El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

La reunión del Colegio Electoral de 1935

- Se insiste en el pedido de Intervención Federal

La campaña de desprestigio en relación al comicio correntino, fundada en hechos reales o no, sirvió para dar pie a que nuevamente la Cámara de Diputados de la Nación se ocupara de la situación institucional de Corrientes.

A solicitud del diputado, doctor José A. Contte, se dio lectura a un despacho telegráfico enviado por un grupo dr legisladores del partido liberal, en el que se daba cuenta de lo resuelto por la Asamblea Legislativa sobre la computación de los votos de transeúntes, denunciando la anormalidad y solicitando nuevamente el envío de la Intervención Federal a la provincia, para que ésta recobrara su normalidad institucional que consideraban subvertida en estas circunstancias por los procedimientos que denunciaban, pero la iniciativa intervencionista no prosperó y la Cámara entró en receso legislativo.

Pocos días después, el doctor Ernesto R. Meabe, en nombre del partido liberal, se dirigió al presidente de la nación para solicitarle que, “en ejercicio de las facultades constitucionales reconocidas y establecidas por precedentes que son del dominio público (caso Catamarca y Santa Fe), solicitaba que se decretara la Intervención Federal a la provincia para devolver al pueblo de Corrientes el ejercicio pleno de su soberanía y normalizar el funcionamiento de sus instituciones democráticas y republicanas”.

Destacaba en su presentación que el Poder Ejecutivo de la Nación conocía el origen irregular del actual Poder Ejecutivo de Corrientes, en virtud de los cuales se había formulado oportunamente una presentación ante la Honorable Cámara de Diputados de la Nación y que la vida política de la provincia se había desenvuelto desde entonces en medio de una total subversión del régimen representativo y republicano.

Refería luego a la ley electoral con que se habían practicado las elecciones recientes -que consideraba inconstitucional- y analizaba diversos aspectos relacionados con la forma en que se realizaron los comicios, en los que no se omitió medio alguno para burlar la voluntad popular dentro de la más absoluta falta de garantías se cometieron toda clase de actos de fraude, todo lo cual fue comprobado al realizarse los escrutinios, no obstante lo cual la Asamblea Legislativa, con mayoría gubernista, los había aprobado.

Denunciaba también la presunta violación de las urnas ocurrida entre los días 19 y 20 de Septiembre, mediante el procedimiento de introducir personas extrañas en el recinto donde ellas estaban guardadas, agravado con el secuestro y encierro de los fiscales opositores.

Después de otras consideraciones, el memorial analizaba las sugestivas diferencias que daban los resultados del escrutinio primario y el realizado por la Junta Electoral, de acuerdo con los cuales el partido autonomista había quitado al partido liberal un elector en la tercera sección, atribuyéndoselo por mayor residuo y asegurándose de esta manera mayoría en el Colegio Electoral.

Prometía demostrar que todas las mesas anuladas por la Junta Electoral arrojaban mayoría para los partidos opositores. En base a todas estas afirmaciones y a que existía conciencia pública de la situación irregular, consideraba urgente poner remedio ejercitando los instrumentos legales del Poder Ejecutivo, ya que al haber entrado en receso el Congreso no sería posible hacerlo por ley.

La petición no tuvo el eco esperado. Seguramente no dejó de ser tomada en cuenta la posición no muy clara en que se desenvolvía el liberalismo correntino en relación a las autoridades del orden nacional, a la que estaban muy cercanas, según se ha visto.

Cuando el diario “La Prensa” -coadyuvando a la campaña organizada para desprestigiar los recientes comicios y al Gobierno correntino- se manifestaba respecto del partido liberal que “era oficialista en el orden nacional, aunque opositor en el orden provincial”, seguramente lo que buscaba era darle una forma de apoyo pero, el inmediato reclamo del diputado nacional, doctor José A. Contte, seguramente no hubo de despertar demasiadas simpatías en las cabezas del Gobierno Nacional, demasiado preocupadas por los conflictos de otras provincias, muy especialmente la de Buenos Aires.

