El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Renovación legislativa provincial de 1941. Pedido de juicio político al vicegobernador

La renovación anual del tercio de la Cámara de Diputados de la provincia se realizó a fines de Marzo de 1941 y correspondía a los representantes de la segunda sección electoral. Cesaban en sus mandatos los diputados Carlos Añasco, Horacio Traynor, Juan Dimas Soloaga, Santiago Vallejos Cabral y Tomás Korimblun, autonomistas; y Miguel Nazer, Rubén Darío Ferreyra, Miguel Andreau y Vicente Squarson, antipersonalistas, todos ellos integrantes de la Concordancia, ya que los partidos opositores -por su actitud abstencionista- habían dejado de tener representación en ambas Cámaras.

Sólo concurrieron a los comicios los mencionados partidos, que previamente habían consagrados sus candidatos en las respectivas convenciones(1).

(1) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), edición del 30 de Marzo de 1941. Los candidatos proclamados fueron los siguientes: autonomistas, Fernando Romero Corrales, Francisco Lidueña, Oscar Urdapilleta, Santiago Vallejos Cabral, Ramón de León, Marcelo F. Maciel, Primo Meana Colodrero, Pedro C. Velozo y Carlos Llano. Suplentes: doctor Pedro Obregón y Justo Díaz Colodrero; por los antipersonalistas: Víctor E. Añasco, Vicente C. Aromí, Luis Socías Dalmau, Enrique Dufourt, Rubén Darío Ferreyra, J. Patricio González, Miguel Nazer, Juan B. Olivieri y Vicente Squarson. El total de electores inscriptos en los padrones correspondientes a la sección alcanzaban a 27.399 ciudadanos, discriminados por Departamentos en la siguiente forma: Berón de Astrada, 711; Concepción, 3.067; Curuzú Cuatiá, 7.984; General Paz, 4.579; San Roque, 3.750; Santo Tomé, 4.868; y Sauce, 2.440. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

Las elecciones se desarrollaron sin mayores inconvenientes y con escaso interés, dada la ausencia de la oposición, aunque sin dejarse de anotar algunas situaciones provocadas por el afán de cada uno de los partidos oficialistas de mostrar su mayor caudal electoral con relación al aliado.

Realizado el escrutinio, fue necesario llamar a elecciones complementarias en el Departamento de Curuzú Cuatiá donde se habían anulado dos mesas, ya que las cifras eran parejas (autonomistas, 6.248 y antipersonalistas, 6.226) y del resultado de estas complementarias dependía que los primeros conservaran la mayoría en la Cámara.

En las elecciones realizadas veinte días después, los autonomistas ganaron por 131 votos a 109, resultando las cifras definitivas de 6.379 votos para los autonomistas y 6.335 para los antipersonalistas, por lo que correspondieron 5 diputados a los primeros y 4 a los segundos.

Realizado el sorteo correspondiente, asumieron Francisco Ludueña (h), Fernando Romero Corrales, Oscar Urdapilleta, Marcelo F. Maciel y Santiago Vallejos Cabral, por la lista del partido Autonomista; y Víctor E. Añasco, Vicente Squarson, Enrique Dufourt y Vicente C. Aromí por la lista antipersonalista(2).

(2) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), edición del 25 de Abril de 1941. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

La Cámara eligió sus autoridades recayendo la presidencia en Oscar J. Dansey, a quien acompañaban como vicepresidentes Angel H. Ruiz y Edmundo Resoagli, es decir, reeligiéndose la Mesa Directiva del ejercicio anterior.

En el Senado también se reeligió a Ramón M. Gómez y Enrique Rodríguez Santa Anna como vicepresidentes primero y segundo, respectivamente.

- El pedido de juicio político al vicegobernador

Desde tiempo atrás venía existiendo una situación conflictiva en el partido Autonomista del Departamento de Goya, centrándose el protagonismo entre Carlos Alvarez Colodrero -vicegobernador de la provincia- y Horacio Traynor, diputado provincial.

En virtud de declaraciones hechas a través del diario “El Autonomista” y una junta pro-unidad partidaria de aquel Departamento, que el vicegobernador consideró calumniosa, promovió ante la Justicia del Crimen la correspondiente denuncia(3).

(3) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), edición del 30 de Enero de 1941. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

Las cosas se habían ido empeorando a consecuencia de los enfrentamientos entre las líneas internas de aquel Departamento y las elecciones fueron suspendidas por el interventor partidario Elías Abad, haciendo coincidir la fecha con la de los demás comicios que debían realizarse en toda la provincia para la renovación de autoridades departamentales.

