El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Las elecciones de diputados provinciales de 1938

Tres semanas después de los comicios nacionales y una después de los complementarios se realizaron las elecciones provinciales para renovar nueve diputados en la segunda sección electoral y cuatro senadores en la tercera.

Cesaban en sus funciones los diputados José A. Borda, Evaristo Ezcurra, Carlos Márquez Fernández y Silvio F. Velázquez, autonomistas; J. Noel Breard y José Mora y Araujo, antipersonalistas; Francisco Fernando Contte, Ricardo M. Velar y José R. Mohando, liberales. En el Senado cumplían su mandato Oscar M. de Llano y Fernando Agrelo, autonomistas; y Eliseo A. Payva y Adolfo Contte (h), liberales.

En las convenciones oportunamente realizadas, los partidos autonomista, antipersonalista y liberal habían proclamado a sus respectivos candidatos(1).

(1) Los autonomistas proclamaron candidatos a senadores a: Oscar M. de Llano, Ricardo Márquez Fernández, Elías Abad y Ramón M. Gómez y, para diputados a: José A. Borda, Horacio Traynor, Silvio F. Velazco, Marcelo F. Maciel, F. Walberto Acosta, Santiago Vallejos Cabral, Tomás Korimblun, Carlos A. Añasco y Juan Dimas Soloaga. Los antipersonalistas lo hicieron para senadores a Enrique Rodríguez Santa Ana, J. Noel Breard, Pedro Duarte e Indalecio Bustinduy y, para diputados a Miguel S. Andreau, Vicente Squharson, Patricio González, Roberto Ferreyra, José F. Mora y Araujo, Héctor M. Loza, Miguel Nazer, Enrique Dufaurt y Juan V. Corti. El partido liberal había proclamado para senadores a: Eliseo Payva, Manuel Trim, Gervasio Blanco y Teófilo Moreyra y, para diputados a Francisco F. Contte, Ricardo Velar, Roberto Mohando, Alberto Quiroz, Raúl Requena, Pedro González, Virgilio Ciolli, Leandro Godoy y José Aguirre. Estaban como suplentes de senadores: Leandro Godoy, Julián Montiel y Augusto Millán y, de diputados, Marino Escobar, Carlos Saling, Juan Echavarría y Pablo Doux López. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

El comité ejecutivo del partido liberal, una vez realizados los comicios del 6 de Marzode 1938 y ante la falta de garantías, resolvió abstenerse de concurrir, dando a publicidad un enérgico manifiesto en el que denunciaban la serie de hechos que justificaban su actitud, lo que dio lugar a una réplica del ministro de Hacienda, doctor Danuzzo Amadey, rechazando los hechos denunciados y considerando que algunos de ellos estaban desautorizados por las manifestaciones escritas de los dirigentes liberales Augusto Costaguta -ex senador provincial- y por el presidente del comité liberal de Berón de Astrada, quienes expresaron su aplauso por el correcto desempeño de las autoridades.

Decía también que la abstención dispuesta fundándose en la vigencia de la ley del “voto transeúnte” no podía considerarse como causa verdadera de la decisión, porque era conocida su vigencia cuando la convención partidaria de Febrero último había decidido concurrir al comicio.

Resaltaba también que en los comicios provinciales realizados con dicha ley, los partidos obtuvieron menos votos que en la elección nacional siguiente, resultando probadamente perjudicados los partidos oficialistas, destacando finalmente que si en la última elección de renovación gubernativa no se hubieran computado los “votos transeúntes”, el resultado del comicio habría sido idéntico(2).

(2) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), edición del 23 de Marzo de 1938. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

Los Departamentos que comprendía la segunda sección electoral tenían 25.750 electores hábiles y la tercera un total de 27.929, aclarándose que los de Berón de Astrada, General Paz y Santo Tomé, estaban comprendidos en ambas secciones, de las cuales la primera de ellas era para diputados y la segunda para senadores(3).

