El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Los nuevos Bancos creados, entre ellos, el Banco de la Provincia de Corrientes

En el presente escrito se analizarán las nuevos Bancos creados en las restantes provincias que aún no contaban con establecimientos de crédito, siguiendo para este análisis idénticos parámetros a los establecidos anteriormente.

Santiago del Estero no podía marginarse de una situación tan beneficiosa; por ello el gobernador Absalón Rojas decidió seguir los pasos de sus vecinos para impulsar el progreso de la provincia(1).

(1) Luis C. Alen Lascano. “Historia de Santiago del Estero”, en colección: “Historia de Nuestras Provincias”, Nro. 14, p. 411. Ed. Plus Ultra, Buenos Aires. // Citado por Gerardo Marcelo Martí. “El sistema bancario en vísperas de la crisis de 1890 (una revisión crítica de su incidencia en la política económica de Juárez Celman. 1887 - 1889)”, en: página electrónica.

Consecuente con estas ideas, en Julio de 1888 solicitó autorización al Poder Ejecutivo para crear un establecimiento conforme a la ley nacional de Bancos Garantidos, con la característica de entidad mixta de emisión, depósitos y descuentos, que se denominaría Banco de la Provincia de Santiago del Estero, con un capital de 6.000.000 de pesos en acciones de 100 pesos cada una y de las cuales las 2/3 partes pertenecerían al Gobierno de la provincia, disponiendo que podría comenzar a funcionar con un capital realizado de 1.800.000 pesos.

El Banco se inauguró el 12 de Octubre de 1888, abriendo sus puertas el 2 de Noviembre de ese año, con un capital efectivo de 2.070.000 pesos moneda legal y una reserva de 200.000 pesos oro sellado.

Anteriormente, por ley del 24 de Mayo, se había autorizado un empréstito de 5.000.000 de pesos oro con la intervención del Banco Nacional. A su vez, la entidad creada se encargaría del servicio del empréstito, retirando para ello la parte de sus utilidades que correspondía al Estado. Por el servicio del empréstito se abonaba la suma de 350.000 pesos oro al año, cantidad que debían producir las acciones del Estado en el Banco de la Provincia.

El 6 de Agosto de 1888 fue colocado el empréstito mediante la intervención del Banco Nacional recibiéndose 2.000.000 de pesos oro, entregados a la Oficina Inspectora de Bancos Nacionales Garantidos(2).

(2) “Mensaje del gobernador de la provincia de Santiago del Estero Absalón Rojas, al inaugurar las sesiones ordinarias el 10 de Mayo de 1889”. Ed. Imprenta “La Opinión Pública”, Santiago del Estero. Véase también Andrés M. Regalsky. “Capital Extranjero y Finanzas Provinciales en la Argentina (los Empréstitos Franceses de la Década de 1880)”, en: “Cuadernos de Historia Regional”, Nro. 12, p. 31. Ed. Universidad Nacional de Luján. // Citado por Gerardo Marcelo Martí. “El sistema bancario en vísperas de la crisis de 1890 (una revisión crítica de su incidencia en la política económica de Juárez Celman. 1887 - 1889)”, en: página electrónica.

El Gobierno Nacional autorizó la incorporación al sistema y la·circulación de 2.070.000 pesos en billetes, equivaliendo esta suma a 1.800.000 pesos oro, que era el precio de los Fondos Públicos Nacionales al 85 % de su valor escrito, destinados a ser depositados en la Oficina Inspectora de Bancos Nacionales para garantir y asegurar el pago de los billetes, previa la reserva en oro de un 10 % sobre la suma total de dichos billetes(3).

(3) Wenceslao Pacheco. “Bancos de Emisión y Hacienda (Bancos de Emisión Pública)” (1889), p. 248. Casa Editora Imprenta de la Tribuna Nacional. // Citado por Gerardo Marcelo Martí. “El sistema bancario en vísperas de la crisis de 1890 (una revisión crítica de su incidencia en la política económica de Juárez Celman. 1887 - 1889)”, en: página electrónica.

