El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Violencia y lucha política en los años 1877 y 1878

El año 1877 estuvo sembrado por diversas elecciones en todo el territorio correntino. Se eligieron representantes municipales en el mes de Enero en los Departamentos de Capital, Bella Vista, Esquina, Curuzú Cuatiá, Monte Caseros y Paso de los Libres; en Febrero, se eligió en Candelaria; en Marzo, en Mercedes y, en Julio, en Goya.

Respecto a elección de Diputados a la Legislatura Provincial, en Mayo se votó en los Departamentos de Capital, Esquina, Curuzú Cuatiá, Monte Caseros, Paso de los Libres, Concepción, Saladas, La Cruz, Goya, Lavalle, San Luis del Palmar, Bella Vista, Itatí, Goya, Mercedes y Empedrado. En Junio se eligió al representante de Mburucuyá.

Pero el proceso electoral más complejo y violento que vivieron los correntinos en su historia fue el de Noviembre de 1877, por las elecciones a gobernador y vicegobernador de la provincia.

Manuel Florencio Mantilla dijo de ellas: “No presentan los anales electorales de la República lucha igual a ésa(1) y, Hernán Félix Gómez, afirma: “... ese día fue de verdadero estado de guerra(2).

(1) Manuel Florencio Mantilla. “Plácido Martínez” (1997), p. 63, segunda edición. Amerindia Ediciones, Corrientes.
(2) Hernán Félix Gómez. “Los Ultimos Sesenta Años de Democracia y Gobierno en la Provincia de Corrientes. 1870-1930” (1995), Libro 1, p. 86, segunda edición. Ed. Sembrando Producciones, Corrientes. // Todo citado por Dardo Rodolfo Ramírez Braschi. “Origen de las Agrupaciones Electorales en la provincia de Corrientes (de Caseros a las Presidencias Liberales)” (2004). Moglia Ediciones, Corrientes.

Las crónicas de la época, los sucesos posteriores y sus consecuencias son muestra fiel de ello, que reflejaron la efervescencia de la política local. A pesar de la importancia del período, sólo nos detendremos a estudiar -en esta oportunidad- las cuestiones estrictamente asociativas y electorales, que hacen al objeto del presente estudio, dejando para otra ocasión los pormenores de las secuelas políticas e institucionales que se desencadenaron en la provincia a consecuencia de aquéllas.

Cuando asume la Administración Provincial, José Luis Madariaga, por muerte del gobernador Pampín, comenzó a excitarse la política local. Madariaga constituyó un cuerpo político sustentado con antiguas y casi extinguidos ciudadanos de antepasados federales, lo que generó una reacción de coalición entre todos los sectores liberales dispersos, conformándose dos grupos bien diferenciados: el oficialismo y la oposición liberal.

De acuerdo a las disposiciones vigentes, el gobernador convocó a elecciones para la conformación del Cuerpo de Electores que debían elegir nuevo gobernador, fijándolas para el día 16 de Noviembre de 1877.

El marco electoral estuvo dado por el “Club Nacional”, que representaba al oficialismo, proponiendo como gobernador a Manuel Derqui y, vicegobernador, a Wenceslao Fernández; por el otro sector, el “Club Constitucional”, que aglutinaba -después de varios años- a la mayoría de los liberales correntinos, proponiendo las candidaturas de Felipe J. Cabral y Juan Esteban Martínez, como gobernador y vicegobernador, respectivamente.

Manuel F. Mantilla, quien fue protagonista de aquellos sucesos electorales, menciona a las dos fuerzas políticas en pugna como partidos Liberal y Autonomista, respectivamente; el primero, el cual alcanza su unidad para enfrentar al Gobierno y, el segundo, cambia su nombre de partido federal por el de Autonomista(3).

(3) Manuel Floerncio Mantilla. “Crónica Histórica de la provincia de Corrientes” (1972), tomo II, p. 302, segunda edición, Buenos Aires. // Citado por Dardo R. Ramírez Braschi. “Origen de las Agrupaciones Electorales en la provincia de Corrientes (de Caseros a las Presidencias Liberales)” (2004). Moglia Ediciones, Corrientes.

Mantilla se refiere a los partidos políticos como parte, sector o grupo, allegados por un ideario de pertenencia y coincidencia en común, pero aquéllos no habían alcanzado todavía pleno desarrollo orgánico e institucional.

En los registros, los documentos y la prensa de la época, son los Clubes y sus componentes quienes participan en el acto electoral o realizan los acuerdos preelectorales, como lo demuestra el Manifiesto del “Club Constitucional” del año 1877, que menciona la palabra “club” y no “partido” y, en ninguna instancia, se autodenomina partido liberal pero, en cambio, el periódico “La Libertad” identifica al sector como “Partido Liberal”(4), por lo que no existían criterios uniformes al respecto.

