El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El Gobierno Provincial jaqueado. Fines de 1941

- La situación nacional

Resulta sumamente interesante ubicarse en los acontecimientos de la esfera nacional y de la política a que algunos sectores correntinos habían adherido en ese momento.

Potash recuerda que, con posterioridad a la conspiración de los oficiales nacionalistas del Ejercito en Septiembre de 1941, que presume fue aplastada merced a la rápida actuación de los hombres ligados al general Agustín Pedro Justo, el vicepresidente empezaba a demostrar cada vez más una actitud independiente de la tutela de aquél y una capacidad cada vez mayor para imponer su propio criterio y cree hallar la clave de esta nueva situación en las negociaciones celebradas entre el doctor Ramón S. Castillo y varios comandantes militares con mando de tropa.

Recuerda también que, a principios de Octubre, una delegación de oficiales presentó al doctor Castillo un memorial, cuya aceptación era la base para un apoyo futuro, y su rechazo al derrocamiento del titular del Poder Ejecutivo. Entre estos puntos, figuraba la disolución del Concejo Deliberante de la Ciudad de Buenos Aires, el retiro del general Justo de la actividad política, la disolución del Congreso Nacional, clausura de varios periódicos, suspensión de las elecciones en las provincias intervenidas, algunas renuncias del gabinete y el mantenimiento de una política nacional de rigurosa neutralidad y, según otras versiones, la disolución de la organización pro-aliada “Acción Argentina”. Algunas de estas iniciativas fueron satisfechas, con la disolución del Concejo y la prohibición de una campaña nacional de relaciones públicas organizada por “Acción Argentina”, etc.(1).

(1) Robert A. Potash. “El Ejército y la Política en la Argentina” (1985), pp. 221a 234. Ed. Hyspamérica, Buenos Aires. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

Pero se mantuvo obstinadamente empeñado en realizar elecciones en las tres provincias intervenidas, Catamarca, San Juan y, especialmente, Buenos Aires, donde, volviéndose a prácticas del fraude fue elegido, el 7 de Diciembre, el doctor Rodolfo Moreno, un prestigioso dirigente demócrata nacional, precisamente el día en que los Estados Unidos eran atacados por el Japón en la base de Pearl Harbor.

Este ataque motivó la solidaridad con los Estados Unidos de parte de los conservadores, de la Iglesia y aún de ciertos sectores de las Fuerzas Armadas. Sin embargo, la actitud neutralista del país en Río de Janeiro, soportando las presiones estadounidenses que querían la ruptura de relaciones o la declaración de guerra contra los países del Eje, le dio mayor apoyo al vicepresidente Castillo de parte de los sectores militares nacionalistas.

Fortalecido por esas seguridades y en la atmósfera de crisis de fines de año, obtuvo de su gabinete la declaración del estado de sitio, aunque con cierta renuencia, instrumento que le permitió perseguir a sus críticos, prohibir un mitin destinado a rendir homenaje al presidente Roosevelt e hizo saber a los diarios que debían abstenerse de publicar artículos que criticaran su política exterior o perturbasen la paz interior.

Puede decirse -afirma Potash- que la posición de Castillo a fines de este año es más sólida que en cualquier período anterior(2).

(2) Robert A. Potash. “El Ejército y la Política en la Argentina” (1985), pp. 234 y sgtes. Ed. Hyspamérica, Buenos Aires; y diario “La Nación”, (Buenos Aires), edición del 17 de Diciembre de 1941. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

- El Gobierno Provincial jaqueado

En Corrientes venía gobernando un acuerdo político que era consecuencia de la “Concordancia” del orden nacional, basada en el entendimiento entre los partidos Demócrata Nacional y la Unión Cívica Radical Antipersonalista.

La enfermedad del presidente Roberto Marcelino Ortiz hizo que asumiera provisionalmente la presidencia el doctor Ramón S. Castillo, de filiación demócrata nacional, hecho que ocurrió en el año 1940. Al principio con cierta inseguridad, se fue sin embargo afirmando a medida que transcurría el tiempo y se alejaban las esperanzas de una recuperación en la enfermedad que aquejaba al presidente de la nación.

