El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

CESE CONSTITUCIONAL DE GELABERT E INTERINATO DE ANTONIO CABRAL

En Corrientes, ya pacificada, el gobernador Miguel Victorio Gelabert, dando un ejemplo poco común en aquella época, se mantuvo prescindente en materia electoral, sin pronunciarse en favor de la candidatura de nadie, y entregó al P. E. el 25 de Diciembre de 1874, al presidente de la Cámara de Representantes, Antonio Cabral, por haberse postergado los comicios de electores debido al levantamiento.

El gobernador Miguel V. Gelabert había reasumido el mando gubernativo el 31 de Octubre de 1873 y permanecerá en él hasta el 25 de Diciembre de 1874, cuando terminó su período legal, entrando a ejercer el Poder Ejecutivo el Presidente de la Legislatura Antonio Cabral.

Este quedará en posesión del mando gubernativo, desde el 25 de Diciembre de 1874, por haber terminado el período constitucional y no haberse podido efectuar la elección de electores a causa de la insurrección mitrista del 24 de Septiembre de 1874, habiendo continuado al frente del Poder Ejecutivo hasta el 28 de Febrero de 1875, que le sucedió Juan Vicente Pampín.

Antonio Cabral asoció a su Gobierno -en calidad de ministro- al doctor Mariano Castellanos.

El Gobierno de Miguel Victorio Gelabert, “caracterizado por la honesta Administración de los intereses públicos, lo fue también por su prescindencia en materia electoral(8), en forma que no influyó para nada en las designaciones para candidatos de los cargos representativos.

(8) Citado por Hernán Félix Gómez. “Los Ultimos Sesenta Años de Democracia y Gobierno. 1870-1930” (1931). Ed. L. J. Rosso, Buenos Aires.

Su programa de concordia con las fuerzas políticas que se nucleaban en el fusionismo fue evidente, como la soberanía del Comité Ejecutivo al mismo en materia electoral.

Lo que no acató Gelabert fueron las imposiciones de ministros y a ello se debe gran parte de los ataques de que fuera objeto. Encuéntrase documentada, por ejemplo, la propuesta que se le hiciera del doctor Manuel F. Mantilla para ministro de Hacienda, a raíz de la renuncia del doctor Derqui, candidatura que no fue aceptada, quedando vacante largo tiempo la cartera, hasta el nombramiento del doctor José María Cabral.

En cuanto a prescindencia electoral, la caracteriza el no haberse declarado por ninguna de las candidaturas de los llamados a sucederle hasta su cese en el mando.

El 25 de Diciembre de 1874 terminaba el período de Miguel V. Gelabert. Habiéndose postergado los comicios de electores indicados para el 16 de Noviembre por decreto del 3 de ese mes debido a la insurrección, entregó el P. E. el día 25 de Diciembre de 1874 al presidente de la Cámara de Representantes, Antonio Cabral quien, acto seguido, nombró Ministro General al doctor Mariano Castellanos, suspendiendo los efectos del decreto de elecciones que Gelabert había dado el 7 de Diciembre de 1874 para acentuar la paz general y, luego, los del estado de sitio (19 de Enero de 1875).

Le cupo en suerte presidir comicios libres del que surgió un Colegio Electoral que nombraba (27 de Febrero de 1875) gobernador y vicegobernador de la provincia a Juan Vicente Pampín y José Luis Madariaga, respectivamente.

Información adicional