El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Intervención de 1893 en Catamarca

La Ley de Intervención en Catamarca fue promulgada junto con la de Buenos Aires, designándose Comisionado al doctor Francisco L. García y Jefe de las Fuerzas, al general Juan G. Díaz. El texto de la ley Nro. 2948, de Agosto 14 de 1893, es el siguiente:

El Senado y Cámara de Diputados de la Nación Argentina, reunidos en Congreso, etcétera, sancionan con fuerza de

Ley:

Art. 1.- Autorízase al Poder Ejecutivo para Intervenir en la provincia de Catamarca al solo efecto de organizar los poderes Legislativo y Judicial.
Art. 2.- Autorízasele igualmente para hacer de rentas generales los gastos que exija el cumplimiento de esta ley, imputándolos a la misma y comprendiéndose en esta autorización lo relativo a la comisión del teniente coronel Fraga.
Art. 3.- Comuniqúese al Poder Ejecutivo.

Dada en la Sala de Sesiones del Congreso Argentino, en Buenos Aires, a once de Agosto de mil ochocientos noventa y tres.

                        JOSE E. URIBURU                         FRANCISCO ALCOBENDAS
                              B. Ocampo                                        Alejandro Sorondo
                     Secretario del Senado               Secretario de la Cámara de Diputados

Departamento del Interior

Buenos Aires, Agosto 14 de 1893

Téngase por Ley de la Nación, comuníquese, publíquese e insértese en el Registro Nacional.

SAENZ PEÑA
Manuel Quintana

El decreto de Agosto 25 de 1893 es el siguiente:

Departamento del Interior

Buenos Aires, Agosto 25 de 1893

En virtud de lo dispuesto por la ley número 2948,
El Presidente de la República

Decreta:

Art. 1.- Nómbrase Interventor en la provincia de Catamarca al ciudadano, doctor don Francisco L. García.
Art. 2.- El Interventor desempeñará su comisión con arreglo a la ley de intervención y a las intrucciones que se le transmitirán por el Ministerio del Interior.
Art. 3.- Los jefes y oficiales de la nación residentes en la provincia intervenida quedan bajo las órdenes del Señor Interventor.
Art. 4.- El Ministerio de la Guerra pondrá a las órdenes del señor interventor las Fuerzas necesarias para el mejor desempeño de su cometido.
Art. 5.- Nómbrase Comandante en Jefe de todas las Fuerzas al servicio de la Intervención, al general de brigada don Juan G. Díaz.
Art. 6.- Nómbrase Secretarios de la Intervención a los Señores, doctor Miguel Romero y don Augusto Belín Sarmiento.
Art. 7.- Comuníquese, publíquese y dése al Registro Nacional.

SAENZ PEÑA
Manuel Quintana

Por primera providencia, García dispuso que ninguna persona se arrogara funciones legislativas y que los jueces continuaran desempeñando las tareas propias en su carácter de interinos.

El 9 de Septiembre de 1893 se pronunció acerca de la Legislatura y la Justicia, poderes ambos que debía organizar; declaró que el goce y ejercicio de aquélla estaba trabado por la desinteligencia que existía entre sus dos ramas; agregó que era deficiente el estado de la segunda, pues sus integrantes carecían del acuerdo senatorial; y concluyó por citar al pueblo para la elección de Diputados y Senadores y por anunciar que los jueces serían nombrados en su oportunidad con arreglo a las normas constitucionales y legales(1).

(1) Resolución, en: “Intervención a la Provincia de Catamarca” (1894), p. 17. Ed. Imprenta y Encuadernación Latina, Buenos Aires. // Citado por Luis H. Sommariva. “Historia de las Intervenciones Federales en las Provincias” (1931), tomo II, capítulo XIX: “El Gabinete Quintana”. Ed. El Ateneo, Buenos Aires.

Al efecto tomó sobre sí los trabajos atañederos a la recomposición de la Legislatura, procurando evitar los de orden administrativo que competían al gobernador; pero no siempre fue posible definir la competencia de los dos funcionarios y sobrevino la indefectible polémica con Ferrary, que García cortó imperiosamente.

El Comisionado formó una Junta Escrutadora ad hoc, compuesta de sus dos secretarios y el presidente de la Corte, y destacó jefes del Ejército en los comicios para garantir la libertad electoral. El acto se realizó el 22 de Octubre, concurrido por radicales, autonomistas nacionales y separatistas.

Creyóse que la victoria había correspondido a los segundos; pero no ocurrió así, a estar a las resoluciones que adoptó la Junta el 4 de Noviembre.

Esta averiguó, en efecto, que en Andalgalá, donde los autonomistas nacionales aparecían ganando por cuatro votos, el de un radical, admitido por la mesa, había sido anulado por la misma al concluir la elección conforme a un dictamen del delegado militar, en tanto que, por orden de éste, habíase aceptado el de cuatro autonomistas nacionales a quienes se pensó excluir porque tenían proceso abierto.

