El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Actividad política y elecciones municipales en 1939

La actividad de los partidos políticos opositores, especialmente el liberalismo y los radicales del comité nacional, se había circunscripto a la movilización de los sectores en una tarea de agitación tendiente a obtener de los poderes públicos la anhelada Intervención Federal.

En los primeros meses del año 1939, luego de su entrevista con el presidente de la nación, se habían mostrado optimistas ya que prácticamente toda la prensa del país se hizo eco de la situación que denunciaban como caótica los liberales(1) pero, a medida que transcurrían los días sus dirigentes advertían que la situación era otra, porque la Cuestión Corrientes -que en cierto momento había ocupado la atención del país- había sido relegada a segundo plano, sin que tampoco pudiera entrar en el Congreso el proyecto de Intervención que se había anunciado(2).

(1) Periódico “El Noticioso”, (Corrientes), arreciaba en una violenta campaña de desprestigio del Gobierno Provincial. Se hacían eco de tales denuncias y las formuladas ante el Primer Magistrado: “Cultura”, de Curuzú Cuatiá; “Combate”, órgano radical; “El Territorio”, de Resistencia (Chaco); y los tradicionales diarios “La Nación” y “La Prensa”, a los que se unían “El Mundo”, “Noticias Gráficas”, “Crítica” y “Bandera Argentina”, de Buenos Aires. Este último era un periódico nacionalista dirigido por Juan E. Carulla que publicaba propaganda nazi y que se ocupó -con renovado interés- de las cuestiones de Corrientes.
(2) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), edición del 23 de Julio de 1939.
// Todo citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

Seguramente que la vinculación afectiva del doctor Numa Soto con el presidente de la nación habría ayudado bastante a evitar la decisión de Intervención, y las gestiones del doctor Juan Ramón Vidal, importante referente en la conducción del partido Demócrata Nacional, habrán contribuido mucho en igual sentido, pese a las gestiones liberales a través de hombres bien posicionados en el Gobierno Nacional y en la conducción partidaria oficialista, y la de los radicales que, si bien opositores en el orden nacional y provincial, llevaban adelante una política de acercamiento, estimulada tanto por el titular del partido, doctor Marcelo T. de Alvear como por el propio presidente de la Nación, doctor Ortiz(3).

(3) El doctor Augusto Millán, secretario de la Junta Ejecutiva del partido Liberal era amigo de vieja data del presidente Roberto M. Ortiz y, por ello no resultaba extraño que el hijo de éste, Jorge Ortiz, lo visitara en cumplimiento de un especial encargo para transmitirle los saludos de su padre, en días previos al viaje realizado por la delegación liberal para entregarle el memorial de cargos y pedido de Intervención a la provincia. Conf: periódico “El Noticioso”, (Corrientes), edición del 7 de Febrero de 1939. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

Con motivo de la postura adoptada por el Poder Ejecutivo en relación a los comicios de Catamarca, el comité nacional de la Unión Cívica Radical aprobó una declaración fundada por el doctor Marcelo T. de Alvear, señalando que las palabras y actitudes del Primer Mandatario son una prueba de su propósito de dignificar y regularizar la situación política argentina.

Esta resolución no hacía sino refrendar las manifestaciones que a título personal habían hecho llegar ante ese pronunciamiento, considerando que ello respondería a las promesas formales que hiciera oportunamente el presidente de la nación en el sentido de sanear ciertas prácticas políticas improcedentes(4).

(4) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), ediciones del 15 y 20 de Diciembre de 1939. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

La renovación de autoridades dentro del partido Demócrata Nacional era otro factor esperado, para determinar claramente el camino que asumiría la agrupación ante la política presidencial(5).

(5) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), edición del 19 de Junio de 1939. La Junta de Gobierno del partido Autonomista designó sus delegados ante la Junta Nacional demócrata, a los doctores Ercilio Rodríguez, Antonio Ramayón, Cornelio Candia y Joaquín Vedoya Berystain. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

Para fines de Octubre se realizaron elecciones en el municipio de la capital para elegir cuatro concejales en reemplazo del doctor Fernando Romero Corrales, Elías Abad, Carlos Bonatti y Facundo Canevaro que cesaban en sus cargos. Sólo concurrieron a ese comicio los partidos de la Concordancia -que llevaban una lista común- sosteniendo las candidaturas de Elías Abad, Jaime Chico, Raúl Echavarría y Amadeo Fagnani.

Los opositores mantuvieron su posición abstencionista, impugnando los padrones municipales de electores calificados con que se realizaban los comicios, cosa que ocurrió en muchas ciudades del Interior provincial.

Un hecho, denunciado por la Unión Cívica Radical, venía a enturbiar los últimos días del Gobierno que, aunque no lo afectara en forma directa, no dejaba de crearle una imagen negativa.

