El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Inactividad legislativa en la provincia en 1938

Se da a conocer el Censo Nacional del que resulta que a fines de 1937, la población del país ascendía a 12.761.611 habitantes, de los cuales correspondía a Corrientes casi un 4 %, o sea, 499.287 habitantes. Ha habido un crecimiento vegetativo de 8.740 nacimientos y migratorio de 83 personas, lo que hace un total -con relación a 1936- de 8.823 nuevos habitantes(1).

(1) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), edición del 30 de Abril de 1938. Sin embargo, los cálculos efectuados por la Dirección de Estadística y Trabajo de la provincia hacía ascender esa cifra 545.985 habitantes, distribuidos de la siguiente manera en los Departamentos: Capital, 68.538; Goya, 40.779; Curuzú Cuatiá, 33.979; Mercedes, 30.585; San Luis del Palmar, 28.349; Esquina, 23.882; Sauce, 12.013; San Martín, 25.965; Bella Vista, 29.569; Empedrado, 23.006; Lavalle, 20.865; Santo Tomé, 15.449; Monte Caseros, 21.712; Paso de los Libres, 24.010; General Paz, 25.299; Saladas, 18.165; San Roque, 17.796; Concepción, 15.934; Mburucuyá, 15.931; San Cosme, 15.224; Ituzaingó, 15.714; San Miguel, 11.151; Itatí, 8.033; y Berón de Astrada, 4.047. Como se advierte, una distribución más racional que la soportada actualmente por la provincia. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

Con la mayoría legislativa obtenida en los últimos comicios por la Concordancia, debió resultarle fácil al Gobierno cumplir sus deberes, dado que la oposición prácticamente se había reducido a su mínima expresión, aunque no por ello menos combativa.

En estas condiciones, el gobernador Juan Francisco Torrent abrió solemnemente el período de sesiones, formulando diversas apreciaciones sobre su labor al frente del Gobierno, destacando que había llegado al poder con el apoyo de fuerzas unidas en acción íntima y solidaria de concordancia, recalcando que ya no era posible gobernar a la provincia con la mayoría de la voluntad de su electorado...

podrá éste elegir su Ejecutivo y conquistar la Legislatura con mayoría propia; podrá poner en movimiento la Administración y la Justicia; ajustar los servicios públicos; controlar la actividad municipal; y manejar con pureza las entradas fiscales; pero, todo esto, que hasta ayer no más pudo ser el ideal de la vida política en las provincias, es en nuestros días lo subsidiario, lo secundario, lo que con mi franqueza de gobernante diría la tarea más pequeña en las soluciones sociales”.

Anticipaba así las dificultades con que vería entorpecido sus últimos años de Gobierno.

Se ocupaba más adelante en su mensaje de la educación y de la cultura públicas, para luego tratar en forma extensa y minuciosa la situación de la ganadería, señalando los efectos de la crisis que debió soportar la provincia. Recordó el despoblamiento de los campos a comienzos de los años 30 y el esfuerzo de los ganaderos para no rendirse, lo cual había posibilitado en tres años volver a la normalidad.

Señalaba que hoy el inconveniente mayor estaba en las posibilidades de venta y la obtención de precios remunerativos, criticando a la Junta Nacional de Carnes por no haber adjudicado a la provincia la proporción que le correspondía por su número de haciendas en el régimen de cuotas e importaciones, manejando las ventas en protección de los rodeos del sur y que, aun con todos los inconvenientes, el ganado correntino que había podido ser vendido -porque era bueno en calidad- no recibía el subsidio fijado por el Ministerio de Agricultura y Ganadería, que los pagaba a los corredores o vendedores comisionistas, en vez de asignarlos a los verdaderos productores, lo cual era fácil de determinar teniendo en cuenta la marca inequívoca del ganadero que exhibe el animal que se sacrificaba.

Y con respecto a la deuda provincial, expresaba que el proyecto remitido por el P. E. y sancionado por las Cámaras, contemplaba una conversión que resultaría beneficiosa para el interés general(2).

(2) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), edición del 25 de Mayo de 1938. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

Pese a aquellos conceptos, la Legislatura se mantuvo en una inactividad francamente criticada, pues en las sesiones de un par de meses sólo se había tratado el tema de una comisión investigadora de sucesos que afectaban a uno de sus miembros y una prórroga para el pago de impuestos(3).

(3) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), ediciones del 29 de Mayo y 29 de Junio de 1938. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

A iniciativa del diputado opositor Serantes, se dispuso solicitar al Poder Ejecutivo que enviara la nómina completa de los empleados de la Administración Pública y del Consejo Superior de Educación, nombrados fuera de presupuesto, con indicación de cargos, sueldos y razón de los nombramientos.

