El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

GOBIERNO DE ANTONIO IGNACIO RUIZ

El 25 de Diciembre de 1889 terminaba el período del gobernador, doctor Juan Ramón Vidal. El Colegio de Electores, a quien correspondía la designación del sucesor, elegido en Noviembre de ese año, se reunió el 6 de Diciembre, proclamando la fórmula Antonio Ignacio Ruiz y Manuel Echavarría, ambos miembros del viejo partido federal o Autonomista.

Ruiz es el 31er. gobernador constitucional propietario de Corrientes y fue electo por un período cuatrienal, de acuerdo a la recién reformada Constitución de 1889. La fuerza política actuante, que tuvo la responsabilidad de la elección, fue el Partido Nacional que se constituyó con federales y liberales, amigos del doctor Juan Esteban Martínez.

Ruiz era primo hermano del doctor Juan Ramón Vidal y había sido Jefe de Policía durante el Gobierno de éste y convencional en la reforma de la Constitución de 1889.

Continuando con el entendimiento plasmado en el partido Nacional, el gobernador Ruiz nombró ministros de Gobierno al doctor Pedro C. Reyna (autonomista); y de Hacienda, al doctor Juan Esteban Martínez (liberal), quienes ocuparon sus cargos hasta el 23 de Octubre de 1890 y 20 de Julio de 1891 respectivamente, fecha en la que fueron sustituidos -por su orden- por Justino Solari (autonomista) y el doctor José Rafael Gómez, otra figura destacada del liberalismo, quien sustituyó a Martínez cuando éste fue designado Senador Nacional.

Cupo al gobernador Ruiz gobernar la provincia en momentos en que el Organismo nacional sufría lo que ha dado en llamarse la “crisis del progreso”. La enorme importación de capitales para el desarrollo de la industria, para las construcciones ferroviarias -a base de un interés garantizado por el Estado- y para el establecimiento de los “Bancos Garantidos”, trajo el desequilibrio de la balanza de pagos en el mercado internacional y, el dinero corriente, que era el papel moneda, bajó de precio.

- El partido Nacional y la elección de Ruiz

La visión más generalizada de la historiografía correntina sobre este período, construida por Hernán Félix Gómez y reproducida en la mayoría de las obras posteriores, caracterizó al primer Gobierno de Juan Ramón Vidal como “progresista y civilizador”, especialmente por el hecho de haber llegado al poder sin necesidad de recurrir a una insurrección armada y con el apoyo no sólo de su partido, sino también de parte de la oposición.

Este apoyo se reflejó, más tarde, en el nombramiento de sus colaboradores, pues aparecen nombres tanto del autonomismo como de la línea martinista del liberalismo(1).

(1) Por ejemplo, Juan Balestra, cercano a Juan Esteban Martínez, ocupó uno de sus Ministerios. // Citado por María del Mar Solís Carnicer. “Liderazgo y Política en Corrientes (Juan Ramón Vidal. 1883 - 1940)” (2005). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

Más allá de que la mayoría de los historiadores ubica el nacimiento de este Acuerdo en el mismo momento en que Ramón Vidal inició su Gobierno o aún antes, en realidad éste se confirmó recién en 1888, cuando la facción martinista del liberalismo decidió participar de la Convención Constituyente.

Al incorporarse esta importante fracción del partido liberal al de la situación y compartir el Gobierno, la nueva entidad política así formada se denominó “Partido Nacional” y proclamó jefe de ella -en el orden nacional- al presidente de la República, doctor Miguel Angel Juárez Celman; y, en el orden provincial, al gobernador, doctor Juan Ramón Vidal.

Así, a mediados de 1888, Ramón Vidal -aún gobernador de la provincia- es proclamado jefe del partido Nacional Autonomista de Corrientes, apoyado por comités del Interior de la provincia(2) y, a principios de 1889, recibirá la adhesión de algunos miembros del liberalismo, seguidores de Juan Esteban Martínez(3).

