El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Fundación del Colegio Nacional

Por iniciativa oficial, el Gobierno y el pueblo suscribieron los fondos necesarios y alistaron el edificio para la instalación del actual Colegio Nacional(1), que ha dado óptimos frutos en la Instrucción Secundaria. Dicho Colegio fue inaugurado el 9 de Julio de 1869 bajo la dirección del educacionista inglés, doctor Patricio Fitz Simón.

(1) La fundación del Colegio Nacional de Corrientes es obra exclusiva del esfuerzo y del tesón del doctor José Miguel Guastavino. // Citado por Manuel Florencio Mantilla. “Crónica Histórica de la provincia de Corrientes” (1928), tomo II, capítulo XV: “Período Constitucional (1860-1870)”, parágrafo 252. Notas biográficas por Angel Acuña, Buenos Aires. Ed. Juan Ramón y Rafael Mantilla.

Mucho tiempo hacía que un Colegio Nacional, bajo el pie de los existentes en otras provincias, debió establecerse en esta capital, pues en los Presupuestos de la Nación -a contar desde 1866- venían apareciendo los fondos votados al respecto.
Desde mi elevación al mando, una de mis primeras aspiraciones fue facilitar la fundación de esa Casa, cuyos beneficios para la provincia son incalculables, porque incalculables son las ventajas que conquista un pueblo con un centro de instrucción y de educación.
El local en que debía establecerse era la necesidad que aparecía en primera línea y, en obsequio de tan alto objeto, no trepidé un momento en ceder una parte del gran edificio en que el Gobierno tiene sus Oficinas, para el establecimiento de un Colegio.
Así lo hice, por la Nota que aparece bajo el Nro. 17, cediendo por ella la parte conocida con el nombre de “Mayoría de Plaza”, porque este local llenaba las condiciones de ventilación, de higiene, de proximidad al río y demás que requiere un establecimiento de este género en que va a guardarse una interesante porción de nuestra juventud.
Para asearlo convenientemente, reformarlo en la parte edificada, darle mayor ensanche y comodidad y emprender todos los demás trabajos que lo hicieran digno y suficiente para el objeto, el Gobierno precisaba recursos que no encontraba en las Arcas Públicas. Era preciso vencer esta dificultad. ¿Dónde ir? ¿Dónde buscarlos?
Sólo en la fuente inagotable del patriotismo y apoyado y lleno de fe en el prestigio de las ideas generosas, me lancé resuelto al pueblo, pidiéndole su concurso voluntario. Nombré al efecto una Comisión de ciudadanos respetables por su virtud y por su amor al país, que abriera una suscripción general a este objeto y tengo la satisfacción de participaros que, merced a sus trabajos, al interés y entusiasmo con que aceptaron y llenaron su cometido, y merced a la noble generosidad de este pueblo que siempre responde con decisión y virtud a los grandes propósitos, el Colegio es una realidad en la provincia de Corrientes, pues el Exmo. Presidente de la República, al anuncio de haberse reunido 5.200 pesos fuertes, ordenó su instalación, concurriendo de su parte con la suma de 166 pesos mensuales a contar desde Enero último.
Sin tomar en cuenta esta protección del Gobierno General, la suscripción del pueblo de Corrientes monta ya más de 9.000 pesos fuertes; y dentro de pocos años se persuadirá a la provincia de Corrientes que su generoso concurso en la realización de esta obra es una de las más verdes hojas de su corona(2).

(2) José Miguel Guastavino. Mensaje a la H. C. L., Julio 1 de 1869. // Citado por Manuel Florencio Mantilla. “Crónica Histórica de la provincia de Corrientes” (1928), tomo II, capítulo XV: “Período Constitucional (1860-1870)”, parágrafo 252. Notas biográficas por Angel Acuña, Buenos Aires. Ed. Juan Ramón y Rafael Mantilla.

La Comisión nombrada por Guastavino, la constituyeron:

* presidente, Manuel Fernández;
* vocales, Juan Vicente Pampín, doctor Felipe José Cabral, Diógenes Lotero y Augusto Scotto.

El pueblo de Corrientes respondió dignamente a la invitación de su Primer Magistrado y en menos de ocho meses se reunieron 14.000 pesos fuertes.

En 1869, Nota de Abril 7, Guastavino comunicó al P. E.N. (presidente Sarmiento y ministro de Instrucción Pública, Avellaneda), el estado de la suscripción popular y puso a su disposición el local destinado para el Colegio, insistiendo en su creación.

En mérito de ello, se dictaron los decretos de Mayo 7, creando el Colegio Nacional de Corrientes para alumnos externos, con el plan de enseñanza adoptado en los demás Colegios Nacionales; nombró Director al doctor Patricio Fitz Simon (graduado de la Universidad de Londres); autorizó al Gobierno de la provincia a nombrar los profesores e instalar el Colegio; y le concedió una subvención mensual de 166 pesos fuertes. El 8 de Mayo de 1869, el ministro Avellaneda expidió las Instrucciones pertinentes al director Fitz Simon.