Una de las fracciones internas, que respondía a José León Echavarría, disconforme con esa resolución, decidió desacatarla y realizar las elecciones en la fecha fijada anteriormente. De acuerdo con la información periodística, algunos partidarios de este sector se habrían apoderado con violencia de los padrones partidarios que estaban en poder del delegado de la junta de gobierno, el doctor Juan Dimas Soloaga, lo que motivó denuncias y detenciones y un extenso telegrama del presidente de la junta reorganizadora, doctor Juan José Lubary, al ministro del Interior, haciéndose referencia a la detención inmotivada que se mantenía sobre uno de los presuntos actuantes en el hecho(4).

(4) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), ediciones del 5 y 11 de Marzo de 1941. El dirigente autonomista detenido fue José Manuel Huici. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

El diputado Horacio Traynor cesaba en su mandato el 30 de Abril de ese año y, en oportunidad de llevarse a cabo la sesión preparatoria en la que se aprobaron los diplomas de la última elección, informó que había depositado en Secretaría de la Cámara un proyecto de formación de juicio político al vicegobernador de la provincia, fundado en acusaciones que calificó de graves y que -según expresaba- eran del dominio público, pidiendo que se diera lectura al mismo. Ante la negativa presidencial, se sometió la cuestión al cuerpo, el que votó negativamente, levantándose la sesión(5).

(5) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), edición del 25 de Abril de 1941. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

No terminó allí la cosa pues, unos días más tarde, Traynor denunciaba que la policía de Goya había destruido el periódico-oral “Jornada”, de propiedad de su familia, en oportunidad en que a través de la red de altoparlantes daban a conocer el desarrollo de la sesión llevada a cabo en Diputados, en la que Traynor y Añasco habían solicitado la lectura del proyecto de juicio político.

La medida provocó la alarma de los círculos políticos de Goya, temiéndose que idéntica actitud pudiera adoptarse contra otros órganos periodísticos que, desde esa ciudad, combatían al Gobierno Provincial. El diputado Traynor denunciaba el hecho al Ministerio del Interior y al Círculo de la Prensa de Buenos Aires, atribuyendo la responsabilidad al vicegobernador, como una represalia por haberle iniciado juicio político y pedía urgentes medidas para asegurar la tranquilidad pública.

En la misma oportunidad, era detenido el director del periódico “El Autonomista”, Alfredo Robas. Los diarios dieron amplia difusión al hecho, reclamando de los poderes públicos provinciales se procediera con energía y rectitud a deslindar responsabilidades y hacerlas efectivas sobre quienes resultaran responsables del atentado.

Posteriormente, el jefe de policía ordenó hacer cesar las transmisiones radiotelefónicas de “Jornada”, lo que no fue cumplimentado por sus propietarios, por lo que el comisario departamental solicitó una orden de allanamiento del local al juez del Crimen, doctor Antonio Canclini, y la detención de Traynor, a lo que la Justicia no hizo lugar. No obstante ello, la autoridad policial procedió a rodear el edificio que ocupaba el periódico oral con agentes provistos de armas largas.

Por su parte, el ministro de Gobierno restó importancia al hecho, declarando a la prensa que se trataban de meros episodios que afectaban al orden público y caían bajo la jurisdicción policial y que se trataba de una agencia de publicidad que se excedía en los términos empleados para hacer su propaganda política, lo que motivó la citación de su propietario a la comisaría.

Lo cierto es que al concurrir con su abogado a prestar declaración, se dispuso su detención. Estos hechos fueron provocando la natural efervescencia en la sociedad goyana y, especialmente, entre los autonomistas, cuya división se ahondaba así mucho más(6).

(6) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), ediciones del 27 y 28 de Abril de 1941. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

Con la presencia de Traynor, el último día de su mandato, sesionó la Cámara de Diputados, tratando el proyecto de juicio político, leyéndose los cargos, a los que el denunciante agregó otros que habían llegado a su conocimiento con posterioridad y a los hechos recientemente ocurridos en Goya de los que también responsabilizó al funcionario.

Correspondió al diputado Vallejos Cabral fundar la posición autonomista en pro del rechazo y lo siguieron después Dansey y Andreau, presentando este último un proyecto de resolución, en calidad de moción de orden, por el que se rechazaba el proyecto de juicio político en razón de que los cargos formulados no han sido probados, ratificándose la confianza en el vicegobernador(7).

(7) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), edición del 1 de Mayo de 1941. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

Información adicional