El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

La Asamblea Legislativa de 1939. La candidatura gubernativa

El 25 de Mayo de 1939, leyó el gobernador Juan Francisco Torrent su último Mensaje ante la Asamblea Legislativa. Hizo un amplio informe sobre la situación económica de la provincia y fue muy aplaudido en sus expresiones acerca de la defensa hecha por el Gobierno ante las Juntas Reguladoras nacionales.

En la parte relativa a los partidos políticos y a la opinión pública, dijo que había escuchado sus juicios y buscado rodearse de los más capaces para el cumplimiento de su obra de gobierno, señalando especialmente la realizada en materia de vialidad.

También dio una amplia información sobre la situación electoral de la provincia, condenando la abstención de los partidos opositores, señalando como hecho halagüeño la circunstancia de que ciudadanos de tendencia contraria al Gobierno sostuvieron candidatos propios, con lo que demostraron confianza en las garantías que el Gobierno ofreció para el libre ejercicio del voto.

Señaló también que la policía había cumplido con la confianza general y nadie tenía por qué temer por la seguridad de sus bienes, resaltando que el contrabando que fue alarmante en otras épocas, en la actualidad ya no constituía una preocupación primordial. No dejó de llamar la atención el silencio de su mensaje sobre la situación del magisterio.

Refiriéndose al mensaje, decía “La Prensa” que eran dignas de ser meditadas las reflexiones que formulaba en su último mensaje el gobernador de Corrientes a propósito de la disminución que sufrían las provincias como entidades autónomas, aunque señalando que la razón que asiste al mandatario en varias de sus observaciones fundamentales no bastaban para justificar las deficiencias notorias de la Administración a su cargo(1).

(1) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), ediciones del 26 y 27 de Mayo de 1939. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

De manera más dura, el diario “El Noticioso” señalaba las muchas omisiones del mensaje, especialmente las referidas al endeudamiento provincial que lo hacía ascender a cifras realmente elevadas.

- La candidatura gubernativa

Como muchas otras veces, Corrientes debía celebrar dos elecciones en el transcurso del año, sin contar las de carácter municipal. En este caso había hecho en Marzo las de renovación legislativa y ahora correspondía la de electores de gobernador y vicegobernador de la provincia, que habrían de asumir el 25 de Diciembre, conforme lo determinaba la Constitución.

De acuerdo con el pacto político que ligaba a los partidos de la Concordancia -autonomista y radical antipersonalista- correspondía en este período gubernativo elegir un candidato proveniente de las filas de la última de las agrupaciones nombradas para gobernador y uno de la otra fuerza para la vicegobemación. Así había venido ocurriendo desde el año 1931 en que se eligió en primer término al doctor Pedro Numa Soto, antipersonalista, y como su compañero de fórmula a Pedro Resoagli, autonomista.

Al renovarse las autoridades, en 1935, le había correspondido el primer término al autonomista doctor Juan Francisco Torrent y la vicegobemación a Pedro A. Cremonte, antipersonalista.

Desde mediados de año comenzó a mencionarse el nombre del doctor Soto, presidente del radicalismo antipersonalista de la provincia y diputado nacional, y varios comités fueron propiciando su candidatura a la gobernación de la provincia; pero, teniendo en cuenta de que se había convocado a elecciones para el día 17 de Septiembre de 1939 y se estaba a menos de sesenta días de aquella fecha, llamaba la atención la falta de actividad en los partidos que habrían de participar en el acto electoral, lo cual se atribuía a que el radicalismo del comité nacional, que presidía el doctor Héctor Lomónaco, ya había declarado su abstención y se esperaba igual actitud del partido liberal.

Finalmente, el 8 de Agosto se reunieron ambas convenciones, para lo cual habían venido expresamente de la Ciudad de Buenos Aires el diputado Numa Soto y el senador Juan Ramón Vidal. Los autonomistas se reunieron bajo la presidencia de este último, acompañado por el doctor Pedro Díaz Colodrero y Ricardo Márquez como vicepresidentes; con las secretarías de los doctores Oscar M. de Llano y Fernando Romero Corrales y de Leopoldo Blugerman.