La evolución del nuevo establecimiento evidenció su prosperidad en momentos que, como consecuencia de las restricciones del crédito y de la escasez de medio circulante, las transacciones estaban casi interrumpidas, las industrias languidecían y amenazaba paralizarse toda manifestación de actividad económica en la provincia.

Esta violenta situación se hizo visible en el Banco tras los numerosos pedidos de crédito, que excedieron los 4.000.000 de pesos, circunstancia que debió enfrentar la dirección del organismo con bastante prudencia dado el desorden imperante en el mercado. En medio de estas malas prácticas y de los hábitos perniciosos de no pagar, el Directorio del Banco pudo extremar las medidas e imprimir a las operaciones de crédito la mayor seriedad.

Los préstamos concedidos se podían discriminar así: agricultura, 833.500 pesos; edificación, 139.500; industrias, 687.000; comercio, 690.000; y profesiones liberales, 53.000 pesos(4).

(4) “Mensaje del gobernador de la provincia de Santiago del Estero a las Honorables Cámaras Legislativas al abrir sus sesiones ordinarias el 1 de Mayo de 1889”, pp. 30 y ss. Ed. Imprenta “La Opinión Pública”, Santiago del Estero. // Citado por Gerardo Marcelo Martí. “El sistema bancario en vísperas de la crisis de 1890 (una revisión crítica de su incidencia en la política económica de Juárez Celman. 1887 - 1889)”, en: página electrónica.

En La Rioja, Francisco Vicente Bustos -un seguidor de Juárez Celman y de su política nacional- guiado por similar inquietud renovadora y progresista, trató de materializarla en diversas obras públicas. Asistido con suficiente confianza por su segunda gestión gubernativa, Bustos no dudó en contratar empréstitos externos para impulsar el plan económico de su Gobierno.

Con esta intención, decidió la creación del Banco Provincial mediante la asistencia de un empréstito externo de 4.000.000 de pesos oro que se amortizaría en servicios semestrales de 140.700 pesos oro a partir del 1 de Julio de 1888, contado para ello con las ganancias que arrojaría el Banco y con el importe de la venta de tierras públicas.

Lo mismo que en el caso del Banco de Santiago del Estero fue necesaria la intervención del Banco Nacional para conseguir los fondos, ante la imposibilidad de contratar el empréstito(5).

(5) Armando R. Bazán. “Historia de La Rioja”, en colección: “Historia de Nuestras Provincias” (1979), Nro. 6, pp. 509 y sgtes. Ed. Plus Ultra, Buenos Aires; Andrés M. Regalsky. “Capital Extranjero y Finanzas Provinciales en la Argentina (los Empréstitos Franceses de la Década de 1880)”, en: “Cuadernos de Historia Regional”, Nro. 12, p. 31. Ed. Universidad Nacional de Luján. // Citado por Gerardo Marcelo Martí. “El sistema bancario en vísperas de la crisis de 1890 (una revisión crítica de su incidencia en la política económica de Juárez Celman. 1887 - 1889)”, en: página electrónica.

La nueva entidad fue creada en Agosto de 1888 -como Banco de emisión, descuentos y depósitos- con un capital de 3.160.000 pesos. En Octubre de 1888, el Gobierno Nacional autorizó al referido Banco a incorporarse al sistema vigente, manifestando que la Oficina Inspectora entregaría la cantidad de 1.000.000 de pesos en emisión en fondos públicos correspondientes al depósito efectuado en el Banco Nacional por 1.000.000 de pesos oro excediendo el 30 % del capital autorizado, es decir, 3.160.000 pesos.

La Oficina depositaba a nombre del Banco Provincial de La Rioja la cantidad de 1.045.000 pesos en fondos públicos, suministrando igual cantidad de billetes. El pago de los títulos se atendería con la suma depositada por el Banco Provincial en el Banco Nacional y, el saldo restante, mediante letras consecutivas.