(4) Archivo General de la Provincia de Corrientes, Hemeroteca, periódico “La Libertad”, (Corrientes), del 29 de Agosto de 1877. // Citado por Dardo R. Ramírez Braschi. “Origen de las Agrupaciones Electorales en la provincia de Corrientes (de Caseros a las Presidencias Liberales)” (2004). Moglia Ediciones, Corrientes.

Comúnmente se utilizaba a los diversos clubes y asociaciones que coincidían en objetivos electorales, identificándolos con una idea de partido, pero los engranajes de la máquina electoral seguían siendo los denominados Clubes Electorales.

En una convocatoria general de todos los sectores liberales opositores al Gobierno de José Luis Madariaga y buscando una coerción electoral para las próximas elecciones, aprueban la conformación de una Comisión Directiva y un Manifiesto de principios para el “Club Constitucional” que, en sus fragmentos sobresalientes, expresa:

1.- Organizarse cívicamente, así en la ciudad como en la campaña, poniendo en comunicación fraternal con todos aquéllos que simpaticen con su programa y difundiendo sus principios por medio de la prensa, a efecto de vivificar el espíritu público y tomar parte activa en la vida política, bajo los auspicios de la Constitución Nacional y Provincial.
2.- Concurrir a las elecciones populares, solicitando de los poderes públicos garantías positivas y obteniendo de los partidos en que se divida la opinión garantías recíprocas para evitar la violencia, la coacción y el fraude y asegurar la libertad y verdad del sufragio, autorizando al efecto a la Comisión Directiva del Club -que se establece en esta fecha- o entrar en arreglo con los últimos y a reclamar de los poderes públicos el modo de hacer prácticas aquellas garantías.
3.- Constituirse en Asociación Política, bajo el nombre de “Club Constitucional”, nombrando para componer la Comisión Directiva a los Sres: Roberto Billinghurst, Presidente; Gregorio Pampín, Vicepresidente 1ro.; Tomás J. Luque, Vicepresidente 2do.; Miguel G. Morel, Manuel F. Mantilla, Pedro R. Fernández, Secretarios; Simeón Martínez y Nicanor G. de Cossio, Tesoreros; y, entre los Vocales: Fermín Alsina, Tomás B. Applayed, Eudoro D. de Vivar (...).
4.- Declara ante la República y ante la Provincia, que sus principios son:
a.- Como partido político de antecedentes, las tradiciones históricas del gran partido de la libertad argentina, reconociendo su solidaridad con él en los trabajos que han hecho prácticos los derechos de todos y han consolidado la nacionalidad;
b.- Como partido político de Gobierno, reconoce como base fundamental la verdad del sistema republicano, representativo y federal, según los preceptos constitucionales que aseguran al pueblo el derecho imprescriptible del próximo Gobierno;
c.- Como partido electoral, su bandera es la del sufragio libre, garantido a todos los ciudadanos individualmente y a todos los partidos colectivamente, sin excepción alguna, no aceptando en la lucha pacifica de los comicios, como medios pacíficos de hacer prevalecer las mayorías legales, sin la publicidad y la fuerza de opinión;
d.- Como partido político de principios y de gobierno, protesta contra los Gobiernos electorales y depresores de la libertades públicas, repudiando toda intervención oficial en sus trabajos o en contra de ellos;
e.- Como partido político local, defenderá la autonomía federal de la provincia, toda vez que sea atacada en cualquier forma, principalmente en lo que respecta a la integridad territorial del Estado;
f.- Como consecuencia de estos propósitos, piden y aceptarán en concurso de todos -sin distinción de colores políticos- con tal que se subordinen a las condiciones del presente programa;
g.- Que en caso de tomar parte de las elecciones municipales y de diputados, no harán de ellas cuestión política, sino que elegirán hombres honrados que cumplirán estrictamente con sus deberes;
h.- Que en igual condición aceptarán para el Gobierno de la provincia todo candidato que, respondiendo a la exigencia primordial de normalizar la situación constitucional de la provincia, dé garantías morales a todos los partidos y asegure la paz y el bienestar de la comunidad sirviendo al progreso de la provincia;
i.- Que, si lo que no es de esperarse, los ciudadanos fuesen coartados en el ejercicio legitimo de sus derechos cívicos antes de provocar un conflicto, la Comisión Directiva proclamará la abstención, que todos los firmantes se comprometen a observar(5).

(5) Archivo General de la Provincia de Corrientes, Hemeroteca, periódico “La Libertad”, (Corrientes), del 29 de Agosto de 1877. // Citado por Dardo R. Ramírez Braschi. “Origen de las Agrupaciones Electorales en la provincia de Corrientes (de Caseros a las Presidencias Liberales)” (2004). Moglia Ediciones, Corrientes.

