El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

La insurrección de 1907

En Septiembre de 1907, luego del rechazo del diploma de Juan Ramón Vidal en el Senado de la Nación y la negativa del Congreso en la sanción de una ley de Intervención a la provincia de Corrientes, la amenaza de una nueva sublevación autonomista en contra del Gobierno Provincial estaba latente.

La misma se hizo efectiva en Octubre, con el apoyo del grupo de liberales disidentes, al mando del ex vicegobernador Manuel Bejarano y el concurso del Gobierno Nacional(1).

(1) Los datos acerca de la sublevación de 1907 lo hemos obtenido en su mayoría del diario “El País”, de Buenos Aires, ya que el periódico autonomista de la Ciudad de Corrientes dejó de publicarse durante los días de la insurrección. Debemos agregar también que en un debate que se produjo en la Cámara de Senadores de la Nación, en 1929, Juan Ramón Vidal sostuvo que los que participaron en esta revuelta fueron luego los hombres que formaron el partido Radical de Corrientes. Véase: ARGENTINA. Congreso Nacional. Cámara de Senadores. “Diario de Sesiones”, 17 de Septiembre de 1929, p. 286. // Citado por María del Mar Solís Carnicer. “Liderazgo y Política en Corrientes (Juan Ramón Vidal. 1883 - 1940)” (2005). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

Desde mediados de Septiembre se inició un éxodo de familias opositoras hacia el Chaco, cuyo gobernador, Martín Goitía, les era afecto; se paralizó la actividad judicial y administrativa y se iniciaron los preparativos para la rebelión(2).

(2) Se embarcaron para la Ciudad de Resistencia las familias de Ramón Vidal, Torrent, Laffont, Goitia, Resoagli, Lotero, Goñalons, entre otras. Véase: Alfredo Díaz de Molina. “José Figueroa Alcorta (de la Oligarquía a la Democracia. 1898-1928)” (1979), p. 119. Ed. Plus Ultra, Buenos Aires. // Citado por María del Mar Solís Carnicer. “Liderazgo y Política en Corrientes (Juan Ramón Vidal. 1883 - 1940)” (2005). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

Un contingente movilizado desde Curuzú Cuatiá inició su camino hacia la Capital de la provincia. En Resistencia, mientras tanto, se organizaban los opositores para invadir a Corrientes y, desde diferentes pueblos de la campaña, salieron los principales caudillos para organizar a los rebeldes.

Para el 26 de Septiembre ya se habían organizado los grupos de insurrectos del Chaco e iniciaron el embarque en el puerto de Barranqueras.

El 30 de Septiembre se escucharon las primeras noticias acerca del embarque de varios grupos de asaltantes; uno de ellos se dirigió aguas abajo por el río Paraná, con el propósito de atacar Empedrado y Bella Vista y, otro, se dirigió hacia Itatí, por el Alto Paraná.

Esta movilización de grupos armados estuvo amparada por el Jefe Militar de la Región del Litoral, general Rufino Ortega, que había sido enviado por el Poder Ejecutivo Nacional con el supuesto propósito de que evitase una invasión desde el Territorio a la provincia(3).

(3) Periódico “El País”, (Buenos Aires), edición del 1 de Octubre de 1907, p. 5. // Citado por María del Mar Solís Carnicer. “Liderazgo y Política en Corrientes (Juan Ramón Vidal. 1883 - 1940)” (2005). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

El mismo día 30 se reunieron en Buenos Aires los delegados representantes de ambos bandos en beligerancia. El doctor Benito Villanueva -por el partido Autonomista- y el doctor Adolfo Contte, por el liberalismo. Celebraron tres entrevistas pero no pudieron llegar a ningún acuerdo, ya que los opositores habían puesto como condiciones la renovación íntegra de la Legislatura y el nombramiento de un comisionado confidencial por el presidente de la República

Finalmente, resolvieron nombrar árbitro al ministro del Interior, Marco Avellaneda. Terminadas las entrevistas y comunicado el ministro de la situación, pidió el plazo de tres días para poder estudiar los antecedentes(4).

(4) Periódico “El País”, (Buenos Aires), edición del 1 de Octubre de 1907, p. 5. // Citado por María del Mar Solís Carnicer. “Liderazgo y Política en Corrientes (Juan Ramón Vidal. 1883 - 1940)” (2005). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

En la madrugada del 3 de Octubre, varios grupos de rebeldes avanzaron sobre Paso de los Libres y otros Departamentos ribereños, tomando por sorpresa a sus autoridades, por lo que pudieron apoderarse de las oficinas públicas de esa localidad. Los asaltantes habían llegado del Brasil, teniendo su punto de reunión en Itaquí, frente al pueblo de Alvear.

