El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

La marcha de la nación en 1934

En Mayo se cumplía el primer aniversario de la firma del pacto Roca - Runciman y los comentarios expresaban que no se habían aprovechado las ventajas que este tratado ofrecía para los ganaderos argentinos. El presidente de la nación daba por inaugurado el período parlamentario, invitando a llegar a la unión y la concordia por las vías legales, dando cuenta de los sucesos producidos y de la necesidad de mantener el estado de sitio.

Expresaba también su esperanza de que en las Cámaras no se le hiciera una oposición sistemática y elogiaba el esfuerzo común en beneficio del mejoramiento financiero del país, recalcando que pocas veces en la historia se habrán presentado situaciones tan difíciles como las que se han vivido en los últimos tiempos, agobiado el país por una profunda crisis económica, reflejo de la que azota al mundo, cuyas consecuencias habían repercutido en todos los órdenes.

Invitaba también a los partidos a reflexionar sobre la necesidad de seguir el camino del comicio y no el recurso de la violencia, expresando que se continuaban recibiendo informes acerca de posibles conatos, especialmente en la zona fronteriza del nordeste.

Las Cámaras de Comercio elogiaban como un hecho ejemplar que la Argentina hubiera cumplido con sus obligaciones con el exterior. Se aprobó un proyecto de Intervención a la provincia de Tucumán. El antipersonalismo ratificó su adhesión a la política seguida por el presidente de la nación en una entrevista de dirigentes, encabezada por el diputado Araya y de la que participó el correntino, doctor Miguel Sussini.

La Ciudad de Buenos Aires se conmocionó con la presencia del dirigible alemán “Graf Zeppelin” que, en una madrugada de Septiembre, la sobrevolaba.

En la Cámara de Diputados se debatía sobre la política económica del Gobierno, en base a una interpelación hecha al ministro de Hacienda por parte del diputado socialista Enrique Dickmann y, otro meduloso debate era producido en la discusión acerca del mantenimiento del estado de sitio en el país y el que se produjo con motivo de la desocupación que afligía a las clases laboriosas de la nación.

Un proyecto de pedido de informes al Poder Ejecutivo acerca de las medidas que debía adoptar ante los reiterados actos de violencia llevados a cabo por elementos de la Legión Cívica Argentina y otros grupos armados, no prosperó al ser rechazada apenas por un voto de diferencia. Los diputados por Corrientes, Felipe Solari y Benjamín González, votaron en contra del proyecto.

Mientras que el nuevo aniversario de la insurrección de Septiembre era motivo de la constitución de una comisión popular de homenaje, presidida por Enrique Santamarina e integrada -entre otros- por los doctores Raymundo R. Meabe y Erasmo Martínez, liberales de Corrientes, además del doctor Ramón S. Castillo -demócrata nacional- y los ex interventores de Corrientes, doctores Atilio Dell’Oro Maini y Carlos F. Gómez.

En San Juan, restablecida la normalidad, se votaba con amplio triunfo del partido demócrata nacional y, una semana después, en Buenos Aires se elegían diputados constituyentes para la reforma de su Carta Provincial, también con el triunfo demócrata nacional, pero con gran indiferencia del electorado.

Los problemas del comercio de la carne, que preocupaban al senador Lisandro de la Torre, dio lugar a la formación de una comisión investigadora, autorizándose a examinar los libros de los frigoríficos y disponiéndose la detención del presidente de la Anglo por su negativa a exhibirlos; también en el mismo cuerpo se trataba el tema de la adquisición de armamentos, cuestionándose algunos procederes, especialmente teniéndose en cuenta las revelaciones hechas en los Estados Unidos con motivo de investigaciones sobre el mismo tema, dando lugar en Argentina a la formación de un tribunal de honor que descalificó a una figura castrense presuntamente vinculada a los manejos investigados, sancionándolo con la pena de pérdida del grado y prohibición de uso del uniforme(1).

(1) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), ediciones del 20 al 28 de Septiembre; y del 10 de Octubre de 1934. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Benjamín S. González al doctor Pedro Numa Soto. 1925-1935)” (1999). Ed. Dunken, Buenos Aires.