La numerosa convocatoria lograda por los sectores liberales pergeñaron, para las elecciones de 1877, la conformación del “Club Constitucional”, con las características que esto implicaba, clarificando principios generales y dando impulso a la maquinaria electoral en los meses que restaban para el día de las elecciones. A raíz de ello, este Club tomó por costumbre reunirse los lunes, miércoles y viernes en el domicilio de la calle San Juan esquina Independencia(6).

(6) Archivo General de la Provincia de Corrientes, Hemeroteca, periódico “La Libertad”, (Corrientes), del 12 de Septiembre de 1877. // Citado por Dardo R. Ramírez Braschi. “Origen de las Agrupaciones Electorales en la provincia de Corrientes (de Caseros a las Presidencias Liberales)” (2004). Moglia Ediciones, Corrientes.

Los preparativos para las elecciones de 1877 fueron más intensos que nunca; aumentaron las reuniones públicas, las concentraciones de personas se tornaron numerosas, los epítetos y acusaciones en los periódicos alcanzaron niveles pocas veces observados.

Esta atmósfera política sucede después de algunos años en que no se visualiza con claridad la diferencia doctrinaria entre los dos sectores políticos en pugna: los antiguos federales y el liberalismo.

Desde el Gobierno del urquicista Evaristo López (1865-1868) no se presentaba un panorama político tan claramente definido, ya que generalmente las cohesiones electorales adquirían un alto grado de conveniencias y alianzas personales antes que doctrinarias(7); de esta manera y focalizando los sucesos desde estas perspectivas, se comprenden aquellos complicados diez años de política correntina.

(7) Antes de la batalla de Caseros, la dicotomía de proyectos diferenciaba profundamente a los dos sectores en pugna. Con la Constitución de 1853 y más precisamente después de la batalla de Pavón, los grupos políticos acordaban asociaciones que procuraban -en la mayoría de los casos- prioridad a las conveniencias personales que a las doctrinarias. En cambio, en estas elecciones emergieron las antiguas fricciones ideológicas y doctrinarias. Como ejemplo podemos citar la reivindicación que hace, antes de las elecciones de 1877, el grupo liberal, identificándose con la insurrección porteña del 11 de Septiembre de 1853 (periódico “La Libertad”, (Corrientes), del 12 de Septiembre de 1877), por el cual Buenos Aires se separa de la Confederación, defendiendo los intereses mezquinos del Puerto. // Citado por Dardo R. Ramírez Braschi. “Origen de las Agrupaciones Electorales en la provincia de Corrientes (de Caseros a las Presidencias Liberales)” (2004). Moglia Ediciones, Corrientes.

Los grupos políticos se hallaban organizados con notable habilidad y perfeccionamiento para la instrumentación de sus mecanismos electorales y políticos. Los liberales -como estrategia electoral, antes y después de aquellas elecciones- manejaron sus misivas con claves, códigos y signos, manteniéndose así comunicados y en secreto(8)

(8) Durante las elecciones de 1877 y en los sucesos violentos del año siguiente, Manuel Florencio Mantilla -en comunicación con los demás partidarios liberales- utilizaba numerosas frases codificadas como las siguientes: “regresaré pronto”, significaba, “es imposible arreglo y hagan revolución” o, “dime si mi cuñado Eudoro regresó ya de la estancia”, que significaba, “la Intervención será decretada en nuestra contra; caso de nueva revolución” (ver: Archivo General de la Provincia de Corrientes, Fondo Mantilla, Legajo 24, Archivo Personal de Manuel F. Mantilla, Carpeta: Reglamento de Logias y Claves). // Citado por Dardo R. Ramírez Braschi. “Origen de las Agrupaciones Electorales en la provincia de Corrientes (de Caseros a las Presidencias Liberales)” (2004). Moglia Ediciones, Corrientes.

Los sectores políticos en pugna emprendieron actos públicos y convocaron a sus adherentes a proclamar a sus candidatos. El “Club Nacional”, el día 11 de Noviembre, organizó una reunión popular, concentrándose a las diez de la mañana, donde más de seiscientas personas marcharon conjuntamente por la calle 9 de Julio hasta la plaza donde se pronunciaron numerosos discursos y proclamaron la candidatura de Derqui como gobernador(9).

(9) Archivo General de la Provincia de Corrientes, Hemeroteca, periódico “La Verdad”, (Corrientes), del 15 de Noviembre de 1877. // Citado por Dardo R. Ramírez Braschi. “Origen de las Agrupaciones Electorales en la provincia de Corrientes (de Caseros a las Presidencias Liberales)” (2004). Moglia Ediciones, Corrientes.