Como era de prever, tampoco Mendoza se sustrajo a la nueva política económica. El gobernador de la provincia, Tiburcio Benegas, reconocida figura del autonomismo, estaba también identificado con el progreso(6).

(6) Pedro Santos Martínez. “Historia de Mendoza” (1979), en colección: “Historia de Nuestras Provincias”, Nro. 7, p.126. Ed. Plus Ultra, Buenos Aires. // Citado por Gerardo Marcelo Martí. “El sistema bancario en vísperas de la crisis de 1890 (una revisión crítica de su incidencia en la política económica de Juárez Celman. 1887 - 1889)”, en: página electrónica.

Su gestión se caracterizó por el emprendimiento de numerosas obras, una de ellas fue la promulgación de la ley del 23 de Julio de 1888 que autorizaba a un grupo de ciudadanos a fundar un Banco, que habría de llevar el nombre de Banco de la Provincia de Mendoza.

Posteriormente, se aceptó la emisión de 5.000.000 de pesos oro con destino al pago de acciones del Banco, construcción de escuelas y otras obras. Luego se gestionó un empréstito con la casa L. R. Cahen d’Anvers, Heine y Co. Société Générale de Paris, por 992.060 libras, con diversas garantías: acciones del Gobierno en el Banco, 2.000 leguas de tierra pública y rentas generales(7).

(7) Ricardo Pillado. “Anuario para 1899”, p. 44. // Citado por Gerardo Marcelo Martí. “El sistema bancario en vísperas de la crisis de 1890 (una revisión crítica de su incidencia en la política económica de Juárez Celman. 1887 - 1889)”, en: página electrónica.

El 8 de Octubre de 1888 se dispuso que el Banco de la Provincia de Mendoza habíase constituido con un capital de 5.000.000 de pesos -dividido en 50.000 acciones- de las que el Gobierno de la provincia suscribiría 40.000, es decir el 80 % del paquete accionario correspondería al Estado provincial y el 20 % restante -10.000 acciones- serían ofrecidas a la suscripción pública.

El Gobierno Nacional declaró haber recibido del Provincial la suma de 2.830.716,17 pesos oro, en letras de cambio sobre el exterior para la compra de los respectivos fondos públicos y destinados a la reserva metálica. Por otra parte, se recibía y entregaba a la Oficina Inspectora la primera remesa que importaba la suma de 500.000 libras esterlinas o, 2.520.000 pesos oro, de acuerdo con el cambio vigente.

Estas gestiones se habían cumplido con 556.421,3 libras en letras de cambio sobre Londres entregadas por el Gobierno de Mendoza al Ministerio de Hacienda de la Nación y remesadas al Comptoir d’Escompte de París, quien ya había enviado al país el producto en oro efectivo de 500.000 libras, en tanto que el resto sería entregado a la Oficina Inspectora cuando se recibiera el producto de las letras del Gobierno de Mendoza(8).

(8) Wenceslao Pacheco. “Bancos de Emisión y Hacienda (Bancos de Emisión Pública)” (1889), p. 256. Casa Editora Imprenta de la Tribuna Nacional. // Citado por Gerardo Marcelo Martí. “El sistema bancario en vísperas de la crisis de 1890 (una revisión crítica de su incidencia en la política económica de Juárez Celman. 1887 - 1889)”, en: página electrónica.

En San Juan, Manuel José García, entonces gobernador, dispuso la contratación del primer empréstito que conociera la provincia en Julio de 1888, autorizándose a emitir 2.016.000 pesos oro sellado en títulos de deuda externa al 6% de interés y 1% de amortización anual acumulativa, con garantía de rentas generales más la mitad del producto de la venta de tierras fiscales y de la recaudación por contribución directa y patentes.

