El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

La búsqueda de una salida política; Juan H. Quijano, ministro

La necesidad de buscar una salida para el proceso rebelde nacido en Junio de 1943 determinó que se intentaran contactos con algunos sectores del radicalismo y partidos provinciales. El Gobierno se veía acosado por la totalidad de los partidos tradicionales, a los que se unían las fuerzas vivas, empresarias, agro-ganaderas, la universidad y aún la Justicia.

El coronel Juan Domingo Perón había hecho contactos buscando una solución con el apoyo radical y, en tal sentido, había designado numerosos intendentes en la provincia de Buenos Aires y otras, pero ello no bastaba para asegurar una gran fuerza que lo catapultara a la presidencia de la nación.

El historiador Félix Luna, que ha hecho un exhaustivo análisis de los acontecimientos ocurridos en el año 1945, se refiere a la existencia de un acta secreta que habría sido firmada el 28 de Julio de ese año y reflejaba el pensamiento de los altos jefes del Ejército, en la que se decidía continuar las gestiones de acercamiento ya iniciadas con el partido mayoritario (U. C. R.) y, en caso de no obtener resultados, la formación de un nuevo partido que levante la bandera de la insurrección.

Se establecía, asimismo, que debía continuar fomentándose el apoyo de las masas, para presionar con ellas como caudal electoral, y eliminarse los intereses de círculo para que todos los miembros del Poder Ejecutivo respondan a una sola orientación política, a cuyo efecto debía reorganizarse el gabinete para obtener los objetivos señalados.

Dice el autor citado que ésta fue la “luz verde” que necesitaba Perón para lanzarse con las espaldas cubiertas a la conquista del poder(1).

(1) Félix Luna. “El 45” (1969), pp. 200 / 201. Ed. Jorge Alvarez, Buenos Aires. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

- La designación del ministro del Interior

Como confirmando el resultado de la entrevista de los altos jefes militares con el presidente de la nación, el 2 de Agosto se daba a conocer la noticia de la designación del doctor Juan Hortensio Quijano como ministro del Interior.

Se concretaba de esta manera uno de los pasos previstos en el acuerdo arribado y, la designación de Quijano, era la esperanza de que éste pudiera arrastrar tras suyo, sino a la totalidad del partido Radical, al menos atraer una parte significativa de su caudal electoral(2).

(2) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), edición del 2 de Agosto de 1945. El doctor Quijano era nativo de Corrientes. Había nacido en la estancia “La Ley”, a 20 kilómetros de Curuzú Cuatiá, el 1 de Junio de 1884. Cursó sus estudios en Concepción del Uruguay y se graduó de Abogado en la Universidad de Buenos Aires. Ejerció su profesión en Goya durante algún tiempo, dedicándose posteriormente a las tareas rurales. Estableció explotaciones forestales en el Chaco, construyendo un ramal ferroviario desde las localidades de Lapachito hasta El Zapallar (hoy General San Martín) que, durante el Gobierno de facto, le fue adquirido por Ferrocarriles del Estado. Quijano había estado vinculado a las más destacadas figuras del radicalismo, siendo delegado por Corrientes ante el Comité Nacional. En el año 1919 había acompañado al doctor Miguel Sussini en la fórmula gubernativa en las elecciones realizadas en la provincia. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

Al asumir, el doctor Quijano hizo entrega de una declaración a los periodistas, señalando que aceptó el cargo sin rozar los principios rectores de su vida, consultando sólo con su conciencia, con la emoción de la insurrección, con la que se declaró solidario en sus aspectos sociales y económicos, asegurando que se habrían de cumplir los principios de democracia integral sancionados en la Constitución de 1853.

Dijo, finalmente, que las etapas de la rebelión culminarían con el más absoluto respeto a la inalienable soberanía del pueblo, porque así lo quería el Gobierno y lo afirmaban las instituciones armadas(3).

(3) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), ediciones del 2 y 5 de Agosto de 1945. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

La presencia de este dirigente radical en la cartera política del Gobierno motivó la concurrencia de numerosos dirigentes a su despacho, especialmente desde el Interior del país, y se advirtieron signos de que se estarían por producir algunos cambios significativos en la marcha de la insurrección(4).

(4) El diario “La Prensa”, (Buenos Aires), en su edición del 5 de Agosto de 1945 daba como visitante al doctor Héctor Lomónaco, lo que motivó su enérgica desmentida (Confr. diario “La Mañana”, (Corrientes), edición del 9 de Agosto de 1945. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

Por su parte, el Comité Nacional contraatacó y en forma inmediata a la designación del doctor Quijano procedió a cancelar su ficha de afiliación por haber violado la disposición de fecha 25 de Junio, haciéndose saber que la decisión la adoptaba este alto organismo en razón de hallarse intervenido el comité de la provincia de Corrientes, al que hubiese correspondido aplicar la sanción y en cuyos registros estaba anotado.

A su vez, los afiliados radicales de la Ciudad de Goya, luego de organizarse y constituir su mesa directiva, ratificaron la actitud del comité nacional(5).

(5) Diario “La Prensa”, (Buenos Aires), edición del 14 de Agosto de 1945. Pronunciaron discursos los doctores Domingo Cialzetta y Justo P. Villar. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

Gabriel Feris, testigo de esta época, en un interesante trabajo sobre política, dice que el doctor Juan Hortensio Quijano, que había sido tentado por Perón, finalmente decidió unirse a él y, a partir de entonces, comenzó a influir en las designaciones que se hicieron en Corrientes y, para esta provincia, fue designado un hombre de Salta, que había militado en el radicalismo y que, mientras permaneció en Corrientes, no actuó en forma prescindente sino decididamente en favor de la política de Perón(6).

(6) Gabriel Feris. “Testimonio sobre Política y Periodismo. (Diálogos con Emilio Antonio Castello)” (1992), p. 93. Ed. Plus Ultra, Buenos Aires. // Citado por Ricardo J. G. Harvey. “Historia Política Contemporánea de Corrientes (del doctor Juan Francisco Torrent al doctor Blas Benjamín de la Vega. 1936-1946)” (1997). Ed. EUDENE (Editorial Universitaria de la Universidad Nacional del Nordeste), Corrientes.

Información adicional