El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El Estatuto de los Partidos Políticos

El Gobierno, en su propósito de encaminarse hacia la normalización institucional, había encargado el estudio de un Estatuto que regulara la actividad de los partidos políticos, disueltos a poco de asumir triunfante la insurrección, el que se dio a conocer a fines de Mayo de 1945.

La reacción de los dirigentes políticos fue unánime en rechazarlo, con muy diversos argumentos. El diario “La Mañana” realizó una serie de notas a cargo de prestigiosas figuras del mundo político correntino, que expresaron -con fundamentos- su posición contraria a la vigencia del referido decreto, haciéndolo en igual sentido las comisiones designadas por los partidos(1).

(1) Diario “La Mañana”, (Corrientes), ediciones del 9, 10, 12, 13, 15 y 28 de Junio de 1945, reflejan las opiniones del doctor Eudoro Vargas Gómez (radical), Elías Abad (autonomista), doctor Pedro Numa Soto (antipersonalista), Juan J. Ortiz (liberal), doctor Francisco Riera (autonomista), doctor Luis Socías Dalmau (socialista), Alvaro I. Márquez (comunista) y doctor Julio H. Solano (autonomista). El diario “El Liberal”, (Corrientes), ediciones del 26 y 27 de Junio de 1945 señalaba que el Estatuto de los Partidos Políticos más que un puente hacia la normalidad parece un obstáculo, que los partidos Demócrata Nacional, Radical y Antipersonalista habían solicitado se lo deje sin efecto y que se llame a elecciones bajo el imperio de la Ley Saenz Peña; que, como ley estaba fuera del ambiente y las costumbres nacionales y que a los dos días de ser conocido todos los sectores se habían manifestado en su contra. Diario “El Noticioso”, (Corrientes), edición del 3 de Julio de 1945. También el partido Liberal se declaró contra el Estatuto. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

Frente a la crítica generalizada de los más diversos sectores, el Gobierno introdujo algunas modificaciones que fueron dadas a conocer el 1 de Agosto y, al respecto, se expedía “La Mañana” afirmando la impracticabilidad de dicho instrumento que, a pedido de los sectores de opinión más dispares del país, había sido modificado por “el Gobierno de la camarilla de militares que detenta el poder público de la nación”, pero que esas enmiendas eran aún más lesivas para los partidos, los que habían repudiado en forma terminante la pretendida intromisión del Gobierno de facto en su vida interna(2).

(2) Diario “La Mañana”, (Corrientes), edición del 10 de Agosto de 1945; y diario “El Liberal”, (Corrientes), edición del 9 de Agosto de 1945. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

- Las declaraciones oficiales

Fue muy particular la actitud asumida por los partidos políticos, por el estudiantado, por los sectores gremiales y del empresariado y, aún, por los sectores llamados independientes.

Pero veamos ahora cuáles eran las declaraciones provenientes del Gobierno o de sus hombres más destacados. Se señala entre estos la figura en ascenso del coronel Juan D. Perón, que muchas veces -en declaraciones a los medios- parecía ser el más calificado vocero de la conducción gubernativa.

La agencia norteamericana “Associated Press” le hizo un reportaje a Perón en el mes de Febrero en el que declaró que muy pronto habría elecciones y que anhelaba la restauración de las cordiales relaciones con los Estados Unidos. Expresaba, también, que el presidente Edelmiro J. Farrell era un hombre bueno y generoso que se inclinaba por la política humana iniciada y sostenida por el propio Perón y el contralmirante Alberto Teisaire.

En el mismo reportaje, en que se insinuaba la posibilidad de su candidatura presidencial, se refirió al programa insurreccional del Ejército que estaba lejos de haberse llevado a cabo totalmente, que lo ligaban a él con 4 millones de trabajadores beneficiados en mejoras de salarios y otras conquistas sociales, a las cuales calificó como “nuestra versión del ‘new deal’ del presidente Roosevelt”.

Aprovechó la oportunidad para señalar que los funcionarios que sostuvieron la politica que alejó a la Argentina del sistema panamericano, no figuraban hoy en el Gobierno, en obvia referencia a los nacionalistas desplazados. Terminaba diciendo que no debía exigírsenos la declaración de la guerra al Eje, ya que hacerlo en forma repentina o basado en motivos insuficientes, daría la oportunidad a los enemigos del Gobierno para despreciarnos, ya que “ningún argentino aprobaría tal medida(3).

(3) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), edición del 28 de Febrero de 1945. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

Pese a lo expresado, a fines del mes de Marzo, la República Argentina decretaba la declaración de guerra al Eje, dándose profusa difusión a los fundamentos de la medida, basados en la circunstancia de haber suscripto el Acta de Chapultepec, identificando la politica nacional con la de las demás Repúblicas americanas, solidarizándose con ellas ante actos de amenaza o agresión.