Por decretos de Octubre 14, se estableció en él una Escuela Normal de Preceptores; una Escuela Primaria de Aplicación (a cargo del Gobierno de la provincia); y se destinó una partida de 5.000 pesos fuertes para coadyuvar en la construcción del edificio.

En 1870 se transformó el plan de enseñanza; se intensificaron los estudios científicos y literarios y el P. E.N. subvencionó la biblioteca con 1.500 pesos fuertes.

Desde la fecha de su fundación y durante los Rectorados sucesivos de los Fitz Simon (don Patricio, el padre, primer Rector, y sus hijos: don Santiago H, segundo Rector; y don Guillermo A., tercer Rector), caballeros excelsos y maestros eximios, el Colegio desarrolló su marcha progresiva, llegando a ocupar un rango sobresaliente entre los primeros institutos de enseñanza secundaria de la República, por su moral, diciplina, espíritu y métodos de estudios.

En 1869, el Gobierno de Corrientes proveyó la regencia de las cátedras por los siguientes decretos:

* Junio 17
- doctor Patricio Fitz Simon, Francés e Historia Sagrada;
- Francisco J. Bude, Aritmética, Geometría y Latín;
- Santiago H. Fitz Simon, Nociones de Geografía Física del Globo, Geografía e Historia de América y, especialmente, de la República Argentina;

* Julio 6,
- doctor Patricio Fitz Simon, Latín, Francés y Geometría;
- doctor Carlos Luna, Nociones de Geografía Física del Globo y Geometría e Historia de América, especialmente de la República Argentina;
- Santiago H. Fitz Simon, Castellano, Historia Sagrada y Aritmética;

* Octubre 21,
- Jorge Katzenstein, Gramática Castellana e Historia de América;
- Santiago H. Fitz Simon, Geografía, Historia Sagrada y Aritmética.

Fue designado Preceptor de la Escuela Primaria de Aplicación, Guillermo A. Fitz Simon.

En Julio 4 de 1870, el doctor Patricio Fitz Simon fue nombrado catedrático de Pedagogía en la Escuela Normal de Preceptores. Tales fueron las primeras cátedras y los primeros maestros.

El 9 de Julio de 1869 tuvo lugar la inauguración oficial del Colegio, con gran solemnidad, con la concurrencia de las autoridades nacionales y provinciales, clero secular y regular, prestigiosos vecinos y pueblo pero, debido al estado de refacción del edificio y falta de mobiliario, las clases se abrieron el 2 de Agosto, con 52 alumnos matriculados en el curso del Primer Año de estudios, y 104 de la Escuela Primaria de Aplicación Anexa.

En ese primer año, grande fue el trabajo del Rector y profesores. El planteamiento de un sistema de educación y método de enseñanza -completamente nuevos para el pueblo- ofreció, al principio, muchas dificultades.
Sin embargo, debido a los esfuerzos extraordinarios de los maestros y a la consagración y entusiasmo de los alumnos, se rindió un buen examen ante la Comisión nombrada por el Gobierno(3).

(3) Santiago H. Fitz Simon. Informe del Rector. Diciembre 1883. // Citado por Manuel Florencio Mantilla. “Crónica Histórica de la provincia de Corrientes” (1928), tomo II, capítulo XV: “Período Constitucional (1860-1870)”, parágrafo 252. Notas biográficas por Angel Acuña, Buenos Aires. Ed. Juan Ramón y Rafael Mantilla.

En los exámenes del curso de 1869 -rendidos en Febrero de 1870- ante la Comisión nombrada por el Gobierno de Corrientes, compuesta por los doctores José Miguel Guastavino y Mariano Castellanos y don Pedro Matoso, fueron aprobados los siguientes alumnos:

Juan Vicente Alegre, Octavio Esquer, Alberto Caussat, Fernando Ramón Pampín, Eduardo Matoso, Carlos Ricard, José Robert, Abel I. Benítez, José E. Sánchez, Juan Pío Correa, Augusto Alsina, Leandro Caussat, Tiburcio González, José María Mendía, Feliciano Duarte, Vicente Ubeda, Antonio Graciano y Antonio Luis Rojas(4).

(4) Grupo de alumnos aprobados en el Primer Año de estudios (Nota del Editor). // Citado en Manuel Florencio Mantilla. “Crónica Histórica de la provincia de Corrientes” (1928), tomo II, capítulo XV: “Período Constitucional (1860-1870)”, parágrafo 252. Notas biográficas por Angel Acuña, Buenos Aires. Ed. Juan Ramón y Rafael Mantilla.

El Gobierno Nacional agregó al establecimiento una Escuela Normal de Preceptores.

Información adicional