El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

CORRIENTES NUEVAMENTE INTERVENIDA

- Se acentúan los pedidos de Intervención Federal

La división producida en las filas del autonomismo trajo como consecuencia que el nuevo grupo pidiera también la Intervención Federal, lo que hasta entonces había sido patrimonio exclusivo de los partidos de la oposición -liberales y radicales personalistas- a los que se fueron uniendo otras entidades del quehacer cívico provinciano.

Al cumplirse el primer aniversario de la muerte del doctor Juan Ramón Vidal, crecida cantidad de público acompañó al gobernador, doctor Pedro Numa Soto, funcionarios, amigos políticos y familiares del extinto, en cuya oportunidad se descubrieron placas conmemorativas en el cementerio local y se colocó la piedra fundamental del monumento a erigirse en su memoria en la Punta Ñarõ de la Avenida Costanera que llevaba su nombre.

Allí hicieron uso de la palabra el intendente municipal y presidente de la Junta de Gobierno del autonomismo, Elías Abad, el senador provincial Manuel R. Botello, Eduardo Miranda Gallino y el senador provincial Joel Ramón Portillo. Rindieron también sendos homenajes ambos cuerpos legislativos de la provincia.

Llamó la atención que los homenajes fueran realizados prácticamente todos por el grupo nucleado alrededor de la Junta de Gobierno del partido Autonomista, no así por parte de los integrantes de la “Junta Reorganizadora” presidida por el ex senador nacional, doctor Juan José Lubary(1).

(1) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), edición del 5 de Septiembre de 1941. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

Cada hecho considerado irregular en la marcha del Gobierno fue capitalizado especialmente por liberales y autonomistas de la Junta Reorganizadora, para insistir en sus reclamos intervencionistas ante el vicepresidente, doctor Ramón S. Castillo. Y en el mes de Noviembre se reunieron las convenciones de ambos partidos, insistiéndose con mayor énfasis en tal posición.

- La convención de los autonomistas “reorganizadores”

Con la presidencia de su titular, el doctor Juan José Lubary, se reunieron en el Teatro “La Perla” de la Ciudad de Corrientes los delegados de la totalidad de los comités departamentales de la provincia.

Luego de conformarse la Mesa Directiva, el diputado nacional, doctor Felipe Solari informó sobre la situación imperante en la provincia, a la que calificó en términos severos. Expresó luego que la Intervención Federal era el remedio que Corrientes reclamaba con urgencia y mencionó el proyecto en tal sentido que había sido presentado en la Cámara de que formaba parte, que ya contaba con despacho favorable de la mayoría de la comisión respectiva.

Lo siguió en el uso de la palabra el ex diputado provincial Horacio Traynor, quien puso de manifiesto la forma en que se desenvolvía el Interior, sin garantías de ninguna clase para los ciudadanos que no militaban en el oficialismo, terminando la serie de opiniones el doctor Diomedes C. Rojas, quien analizó aspectos de la gestión del gobernador, doctor Soto, afirmando que la casi totalidad de los funcionarios de la Administración eran pasibles de procesamiento y condena por su intromisión manifiesta en actos de proselitismo político.

Los convencionales pusieron de manifiesto su vocación concurrencista a los próximos comicios de Marzo y aprobaron una enérgica declaración por la que se invitaba a las fuerzas políticas afines y a todos los hombres de buena voluntad y, “especialmente al partido Liberal, de honrosa tradición en la política”, a formar un solo núcleo y organizar la oposición para obtener la normalización institucional y política, social y económica de Corrientes.

Por otra disposición, se “ratificaba la adhesión a la orientación que el vicepresidente de la nación imprimía a la política nacional”.

Al finalizar la convención, no dejó de llamar la atención los vítores que, junto a los dirigentes partidarios propios, se hacía para con los del partido Liberal, con los que hasta poco tiempo atrás estuvieran fuertemente enfrentados(2).