También se solicitaba la nómina de todos los funcionarios policiales que viajaron dentro y fuera de la provincia a cargo del Erario Público, con determinación del viático devengado y motivo de los viajes, así como el costo de la excursión realizada por el gobernador y su comitiva a los Departamentos sobre el río Uruguay, Misiones y la Ciudad de Buenos Aires, con determinación de los motivos y disposiciones legales que las autorizaron.

También se solicitaba la nómina de los pagos hechos al periodismo, dentro y fuera de la provincia por las publicaciones oficiales, naturaleza de estas publicaciones e importe de los pagos.

Seguramente se buscaba demostrar los gastos “excesivos” del Poder Ejecutivo, frente a las dificultades financieras que atravesaba la provincia. Precisamente, esta última situación era la que más preocupaba a la opinión pública, especialmente porque, estando por terminarse el período ordinario de sesiones, aún no se había enviado el proyecto de ley de presupuesto para su tratamiento en la Legislatura.

No dejó de llamar la atención la renuncia presentada a su banca por el senador De Llano, que había sido incorporado en el período legislativo, y se atribuyó su decisión al hecho de haber votado en contra de la exención del pago de patentes a favor de la Compañía de Electricidad, a la que adhirió el bloque de su partido, aunque el legislador hizo saber que la decisión ya la tenía tomada antes de esa sesión; la Cámara oportunamente rechazó su dimisión.

El diario “La Prensa” recalcaba que en el presente período la Cámara de Diputados sólo había trabajado trece horas, tal cual lo destacaba Serantes al tratarse el tema de las extraordinarias, censurando la poca laboriosidad demostrada. Una de las últimas sesiones sirvió para aprobar un impuesto a la producción del arroz y el algodón, que mereció severas críticas(4).

(4) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), ediciones del 2 y 29 de Junio; 9, 12, 24 y 30 de Septiembre de 1938. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

A fines de Octubre se convocó a sesiones extraordinarias para el tratamiento de la ley de presupuesto del año 1939 y la modificación de la ley de bonos Nro. 611 y su ampliación -Nro. 629- en cuya virtud éstos se convertirían en títulos de créditos externos por valor de $ 6.000.000.

El periodo de sesiones extraordinarias fue inaugurado por el vicepresidente 1ro., doctor Pedro Díaz Colodrero, asistiendo la casi totalidad de los legisladores, con excepción del bloque liberal que dio una declaración señalando que en ese período de sesiones se habían agravado los vicios introducidos por la situación gobernante, cuyas características más notorias eran la anulación más completa del Poder Legislativo, el sometimiento de la mayoría de sus miembros a los dictados del Poder Ejecutivo y el abandono sistemático de toda labor productiva, anulándose de hecho las Cámaras como cuerpos deliberativos y de estudio de los problemas que afectaban a la provincia.

La bancada liberal aprovechaba la coyuntura para denunciar no sólo ante la opinión pública, sino también ante los altos poderes nacionales y, especialmente, ante el Poder Ejecutivo, con el objeto -explicitado en su comunicado- de obtener se dispusiera la Intervención Federal que ya tenía pedido el partido, como último recurso de que disponía para restablecer el imperio de las instituciones de la República.

Pese a que generalmente el gran periodismo capitalino apoyaba las actitudes de la oposición, no sólo en el orden nacional sino también en el provincial, en esta oportunidad, aún considerando atendibles las objeciones de los liberales, no justificaba que se hubiera dispuesto no concurrir a las sesiones, pues entendía que era dentro de la Legislatura donde correspondía luchar para que se corrijan los vicios denunciados o se plantearen y resolviesen los problemas a que se hacía referencia.

Ambas Cámaras expresaron su repudio por las manifestaciones efectuadas, señalando las falsedades en que se incurría en el documento(5).

(5) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), ediciones del 17, 18, 20 y 26 de Noviembre de 1938. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

- La situación financiera

El gobernador lo había mencionado en su discurso; lo más difícil en el Gobierno era hallar soluciones a la situación financiera de la provincia, aunque se mostraba cautamente optimista. La situación del endeudamiento en concepto de haberes del magisterio correntino, que había sido uno de los éxitos iniciales de la gestión Torrent al ponerlos al día y originara un gran homenaje del sector, había comenzado ahora a deteriorarse.

La información periodística hacía saber que por el atraso en el pago de los sueldos a los maestros no se haría el desfile patrio en la localidad de Saladas y la conmemoración se limitaría a una fiesta interna, sobre lo cual se dieron algunas explicaciones que dejaron la duda en el ambiente.

Frente a manifestaciones que hacían aparecer esa deuda de hasta 36 meses de haberes, el Poder Ejecutivo se vio en la necesidad de aclarar que sólo se debían siete meses en los Departamentos del interior y cinco en la capital, que ese atraso se debía a la circunstancia de que este Gobierno debió pagar los correspondientes a meses anteriores a su gestión, lo cual había producido un desequilibrio financiero.