Este empréstito fue colocado en Londres por la firma Luis Cohen & Son y, en Bruselas, por Phillippson y Compañía, siendo conocido generalmente como “empréstito Bemberg” dada la intervención -como representantes en Buenos Aires- de Otto Bemberg y Cía., destinándose en su totalidad a integrar el capital del Banco Provincial de San Juan(9).

(9) Horacio Videla. “Historia de San Juan”, en colección: “Historia de Nuestras Provincias”, Nro. 11, p. 236. Ed. Plus Ultra, Buenos Aires. El Banco había sido creado por ley del 1 de Septiembre de 1888; véase, Ricardo Pillado. “Anuario para 1899”, pp. 58 y 59. // Citado por Gerardo Marcelo Martí. “El sistema bancario en vísperas de la crisis de 1890 (una revisión crítica de su incidencia en la política económica de Juárez Celman. 1887 - 1889)”, en: página electrónica.

La entidad sería de emisión, depósitos y descuentos, un capital de 3.000.000 de pesos en 30.000 acciones, de cuyo valor el Gobierno de la provincia suscribía 25.000 acciones, es decir, 2.500.000 pesos, manteniendo de esta forma para sí la mayor parte del paquete accionario en tanto que el resto se lograría por suscripción pública.

En Octubre, el Gobierno Nacional consideró la documentación presentada por las autoridades provinciales en la que se requería la incorporación al sistema de Bancos Garantidos. Para ello, y de acuerdo con las disposiciones, se entregó al Ministerio de Hacienda la cantidad de 318.300 libras en letras de cambio sobre Londres procedentes de la negociación realizada por el empréstito, cuyo producto se destinaría a la adquisición de fondos públicos en oro que habrían de garantir la emisión(10).

(10) Wenceslao Pacheco. “Bancos de Emisión y Hacienda (Bancos de Emisión Pública)” (1889), p. 264. Casa Editora Imprenta de la Tribuna Nacional. // Citado por Gerardo Marcelo Martí. “El sistema bancario en vísperas de la crisis de 1890 (una revisión crítica de su incidencia en la política económica de Juárez Celman. 1887 - 1889)”, en: página electrónica.

El Banco Provincial de San Juan abrió sus puertas el 3 de Noviembre de 1888 con un capital realizado de $ 2.373.211,88 que fue prestado en su mayor parte. Las primeras apreciaciones sobre su evolución expresaban una marcha regular y próspera, poniendo de manifiesto que no perseguía fines lucrativos sino fomentar el comercio y la industria(11).

(11) “Mensaje del vicegobernador de la provincia de San Juan, don Manuel García, en ejercicio del Poder Ejecutivo al abrir las sesiones de la Honorable Legislatura” (1889), pp. 24 y 25. Ed. Librería Franklin, San Juan. // Citado por Gerardo Marcelo Martí. “El sistema bancario en vísperas de la crisis de 1890 (una revisión crítica de su incidencia en la política económica de Juárez Celman. 1887 - 1889)”, en: página electrónica.

En Catamarca, en Mayo de 1888, asumió la gobernación de la provincia José Dulce, quien trató de continuar la línea progresista de Juárez Celman, impulsando diversas obras y estimulando el desarrollo económico local por medio de distintas iniciativas.

Una de ellas fue la ley del 20 de Agosto de 1888 que dispuso emitir 3.024.000 pesos oro en fondos públicos, es decir 600.000 libras esterlinas, que fueron negociados con la firma A. Ruffer & Son de Londres, destinados a la fundación del establecimiento provincial.

El servicio de renta sería del 6 % de amortización y 1 % semestral, contando con las garantías de los intereses de los fondos públicos del 4,5 % -adquiridos al Gobierno Nacional-, las acciones del Estado Provincial con el Banco, 1.500 leguas de tierras públicas, el impuesto de contribución directa y patentes generales(12).