(2) Se juntaron alrededor de 25.000 firmas registradas en 25 actas de los 25 Departamentos de la provincia. Véase: periódico “El Litoral”, (Corrientes), edición del 25 de Diciembre de 1889, p. 1.
(3) El doctor Juan Esteban Martínez (1846 - 1909) fue un importante dirigente del liberalismo correntino, que tuvo una labor destacada en la historia de Corrientes; nació en Bella Vista pero, poco tiempo después, se trasladó a Goya, donde inició sus estudios, que finalizó en Buenos Aires. Participó del ejército que se enfrentó a los paraguayos durante la Guerra de la Triple Alianza; en 1870 es elegido Diputado Provincial y poco tiempo después nombrado ministro de Hacienda e Instrucción Pública bajo el Gobierno de Santiago Baibiene. Participó en el proceso contra Ricardo López Jordán (h) y en la resistencia a la rebelión que depuso a Agustín Pedro Justo. Intervino, además, en los combates de San Jerónimo y El Tabaco y, como consecuencia de ello, debió expatriarse. En 1878 fue candidato a vicegobernador, cargo que asumió después de superadas las crisis políticas de ese año. En 1880 debió emigrar al Paraguay luego de la capitulación de Carlos Tejedor y el triunfo de Julio A. Roca, regresando a Goya en 1883. Una vez que Ramón Vidal llegó al Gobierno, se acercó a él, iniciando una política de conciliación; fue presidente de la Convención que reformó la Constitución Provincial en 1889 y, luego de la muerte de Manuel Derqui en 1891, lo reemplazó a éste en el Senado Nacional. En 1893 se alejó del vidalismo y regresó al seno del partido liberal y fue elegido gobernador de la provincia en 1897; terminado su período gubernativo, en 1901, fue elegido Diputado Nacional. En 1905 asumió por segunda vez el Gobierno de la provincia hasta 1907, cuando lo destituyeron, y le iniciaron juicio político. A principios de 1909 se volvió a acercar al autonomismo de Ramón Vidal, pero pronto falleció en la Ciudad de Goya. Datos obtenidos de: “El Prócer Dr. Juan Esteban Martínez (su Centenario y su Obra)” (1946), por el doctor Juan G. Beltrán. Presidente de la Comisión de Homenaje, Buenos Aires.
Al doctor Martínez lo siguieron -en este acercamiento con Juan RamónVidal- importantes figuras del liberalismo provincial, entre las que podemos mencionar a Juan Balestra, José Robert, Lorenzo Aquino, Eduardo Lujambio, Zenón Silva, Verón, Bejarano, Leconte, Gómez, Soto, Solano, Mohando, Correa, Pessini, Zalazar, Llopart y Avalos, entre otros. Véase: periódico “Las Cadenas”, (Corrientes), edición del 18 de Abril de 1889, p. 1; y periódico “El Litoral”, (Corrientes), edición del 22 de Enero de 1889, p. 1. // Citado por María del Mar Solís Carnicer. “Liderazgo y Política en Corrientes (Juan Ramón Vidal. 1883 - 1940)” (2005). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

Como se indicó, el partido que seguía a nivel nacional los lineamientos de Miguel Juárez Celman, empezó a denominarse sencillamente Partido Nacional y lo componían tanto vidalistas como martinistas. El diario oficialista “El Litoral” así explicó la formación de este nuevo partido:

(...) no es una invención; es el resultado de una combinación de elementos diversos por su filiación, idénticos por su pensamiento y su corazón, unidos en el propósito común e indivisible al defender las conquistas alcanzadas por el país tras noches de pesar y hondos ríos de sangre (...).
El partido Nacionalista se desgranó en efecto, siendo notable el fenómeno constantemente observado de permanecer en la abstención el elemento viejo, mientras que toda la juventud preparada y de acción se asociaba a la evolución rodeando la candidatura del doctor Juárez.
Con tales antecedentes, la previsión del porvenir es que uno de los pocos elementos de valer del antiguo partido Liberal de la provincia, el doctor Juan E. Martínez, ha abierto la mente a las nuevas ideas y prestado su fuerte y noble concurso a la política del doctor Vidal, que es en Corrientes lo que en la nación el doctor Juárez Celman (...)(4).

(4) Periódico “El Litoral”, (Corrientes), edición del 6 de Febrero de 1889, p. 1. // Citado por María del Mar Solís Carnicer. “Liderazgo y Política en Corrientes (Juan Ramón Vidal. 1883 - 1940)” (2005). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

El partido autonomista de Corrientes quedó, entonces, dividido en dos grupos: uno de ellos liderado por Juan Ramón Vidal, gobernador de la provincia y jefe del Partido Nacional en Corrientes y, otro, liderado por Manuel Derqui, que se autodenominaba autonomista o derquista. Cada grupo contaba con su propia publicación oficial, siendo “El Litoral” el órgano de los vidalistas y “El Pueblo” el que representaba la facción seguidora de Derqui(5).