Señalaba, además, que se habían hecho pagos mediante Letras de la ley Nro. 611, el atraso de las subvenciones nacionales y que la deuda provenía de arrastre de Gobiernos e Intervenciones anteriores, para concluir en que si el Gobierno de la Nación pagaba a la provincia lo que le adeudaba en concepto de gastos efectuados fuera de presupuesto por las Intervenciones Nacionales, pagados con fondos de la provincia, sobraría dinero para el personal docente(6). Es claro que para los docentes las explicaciones no sonarían bien, por muy atendibles que ellas fueran.

(6) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), ediciones del 26 de Mayo y 3 y 8 de Junio de 1938. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

Pese a que la Asociación de Maestros de la provincia defendió la gestión del Gobierno en favor del gremio, mediante sendos telegramas dirigidos a los medios de difusión, y que el gobernador a su regreso de la Ciudad de Buenos Aires informaba que los sueldos atrasados serían pagados con un empréstito, y que además serían pagados 6 meses con un anticipo del Gobierno de la Nación de las cuotas por Impuestos Internos, que sólo alcanzaron para amortizar 4 meses de sueldos, la situación continuaba agravándose.

Ahora era la policía la que se resentía por falta de pago, al extremo de que el personal de las comisarías de Saladas e Ituzaingó resolvían hacer abandono de sus tareas, situación de atraso que se manifestaba en distintas localidades(7).

(7) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), ediciones del 11 de Junio; 15 y 20 de Julio; 3 y 9 de Diciembre de 1938. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

Los maestros de Goya y Lavalle resolvieron dirigirse al presidente de la nación solicitando se contemplara su situación, motivando esto duras críticas y recriminaciones por parte del Gobierno Provincial, que reprochaba esta actitud ya que eran ingentes las gestiones realizadas para regularizar esta situación.

Como era de esperar, el tema fue tratado en la Cámara de Diputados de la Nación, llegándose a la conclusión de que sólo seis provincias estaban al día con sus maestros, correspondiéndole a Corrientes el dudoso privilegio de ser la más endeudada por un monto de $ 3.113.208 y un atraso de 24 meses.

Los ex gobernadores González y Numa Soto, diputados por Corrientes, hicieron las aclaraciones del caso; el comentario periodístico señalaba que si bien el proyecto de enviar ayuda nacional a las provincias que adeudaban sueldos a sus maestros por medio de un préstamo o por un anticipo de fondos, perseguía una actitud simpática y plausible, consideraba que ése no era el camino para cumplir con los fines propuestos. En un editorial se ocupaban de la suerte de los maestros correntinos a quienes se recriminaba porque reclamaban con todo derecho el pago de los sueldos atrasados(8).

(8) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), ediciones del 27 y 31 de Agosto; 25 y 28 de Septiembre; y 4 de Octubre de 1938. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

Los esfuerzos del Gobierno para regularizar esta situación se encaminaron por la vía de la modificación de la ley de bonos, cosa que obtuvo fácilmente de la Legislatura al contar con los dos tercios exigidos constitucionalmente, resolviéndose que los bonos autorizados por dos leyes anteriores serían convertidos en títulos de créditos externos por valor de $ 6.000.000.

Sobre esa base, el Gobierno solicitó un anticipo de $ 4.000.000, que serían destinados al pago de los compromisos, que indirectamente afectaban el crédito externo nacional.

En tal sentido, el gobernador expresó su íntima satisfacción por el éxito de las gestiones realizadas, considerando que en base a esta operación financiera pronto serían arreglados los problemas, como eran el pago de los maestros y el personal de la Administración.

Pero la información transcendida de que la mitad de esos fondos anticipados serían destinados al pago de los compromisos de la deuda externa, generó un estado de expectativa y decepción ante la posibilidad de que los sueldos no pudieran ser atendidos en su totalidad. La actitud crítica del diario “La Prensa” se manifestaba señalando que “el Gobierno correntino debiera procurar el verdadero saneamiento financiero de la provincia, que sólo se consigue con medidas de ajuste y economía y no mediante expedientes de conversión y consolidación de las deudas a largo plazo”(9).

(9) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), ediciones del 31 de Octubre; 8, 10 y 30 de Noviembre; y 2 de Diciembre de 1938. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

- Otra vez el “voto del transeúnte”

A fines del período ordinario de sesiones, el Poder Ejecutivo elevó a consideración de las Cámaras el proyecto de reforma de la ley que establecía el “voto transeúnte”, anunciado en su mensaje, que había dado lugar a tantas críticas de los opositores liberales como de los radicales.