(2) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), edición del 19 de Noviembre de 1941. La Mesa Directiva quedó constituida bajo la presidencia del doctor Juan José Lubary, acompañándolo como vicepresidentes, el senador provincial José Nazario Gómez y Nicasio Benítez; como secretarios, el doctor Víctor Méndez Camogli y Angel Martínez. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

- La convención liberal

Coincidentemente con la similar de los autonomistas “renovadores”, se reunió la convención del partido Liberal, con la presidencia del doctor Raymundo Meabe. Luego de escuchar la palabra del presidente del comité ejecutivo, doctor Ernesto R. Meabe, que señaló la acción cumplida por el partido en los últimos diez años para salvaguardar la tradición cívica y defender los intereses de la provincia, “manejada por Gobiernos ineficaces que la llevaron a la situación puntual que reclama sin tardanzas remedios heroicos para conjurar la crisis institucional en que se encuentra”.

El doctor Juan J. Ortiz analizó los acontecimientos cumplidos en la provincia después de la insurrección de Septiembre de 1930, expresando que, desde entonces, Corrientes carecía de gobernantes, pues las personas que habían ostentado tal investidura no habían dado muestras de preocupación por los problemas de orden público, caracterizándose sólo por su afán de persecución a las agrupaciones opositoras, reclamando una acción decidida del partido.

Lo siguió el ingeniero Alfredo Serantes, que se refirió a diversas irregularidades de orden contable y otros aspectos de gobierno y, el doctor Justo Alvarez Hayes, quien fustigó la política electoralista del Gobierno.

El presidente del partido, doctor Meabe, hizo un minucioso análisis de las denuncias hechas ante el Gobierno Nacional para lograr la Intervención Federal, pero reconociendo que las mismas habían resultado ineficaces. Luego de escucharse a otros oradores, como los doctores Armando Meabe y Mariano Gómez y el señor Jorge I. Rivero, se aprobó por unanimidad una resolución en la que se disponía peticionar -una vez más- al Poder Ejecutivo de la nación que salvara el acerbo histórico de Corrientes tan gravemente lesionado “por el régimen de ignominia entronizado en el Gobierno de este Estado argentino, decretando una Intervención amplia que devuelva a sus habitantes el goce de sus garantías esenciales”.

Terminaba la declaración expresando que el partido Liberal seguía dispuesto a realizar los más grandes sacrificios para poner término al caos existente y aunar sus fuerzas “con todos los hombres y grupos de opinión que se interesen por el bien público y el orden social”.

La declaración liberal era más cauta que la exhortación de los autonomistas “reorganizadores”(3).

(3) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), edición del 21 de Noviembre de 1941. Acompañaban al doctor Raymundo Meabe -en la mesa directiva de la convención- como vicepresidentes, Pedro Pablo Silva y Ovidio Ciolli, actuando como secretarios los doctores Augusto Millán y Juan J. Ortiz. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

- ¿Un nuevo “pacto” autonomista-liberal?

En realidad, lo que parecía desprenderse de estas convenciones realizadas casi simultáneamente, era una común voluntad de seguir trabajando juntos para conformar una fuerza que pudiera ser ofrecida a los planes del vicepresidente de la nación que, para aquella época, se debatía entre su íntimo deseo de apoyar a un candidato de su agrado y proveniente del partido Demócrata Nacional; o la posibilidad de tener que aceptar otro -tal vez Justo- que surgiera de la “Concordancia” de los partidos Radical antipersonalista y Demócrata Nacional, en la que estaba enrolado el oficialismo correntino; o que el propio Justo pudiera llegar a erigirse en candidato de los radicales personalistas.

Con posterioridad a estas convenciones, las respectivas Juntas de Gobierno se ocuparon de preparar memoriales que, por separado, iban a ser remitidos al Poder Ejecutivo Nacional para reiterar el pedido de Intervención amplia a la provincia, con acopio de nuevos elementos de juicio.

A partir de aquí, ambas agrupaciones comenzaron a reiterar sus denuncias, aprovechando cualquier hecho de sangre que ocurriera en la provincia, para demostrar el desquicio cuando no la complicidad policial en algunos crímenes cometidos o, en otros casos, denunciando la contratación de empréstitos por parte de la comuna cuyo destino era cuestionado(4).

(4) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), ediciones del 5, 9 y 27 de Diciembre de 1941. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

De acuerdo con la ordenanza que se objetaba, los fondos serían destinados a pagar la deuda flotante de la municipalidad, la deuda con los constructores del nuevo mercado municipal, la deuda por pavimento, mercado del abasto, construcción del edificio municipal, obras de ornato en el Parque Mitre y construcción de salas de primeros auxilios. En este último caso, adhirió también al reclamo el comité central de la Unión Cívica Radical de Corrientes.

Información adicional