(12) Ricardo Pillado. “Anuario para 1899”, p. 35. // Citado por Gerardo Marcelo Martí. “El sistema bancario en vísperas de la crisis de 1890 (una revisión crítica de su incidencia en la política económica de Juárez Celman. 1887 - 1889)”, en: página electrónica.

El Gobierno Nacional dispuso también -en Octubre de 1888- considerar la incorporación del Banco Provincial de Catamarca creado por la ley provincial del 29 de Septiembre, como establecimiento mixto de emisión, depósitos y descuentos, con un capital de 5.000.000 de pesos dividido en 50.000 acciones con la intervención del Estado Provincial en la parte equivalente por un empréstito negociado en el exterior y, el resto, por suscripción pública.

Dado que se encontraba comprendido dentro de las disposiciones del sistema de Bancos Garantidos, cumpliendo con la entrega de 236.754 libras en letras de cambio sobre Londres, producto de las negociaciones de un empréstito externo destinado a la adquisición de los fondos públicos, que debían garantir la emisión solicitada, el Gobierno Nacional decretó la incorporación del Banco Provincial de Catamarca al sistema de Bancos Garantidos.

Entre otras cosas también dispuso que la Oficina Inspectora entregara al mencionado Banco la cantidad de emisión que correspondiese a las 236.754 libras esterlinas en cambios, previa entrega de los fondos públicos respectivos(13).

(13) Wenceslao Pacheco. “Bancos de Emisión y Hacienda (Bancos de Emisión Pública)” (1889), p. 263. Casa Editora Imprenta de la Tribuna Nacional. // Citado por Gerardo Marcelo Martí. “El sistema bancario en vísperas de la crisis de 1890 (una revisión crítica de su incidencia en la política económica de Juárez Celman. 1887 - 1889)”, en: página electrónica.

El Banco abrió sus puertas al público el 22 de Diciembre de 1888 y sus operaciones durante el primer trimestre del año registraron cifras interesantes. Los adelantos en cuenta corriente ascendían a 518.005,65 pesos, los depósitos a plazo fijo a 30.000 y los depósitos a la vista 165.033,30 pesos. Se habían descontado letras por un valor nominal de 234.030 pesos y los depósitos en otros establecimientos ascendían a 459.084,74 pesos.

Las ganancias brutas alcanzaban a 15.198,88 pesos, cantidad que se distribuía del siguiente modo: intereses, 9.137,30 pesos; descuentos, 4.941,44 pesos; y comisiones y cambios 1.120,14 pesos. Del total de 15.198,88 pesos, descontando 3.899,14 pesos de gastos, las ganancias líquidas ascendían a 11.299,74 pesos.

Es interesante observar que a pesar del poco tiempo transcurrido desde su apertura, el establecimiento prestaba buenos beneficios, impulsando el comercio y las industrias, desarrollando en vasta escala el espíritu de empresa y operando un movimiento de valores hasta ese momento desconocido; contribuía a la valorización de la tierra y, por último, difundía el bienestar y la riqueza. Al mismo tiempo se fundaron sucursales en Andalgalá y Tinogasta, dos grandes centros productores de la provincia(14).

(14) “Mensaje del gobernador de la provincia de Catamarca al abrir el período legislativo en Mayo de 1889” (1889), pp. 37/39. Ed. Tipografía de “El Montañés”, Catamarca. // Citado por Gerardo Marcelo Martí. “El sistema bancario en vísperas de la crisis de 1890 (una revisión crítica de su incidencia en la política económica de Juárez Celman. 1887 - 1889)”, en: página electrónica.

En Abril de 1887 asumió la gobernación de San Luis, Mauricio Orellano; su política económica también se orientó hacia la intervención de capitales externos que hicieran posible el progreso y el desarrollo provincial. Por ley del 23 de Agosto de 1888 fue autorizada la contratación de un empréstito por la suma de 2.520.000 pesos oro con destino a la fundación de un establecimiento bancario.