Las versiones trascendidas señalaban que no habría unanimidad entre los representantes de la Concordancia, especialmente entre los antipersonalistas para apoyarlo, ya que algunos de ellos consideraban que la ley -aunque perfectible- tenía muchas bondades que favorecían la emisión del voto.

No obstante que existía una generalizada desconfianza respecto a la derogación de esta ley, al filo del período ordinario fue sancionada, con la oposición de Rodríguez Santa Ana y Raggio, antipersonalista y autonomista, respectivamente, en el Senado, mientras en Diputados no hubo inconvenientes.

En la provincia de Entre Ríos, donde gobernaba el radicalismo, se había impuesto tiempo atrás una ley similar a la de Corrientes, de “voto transeúnte” o “sin libreta” como también se la llamaba, en aquel Estado. A semejanza de su similar correntina, la Legislatura entrerriana también se abocó al tratamiento del tema pero, en lugar de derogar la ley, lisa y llanamente se resolvió suspender transitoriamente su aplicación.

Llamaba esto poderosamente la atención, pues si se consideraba al procedimiento como inconveniente, lo lógico era derogarlo de modo definitivo y, en caso contrario, no habría habido motivo para modificar la situación existente.

No dejaba de ser sumamente llamativo que el radicalismo en Corrientes, donde era oposición, reclamara su derogación y hasta le servía de fundamento para su posición abstencionista; en la provincia de Entre Ríos -donde el radicalismo era Gobierno- se sancionaba esta ley y cuando se decidía eliminarla, ello se hacía en forma transitoria. ¡En todas partes se cuecen habas!(10)

(10) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), ediciones del 12 de Junio, 7 y 15 de Septiembre; y 3 de Diciembre de 1938. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

- La Isla del Cerrito

Un tema que había venido dando mucho que hablar era el relativo al establecimiento de un leprosario en la Isla del Cerrito, ubicado en las cercanías de la ciudad capital, aguas arriba, y enfrente a la localidad de Paso de la Patria. La iniciativa era de orden nacional y se habían suscitado largos debates, aun en el Congreso Nacional, entre los sostenedores del proyecto y quienes se oponían, encontrándose entre estos últimos el senador nacional, doctor Juan Ramón Vidal.

El Gobierno de la provincia, agotados los argumentos de carácter científico con que pretendían oponerse a su habilitación, llegó a plantear una cuestión de derechos relativos a la posesión de esa isla a la que se atribuía carácter nacional invocando el uti possidetis iuris y, otra relativa a la libre navegación del río Paraná que quedaría comprometido con el funcionamiento del leprosario, señalándose -en base a fundamentos de orden constitucional e históricos- la trascendencia internacional que tendría la ubicación de la colonia en esa isla, sobre el canal que recorren obligadamente las embarcaciones que se dirigen a Formosa, en territorio argentino; a Mato Grosso, en el Brasil; y a la Ciudad de Asunción y otros puertos de la República del Paraguay, por el peligro o el temor a la contaminación de la lepra, que era

como una cadena tendida sobre el río, no de hierro como la de la Vuelta de Obligado o la de Humaitá, sino algo peor, pues era una cadena en potencia de miseria y de dolor para el pasajero que puede llevarla consigo para quedar atado por siempre a un destino deleznable”.

La Asociación Correntina “General San Martín” de la Ciudad de Buenos Aires tomó partido por la posición del Gobierno Provincial y se dirigió en nota al presidente de la Cámara de Diputados, señalándole la inconveniencia de instalar en la Isla del Cerrito un leprosario. En varios lugares de la provincia se realizaron actos de protesta y, el propio gobernador -médico- participó de ellos, expresando las razones que hacían absolutamente inconveniente la medida a cumplirse por el Gobierno de la nación.

La cuestión terminó convirtiéndose en un enfrentamiento político, pues los legisladores provinciales liberales, mediante comunicación telegráfica hecha al presidente de la nación, solicitaban la inmediata habilitación del leprosario, considerando como única solución del grave problema que en ese momento preocupaba a los círculos científicos y a las altas autoridades de la nación.

Finalmente, el tema fue tratado en la Cámara de Diputados de la Nación y el ministro del Interior en ese debate , con relación a la presentación del gobernador Juan Francisco Torrent, expresó que el Poder Ejecutivo Nacional discrepaba con el punto de vista planteado y seguiría adelante con el proyecto.

La defensa del diputado correntino González, en las que señalaba que la provincia de Corrientes había sido la primera en dictar medidas para combatir la lepra, anticipándose a la acción de la nación, no tuvieron eco en las decisiones ya tomadas por el Gobierno Nacional(11).

(11) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), ediciones del 17 y 24 de Agosto; 3, 12 y 17 de Septiembre; y 16 y 25 de Diciembre de 1938. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

Información adicional