El doctor Marcelo Torcuato de Alvear y otros dirigentes regresaban de su exilio producido como consecuencia de los hechos de Diciembre pasado y asumía la dirección del partido radical personalista.

Se inauguraba en esa época el tramo de ferrocarriles subterráneos de Retiro a Constitución, y se daba cuenta del proyecto de construir la Avenida General Paz, que circunvalaría la Ciudad de Buenos Aires.

Resumiendo, puede decirse que en estos años la actividad del Gobierno Nacional fue exitosa, contando con una eficaz actividad legislativa, que acompañó en sus proyectos al Poder Ejecutivo. Puede señalarse como hechos trascendentes y positivos, la actuación del ministro de Relaciones Exteriores, doctor Carlos Saavedra Lamas, en una moderada pero firme política contraria a la estadounidense de Cordell Hull y Franklin Delano Roosevelt, de manifiesta independencia del país.

La reducción del gasto público, evidenciado en una reducción de la cifra de $ 934 millones en 1929 -en época de Yrigoyen- a $ 702 millones en 1934 y una reducción de la deuda pública flotante de 1.341 millones en 1931 a 110 millones en 1935.

En esta época se implantó el Impuesto a los Réditos que se hizo “por única vez”, aunque con variantes no fue modificado en su esencia por ninguno de los Gobiernos que lo sucedieron hasta hoy. Otra reforma trascendente de ese año fue la Ley de Unificación de Impuestos Internos, que puso fin a una continuada actividad litigiosa entre nación y provincias.

También es de este año la ley de parques nacionales, que preservó el patrimonio de bellezas naturales, y el decreto relativo al petróleo por el cual se declara área reservada todo el territorio federal.

Finalmente, no puede desconocerse que en estos años se produjo el gran impulso inicial de la industria argentina y alguien ha dicho bien que “si en 1945 hubo obreros y ellos hicieron sentir su peso en el escenario de la Ciudad de Buenos Aires, es porque ya había industria”.

Y en el orden religioso, todo el país celebraba jubilosamente el XXXII Congreso Eucarístico Nacional, que contaba con la presencia del cardenal Eugenio María Paccelli, el futuro pontífice Pío XII.

- La situación en la provincia

El problema más afligente para los maestros y una parte de la Administración Pública fue el relativo al pago de los haberes atrasados. Con la ayuda federal se fueron amortizando algunos meses, proyectándose la creación de bonos para satisfacer los montos adeudados. Los envíos que llegaban del Erario federal eran rápidamente absorbidos y no era fácil encontrar una distribución que resultara equitativa para dar satisfacción a los acreedores de tales sumas.

Se añadía a esto el cierre del único establecimiento de nivel universitario que funcionaba en la provincia -la Facultad de Agronomía y Veterinaria- y la cesantía de sus profesores, constituyéndose una comisión para luchar por su reapertura.

La actividad represiva de los órganos de contralor permitía detectar cada día nuevos intentos de contrabando, a través de la amplia frontera provincial que limita con tres naciones.

En el Departamento de Goya se realizó con orden y entusiasmo la elección de concejales después de dos años del cierre del Concejo por el Poder Ejecutivo. Votaron 488 electores sobre 620 inscriptos - padrón calificado- triunfando los liberales por 175 votos contra 168 de los autonomistas y 121 de los antipersonalistas. Los socialistas, que también participaron, obtuvieron 22 sufragios. Se adjudicaron 3 bancas a los liberales, 2 a los autonomistas y 2 a los antipersonalistas(2).

(2) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), ediciones del 26 y 27 de Junio de 1934. Hecho el sorteo de adjudicación de bancas, resultaron consagrados concejales: Gervasio Siris, Luis H. Frattini y el doctor Pedro Pablo Silva, por el partido liberal; Horacio Traynor y Carlos Alvarez Colodrero, por el autonomismo; y Vicente Laprovitta y Pedro Brest, por los antipersonalistas. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Benjamín S. González al doctor Pedro Numa Soto. 1925-1935)” (1999). Ed. Dunken, Buenos Aires.