Al mando de los rebeldes estaba el coronel Paiva, que continuó luego su marcha hacia Monte Caseros, mientras que Montaña tomaba Santo Tomé. Ante esta situación, el mismo día 3 de Octubre, el presidente de la Nación ordenó al comandante de la Tercera Región Militar, general Ortega, que se interpusiera entras las fuerzas de los insurrectos y las del Gobierno y, a su vez, nombró a Domingo Pérez como su Comisionado confidencial, con el objeto de viajar a Corrientes para tramitar algún acuerdo entre las partes.

El diario “El País”, de Buenos Aires, que tenía simpatías con el liberalismo de Corrientes, culpó al presidente por creerlo favorecedor de los sublevados

La presidencia se da por notificada de que la oposición correntina está con las armas en las manos (...) y en vez de proceder a desarmarla (...) le reconoce personería, se dirige a ella, la tolera y hasta la defiende (...).
El presidente llama al fiscal Vidal, jefe confesado de las montoneras que intentaron conmover el orden en la provincia nombrada; lo llama; celebra con él largas conferencias y luego el caudillo autonomista vuelve a Corrientes y prosigue con mayor ahinco los trabajos revolucionarios(5).

(5) Periódico “El País”, (Buenos Aires), edición del 4 de Octubre de 1907, p. 4. // Citado por María del Mar Solís Carnicer. “Liderazgo y Política en Corrientes (Juan Ramón Vidal. 1883 - 1940)” (2005). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

El 6 de Octubre se embarcaron, desde Buenos Aires para Corrientes, los Diputados Nacionales Antonio Piñeiro, Juan José Silva y Adolfo Contte junto a veinte estudiantes universitarios liberales, con el objeto de unirse a la resistencia.

Mientras tanto, el Gobierno Nacional había dado órdenes al Jefe nacional que comandaba la zona militar, coronel Pereyra, que dispusiera la prohibición de todo movimiento de fuerza y que se abstuviera de provocar choques con las fuerzas sediciosas, de manera de evitar la efusión de sangre.

El 8 de Octubre llegó a Corrientes el comisionado nacional Pérez quien, inmediatamente, procedió a realizar una conferencia telegráfica con los jefes de los insurrectos, Juan Ramón Vidal y Manuel Bejarano, quienes no aceptaron arreglo alguno, pues ahora exigían la Intervención Federal. Con ello, Pérez dio por concluida su misión(6).

(6) Según Luis Sommariva, Domingo Pérez llevaba la misión de alcanzar un acuerdo sobre la base de la elección de una nueva Legislatura, pues Juan Esteban Martínez había expresado que los legisladores renunciarían si la oposición aceptaba afrontar comicios fiscalizados por un agente federal. Luis M. Sommariva. “Historia de las Intervenciones Federales en las Provincias” (1931), p. 328. Ed. El Ateneo, Buenos Aires. // Citado por María del Mar Solís Carnicer. “Liderazgo y Política en Corrientes (Juan Ramón Vidal. 1883 - 1940)” (2005). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

Finalmente, y ante la situación que se planteaba, el presidente decretó la Intervención a la provincia el 11 de Octubre y nombró interventor a Carlos Dimet y, con su llegada, el 17 de Octubre, la situación se pacificó.

Sin embargo, el decreto de Intervención a la provincia provocó una nueva crisis ministerial en el Gobierno de José Figueroa Alcorta, con la renuncia del ministro de Obras Públicas, ingeniero Carlos Maschwitz, cercano a los republicanos, quien no estuvo de acuerdo con el decreto de Intervención, firmado después de que el Congreso ya había rechazado el proyecto de ley que la declaraba.

En su lugar nombró a Ezequiel Ramos Mejía que abandonó entonces el Ministerio de Agricultura que fue ocupado por Pedro Ezcurra, conformando su Ministerio con una mayoría pellegrinista(7).