En un editorial de “La Prensa”, titulado: “El Partido Liberal de Corrientes y la Política Nacional”, se hacía referencia al comentario en que se atribuía a esa agrupación “ser oficialista en el orden nacional aunque opositora en el orden provincial”, y se mencionaba la nota enviada por el doctor Contte en la que destacaba el error incurrido por el editorialista

Dada la seriedad que caracteriza las informaciones de ese diario -decía- me veo obligado a hacer la siguiente aclaración: el partido liberal de Corrientes no es oficialista en el orden nacional como equivocadamente se afirma en el comentario de referencia, ni forma parte de la agrupación política denominada la Concordancia.
Partido de larga tradición y hondo arraigo en mi provincia, el partido liberal conserva su entera independencia y su absoluta libertad de acción, tanto en el orden nacional como en el provincial, y no tiene actualmente compromiso alguno político de ninguna especie con los otros partidos políticos de la República(1).

(1) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), ediciones del 8, 9 y 10 de Octubre de 1935. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Benjamín S. González al doctor Pedro Numa Soto. 1925-1935)” (1999). Ed. Dunken, Buenos Aires.

- La reunión del Colegio Electoral

Aprobada por la Asamblea Legislativa la elección del 15 de Septiembre, se procedió al sorteo de los electores que debían participar de la reunión del Colegio Electoral, en total 10 autonomistas y 4 antipersonalistas, componentes de la “concordancia”; y 6 cada uno de los partidos, liberal y radical personalista(2).

(2) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), edición del 6 de Octubre de 1935. Fueron sorteados: Juan José Lubary, doctor Cornelio Candia, doctor Adolfo B. Sánchez, Francisco N. Ubeda, Juan Vedoya Berystain, Ramón M. Gómez, doctor Benjamín Solano González, José D. Pérez, Rafael Lubary y Mario Prado, por el partido autonomista; Mario Rey, Juan Samela, Facundo Canevaro y Amílcar Araujo, por el antipersonalismo; Fernando Erro, doctor Adolfo Contte, doctor Tomás Pozzi, doctor Armando Meabe y Juan P. Echavarría, por el partido liberal; y Juan Soto, Raúl M. Merello, Estratón Pérez, José E. Pessolano, ingeniero Santiago Lorenzo y Juan Pignataro, por el radicalismo personalista. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Benjamín S. González al doctor Pedro Numa Soto. 1925-1935)” (1999). Ed. Dunken, Buenos Aires.

Se realizó una breve sesión preparatoria a la que no asistieron los electores radicales opositores, y sólo 3 liberales, acordándose reunir al día siguiente.

Se inició la sesión con la presencia de los 14 electores de la “concordancia”, 6 liberales y 5 radicales. Se eligió presidente al doctor Juan José Lubary y secretario a Amílcar Araujo. La comisión de poderes presentó despacho de mayoría suscripto por el doctor Benjamón Solano González, Mario Rey y Francisco N. Ubeda, aconsejando la aprobación definitiva de las elecciones, del escrutinio y del sorteo de electores ya realizados y, otro, de minoría de Tomás Pozzi y Estratón Pérez, en el sentido de anularse el acto electoral.

Aprobada la primera posición, se entró a la elección de gobernador y vicegobernador, produciéndose en ese momento el retiro de los electores radicales, previa declaración justificativa de su actitud por parte de uno de ellos. A su vez, los electores liberales permanecieron en el recinto pero, a la hora de expresar su voto, se abstuvieron de hacerlo. Los electores de la “concordancia” proclamaron, con la mayoría constitucional necesaria, la fórmula integrada por el doctor Juan Francisco Torrent y Pedro A. Cremonte(3).

(3) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), ediciones del 16 y 18 de Octubre de 1935. Los electores fueron agasajados por el doctor Torrent con un almuerzo en el Club Social, que transcurrió en un ambiente de franca camaradería y durante el cual se formularon votos por el buen éxito y acierto del futuro Gobierno. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Benjamín S. González al doctor Pedro Numa Soto. 1925-1935)” (1999). Ed. Dunken, Buenos Aires.

Información adicional