Luego de ser aprobados los poderes, se resolvió pasar a cuarto intermedio hasta horas de la tarde, en espera del resultado de la elección del candidato a gobernador por parte de los antipersonalistas. Estos se habían reunido también en horas de la mañana, bajo la presidencia del doctor Pedro Numa Soto, la vicepresidencia del doctor Alcibíades Devoto Acosta y con la secretaría de Waldino Fernández y José L. Canteros, resolviéndose preparar un manifiesto para dar a conocer a la opinión pública. Seguidamente se dispuso el pase a cuarto intermedio hasta horas de la tarde.

Reunidas nuevamente ambas convenciones por separado, la antipersonalista -presidida ahora por Devoto Acosta- por aclamación eligió candidato a gobernador al doctor Pedro Numa Soto, destacándose una comisión para que transmitiera al mismo la resolución de la convención e invitarlo a concurrir a la asamblea.

El doctor Soto, en emocionadas palabras, expresó que después de haber ocupado el Gobierno de la provincia y otros cargos de responsabilidad que le habían confiado sus conciudadanos, pensaba que había llegado ya el momento del descanso y que otros hombres ocuparan las posiciones públicas y se procediera a una rotación de hombres para bien de los intereses públicos.

Cuando se mencionó nuevamente su nombre para la Primera Magistratura Provincial había meditado mucho, pero que ahora frente al voto espontáneo de la asamblea que lo obligaba, sólo podía decir que se esforzaría para servir lealmente los intereses públicos que nuevamente serían confiados a su honestidad y patriotismo, si los partidos de la Concordancia triunfan en los comicios.

La convención eligió la mitad de los candidatos a electores, correspondiendo la otra mitad ser nominados por el autonomismo.

Mientras tanto, la convención de ese partido se hallaba reunida y al tener conocimiento de lo resuelto por los antipersonalistas, proclamó candidato unánimemente al doctor Soto y eligió para vicegobernador al doctor Carlos Alvarez Colodrero, destacando una comisión formada por Adolfo B. Sánchez, Antonio Ramayón, José A. Borda, Elías Abad, Ricardo Márquez y Eduardo Lujambio Torrent para trasladarse a la convención antipersonalista y darle cuenta de lo resuelto, lo que se hizo en medio de sostenidos aplausos(2).

(2) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), ediciones del 5 y 6 de Agosto de 1939. La nómina de candidatos a electores fue la siguiente: Juan José Lubary, Gregorio G. de la Fuente, Felipe C. Solari, Adolfo B. Sánchez, Benjamín Solano González, Victoriano López, Eduardo Lujambio Torrent, Juan Bruzzo, Roque Díaz Colodrero, Atilio Lotero, Francisco Argeliz, Luis F. Bobbio, Ramón de León, Alcibíades Devoto Acosta, Julio Vanasco, Pablo Pedro Galfrascoli, Félix T. Delfino, Enrique Durand de Cassis, Juan Ramón Ojeda, Juan P. Ruiz, Juan Lucilo Sanabria (h), Diócles Ferreyra, Francisco J. Rivellini, Eleodoro Chaz Grosso, Marcial Rojas y Aurelio Barboza. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

Diez días antes de las elecciones se reunió la convención liberal y no sorprendió su resultado pues ya se venía asegurando que iban a decretar la abstención. Dirigió la deliberaciones como presidente el doctor Mariano Gómez y, luego de considerar el momento político, se aprobó la moción presentada por el doctor Juan J. Ortiz que expresaba “declarar la abstención del partido para los comicios de renovación gubernativa del 17 del cte.
Insistir ante el Gobierno Nacional en la reclamación para obtener la Intervención Federal en la provincia y declarar que el partido está dispuesto a colaborar en la solución del problema político y gubernativo de Corrientes en términos que consulten los intereses públicos, la regularidad institucional y administrativa, las garantías civiles y políticas, el orden y las condiciones de capacidad e idoneidad de los ciudadanos que han de desempeñar las funciones gubernativas”.

