Intervención Federal a la provincia en el período 1917 - 1919. En ella, los funcionarios nacionales lo estudiaron con profundidad, llegando a la conclusión de que era el responsable:

De perpetuar la politiquería y el personalismo, favorecer la vitalidad de los círculos dentro de los partidos tradicionales donde cada una de esas pequeñas entidades tenían su grupo de electores o representantes que entraban como signatarios o partes contratantes en los pactos y componendas(7).

(7) Periódico “La Opinión”, (Corrientes), edición del 17 de Diciembre de 1917, p. 1. // Citado por María del Mar Solís Carnicer. “La Cultura Política en Corrientes (Partidos, Elecciones y Prácticas Electorales. 1909 - 1930)”. Tesis Doctoral.

A partir de ese momento, los radicales vieron en el sistema proporcional el impedimento más grande para acceder a la Primera Magistratura de la provincia. No cuestionaban al sistema en sí, sino los efectos que éste había provocado en la política correntina:

Estudiada teóricamente (la ley) no adolecía de ningún defecto pero, llevada al terreno de la práctica, me he convencido que en Corrientes no puede ni debe por el momento ser establecida.
(...) el sistema de proporcionalidad origina la creación de pequeños núcleos políticos, sin arraigo ni programa definido, que presentan candidatos con el solo fin de disputar posibles ventajas en caso que su concurso les fuera requerido"(8).

(8) Periódico “Paladín Radical”, (Corrientes), edición del 6 de Mayo de 1919, pp. 1 - 3. // Citado por María del Mar Solís Carnicer. “La Cultura Política en Corrientes (Partidos, Elecciones y Prácticas Electorales. 1909 - 1930)”. Tesis Doctoral.

En 1921, en una asamblea radical se llegó a plantear la idea de proponer el sistema de elección directa y de mayoría relativa para las elecciones de gobernador y vicegobernador que debían realizarse ese año(9).

(9) Esta idea, propuesta por el convencional González, no quedó plasmada en el documento final de la asamblea, más allá de haber sido discutida. Diario “El Liberal”, (Corrientes), edición del 15 de Junio de 1921. // Citado por María del Mar Solís Carnicer. “La Cultura Política en Corrientes (Partidos, Elecciones y Prácticas Electorales. 1909 - 1930)”. Tesis Doctoral.

Mientras los radicales se dedicaron a cuestionar el sistema, los conservadores iniciaron su defensa. Con ese fin, intentaron demostrar que el sistema proporcional no desvirtuaba la organización de partidos políticos, sino que lo reafirmaba pues, junto a la proporcionalidad y el cuociente, se encontraba el sistema del voto por listas(10), es decir, que para poder ser elegido debía representarse a un partido político determinado.

(10) Diario “El Liberal”, (Corrientes), edición del 28 de Marzo de 1919, p. 1. // Citado por María del Mar Solís Carnicer. “La Cultura Política en Corrientes (Partidos, Elecciones y Prácticas Electorales. 1909 - 1930)”. Tesis Doctoral.

Este tema fue cuestionado por sectores gremiales de obreros a través de algunas conferencias, pues al no estar organizados como partidos políticos no podían hacer valer su influencia en las elecciones (cosa que sí ocurría en las elecciones nacionales, en las que se votaban a los candidatos y no a listas completas):

“(Las) agrupaciones obreras (...) no tienen la posibilidad de pesar en los comicios provinciales como en los actos electorales de la nación (...).
En lo provincial, si desean eficacia electoral, esas fuerzas -no obstante su disciplina generalizada en estatutos y postulados- deben organizarse electoralmente y sufragar por candidatos que garanticen el propósito buscado (...)(11).

(11) Diario “El Liberal”, (Corrientes), edición del 18 de Marzo de 1921, p. 1. El mes de Marzo de 1921 fue de muchas movilizaciones gremiales; los obreros portuarios agremiados en la Federación Obrera Marítima (FOM) llevaban adelante una huelga en solidaridad con los obreros de “Las Palmas” y el Sindicato de Mozos y Cocineros estaban haciendo un boicot al Café Buenos Aires y del Hipódromo. Se realizaron una serie de conferencias y movilizaciones de todos los gremios integrantes de la FOP (Federación Obrera Provincial) que formaba parte de la FORA IX. Integraban la FOP -además de la FOM- la Unión Gráfica Correntina, Conductores de Carros y Estibadores, Sindicatos de Mozos, Cocineros y Anexos y la Sociedad de Albañiles y Anexos. El 11 de Marzo se llevó a cabo una gran movilización a la que concurrieron más de 2.000 trabajadores, en la que se pronunciaron una serie de conferencias tanto en la plaza “25 de Mayo” como “Juan Bautista Cabral” de la capital. En ellas participaron -como oradores- Pedro Alegría (Secretario General de la FOP), Francisco Yoda (Sindicato de Mozos), S. Sotelo, Alfonso Cisneros (FOM), Sánchez, Tomás E. Duhart (Sindicato de Mozos) y J. Grisky (Sindicato de Trabajadores del MOP). En esas conferencias se trató la cuestión aludida en la cita aquí transcripta. Posteriormente, un grupo de representantes de la FOM le ofreció a Hernán Félix Gómez -en ese momento director del diario “El Liberal”- el apoyo a su candidatura como diputado si éste presentaba como plataforma electoral la jornada laboral de ocho horas, colonización nativa para el proletariado rural y la construcción de viviendas sanas en las ciudades. Gómez rechazó la propuesta por pertenecer al partido autonomista. Véase: diarios “El Liberal” y “El Día”, ediciones del mes de Marzo de 1921. // Citado por María del Mar Solís Carnicer. “La Cultura Política en Corrientes (Partidos, Elecciones y Prácticas Electorales. 1909 - 1930)”. Tesis Doctoral.