(5) Según un listado que apareció en “Las Cadenas”, algunos de los derquistas eran Amadey, Molinas, Llanos, Madariaga, Alegre, Colodrero, Antonio Cabral, Anzótegui y otros. Véase: periódico “Las Cadenas”, (Corrientes), edición del 31 de Octubre de 1889, p. 1. // Citado por María del Mar Solís Carnicer. “Liderazgo y Política en Corrientes (Juan Ramón Vidal. 1883 - 1940)” (2005). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

Según datos presentados por el periódico liberal “Las Cadenas”, el Partido Nacional tenía en la provincia 3.443 adherentes en Octubre de 1889, que eran los que figuraban en las listas que apoyaban a Antonio Ignacio Ruiz, candidato del partido a la futura gobernación(6).

(6) Periódico “Las Cadenas”, (Corrientes), edición del 31 de Octubre de 1889, p. 1. // Citado por María del Mar Solís Carnicer. “Liderazgo y Política en Corrientes (Juan Ramón Vidal. 1883 - 1940)” (2005). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

La elección de Ruiz como candidato a gobernador fue una decisión personal de Juan Ramón Vidal, siendo Antonio I. Ruiz primo suyo. Al igual que en la anterior elección de gobernador, los opositores se abstuvieron de participar. El diario opositor “Las Cadenas” hizo su propia interpretación de la elección del candidato:

Debe saber el pueblo que la candidatura del señor Antonio Ruiz ha nacido como ningún otro de cuántos ha fabricado en esta tierra el poder oficial.
Los diputados nacionales que el Gobierno hizo nombrar, suscribieron un compromiso por el que delegaban en Vidal y Juárez Celman el derecho de designar el futuro gobernador, obligándose a sostener al que resultase preferido(7).

(7) Periódico “Las Cadenas”, (Corrientes), edición del 3 de Enero de 1889, p. 1. // Citado por María del Mar Solís Carnicer. “Liderazgo y Política en Corrientes (Juan Ramón Vidal. 1883 - 1940)” (2005). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

La idea de “partido político” era rechazada por el pensamiento de Juan Ramón Vidal, de ahí que la creación del Partido Nacional como un partido único que nucleaba a todas las facciones políticas provinciales, era celebrada constantemente. Esta idea de “unanimidad” era directamente relacionada con la de paz y tranquilidad; el disenso y el conflicto político eran rechazados de plano y las crónicas periodísticas afectas a su partido coincidían en identificar como responsable de esa verdadera hazaña a Ramón Vidal(8).

(8) “La Argentina”, de Buenos Aires, señalaba estas cuestiones en un artículo que fue luego reproducido en un periódico de Corrientes:
“(...) la provincia por primera vez en su historia está unánimemente en pro de la política que reconoce como jefe local al doctor Vidal. El hecho es digno de señalarse (...).
“Hoy no hay positivamente en Corrientes dos partidos; el que quisiere designar otro que el partido Nacional, se vería en serias dificultades para indicar su nombre, cuando los prohombres de todos los antiguos partidos forman parte de la Administración de la provincia”.
Periódico “El Litoral”, (Corrientes), edición del 31 de Mayo de 1890, p. 1. // Citado por María del Mar Solís Carnicer. “Liderazgo y Política en Corrientes (Juan Ramón Vidal. 1883 - 1940)” (2005). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

El Gobierno de Antonio I. Ruiz -como parte del todo nacional- no podrá escapar a la crisis económica y financiera que se desatará en el país y sufrirá las consecuencias del desequilibrio en la balanza de pagos internacional y desvalorización de la moneda, pero también los sucesos insurreccionales ocurridos en la Ciudad de Buenos Aires tendrán repercusión en la provincia y la renuncia del doctor Miguel Juárez Celman a la presidencia de la República, el 6 de Agosto de 1890, será celebrada en Corrientes con un gran acto público el 10 de ese mes.

- La Administración Ruiz

Antonio Ignacio Ruiz sustituyó al doctor Ramón Vidal desde el 25 de Diciembre de 1889. Producida la revuelta de Julio de 1890, el Gobierno envió tropas al mando del coronel Robustiano Vera, para apoyar al presidente Juárez Celman pero, precipitados los sucesos ante la renuncia presidencial, el contingente se detuvo en Rosario, donde fue licenciado(9).