Esto le hizo acariciar sus propios planes políticos en la búsqueda de una presidencia que lo sucediera y resultara afín a su pensamiento, de afirmar las fuerzas conservadoras y no permitir el acceso al poder del radicalismo, en lo posible, en ninguna de sus formas.

El ex presidente de la nación, el general Agustín P. Justo, era visto como el candidato ideal para una nueva gestión y en gran parte de su Gobierno, el doctor Castillo estuvo respaldado por aquél o por sus hombres -militares y civiles- que formaban parte del equipo gobernante. Pero, poco a poco, Castillo fue buscando desprenderse de esa tutela y para ello necesitaba contar con fuerzas propias y no depender de terceros.

El Gobierno correntino era consecuente con la fuerza política que lo había elevado al poder y estaba dispuesto a cumplir sus compromisos de apoyar a los candidatos presidenciales de la misma. Pero, ya en 1942, Castillo se afirmaba en el ejercicio del mando con apoyo militar y de sectores nacionalistas, más allá del apoyo de su partido, que se debatía entre sus propias líneas internas.

Así no habrán de sorprendemos que en los primeros meses del año fueran frecuentes los viajes de los presidentes de los partidos de la “Concordancia” hacia Buenos Aires(3), cosa que también ocurría con el titular del principal oponente, el partido Liberal(4), pues la situación política se estaba poniendo al rojo vivo.

(3) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), ediciones del 4, 8, 22 y 27 de Enero; 10 de Marzo; 9 y 27 de Mayo de 1942.
(4) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), edición del 11 de Enero de 1942.
// Todo citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

No resultaba extraña a la preocupación de los políticos la decisión tomada por el presidente Castillo de enviar, por decreto, la Intervención Federal a la provincia de Jujuy, argumentándose la falta de funcionamiento de los poderes. Con esta actitud, daba un giro su anterior postura, reacia a las Intervenciones por decreto, lo que consideraba violatorio de las normas federales de organización del Estado.

Si Jujuy había sido intervenida por decreto, por qué no Corrientes, se preguntaban los opositores y también los recientes segregados del autonomismo y distanciados ahora de la “Concordancia”. Debe recordarse que los hombres de este mismo grupo ya estuvieron en contra, el año anterior, de cederles a sus aliados antipersonalistas una senaduría nacional. Y, por el contrario, el grupo que encabezaban Pedro Díaz Colodrero y Elías Abad se manifestaron en favor de esa postura, que era bien vista por las autoridades concordancistas(5).

(5) Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

Y también, aunque por razones distintas, el radicalismo personalista reclamaba nuevamente la Intervención Federal, “en razón de la subversión institucional y la falta de garantías permanentes en la provincia(6).

(6) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), edición del 3 de Febrero de 1942. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

Una no bien explicada crisis de gabinete se produjo en la provincia y, a consecuencia de ella, presentaron sus renuncias los dos ministros, el de Gobierno, doctor Pedro Bonastre y, el de Hacienda, Pedro Resoagli, además del Jefe de Policía, Rogelio A. Chiappe. Los funcionarios justificaron su decisión en la circunstancia de dejar al gobernador en libertad de acción para “rodearse de los colaboradores que aconseja la actual situación política de la provincia”.

Pocos días después, el gobernador aceptaba la renuncia del ministro de Hacienda, autonomista, pero rechazaba las de los otros dos, sus correligionarios(7).

(7) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), ediciones del 30 y 31 de Enero de 1942. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

Resoagli y Abad habían regresado en esos días de la Ciudad de Buenos Aires. La cartera de Hacienda fue cubierta unos días después con el doctor Francisco Riera, que hasta ese momento se desempeñaba como Director de la Asistencia Pública de la capital(8).

