El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Los comicios del 15 de Septiembre de 1935

- La preparación para el comicio

En el mes de Septiembre de 1935, debían realizarse las elecciones de renovación del Poder Ejecutivo Provincial y, en un primer momento, se tuvo una cierta incertidumbre acerca de la concurrencia de los partidos opositores frente a las reformas introducidas a la ley electoral.

Pero rápidamente quedaron disipadas esas cuestiones al resolver todos los partidos actuar en los comicios. Vendría ahora la elección de electores de gobernador y vicegobernador y, aunque ninguna de las fuerzas creía contar con mayoría propia en el Colegio Electoral, todos esperaban que pudiera llegarse a una relativa paridad, en la que se buscase una solución acordada, de lo que Corrientes tenía ya muchos ejemplos.

Los partidos oficialistas, radical antipersonalista y autonomista, que conformaban la “concordancia”, de acuerdo al pacto que los unía, fueron juntos a estas elecciones llevando candidatos comunes a gobernador y vicegobernador, correspondiendo el primer término al autonomismo, por virtud de la alternancia convenida.

Precisamente, en este sector, se habían desarrollado trabajos en favor de varios prestigiosos dirigentes que aspiraban a sentarse en el sillón de Ferré, siendo uno de ellos el doctor Antonio Ruíz, ministro de Hacienda, y el otro el prestigioso abogado dirigente autonomista doctor Diomedes C. Rojas.

Al reunirse la convención sólo se pudo conciliar en el nombre del doctor Juan Ramón Vidal de candidato, como ya era habitual, pero luego de pasarse a cuarto intermedio y ante la no aceptación de su candidatura por parte de aquél, esta vez con la presidencia del doctor Pedro Díaz Colodrero en la convención, se logró por gran mayoría de votos consagrar como candidato al doctor Juan Francisco Torrent y se facultó a la junta de gobierno para designar a los candidatos a electores de gobernador y vicegobernador para el Colegio Electoral(1).

(1) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), ediciones del 4 al 22 de Agosto de 1935. Fueron designados candidatos a electores de gobernador y vicegobernador el doctor Juan José Lubary, Ricardo Márquez, Carlos Patricio Vedoya, Rafael M. Lubary, Florencio M. Solari, Ramón M. Gómez, Carlos Alvarez Colodrero y Roque Díaz Colodrero, por la primera sección electoral; doctor Benjamín Solano González, doctor Cornelio Candia, Juan María Danuzzo, doctor Gregorio G. de la Fuente, doctor Antonio E. Ramayón, Mariano Prado, José Araujo, Arturo Achinelli y Enrique Graham, por la segunda sección; y el doctor Adolfo B. Sánchez, Joaquín Vedoya Berystain, Antonio Cabral y Colodrero, Eduardo Márquez, José D. Pérego, Ladislao Duarte Ruda, Carlos A. Pujol, Juan G. Paiva y Francisco F. Ubeda (diario “La Prensa”, de la Ciudad de Buenos Aires, edición del 6 de Octubre de 1935). // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Benjamín S. González al doctor Pedro Numa Soto. 1925-1935)” (1999). Ed. Dunken, Buenos Aires.

La convención de la Unión Cívica Radical antipersonalista eligió -por su parte- como candidato a vicegobernador a Pedro A. Cremonte(2).

(2) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), edición del 17 de Agosto de 1935. Fueron consagrados candidatos a electores: el doctor Pedro M. Amadey, Juan F. Vanasco, Facundo Canevaro, Antonio Fernández, Ramón M. Branchi, José Santiago Bestozo, Juan Samela y Fidelio Carranzoni, por la primera sección; Plácido C. Vega, Aurelio Barboza, Marcelino B. Marín, Alfredo Beltrán, Luciano Romero Corrales, Amílcar Araujo, Facundo Canevaro, Juan Samela y Manuel Benítez, por la segunda sección; y Marcial Goitia, Mario Rey, Indalecio Bustinduy, Facundo Canevaro, Efrain Araujo, Eduardo Méndez Camogli, Mario Avalos Billinghurst, Amílcar Araujo y Ramón Díaz de Vivar, por la tercera sección. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Benjamín S. González al doctor Pedro Numa Soto. 1925-1935)” (1999). Ed. Dunken, Buenos Aires.

El partido liberal, reunido en convención, eligió a su vez como candidatos al doctor Ernesto R. Meabe y Daniel Speroni, aprobando además por unanimidad una declaración en la que expresaban haber visto con pena y condenado con airada protesta el asesinato brutal y cobarde de que fue víctima el senador electo por la provincia de Santa Fe, doctor Enzo Bordabehere(3).

(3) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), edición del 1 de Agosto de 1935. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Benjamín S. González al doctor Pedro Numa Soto. 1925-1935)” (1999). Ed. Dunken, Buenos Aires.

Expresaban asimismo que, no obstante la falta de garantías electorales en la provincia, agravada por la reciente reforma de la ley electoral, dicha agrupación concurriría a los comicios en el deseo de no escatimar esfuerzos para reencauzar la vida cívica de la provincia por la senda de la legalidad(4).