El camino para la Concordancia quedaba así despejado, aunque la actitud abstencionista de la oposición se interpretara como una mengua en el juego de la democracia. Pero esa abstención era negativa políticamente, ya que la ausencia de la oposición en el comicio no permitiría la demostración del fraude anticipadamente denunciado, único factor que el presidente Roberto M. Ortiz parecía tener como elemento válido para decretar el esperado remedio federal.

- Las elecciones

Los partidos de la Concordancia realizaron una campaña proselitista con frecuentes reuniones en los comités seccionales, siendo el acto de mayor significación la proclamación de sus candidatos realizada en el Teatro “Juan de Vera” de la Ciudad de Corrientes, con la presencia de altos dirigentes de ambas agrupaciones.

En la oportunidad hablaron el vicepresidente 2do. de la Junta de Gobierno autonomista, Ramón M. Gómez, y el candidato doctor Pedro Numa Soto, quien elogió la política seguida en la provincia por la Concordancia, mientras fustigaba la abstención de los partidos opositores.

Lo siguió en el uso de la palabra el candidato a vicegobernador, Carlos Alvarez Colodrero, quien se explayó acerca de los problemas de la economía provincial. El acto terminó luego de oírse al senador provincial, doctor Enrique Rodríguez Santa Ana y al diputado nacional doctor Alcibíades Devoto Acosta.

Coincidentemente, el comité central de la Unión Cívica Radical, en conocimiento de la abstención resuelta por los partidos opositores y las gestiones que se realizaban en favor del envío de la Intervención Nacional, se dirigían al pueblo para poner en evidencia la actitud de aquellas agrupaciones que calificaba de inconducta cívica por desertar de los atrios, único lugar -según expresaban- donde se dirimen las cuestiones electorales(3).

(3) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), edición del 15 de Septiembre de 1939. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

No era desacertada la manifestación, ya que se sabía perfectamente que el Poder Ejecutivo Nacional se habría decidido por el remedio federal ante la comprobación grosera de fraudes electorales en la provincia, cosa que no tendría sentido si no se presentaban los partidos opositores a competir electoralmente.

El día señalado se llevaron a cabo los comicios, en forma tranquila, bajo una lluvia torrencial que azotó casi toda la provincia. La información periodística daba cuenta de que a partir de las 16:00 se había procedido en muchas mesas a “volcar los padrones”, colocándose la constancia del voto e introduciéndose en las urnas sobres con boletas de la Concordancia.

Es evidente que si se recurrió a este recurso, era sólo para demostrar una mayor concurrencia a los comicios, que la inclemencia del tiempo y la atonía cívica, habían impedido.

Los resultados finales dieron un total de 51.620 votos para los candidatos de la Concordancia, distribuidos en 29.311 para los autonomistas y 22.309 para el antipersonalismo, y 826 votos en blanco. Había votado alrededor de un 45 % de los ciudadanos inscriptos.

El Colegio Electoral, integrado exclusivamente por la totalidad de los electores de la Concordancia, dio cumplimiento a su cometido bajo la presidencia de Juan José Lubary y actuando como secretario Francisco Rivellini, procediendo a consagrar por unanimidad al binomio constituido por el doctor Pedro Numa Soto y el señor Carlos Alvarez Colodrero.

Se había terminado el proceso electoral, se había elegido a los gobernantes. Y la Intervención Federal no había llegado, pese a que los opositores seguían insistiendo cada vez con mayor fuerza para lograrla antes de que aquéllos asumieran.

- Ultimos hechos del año 1939

Un adelanto en materia educacional universitaria para la zona lo constituyó la instalación de la Escuela Regional de Agricultura, por el Gobierno de la nación en el paraje Santa Catalina, donde desde hacía muchos años se tenía adquirido un predio de 500 hectáreas.