(8) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), edición del 7 de Febrero de 1942. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

Mientras esto ocurría, el gobernador designó -con acuerdo del Senado- a Elías Abad como intendente de la capital para cumplir un nuevo período de Gobierno Municipal. Nombró también, más adelante, intendente de Santo Tomé a Urbano Díaz de Vivar; de Mercedes, a Indalecio Bustinduy; y de Paso de los Libres, a señor Salvador Di Tomaso; y comisario en Santo Tomé, a Enrique Durand de Casis(9).

(9) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), ediciones del 14 y 27 de Enero; 12 de Agosto; y 4 de Septiembre de 1942. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

En la Justicia, se designó ministros del Superior Tribunal a los doctores Juan Francisco Zaffaroni, Mariano Llano y Pedro G. de la Fuente; juez en lo Civil de la capital, al doctor Antonio G. Canclini, que se desempeñaba en la Ciudad de Goya, en cuyo reemplazo se designó al doctor Roberto I. López Alvarado.

A su vez, en reemplazo de éste, al doctor Salvador Leguiza, que era agente fiscal y, para cubrir esta vacante, al doctor Florencio I. Goitia; en la capital se designó como juez del Crimen al doctor Remigio B. Casco y Defensor de Pobres al doctor Tobías Embón(10).

(10) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), ediciones del 30 de Marzo; 17 de Junio; 30 de Julio; y 4 de Septiembre de 1942. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

En el Consejo de Educación fueron designados, por un nuevo período, los vocales, doctores Fermín Goytia y José Berti López(11).

(11) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), ediciones del 1 de Marzo y 29 de Mayo de 1942. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

Las imperiosas necesidades financieras del Gobierno lo llevaron a proponer un proyecto de ley de emisión de títulos por nueve millones de pesos, el cual había sido aprobado por el Senado y tratado en revisión por la Cámara de Diputados, donde resultó también aprobado, aunque sin advertir que no se había reunido los dos tercios de votos del total de los miembros del cuerpo como lo exigía la Constitución Provincial.

Esto determinó su reenvío al Senado, quien dispuso el estudio por la comisión respectiva pero, la oposición liberal y autonomista renovadora encontró un nuevo motivo para denunciar telegráficamente el hecho al presidente de la nación, como otro elemento de juicio para justificar el pedido de la Intervención Federal(12).

(12) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), ediciones del 11 y 12 de Febrero de 1942. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

En otro orden de actividades, la provincia se aprestaba a rendir homenaje al ex gobernador, ingeniero Valentín Virasoro, con motivo de cumplirse el centenario de su nacimiento, integrándose una comisión compuesta por hombres de todos los sectores políticos, el que fue cumplido con un solemne funeral en la Iglesia Catedral y otros actos, con la presencia de las autoridades de los tres poderes provinciales(13).

(13) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), ediciones del 2 de Agosto y 8 de Septiembre de 1942. La comisión de homenaje estuvo presidida por el doctor Eudoro Vargas Gómez (radical), acompañándolo -como vicepresidentes- el doctor Justo Alvarez Hayes (liberal) y el doctor Mariano Llano (autonomista). Actuaba como secretario, el doctor Mariano Gómez (liberal) y Omar Breard (radical). En el Aula Magna del Colegio Nacional pronunció una conferencia sobre la personalidad del ingeniero Virasoro y su obra como gobernante provincial, ministro nacional y senador nacional, el doctor Justo Alvarez Hayes. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

Se reunía además el jurado para expedirse acerca de los 15 proyectos presentados para la erección del monumento al senador, doctor Juan Ramón Vidal(14).

(14) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), edición del 4 de Julio de 1942. El jurado estaba integrado por Juan Carlos Oliva Navarro, representante de la Sociedad y Círculos de Bellas Artes; Carlos de la Cárcova, por la Comisión Nacional de Bella Artes; y el ingeniero Jorge B. Dobranich, delegado de la Comisión Nacional de Cultura. Su veredicto adjudicó el primer premio a la maqueta presentada por los escultores Emilio Serniguet y Pedro Tenti. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

Información adicional