El servicio de renta sería del 6 % y 1 % de amortización semestral, contando como garantías las utilidades del Banco, los intereses de los fondos públicos del 4,5 % que debían adquirirse, las rentas generales de la provincia y 600 leguas de tierras fiscales.

La casa emisora del empréstito fue la Banque Parisienne, la suma emitida era de 150.000 libras y el servicio del mismo se cumplió juntamente con la firma A. Rüffer & Sons de Londres(15).

(15) Urbano J. Núñez. “Historia de San Luis”, en colección: “Historia de Nuestras Provincias”, Nro. 8, pp. 551 y sgtes. Ed. Plus Ultra, Buenos Aires; Ricardo Pillado. “Anuario para 1899”, p. 57. // Citado por Gerardo Marcelo Martí. “El sistema bancario en vísperas de la crisis de 1890 (una revisión crítica de su incidencia en la política económica de Juárez Celman. 1887 - 1889)”, en: página electrónica.

El 14 de Noviembre de 1888 se creó un Banco de emisión, depósitos y descuentos, denominado Banco de San Luis, con casa principal en esta ciudad; su capital sería de 2.500.000 pesos y el Gobierno contribuiría con 600.000 pesos oro procedentes del empréstito(16).

(16) Urbano J. Núñez. “Historia de San Luis”, en colección: “Historia de Nuestras Provincias”, Nro. 8, p. 553. Ed. Plus Ultra, Buenos Aires. // Citado por Gerardo Marcelo Martí. “El sistema bancario en vísperas de la crisis de 1890 (una revisión crítica de su incidencia en la política económica de Juárez Celman. 1887 - 1889)”, en: página electrónica.

En Diciembre de 1888, el Gobierno Nacional atendía el requerimiento de la entidad para incorporarse al sistema de establecimientos garantidos. La nueva institución, que contaba con un capital de 2.500.000 pesos moneda nacional y la intervención del Gobierno Provincial en dicha sociedad, solicitaba la participación en el referido sistema con el producto de la primera negociación del empréstito externo, o sea, el equivalente de 600.000 pesos oro sellado y el resto por suscripción pública.

El Poder Ejecutivo aceptó la solicitud, ya que cumplía con las prescripciones entregando, al Gobierno Nacional la suma de 119.575 libras en letras de cambio sobre Londres destinado a la adquisición de los Fondos Públicos.

Durante 1886, asumió la gobernación de Corrientes Juan Ramón Vidal quien, con la llegada de Miguel Juárez Celman y el apoyo brindado a su candidatura, había logrado ser favorecido. El progreso pareció instalarse desde entonces en la provincia siguiendo los lineamientos de la política económica nacional.

Por ley del 23 de Agosto de1888 se contrató un empréstito externo con la casa bancaria Société Générale de París y Londres, mediante la intervención de la firma Mallman que, residente en Buenos Aires y con oficinas en el exterior, oficiaba como agente intermediario en las negociaciones.

El empréstito autorizado fue de 5.040.000 pesos oro, siendo colocado al 80,25 %, es decir, que resultó ser de 4.043.577,34 pesos y garantizado por los intereses que devengaran de la adquisición de los fondos públicos de deuda interna del 4,5 %, más las utilidades que proporcionara el Banco Provincial y que correspondiesen al Estado, rentas generales, pagarés de tierras vendidas y 100 leguas de tierras fiscales, siendo su servicio anual de 352.800 pesos oro.

Con este empréstito se fundó el Banco de la Provincia de Corrientes, institución financiera que -desde el comienzo- produjo beneficios(17).