El Senado Provincial prestó acuerdo para la designación de intendentes en las ciudades de primera categoría y algunos funcionarios judiciales(3).

(3) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), edición del 7 de Julio de 1934. Para la Capital, fue nombrado Eduardo Lujambio Torrent; para Mercedes, el ingeniero Feliciano Delgado; para Goya, el doctor Eleodoro Chaz Grosso; y para Curuzú Cuatiá, Pedro Ezcurra y, ante la renuncia de éste poco después, se designó a Luis F. Bobbio. Se prestó acuerdo para la designación de camarista a los doctores Manuel Mora y Araujo y Amancio Alcorta y, como Defensor de Menores y Ausentes al doctor Carlos A. Lotero Silgueyra. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Benjamín S. González al doctor Pedro Numa Soto. 1925-1935)” (1999). Ed. Dunken, Buenos Aires.

En toda la provincia se realizaron elecciones municipales y en la capital -una semana después- para renovar cuatro concejales. Los comicios fueron absolutamente tranquilos en esta última ciudad, interviniendo solamente la coalición o “concordancia” autonomista-radical antipersonalista, logrando 712 sufragios sobre 713 electores, y 1 voto en blanco.

En el Interior, en algunas localidades se presentaron a competir los liberales, pero la nota novedosa la constituyó la presencia de algunos partidos con alcance puramente municipal, como es el caso de Unión Vecinal en La Cruz y Santa Lucía y, en este último lugar, la Lista del Pueblo; en San Miguel, el partido Consorcio Caminero y, en Paso de los Libres, la Concentración Popular(4).

(4) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), ediciones del 3, 23, 25 y 29de Octubre de 1934. En la Capital cesaban: Rodolfo Fernández, Justino Carballo Romero, Pedro Cremonte y Rolando Casal, siendo reemplazados por Gregorio de la Fuente, Sandalio Barreto y, reelegidos, Fernández y Cremonte. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Benjamín S. González al doctor Pedro Numa Soto. 1925-1935)” (1999). Ed. Dunken, Buenos Aires.

La noticia de que se iba a instalar una leprosería en la Isla del Cerrito movilizó a la ciudadanía correntina a luchar contra tal proyecto, pues se temía la posibilidad del contagio al estar aguas arriba de la ciudad capital el asiento de este establecimiento sanitario y, en tal sentido, el Senado Provincial -haciéndose eco de ese sentimiento- se dirigió al Senado de la Nación auspiciando el proyecto de los senadores por Corrientes, Vidal y Lubary, de instalar en dicho lugar un hospital de insanos.

En Diputados, como consecuencia de una denuncia formulada por el juez en lo Civil, doctor Noel Breard, por injurias publicadas en periódicos locales, se pidió el desafuero de Luis Saling, de filiación liberal. Si bien hubo dictamen de mayoría en favor del procedimiento solicitado, en la votación no se logró los 2/3 exigidos constitucionalmente y el pedido quedó desestimado(5).

(5) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), edición del 23 de Agosto de 1934. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Benjamín S. González al doctor Pedro Numa Soto. 1925-1935)” (1999). Ed. Dunken, Buenos Aires.

- En el ámbito político

En el Senado fue interpelado el ministro de Gobierno, doctor Pedro Amadey, con relación a una denuncia efectuada contra el comisario de Monte Caseros, en el que se reclamaba el cambio de este funcionario. El dictamen de mayoría determinaba que el Poder Legislativo no podía inmiscuirse en la esfera del Ejecutivo y el sector liberal expresaba que el Senado podía hacer manifestaciones de voluntad, formulándose por parte de los doctores Contte y Meabe diversos cargos contra el funcionario policial.

Si bien el pedido no prosperó, el ministro renunció a los pocos días y, tras algunas gestiones, ante su negativa a continuar, le fue aceptada la renuncia, designándose en su reemplazo al doctor Enrique Rodríguez Santa Ana, que se venía desempeñando como juez en lo Civil en la Ciudad de Goya.