Los denunciantes solicitaban del juez federal la eliminación del padrón cívico de aproximadamente cien ciudadanos inscriptos en la primera sección urbana de la capital, todos ellos fijando como domicilio un inmueble en el que se hallaba ubicado un comité de uno de los partidos afectos al oficialismo provincial, pues consideraban los denunciantes que en una casa de 6 ó 7 habitaciones es muy difícil que puedan convivir 100 personas y sus respectivas familias.

Esto dio lugar a un jocoso comentario periodístico bajo el título de “Electores Amontonados”, señalando que Corrientes siempre ofrecía novedades en materia política y electoral, como la que ahora se denunciaba. Y luego fueron apareciendo otras inscripciones similares, aunque con otros domicilios, de algún dirigente conocido del autonomismo, de un diario oficialista y de un pequeño local en el mercado de un barrio conocido como “Pessini”(6).

(6) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), ediciones del 6, 7 y 8 de Diciembre de 1939. Intervino en las actuaciones sumariales el doctor Juan Carlos Lubary, juez federal de sección. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

En medio de estos hechos ligados a los partidos que lo habían consagrado gobernador, terminaba el doctor Juan Francisco Torrent su gestión al frente de los destinos de la provincia. Tal vez no hemos señalado -en este estudio de la historia política del período en que le tocó gobernar- los aspectos positivos de su labor oficial. Otros historiadores se han ocupado de ello, y han destacado algunos que se considera necesario transcribir:

Dice Castello que “por esa época la crisis económica que aquejara al país había perjudicado particularmente a Corrientes y la baja de los precios internacionales también había tenido sus consecuencias perniciosas.
Los citricultores correntinos habían sido arruinados por la liberación de introducción de naranja del Paraguay; el valor del tabaco se vino abajo con la introducción del producto a bajo precio y por los manejos monopólicos que se hicieron de él; aún los plantadores de yerba mate sufrieron los embates de la importación del producto desde el Brasil con precios por debajo de los de la producción local y la industria ganadera, recibiendo precios mínimos de los frigoríficos articulados a los invernadores de Buenos Aires, apenas salvaban los gastos de explotación”.

Señalaba además -como hecho negativo- el impuesto nacional a las rentas que absorbió los saldos que resultaban de ese desastre de la economía correntina.

Considera el autor mencionado que la obra realizada por el Gobierno de Juan Francisco Torrent fue mucho más importante que la cumplida por la anterior Administración y señala como hechos positivos la conversión de Paso de los Libres y Bella Vista en comunas autónomas; la creación de la Dirección de Agricultura e Industrias Afines; y la Dirección de Ganadería e Industrias Conexas y, posteriormente, la Dirección de Colonización y Asuntos Agropecuarios, impuesto por las exigencias cada vez mayores de la agricultura; y también desarrolló una intensa acción sanitaria en el ganado de la provincia.

Planteó reclamos reivindicativos del territorio provincial sobre extensiones en poder de Misiones, como así la Isla del Cerrito en poder del Chaco, entonces, ambos Territorios Nacionales; y, en materia de obras públicas, puede señalarse la construcción de 1.000 kilómetros de caminos y gran cantidad de puentes; logró mayor eficacia en los servicios del F.C.N.E.A. y se preocupó en mejorar al F. C. Económico, así como en la extensión de la red telefónica en la provincia.

Más allá de la situación atravesada por la mora en el pago a los docentes, inició la reforma escolar con intervención de los maestros y supervisión técnica del Consejo Superior de Educación. Por ley Nro. 816 estableció un plan general de construcciones e instalaciones de hospitales, colonias de niños débiles, institutos de diagnóstico y tratamiento de enfermedades endémicas, como también un plan general de turismo en la provincia.

El mismo autor, refiriéndose a los constantes pedidos de Intervención por la situación política e institucional de la provincia en la que el fraude y la prepotencia oficial eran moneda corriente en las elecciones, dice que no se debía nadie engañar, pues “no era diferente a lo que había sido siempre igual en épocas anteriores; lo único que cambiaba, alternativamente, era quién estaba en el Gobierno y quién en la oposición”.

Edmundo F. Serpa, en líneas generales, coincide con el juicio del anterior historiador acerca de la gestión del doctor Juan Francisco Torrent. La acción de su Gobierno, sus proyectos, su ideario, están condensados en el libro del que es autor: “Pensamiento y Acción (a los Argentinos como Síntesis de mi Actuación de Gobernante)”(7); y también lo reflejaba la edición extraordinaria de 129 páginas del diario “El Liberal”, aparecido el último día de su Gobierno.

(7) Antonio Emilio Castello. “Historia de Corrientes” (1984), pp. 561 - 568. Ed. Plus Ultra, Buenos Aires; Edmundo F. Serpa. “Historia de los Cuatro Siglos de Corrientes” (1989), pp. 268 -270. Ed. Cicero Impresiones, Corrientes; y Juan Francisco Torrent. “Pensamiento y Acción (a los Argentinos como Síntesis de mi Actuación de Gobernante” (1939). Edición del Autor, Corrientes.

Información adicional