(17) Antonio Emilio Castello. “Historia de Corrientes”, en colección: “Historia de Nuestras Provincias”, Nro. 12, p. 471. Ed. Plus Ultra, Buenos Aires; Ricardo Pillado. “Anuario para 1899”, p. 38 (análisis -recopilado por Pillado- de la deuda pública argentina, sociedades anónimas nacionales y extranjeras establecidas en la Argentina). // Citado por Gerardo Marcelo Martí. “El sistema bancario en vísperas de la crisis de 1890 (una revisión crítica de su incidencia en la política económica de Juárez Celman. 1887 - 1889)”, en: página electrónica.

Vidal solicitó al Gobierno Nacional la incorporación del establecimiento al sistema de Bancos Garantidos. La propuesta fue aceptada dado que la entidad cumplía con la legislación vigente, entregando la cantidad de 469.000,9 libras esterlinas en letras de cambio sobre Londres, destinándose de ella 1.801.152,71 pesos moneda nacional oro a la compra de los fondos públicos(18).

(18) Wenceslao Pacheco. “Bancos de Emisión y Hacienda Pública” (1889), pp. 271 y sgtes. Casa Editora: Imprenta de la “Tribuna Nacional”. // Citado por Gerardo Marcelo Martí. “El sistema bancario en vísperas de la crisis de 1890 (una revisión crítica de su incidencia en la política económica de Juárez Celman. 1887 - 1889)”, en: página electrónica.

En síntesis, la situación de la banca estatal -terminando el año 1889- podría resumirse en el cuadro siguiente:

Bancos estatales o semiestatales incorporados al sistema (1887-1889)

Bancos Creación Incorp. Capital Emisión Enc. Met. F. Públicos Pag. a oro
Banco Nacional 5-11-1872 29-2-1888 41.273.400 41.333.333 15.899.808 41.333.333 41.333.333
Provincia de Buenos Aires 15-01-1822 17-02-1888 34.300.178 34.436.280 12.403.000 32.958.574 29.270.838
Provincia de Córdoba 26-03-1873 16-02-1888 8.000.000 4.000.000 2.811.578 8.696.653 7.132.195
Provincial de Santa Fe  1-09-1874  29-02-1888   5.000.000 5.000.000  2.900.000  4.250.000   4.250.000
 Provincial de Salta   29-07-1882  6-12-1888  331.400  152.000  52.162 125.000   62.500
 Provincial de Entre Ríos 16-06-1884   29-02-1888 9.000.000   3.000.000  1.000.000 3.000.000   2.550.000
 Provincial de Mendoza 8-10-1884  8-10-1888   5.000.000 3.000.000   520.545  3.000.000  2.550.000
Provincial de San Juan  1-09-1888  18-10-1888  3.000.000  1.656.000  244.260  1.656.000  1.407.600 
 Provincia de Tucumán 11-12-1888   29-02-1888  1.500.000 400.000  130.281  3.174.285  3.175.142 
Provincial de Santiago del Estero   3-07-1888 3-07-1888  1.800.000  2.070.000  300.000  3.766.400  3.201.440 
Provincial de La Rioja  27-08-1888   27-08-1888  3.160.000  1.000.000  51.507 3.000.000  2.550.000 
Banco de San Luis  14-11-1888   6-12-1888 2.500.000  630.000  69.857  322.500  535.500 
Provincia de Corrientes  4-09-1888  24-10-1888  5.000.000   3.163.500 281.031  2.688.975  3.163.500 
Provincial de Catamarca  29-09-1888  20-10-1888  5.000.000  2.390.491  53.944  2.031.916   2.390.490
Totales  124.864.978  102.231.604  36.717.973   110.003.636 62.239.205 

Fuentes: Wenceslao Pacheco. “Bancos de Emisión y Hacienda Pública” (1889). Casa Editora, Imprenta de la “Tribuna Nacional”; Memorias de la Caja de Conversión - Años 1890 y 1891. // Citado por Gerardo Marcelo Martí. “El sistema bancario en vísperas de la crisis de 1890 (una revisión crítica de su incidencia en la política económica de Juárez Celman. 1887 - 1889)”, en: página electrónica.

Información adicional