El Aero Club local consiguió la donación de tierras por parte del Gobierno con miras a la expansión de sus pistas, objetivo perseguido para propiciar una posible escala de viajes aéreos entre Asunción del Paraguay y Buenos Aires. También le era donado un avión Focke-Wulf por parte del Ministerio de Guerra, el que fue trasladado por el instructor de vuelo Héctor Díaz y el piloto Luis G. Simonelli.

El revisionismo de la historia provoca siempre escozores. Un manifiesto lanzado a la circulación por un instituto de investigaciones históricas denominado “Juan Manuel de Rosas” en el que se expresaban juicios desfavorables acerca del coronel Genaro Berón de Astrada, jefe del primer levantamiento de la provincia de Corrientes contra la de Buenos Aires, cuyo centenario debía cumplirse el 31 de Marzo, determinó la inmediata reacción de un grupo de jóvenes que, constituidos en comisión bajo la presidencia del estudiante Fernando Díaz Ulloque Pujol y con la secretaría de Angel Villalba, organizaron un mitin de desagravio.

Depositaron una ofrenda floral en la urna que guarda los restos del ex gobernador, mártir de Pago Largo, y que se custodia en la Iglesia Catedral, desde donde se dirigieron a la plazoleta “Berón de Astrada”, situada en el puerto, en la que se había levantado un altar cívico.

Hablaron allí el presidente de la comisión, el cura rector de la Iglesia Catedral, doctor Francisco Zoni; el rector del Colegio Nacional, doctor Carlos J. Benítez; el doctor Justo Alvarez Hayes; y los señores Alcibíades Z. Rojas y Rodolfo Fernández(4). Antes de terminar el año, se inauguró el mausoleo que guarda los restos de Genaro Berón de Astrada, con la presencia de las altas autoridades provinciales y el gobernador electo(5).

(4) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), ediciones del 24 y 26 de Febrero de 1939.
(5) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), edición del 25 de Diciembre de 1939. El mausoleo es obra del escultor Luis Perlotti y se halla emplazado en el atrio de la Iglesia Catedral.
// Todo citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

La campaña cada vez más intensa y agresiva de los diarios opositores, movió al Procurador General de la provincia a reclamar que en las denuncias que entrañen irregularidades atribuidas a empleados y funcionarios de la Administración se proceda a una inmediata investigación, recordando a los mismos la obligación constitucional que tienen de acusar a quienes los imputaran de hechos punibles, y se dispuso que los fiscales, sin previa autorización, iniciaran las acciones que correspondieren, cuando se amenazare, injuriare o de cualquier modo se ofendiere en su dignidad o decoro a un funcionario público, a causa del ejercicio de sus funciones o al tiempo de practicarlas.

En el hospital “José Ramón Vidal” se procedió a una ampliación para instalar en un terreno cedido al efecto un pabellón destinado exclusivamente a niños.

Una interesante iniciativa constituyó la de organizar un Museo Social de Corrientes, debida a la gestión de Sara Saenz Cavia a cuyo efecto se constituyó una comisión que presidía el doctor Manuel Mora y Araujo, realizándose la asamblea constitutiva en el Colegio Nacional “General San Martín”(6).

(6) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), ediciones del 17 de Mayo y 21 de Junio de 1939. La comisión estaba integrada -además- como vicepresidente el doctor Leopoldo Sosa; secretario, doctor Francisco Velar; prosecretario, Aníbal Dávila; tesorera, Rosario Mendiondo; protesorero, ingeniero Horacio Piñeyro; vocales, doctores Eudoro Vargas Gómez, Carlos J. Benítez, Juan J. Ortiz, Valerio Bonastre, Hernán Félix Gómez, Armando Meabe, Justo Alvarez Hayes y Amancio Correa, y señoras Blanca B. de Noblía y Susana Massó. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

El Jockey Club de Corrientes eligió nuevas autoridades y fue notorio que después de la intervención decretada años anteriores, era otra la composición de sus integrantes(7).