(9) Hernán Félix Gómez. “Los Ultimos Sesenta Años de Democracia y Gobierno en la Provincia de Corrientes. 1870-1930” (1995), segunda edición. Ed. Sembrando Producciones, Corrientes.

Subordinada la gestión gubernativa a la gran crisis que sufrió el país y que ha dado en llamársela “del progreso”, los actos fueron de rutina. Se establecieron un Monte de Piedad y una sucursal del Banco de la Nación Argentina; se crearon Jefaturas Políticas en San Roque y Saladas y, como signo de la época, varios periódicos de tendencia gubernista gozaron de subvención oficial.

Un motín producido en el batallón de Guardiacárceles, por falta de pago de sus haberes, concluyó con la vida de su jefe, el coronel Vera, uno de los implicados en el asesinato de Urquiza.

La Unión Cívica, fundada en Septiembre de 1890 durante la presidencia del doctor Juan Eusebio Torrent y con la participación de destacados valores del partido liberal, fue una fuerza nueva en el concierto cívico de la provincia, pero su acción se diluyó, en buena medida, a raíz del Acuerdo Mitre-Roca.

“La Libertad”, órgano fundado entonces, dispersó ideas y atacó la situación local. En 1891, el general Bartolomé Mitre intentó la realización de un Acuerdo político entre las fuerzas antagónicas actuantes en Corrientes. Las bases, estructuradas en su casa, fueron presentadas, para su aprobación, por los doctores Torrent y Ramón Vidal.

Las negociaciones marchaban favorablemente cuando, en la noche del 4 al 5 de Octubre produjo en Saladas un trágico acontecimiento que concluyó con toda posibilidad de arreglo. Esa noche, fuerzas del Gobierno, al mando del coronel José Núñez, uruguayo al servicio de la provincia, ejercieron una represión tan violenta contra hombres de la oposición, que el hecho ha pasado a la historia con el rojo nombre de la “Masacre de Saladas”. El Gobierno se solidarizó con la acción cumplida por sus tenientes.

- La declinación del Gobierno y su derrocamiento

A fines de 1892 hizo crisis la desavenencia surgida entre el Gobierno y el doctor Martínez, quien había comprometido su adhesión al movimiento sedicioso que preparaba el partido liberal.

El 20 de Diciembre, el doctor Martínez inició la rebelión en Goya; pocos días después, se formó un Triunvirato integrado por los coroneles Daniel L. Artaza, José de J. Martínez y Manuel I. Reyna, a cuyo cargo estaría la dirección política y militar del movimiento.

El comando de las fuerzas fue confiado a Artaza. Ante el desarrollo de los sucesos, el Gobierno Nacional designó mediadores al doctor Marco Avellaneda y al general José Ignacio Garmendia, en procura de un arreglo pacífico pero, como no lo obtuvieron, el presidente ordenó, en Enero de 1893, el desarme de los insurgentes, con el ánimo de ahogar el movimiento.

El 14 de Enero, en la costa del Santa Lucía, en paraje próximo al pueblo de San Roque, el general Garmendia revistó, desarmó y licenció al ejército rebelde. Apenas se hubo operado este acontecimiento, el partido liberal comenzó a conspirar, esta vez con el aporte del partido radical.

Fracasó otra tentativa de Acuerdo político, realizada en Abril por el doctor Torrent a pedido del general Garmendia, pese a contar con el decidido apoyo presidencial.

El 14 de Agosto, fuerzas insurrectas correntinas, procedentes de la provincia de Santa Fe, tomaron Bella Vista y, al día siguiente, Empedrado, donde se estableció el Cuartel General.

Mientras estas fuerzas se aprestaban para atacar la Capital, tropas al mando del coronel Martínez derrotaban en Cañaditas, Departamento de Sauce, al jefe gubernista, coronel Saturnino Muniagurria.

Triunfante la revuelta, fue ocupada la Capital, donde se organizó un Triunvirato, integrado por los doctores Juan Valenzuela, Pedro T. Sánchez y Fermín Alsina, que gobernó desde el 21 de Agosto hasta el 2 de Septiembre, día en que asumió sus funciones el interventor nacional, doctor Leopoldo Basavilbaso.

Información adicional