(3) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), edición del 27 de Marzo de 1938. La distribución poblacional en dichos Departamentos era la siguiente: segunda sección para Diputados: Berón de Astrada, 689; General Paz, 4.226; Concepción, 2.861; San Roque, 3.444; Curuzú Cuatiá, 7.704; Sauce, 2.273; y Santo Tomé, 4.553. Para la tercera sección electoral de Senadores, la integraban los Departamentos de Berón de Astrada, General Paz y Santo Tomé, con las cifras ya indicadas, más San Cosme, con 2.623; Itatí, 1.069; Mburucuyá, 2.908; San Martín, 4.900 y Mercedes, 6.961. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

El triunfo correspondió a los autonomistas en ambas categorías de representantes, correspondiendo el segundo lugar a los antipersonalistas, y el acto electoral fue tranquilo habida cuenta la falta de opositores, limitándose la confrontación a las dos fuerzas situacionistas.

Uno de los hechos sorpresivos de esta elección fue la aparición de boletas no oficializadas del partido “liberal pactista” con candidatos a diputados para la segunda sección. Algunos interpretaron esta repentina aparición como una maniobra urdida por los autonomistas destinada a sustraer un diputado al antipersonalismo, según lo informaba el cronista del diario “La Prensa”(4).

(4) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), edición 28 de Marzo de 1938. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

Ante la confusión que pudiera originar fuera de la provincia la mención de votos liberales en la reciente elección, el comité ejecutivo del partido liberal se apresuró a aclarar que ese partido había cumplido estrictamente la abstención decretada y que los liberales llamados “pactistas” u “oficialistas” no eran más que una reedición de una vieja fracción adicta al autonomismo que se había presentado a los comicios a último momento con el remoto propósito de obtener una banca en la Cámara de Diputados, cosa que no habían conseguido(5).

(5) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), edición 30 de Marzo de 1938. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

Los resultados finales en la elección de diputados dieron 9.441 votos a los autonomistas, correspondiéndole 5 diputados y 6.504 a los antipersonalistas, que lograron 4 diputados. Los liberales “pactistas” obtuvieron 421 votos. Para senadores, los autonomistas lograron 10.809 sufragios con 3 bancas y los antipersonalistas 5.697 votos, con 1 solo escaño.

De esta manera, la constitución de la Cámara Alta quedaba integrada con 8 legisladores autonomistas, 2 del liberalismo opositor, 2 del radicalismo antipersonalista (incluyéndose aquí al senador Monzón) y 1 de la Unión Cívica Radical (comité nacional); por su parte, la Cámara de Diputados quedaba formada por 15 autonomistas, 7 antipersonalistas, 3 liberales y 1 radical del comité nacional.

Cabe destacar que, con esta nueva constitución, los autonomistas lograban quorum propio en ambas Cámaras, y los partidos de la Concordancia, en conjunto, lograban los dos tercios también en cada una de ellas.

Realizado el sorteo, correspondieron las bancas a los candidatos autonomistas Horacio Traynor, Juan Dimas Soloaga, Carlos Añasco, José A. Borda y Santiago Vallejos Cabral y, a los antipersonalistas Vicente Squharson, Miguel S. Andreau, Rubén Ferreyra y Miguel Nazer. En las sesiones preparatorias se eligió la Mesa Directiva, siendo reelecto José A. Borda y, como vicepresidentes Mario Rey (antipersonalista) y J. Oscar Dansey (autonomista).

En el Senado fueron sorteados los electos Ricardo Márquez Fernández, Oscar M. de Llano y Ramón M. Gómez, autonomistas; y Enrique Rodríguez Santa Ana, antipersonalista. En la Mesa Directiva se confirmó al doctor Pedro Díaz Colodrero como vicepresidente 1ro. y a Arístides Olivieri para el segundo término.

Las condiciones para el oficialismo no podían ser mejores en la provincia, pero comenzaba a perfilarse -en el orden nacional- la posibilidad de cambios trascendentes, que mañana podrían ensombrecer este estado de euforia.

Información adicional