(4) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), edición del 7 de Septiembre de 1935. Fueron nominados candidatos a electores: el doctor Leopoldo Sosa, doctor Adolfo Contte, Gervasio Z. Siris, Julián Montiel, Femando Erro, Virgilio Ciolli, J. Augusto Gorostiaga y Juan P. Soto, por la primera sección; doctor Armando Meabe, doctor Augusto Millán, doctor Ramón J. Castro, doctor Tomás L. Pozzi, doctor Axel Fernández Almirón, doctor Francisco Velar, Gervasio Blanco (h), Pedro González y F. Gerardo Polo, por la segunda sección; y el doctor F. Benigno Martínez, doctor Eduardo Brouchou, doctor Adolfo E. Mohando, Manuel Trim, Teófilo Moreyra, Roberto Gigliani, Mario I. Speroni, Luis Sotomayor y Juan P. Echavarría. por la tercera sección. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Benjamín S. González al doctor Pedro Numa Soto. 1925-1935)” (1999). Ed. Dunken, Buenos Aires.

El partido radical opositor, que en la provincia se encontraba intervenido por el comité nacional, sufría los efectos de las divisiones internas, que le retardaban la elección de sus candidatos y también la decisión acerca de la concurrencia a los comicios. En los primeros días del mes de Septiembre se reunió en la Ciudad de Mercedes la convención, presidida por el interventor partidario, doctor Alejandro Mignone, proclamando candidatos a gobernador y vicegobernador a Fernando Andreau y Raúl Merello.

También se propiciaron los nombres de los doctores Héctor Lomónaco y Blas Benjamín de la Vega quienes, finalmente, en aras de la unidad partidaria, retiraron sus candidaturas. Se designó además la junta de gobierno.

El comité nacional -presidido por el doctor Alvear- aprobó el levantamiento de la abstención en Corrientes, aceptándose los diplomas de los delegados electos por el distrito y acordándose además que una comisión especial integrada por Mario Guido, Gilberto Zavala, Amancio González Zimmermann, Cipriano de Urquiza y Pedro Grosso Soto se trasladaran a la provincia para secundar a las autoridades partidarias en los trabajos de propaganda electoral(5).

(5) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), ediciones del 3, 14, 21 y 28 de Agosto y 3 al 10 de Septiembre de 1935. Fueron designados candidatos a electores: el doctor Juan Hortensio Quijano, doctor Alberto García, Arturo López Torres, ingeniero Emilio Lorenzo, José María Merello, Juan C. Soto, doctor José F. Benítez y doctor Joaquín Díaz de Vivar, por la primera sección; J. Aníbal Dávila, doctor Miguel S. Andreau, Estratón S. Pérez, Miguel Sarli, Emilio L. Monzón, Teófilo Soto, José C. Pezolano, Antonio D. Iglesia y doctor Francisco A. Benítez, por la segunda sección; y Víctor G. Benítez, Antonio F. Delpiano, doctor Santiago Lorenzo, doctor César Fedullo, doctor Edmundo J. Andrcau, Simón Fernández Arzac, L. Napoleón Berystain, Juan Pignataro y Félix M. Gómez por la tercera sección. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Benjamín S. González al doctor Pedro Numa Soto. 1925-1935)” (1999). Ed. Dunken, Buenos Aires.

El partido socialista proclamó candidatos a gobernador y vicegobernador a Raúl Basterrechea y Eduardo Miranda Gallino, designando asimismo a los electores de las tres secciones electorales. Los comunistas solo designaron electores(6).

(6) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), ediciones del 20 y 27de Agosto de 1935. Los candidatos a electores socialistas designados fueron: Rafael V. Díaz, Conrado Stembard, Dalmiro Cuadrado, Feliciano Segovia, Héctor Lagraña, Francisco Richeni, Facundo Romero, Virgilio Félix Didier y Pedro Marino, siendo los mismos para las tres secciones electorales. Los comunistas designaron a: Pedro Ibarra, Lorenzo A. Picasso, José Benítez, Telésforo Núñez, Mario O. Herrera, Marcos Kaner, Mateo Carabanti y J. Fauré, para las tres secciones electorales. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Benjamín S. González al doctor Pedro Numa Soto. 1925-1935)” (1999). Ed. Dunken, Buenos Aires.

- Los comicios del 15 de Septiembre

El Superior Tribunal de Justicia, en su carácter de Junta Electoral Permanente de la provincia, oficializó las listas de candidatos a electores presentadas por los partidos autonomista, liberal, radical antipersonalista, radical opositor, socialista y comunista.

El partido liberal solicitó al Poder Ejecutivo Nacional el envío de un veedor federal para controlar las elecciones de Corrientes, pero le fue negado, argumentándose que ello era violatorio de la autonomía provincial. El periodismo se expresaba que esta decisión era la que correspondía institucionalmente, pero se lamentaba de que el Gobierno no tuviera la misma actitud en los casos de Catamarca y La Rioja donde se había comprobado su injerencia directa en la política de aquellas provincias.