Otro elemento a favor del sistema -según la visión de los sectores conservadores- era que permitía la práctica de la “política del acuerdo”, por la cual podían alcanzar coincidencias los diferentes partidos tradicionales y, de esa forma, enfrentarse con mayor fuerza al radicalismo. Esa fórmula les permitió permanecer en el Gobierno durante todos estos años.

Muy similar fue el argumento utilizado en 1923 por el diario “La Nación”, de la Ciudad de Buenos Aires, con motivo de la presentación del libro de Hernán Félix Gómez, “Instituciones de la provincia de Corrientes”, donde planteaba el carácter superior de la ley correntina frente a la nacional, a la cual culpaba de haber provocado la desaparición de los partidos tradicionales de la República, lo que no había sucedido en Corrientes(12).

(12) Esta reseña está transcripta en el diario “El Liberal”, (Corrientes), edición del 2 de Marzo de 1923, p. 8. // Citado por María del Mar Solís Carnicer. “La Cultura Política en Corrientes (Partidos, Elecciones y Prácticas Electorales. 1909 - 1930)”. Tesis Doctoral.

Otro aspecto del sistema que rescataban los conservadores tenía que ver con la valorización del voto individual, pues en él los votos no se sumaban sino que se fijaban cuocientes y residuos, por lo que el propósito de los partidos no debía ser el de sumar más sufragios que los demás, sino “amucharlos en mayor cantidad contra todos y sobre todos los partidos(13).

(13) Diario “El Liberal”, (Corrientes), edición del 28 de Mayo de 1919, p. 1. // Citado por María del Mar Solís Carnicer. “La Cultura Política en Corrientes (Partidos, Elecciones y Prácticas Electorales. 1909 - 1930)”. Tesis Doctoral.

Con la aplicación de este sistema, sólo con un número muy pequeño de votos se podía acceder a una banca, pero también por muy poca diferencia podía perdérsela. Más allá de las defensas o críticas al sistema vigente, todos los sectores reconocían que tal como se aplicaba favorecía la representación de pequeñas minorías, lo que incidía directamente en el sistema de partidos y en la composición de las Cámaras Legislativas.

Esta cuestión era aceptada como real, pero criticada sólo cuando quienes alcanzaban esa representación eran los opositores. Una nota editorial del diario “El Día” (de tendencia liberal) de 1926 es clarificadora al respecto:

(...) Es atrayente la teoría de la representación amplísima, pero tiene los inconvenientes señalados y a más, el muy serio y fundamental de que es disolvente y ataca la unidad de los partidos políticos, desde que da lugar a que dentro de éstos, los grupos de descontentos -que son inevitables- salgan por cuenta propia a luchar por sus cabales, sabiendo por adelantado que por exiguo que fuera el número de votos que aporten a las urnas, han de ser bastantes para concederles siquiera una banca en la Legislatura, con lo que, en oportunidad de formarse mayorías accidentales o en previsión de ellas, gozarán de consideraciones y ventajas desproporcionadas con su electorado (...)(14).

(14) Diario “El Día”, (Corrientes), edición del 14 de Marzo de 1926, p. 8. // Citado por María del Mar Solís Carnicer. “La Cultura Política en Corrientes (Partidos, Elecciones y Prácticas Electorales. 1909 - 1930)”. Tesis Doctoral.

Hacia fines del período estudiado, y ante el fracaso del conservadorismo en las sucesivas elecciones presidenciales, a partir de 1916 se empezaron a escuchar algunas voces contrarias al sufragio universal y secreto.

Pensaban que la ley se perfeccionaría recién con la llegada del voto calificado, con la cual no haría falta conquistar al pueblo “grueso, inculto e inconsciente”, que había llevado a los partidos políticos a tener que apelar a todo tipo de estrategias y la política estaría manejada por los verdaderamente formados para ello(15).

(15) Periódico “Tribuna Popular”, (Corrientes), edición del 17 de Marzo de 1922, p.1. // Citado por María del Mar Solís Carnicer. “La Cultura Política en Corrientes (Partidos, Elecciones y Prácticas Electorales. 1909 - 1930)”. Tesis Doctoral.

Además, se expresaron en el sentido de que el cuarto oscuro debía desaparecer con el progreso de los tiempos, pues éste permitía que los votantes pudieran eludir su compromiso con los partidos políticos, lo que consideraban una verdadera traición:

Impuesto por la ley por causas transitorias, ha de ser reformado por la expresión libre de la convicción íntima exteriorizada sin cortapisa alguna(16).

(16) Periódico “El Trabajo”, (Mercedes), edición del 3 de Abril de 1928, p. 1. // Citado por María del Mar Solís Carnicer. “La Cultura Política en Corrientes (Partidos, Elecciones y Prácticas Electorales. 1909 - 1930)”. Tesis Doctoral.

Finalmente, es importante aclarar que este debate, al menos durante toda la etapa estudiada, no se tradujo en proyectos tendientes a reformar la Constitución o la ley electoral.

Información adicional