A raíz de expresiones del senador autonomista Fernando Agrelo, que el administrador del F. C. Económico Pedro Cremonte consideró lesivas, le envió sus padrinos al legislador y estos resolvieron que en atención a que las palabras de Agrelo se referían a la administración de la empresa y no daban lugar a una cuestión personal, dieron por terminado el incidente. No obstante ello, Cremonte renunció a su cargo, pero el gobernador no la aceptó y le ratificó su confianza(6).

(6) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), edición del 9 de Octubre de 1934. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Benjamín S. González al doctor Pedro Numa Soto. 1925-1935)” (1999). Ed. Dunken, Buenos Aires.

El hecho mas significativo de un año chato políticamente, lo constituyó la reelección del senador nacional, doctor Juan Ramón Vidal, que cesaba en el mes de Abril, para cuyo efecto fue convocada la Asamblea Legislativa. Los legisladores de la “concordancia” llevaban el propósito de votar nuevamente por el doctor Vidal, mientras que los liberales -en caso de concurrir- lo harían por el doctor Leopoldo Sosa.

A la Asamblea asistieron 6 senadores y 16 diputados autonomistas y 1 senador y 4 diputados antipersonalistas. Los legisladores del sector liberal no concurrieron a la reunión y justificaron su ausencia con una nota enviada al presidente de la Asamblea en la que le expresaban que no asistían por causa de la precipitación con que se había hecho la citación del organismo. Un banquete en el tradicional Hotel Buenos Aires fue el marco en que se celebró -por parte de los legisladores y dirigentes concordancistas- el acontecimiento.

Y así terminó el año 1934, con poca actividad político-partidaria. Los socialistas de la provincia se reunieron en congreso en la Ciudad de Curuzú Cuatiá, aprobando la plataforma electoral y disponiendo que los centros de las distintas comunas redactaran sus propias plataformas de acuerdo con sus necesidades locales. Se dio un manifiesto al pueblo y se formularon solicitudes al grupo parlamentario nacional, resolviéndose finalmente designar órgano oficial de la Federación Socialista Correntina al periódico “Rumbos”, de la Ciudad de Goya. Participaron de las deliberaciones el diputado nacional, doctor Nicolás Repetto, y otros delegados metropolitanos(7).

(7) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), edición del 13 de Julio de 1934. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Benjamín S. González al doctor Pedro Numa Soto. 1925-1935)” (1999). Ed. Dunken, Buenos Aires.

En el radicalismo personalista provincial continuaba la situación de intervención dispuesta por el comité nacional que, para fines del año, se reunía en convención general a la que no concurrieron los delegados de este distrito.

Como hecho significativo de que los tiempos estaban empezando a cambiar respecto a la posición estrictamente intransigente y abstencionista aprobada por el partido el año anterior, en varias provincias el radicalismo había concurrido exitosamente a comicios provinciales y nacionales de renovación legislativa.

Y, ya terminando el año, el juez federal, doctor Amado Sosa, dictaba sentencia condenando a seis años de prisión condicional por su participación en los hechos de Santo Tomé a numerosos dirigentes de filiación radical, figurando entre ellos los correntinos, doctor Roberto A. Billinghurst y Arturo Bonpland, mientras se absolvía de culpa y cargo a Luis Dellepiane y Arturo Jauretche, entre otros.

Finalmente, el autonomismo perdía una de sus figuras relevantes, con el deceso de Sebastián Meana Colodrero quien había integrado el Concejo Deliberante de la capital y el Consejo Superior de Educación(8).

(8) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), edición del 29 de Diciembre de 1934. Para despedir sus restos hablaron: Rodolfo Fernández, por el Concejo Municipal; Eugenio Laffont, por el Consejo de Educación; por la junta de gobierno del partido, Carlos Laffont; por el comité de la primera sección, el doctor Hernán Félix Gómez; por la juventud autonomista, Rómulo Artieda; y por la Intendencia Municipal, Leopoldo Blugerman. Asimismo habló José Fidel Rivero, por varios comités del Interior. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Benjamín S. González al doctor Pedro Numa Soto. 1925-1935)” (1999). Ed. Dunken, Buenos Aires.

Información adicional