(7) Alfredo Díaz de Molina. “José Figueroa Alcorta (de la Oligarquía a la Democracia. 1898 - 1928)” (1979), pp. 121-122. Ed. Plus Ultra, Buenos Aires. // Citado por María del Mar Solís Carnicer. “Liderazgo y Política en Corrientes (Juan Ramón Vidal. 1883 - 1940)” (2005). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

Inmediatamente después de su llegada a Corrientes, el interventor dispuso el desarme de las fuerzas sublevadas. El diario “El País” hizo una interesante descripción del momento en que éstas retornaban a Corrientes:

Detrás del tren en que venía el interventor, llegó otro tren, con 150 hombres más o menos. Era el ejército de Bejarano, es decir, el ejército de los disidentes, que venían armados; desembarcaron y los acamparon en su casa particular, sin que la policía los molestase para nada.
A la misma hora llegaba del Chaco, Vidal, con su familia y unos cincuenta gauchos con pañuelos punzó; desembarcaron y se alojaron en casa de Vidal. Nadie los molestó. Los venidos con Bejarano eran en su mayoría gente reclutada de tropa de línea, por pedido de Bejarano.
Los venidos con Vidal son en su mayoría de esta capital o cercanía, gente de malos antecedentes, terror de familias; unos hicieron la campaña, otros, ciudadanos autonomistas pasivos, fueron ayer al Chaco a formar la comitiva para el retorno de Vidal.
Los llegados por tren exhíbense como verdaderos revolucionarios, y realmente son gente ‘exótica’ para esta provincia, a excepción de algunos jóvenes conocidos; los otros, algunos ex empleados, son todos desconocidos, ninguno de Corrientes.
(...) simulan ser correntinos emigrados, listos para venir a reconquistar las libertades correntinas (...)(8).

(8) Periódico “El País”, (Buenos Aires), edición del 19 de Octubre de 1907, p. 5. // Citado por María del Mar Solís Carnicer. “Liderazgo y Política en Corrientes (Juan Ramón Vidal. 1883 - 1940)” (2005). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

El 22 de Octubre, el interventor presentó su renuncia ante el obstruccionismo que encontró entre los opositores a su proceder, que le cuestionaron cierto favoritismo hacia el sector liberal en la inscripción del padrón electoral. En su reemplazo, se eligió al senador nacional Eugenio Puccio, quien se mostró proclive a los pedidos del sector autonomista.

Asumió el Gobierno el 9 de Diciembre y, durante su gestión, presidió las elecciones legislativas realizadas el 5 de Abril de 1908 en base a un nuevo Padrón especialmente confeccionado para esa elección. Participaron de las elecciones alrededor de treinta mil personas y resultaron electos diez liberales martinistas, trece liberales disidentes y quince autonomistas(9).

(9) Eugenio Puccio. Nota al ministro Marco Avellaneda del 21 de Julio de 1908, en: Eugenio Puccio. “Intervención en Corrientes”. Citado por Luis M. Sommariva. “Historia de las Intervenciones Federales en las Provincias” (1931), p. 330. Ed. El Ateneo, Buenos Aires. // Citado por María del Mar Solís Carnicer. “Liderazgo y Política en Corrientes (Juan Ramón Vidal. 1883 - 1940)” (2005). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

La nueva Legislatura que se formó inició Juicio político al gobernador Juan Esteban Martínez, suspendiéndolo en su cargo, por lo que el interventor entregó el Gobierno al vicepresidente 1ro. del Senado Provincial, José M. Soto.

El Senado Nacional, por su parte, que había sido convocado por el presidente a sesiones extraordinarias para tratar otros asuntos, expresó su extrañeza por el hecho de mantener una Intervención sin darle noticias al Cuerpo.

Valentín Virasoro fundó la minuta, asimilando la Intervención a Corrientes a un estado de sitio, a lo que contestó Figueroa Alcorta que la potestad de Intervenir que poseía el presidente no podía ser cuestionada si lo había hecho durante el receso del Congreso.

Al mismo tiempo, el ministro del Interior, Marco Avellaneda, participó de una interpelación que solicitó la Cámara de Diputados, en la que obtuvo la adhesión de la mayoría de la Cámara a la conducta que había adoptado el Poder Ejecutivo en relación a la situación correntina(10).

(10) Un análisis de estos debates y sus consecuencias políticas en: Luis M. Sommariva. “Historia de las Intervenciones Federales en las Provincias” (1931), pp. 330-332. Ed. El Ateneo, Buenos Aires. // Citado por María del Mar Solís Carnicer. “Liderazgo y Política en Corrientes (Juan Ramón Vidal. 1883 - 1940)” (2005). Ed. Moglia Ediciones, Corrientes.

Información adicional