Aunque estos hechos no constaban en el acta, la Junta los trajo a juicio y proclamó el triunfo radical. Quintana decidió entonces que el documento que se discutía no toleraba variación alguna, ni aún de parte de quienes lo confeccionaron. García y sus secretarios dimitieron sus funciones y abandonaron la provincia el 1 de Diciembre, encomendando los papeles oficiales al teniente coronel Fraga. Tiempo después, el Ejecutivo les acordó los correspondientes honorarios. El decreto de Enero 31 de 1894 es el siguiente:

Departamento del Interior

Buenos Aires, Enero 31 de 1894

Debiendo compensarse los servicios prestados por el doctor Francisco L. García y sus Secretarios en la Intervención de la provincia de Catamarca, desde el 25 de Agosto al 30 de Noviembre de 1893,
El Presidente de la República,
En Acuerdo General de Ministros,

Decreta:

Art. 1.- Acuérdase al doctor don Francisco L. García la remuneración de ocho mil pesos nacionales y la de tres mil a cada uno de sus Secretarios, doctor Miguel Romero y señor Augusto Belín Sarmiento.
Art. 2.- Comuníquese, publíquese, insértese en el Registro Nacional, y pase a la Oficina de Contabilidad del Ministerio.

SAENZ PEÑA
Manuel Quintana, Eduardo Costa,
José A. Terry, Luis María Campos

El doctor Joaquín Granel, sustituto de García, nombró una nueva Junta, que rehizo el escrutinio de Andalgalá ateniéndose a los términos del acta. El partido autonomista nacional quedó con mayoría en el Senado, pero no en la Cámara de Diputados, donde tenía nueve representantes, que debían hacer frente a nueve radicales y dos separatistas. El decreto de Diciembre 1 de 1893 es el siguiente:

Departamento del Interior

Buenos Aires, Diciembre 19 de 1893

Hallándose vacante el puesto de Interventor en la provincia de Catamarca,
El Presidente de la República

Decreta:

Art. 1.- Nómbrase Interventor Nacional en la provincia de Catamarca al ciudadano don Joaquín Granel.
Art. 2.- Nómbrase Secretario de la Intervención al ciudadano don Julio Crámer.
Art. 3.- Publíquese, insértese en el Registro Nacional y comuníquese.

SAENZ PEÑA
Manuel Quintana

Reunida la Cámara en ausencia de los últimos, levantó la sesión porque hubo desacuerdo acerca si poseía derecho al voto el diputado que por su mayor edad presidía la asamblea...

A la nueva citación, respondieron los radicales y un separatista, que se alió con ellos. Constituido así el cuerpo con la mitad exacta de sus componentes, pidió al comisionado el auxilio de la fuerza para lograr quorum. Granel contestó que no la tenía.

Formáronse entonces dos Cámaras. Al fin concertaron un arreglo los autonomistas nacionales y los separatistas y el ministro del Interior dispuso que se abrogasen las medidas compulsivas tomadas por ambas corporaciones y juntasen los Diputados en un solo recinto.

Granel cumplió con el mandato, compeliendo a los radicales por la fuerza. El 28 de Enero de 1894 instaló la Legislatura y el 15 del mes siguiente declaró concluida la Intervención. El Ejecutivo agradeció su comportamiento. Los decretos de Mayo 31 de 1894 son los siguientes:

Departamento del Interior

Buenos Aires, Mayo 31 de 1894

Habiendo terminado la Intervención en la provincia de Catamarca, ordenada por ley número 2948 del 14 de Agosto del año pasado y de conformidad a las instrucciones que oportunamente le fueron transmitidas por este Ministerio,
El Presidente de la República,
En Acuerdo General de Ministros,

Decreta:

Art. 1.- Apruébase la conducta del Interventor Nacional en la provincia de Catamarca, doctor Joaquín Granel, y dénsele las gracias por los servicios que ha prestado al país.
Art. 2.- Comuníquese, publíquese con el informe y anexos adjuntos e insértese en el Registro Nacional.

SAENZ PEÑA
Manuel Quintana, Eduardo Costa, J. A. Terry,
José V. Zapata, Luis María Campos

Departamento del Interior

Buenos Aires, Mayo 31 de 1894

Debiendo compensarse los servicios prestados por el señor doctor Joaquín Granel en la Intervención a la provincia de Catamarca,
El Presidente de la República,
En Acuerdo General de Ministros,

Decreta:

Art. 1.- Acuérdase al doctor Joaquín Granel la remuneración de diez mil pesos moneda nacional.
Art. 2.- Este gasto se imputará a la ley número 2948, del 14 de Agosto último.
Art. 3.- Comuníquese, publíquese, insértese en el Registro Nacional, y pase a la Oficina de Contabilidad del Ministerio.

SAENZ PEÑA
Manuel Quintana, Eduardo Costa, José A. Terry,
José V. Zapata, Luis María Campos

Información adicional