En las ediciones periodísticas se mostraba una fotografía del gabinete en momentos de tomar la decisión y en ella aparece sonriente el coronel Perón. "¡Seguramente recordando sus palabras de un mes atrás!", acota el doctor Harvey al relatar estos hechos(4).

(4) Diarios “La Mañana”, “El Noticioso” y “El Liberal” -todos de Corrientes- ediciones del 27, 28, 29 y 31 de Marzo de 1945; diario “La Prensa”, (Buenos Aires), ediciones del 27, 28 y 29 de Marzo de 1945. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

Como unos días antes, presumiendo el resultado de los cabildeos verificados dentro del Gobierno, se produjeran tumultos callejeros. El Gobierno dio un manifiesto dirigido a quienes propalaban o difundían versiones antojadizas sobre las probables decisiones del Gobierno Nacional en materia de política internacional, expresando que nada sería resuelto “que no esté en consonancia con la legítima defensa de la soberanía nacional”, advirtiendo -a quienes difundieran esas especies tendenciosas- serían puestos a disposición de la Justicia Federal(5).

(5) Diario “La Mañana”, (Corrientes), edición del 27 de Marzo de 1945. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

A fines de Abril se rendía Alemania. "¡No sería, seguramente, por la circunstancia de que el país le hubiese declarado la guerra..!", ironiza Harvey, a quien seguimos en este escrito. Félix Luna señala que la declaración de guerra al Eje había sido una humillación para el Gobierno de Farrell y un trago muy amargo que debió soportar el pueblo argentino.

En ese mismo mes, Perón hacía declaraciones en el sentido de que no aspiraba a la Primera Magistratura de la nación y que se opondría enérgicamente a todas las gestiones que pudieran realizarse para erigirlo en candidato y desautorizaba a todos aquéllos que lo hacían aparecer como aspirante oficialista a la presidencia.

Ninguna personalidad política debería contar con el auspicio oficial -según decía- pero consideraba necesario asegurar que la obra del futuro Gobierno sea la prolongación del programa insurreccional para asegurar el cumplimiento de sus postulados como así, asegurar el no retorno de los hombres que llevaron al país a la corrupción y al fraude.

Para conseguir esto, consideraba necesario consolidar la organización sindical, convocando a las entidades obreras para unirse en un haz compacto y sólido. Creía, finalmente, que las soluciones del futuro sólo podrían asegurarse con la unión de todos los argentinos.

Pese a ello, el diario “La Mañana” denunciaba que en la Ciudad de Corrientes una repartición pública, bajo la directa dirección del coronel Perón, repartía su fotografía en gran tamaño, imponiendo al comercio su exhibición en lugares de privilegio y más ostensibles. El diario reflexionaba de que esa exposición fotográfica resultaba al pueblo un interrogante y en última instancia una ingrata duda respecto a la sinceridad de quienes hablan de prescindencia(6).

(6) Diario “La Mañana”, (Corrientes), edición del 24 de Mayo de 1945. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

Los actos programados para conmemorar el 1 de Mayo fueron prohibidos. El Gobierno Nacional decretaba feriado el día 8 de Julio en señal de júbilo por la victoria de la causa aliada pero, al pretender realizar un acto público en Corrientes, fue denegado el permiso por la autoridad policial, realizándose sólo un solemne Te Deum, organizado por la Intervención Federal en acción de gracias por el acontecimiento, mientras un grupo de damas organizaba una cena en los salones del Jockey Club celebrando la victoria y la vuelta de la paz en el mundo(7).

(7) Diario “La Mañana”, (Corrientes), ediciones del 8 y 10 de Mayo de 1945. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

Para mediados de Mayo, el Gobierno Nacional anunciaba un plan para la normalización institucional, derogando el decreto proscriptivo de los partidos políticos, organización de la Justicia Electoral, preparación de los padrones y, finalmente, las elecciones generales de autoridades nacionales, provinciales y municipales y, en prueba de su buena voluntad, disponía la libertad de 205 presos políticos y gremiales, según lo anunciaba el Jefe de la Policía Federal, coronel Juan Filomeno Velazeo(8).

(8) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), ediciones del 19 de Mayo y 10 de Junio de 1945; diario “La Mañana”, (Corrientes), edición del 10 de Junio de 1945. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

En oportunidad de llevarse a cabo la tradicional cena de camaradería de las Fuerzas Armadas, el presidente de la nación, general Edelmiro Julián Farrell anunció que, antes de fin de año, el pueblo sería convocado a elecciones generales, anuncio que fue recibido con gran satisfacción por la oficialidad allí reunida.

La situación en el Gobierno se iba tornando cada vez más crítica, motivando diversas reuniones en los altos mandos, partidarios unos de una salida democrática y otros tratando de asegurar la continuidad de la obra insurreccional mediante la consagración de un candidato presidencial que la asegurara y la conformación de una fuerza política que contribuyera a su sostenimiento.

Información adicional