(7) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), edicion del 20 de Junio de 1939. Presidía la comisión Pedro Resoagli -reelecto- y lo acompañaban como vocales Carlos Laffont, Antonio F. Maróttoli, Ramón A. Vallebella, Rolando Casal, Roberto Lauría, Enrique Rodríguez Santa Ana y Armando Montaña y ,como suplentes, Juan Ramón Díaz Colodrero, Gregorio G. de la Fuente, Félix C. Gassiebayle y Raúl G. Pérez. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

Visitó Corrientes el presidente electo de la República del Paraguay, general José Félix Estigarribia, a bordo de la cañonera “Paraguay”, que hizo escala en el puerto local en viaje hacia la Ciudad de Buenos Aires, siendo agasajado con los honores del caso por las autoridades de la provincia.

Lo hizo también en el mes de Julio el ministro de Guerra, general Carlos Márquez, en gira de inspección y, el gobernador de la provincia de Mendoza, doctor Rodolfo Corominas Segura, en viaje de turismo y, al mes siguiente, la Comisión de Legislación Agraria e Industrial de la Cámara de Diputados de la Nación, en cumplimiento de un plan de visitas a los establecimientos agroindustriales del Norte del país(8).

(8) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), ediciones del 8, 9, 25 y 29 de Julio; y 1 de Agosto de 1939. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

Dos homenajes tributados por el pueblo de Corrientes conmovieron el sentimiento de sus habitantes, por la significación de su actuación en la comunidad. El primero de ellos al cumplirse el primer aniversario del fallecimiento del doctor Adolfo Contte, ex gobernador de la provincia y distinguido hombre público vinculado al partido liberal y, el segundo, referido a los doctores Amado Sosa y Diego Meana Colodrero, trágicamente fallecidos un año atrás.

Al cumplirse 70 años de la fundación del Colegio Nacional “Gral. San Martín”, se realizó una solemne conmemoración, con participación de autoridades provinciales, directivos, docentes y alumnos de la vieja Casa de Estudios de los Fitz Simón, fundado por el presidente Domingo Faustino Sarmiento(9).

(9) En el decreto de creación se designó al doctor Patricio Fitz Simón -egresado de la Universidad de Oxford- como Director, quien se desempeñó al frente del Colegio hasta Abril de 1872. Lo sucedió su hijo Santiago Fitz Simón hasta Diciembre de 1891, en que se trasladó a la Ciudad de Buenos Aires para ocupar cargos de mayor jerarquía en la enseñanza secundaria, y lo sucedió en el rectorado su hermano, Guillermo Fitz Simón, dejando los tres miembros de la familia honda y perdurable huella de su paso. A ellos sucedió el señor Tomas Bird y, al acogerse éste a la jubilación, en 1903, fue designado el doctor Félix María Gómez quien dirigió sus destinos hasta el año 1921, a partir del cual lo hizo el doctor Carlos J. Benítez, siendo vicerrector el doctor Hernán Félix Gómez. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

Entre las designaciones de funcionarios se destacaba la del doctor Juan Francisco Zaffaroni como ministro del Superior Tribunal de Justicia, en reemplazo del doctor Julio C. Lugones, fallecido en esos días.

El doctor Zaffaroni se había desempeñado como juez de primera instancia y en su reemplazo, a su vez, se designó al doctor Alberto P. Balbastro, que revestía como fiscal, cargo para el que fue designado el doctor Mario Sosa.

En el Archivo Oficial de la Provincia y Boletín Oficial fue designado Eduardo Solari, en reemplazo de Eduardo Durand de Cassis que pasaba a revistar como Inspector de Registros Civiles y, en la Dirección Provincial de Vialidad, a Carlos María Llano(10). Se produce la renuncia del juez en lo Civil, doctor Axel Fernández.

(10) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), ediciones del 6 de Marzo; 6 y 16 de Octubre; y 20 de Noviembre de 1939. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

Fallecen, además del doctor Lugones, Facundo Canevaro, radical antipersonalista, electo diputado en los últimos comicios, y el doctor Pablo Delgado, autonomista, en ejercicio de su mandato como diputado provincial(11).

(11) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), ediciones del 8 de Abril; 28 de Agosto; y 23 de Octubre de 1939. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

Información adicional