Se reclamaba de parte del Gobierno Federal una rápida investigación sobre la participación del gobernador y altos funcionarios del Chaco en favor de los partidos de la “concordancia”, lo cual había sido denunciado por los partidos liberal y radical opositor, por medio de su presidente, el doctor Ernesto R. Meabe, y del apoderado del segundo, doctor José Benítez. Estas denuncias y el consecuente pedido de informes por parte del Ministerio del Interior, dio lugar a que las autoridades del Territorio del Chaco, a través de su gobernador interino, Rodolfo Llano, dieran un comunicado desvirtuando los hechos y asegurando todas las garantías para que los sufragantes pudieran trasladarse libremente a la vecina orilla a cumplir sus deberes cívicos.

El día del comicio el ambiente era calmo y se esperaba que las elecciones se desarrollaran normalmente. Los partidos habían trabajado intensamente en favor de sus candidaturas y de parte de todos ellos existía un ambiente triunfalista.

Los partidarios del Gobierno, seguros de repetir comicios anteriores; los liberales, con gran entusiasmo surgido de su desgastante actitud opositora al Gobierno Provincial; y los radicales personalistas, recién vueltos al comicio luego de la abstención posterior a 1931, quedaban como una poderosa incógnita que podía desnivelar las cifras comiciales y posibilitar una situación favorable a sus designios en el Colegio Electoral.

El padrón nacional atribuía al Distrito Corrientes 104.668 sufragantes, que debían decidir la inclinación de sus preferencias.

Otra incógnita la representaba la reciente reforma electoral, especialmente en el punto relativo al "voto del transeúnte", que generaba expectativas en la opinión, ya que era sabido que las tres principales fuerzas, la Concordancia (autonomistas y antipersonalistas), los liberales y los radicales, movilizarían todos sus recursos para atraer a la provincia a los ciudadanos que circunstancialmente trabajaban en las provincias vecinas de Santa Fe, especialmente, y en los Territorios del Chaco y Misiones.

Los comicios se realizaron en general con toda normalidad, salvo algunos reclamos aislados -especialmente del partido liberal- relativos a presiones ejercidas por elementos policiales. En los días previos se había hecho conocer el texto de una presunta renuncia del candidato a vicegobernador por el partido liberal, Daniel Speroni, lo que fue desvirtuado por éste.

Posteriormente comenzaron a llegar algunas versiones relativas a expulsión de los fiscales opositores, a cambios de presidentes de mesa a último momento, poniendo en su reemplazo elementos adictos al Gobierno, presentación de urnas ya cargadas con sobres, secuestro de urnas por la policía, etc. -denunciado por los opositores- y, por el otro, acerca de la presión ejercida por oficiales militares, especialmente en Santo Tomé, en favor del radicalismo personalista, lo que también ocurría -según estas denuncias- en las oficinas públicas nacionales existentes en la provincia, donde sus jefes respectivos -adictos al personalismo- coaccionaban a sus empleados para votar por esa tendencia.

Esto habría ocurrido, a estar a las denuncias del oficialismo, en reparticiones tales como el Correo, Aduana, Ministerio de Obras Públicas, Banco de la Nación Argentina, etc. donde no se había desmontado la maquinaria creada durante la ultima presidencia de Yrigoyen. Se afirmaba también que los empleados y obreros ferroviarios de Monte Caseros y Curuzú Cuatiá habían votado en masa por el radicalismo personalista.

El elector antipersonalista y presidente del comité de La Cruz, Ramón M. Branchi, presentó su renuncia como tal, como expresión de protesta por las irregularidades atribuidas a elementos adictos al oficialismo en los comicios del día 15(7).

(7) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), edición del 21 de Septiembre de 1935. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Benjamín S. González al doctor Pedro Numa Soto. 1925-1935)” (1999). Ed. Dunken, Buenos Aires.

En un primer momento, los resultados del escrutinio hechos inmediatamente de terminados los comicios, empezaron a dar la sensación de un gran triunfo radical, y ello era evidente porque ganaban en la Capital, Goya, Monte Caseros, Paso de los Libres, Santo Tomé, Concepción, etc., mientras los liberales ganaban en Mercedes -su gran baluarte-, en Lavalle, en Esquina y ajustadamente en San Cosme.

Estas primeras cifras de los comicios motivaron la publicación del partido autonomista de que tales triunfos se debían a la escandalosa presencia de los empleados públicos nacionales, pero que las diferencias existentes serían compensadas tan pronto se escrutaran los votos emitidos por los “transeúntes”.

Esta declaración obviamente produjo la natural suspicacia, pues, ¿como era posible a los partidos del Gobierno tener esa seguridad acerca de los resultados de votos que aún no habían sido escrutados, ya que esa tarea debía ser realizada por la Asamblea Legislativa, conforme a la reglamentación aprobada?(8).

(8) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), ediciones del 12, 14, 15, 16, 17, 18 y 19 de Septiembre de 1935. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Benjamín S. González al doctor Pedro Numa Soto. 1925-1935)” (1999). Ed. Dunken, Buenos Aires.

Información adicional