Por su lado el “Club Constitucional”, el mismo día pero a las tres de la tarde, iniciaba su marcha por la ciudad desde “la Cancha de Pelota”(10), donde se leyó el Manifiesto del Club y luego circularon por la calle Libertad (desde el año 1920 se la denomina Fray José de la Quintana) hasta San Juan, llegando a la casa del candidato a gobernador, Felipe José Cabral, para luego, después de circular por otros lugares de la ciudad, dirigirse a la plaza donde, al pie de la pirámide, Manuel F. Mantilla arengó a los presentes.

(10) Se denominaba “cancha de pelota” al terreno espacioso de propiedad del Sr. Aguirre, que se ubicaba en la esquina de las calles Libertad (hoy Fray José de la Quintana) y Mendoza. // Citado por Dardo R. Ramírez Braschi. “Origen de las Agrupaciones Electorales en la provincia de Corrientes (de Caseros a las Presidencias Liberales)” (2004). Moglia Ediciones, Corrientes.

Los participantes -según la prensa que los apoyaba- llegaron a mil asistentes, los que luego, juntos, caminaron por calle Salta hasta Independencia (a partir del año 1911 se denomina Carlos Pellegrini); de allí hasta La Rioja, siguiendo por San Juan hasta Junín, por donde marcharon hasta calle Córdoba, doblando por 9 de Julio para llegar a calle Mendoza; de allí por calle 25 de Mayo hasta San Juan y por Libertad hasta llegar a la “Cancha de Pelota”, lugar de desconcentración.

Este recorrido tuvo por objetivo pasar por los domicilios de las autoridades de la agrupación(11).

(11) Archivo General de la Provincia de Corrientes, Hemeroteca, periódico “La Libertad”, (Corrientes), del 13 de Noviembre de 1877. // Citado por Dardo R. Ramírez Braschi. “Origen de las Agrupaciones Electorales en la provincia de Corrientes (de Caseros a las Presidencias Liberales)” (2004). Moglia Ediciones, Corrientes.

Días antes del acto electoral, los dos Clubes Electorales que disputaban la Gobernación de la provincia, decidieron acordar pautas preelectorales con el fin de preservar el orden y evitar las anormalidades en el escrutinio.

Si bien se acostumbraba -en ocasiones- realizar estos pactos, en esta oportunidad adquirió notoriedad por el clima político que se vivía en toda la provincia y por lo estipulado por las partes, lo que merece algunas consideraciones ya que los modismos fijados fueron innovadores en la provincia pero, a la vez, factor que alimentó al triste desenlace de guerra que se declaró posteriormente en todo el territorio provincial.

El día de las elecciones llegó con las expectativas del caso; los partidarios de los dos Clubes, desde muy temprano se agruparon para formar las filas correspondientes para emitir su voto, tal lo acordado.

Debido al acuerdo arribado, la Mesa Electoral de la ciudad capital, además de las autoridades elegidas de conformidad a la ley, estuvo constituida por un representante de cada Club, más la presencia del garante del acuerdo firmado que fue el gobernador del territorio del Chaco, Pantaleón Gómez.

Se innova -en esta oportunidad- la presencia de los representantes de las agrupaciones que participan en la elección, como así también la manera en que los vecinos manifestaban su voto; estos se acercaban a la Mesa Escrutadora en filas diferenciadas por Clubes, a los que pertenecían, sufragando en forma alternada y consecutiva; iniciando el acto, dos ciudadanos del partido que le tocase en suerte, para continuar luego de cuatro en cuatro por vez.

VerAcuerdo entre el Club “Nacional” y el Club “Constitucional”

Este procedimiento electoral dio lugar a que se gestaran numerosas interpretaciones posteriores, siendo tan subjetiva la proyección del resultado, que cada Club se autoproclamó ganador.

En todo el territorio provincial emergieron conflictos a raíz del escrutinio y en oportunidades los sectores políticos armaban sus grupos que parecían pequeños batallones dispuestos a la guerra antes que círculos electorales.

La jornada electoral, además de los alistamientos cuasibélicos, produjo decenas de hechos policiales e incidentes que acarrearon como consecuencia heridos y muertos. En un curioso artículo periodístico, se cita algunos incidentes puntuales que llaman la atención por los procedimientos:

Simón Verón: hacheado en la cabeza; Pedro Sosa, hacheado en la cabeza, está por morir; Nicanor Martínez, baleado; Manuel Arias, hacheado dos veces; Martín Siris, estropeado bárbaramente; Vicente Alegre; estropeado.
Enchalecados: Pedro Jara, José Sánchez, Santos Torres, Victorino Pérez, Luis Mosqueda, Floro Zamudio, Paulino Pavón, los Meza (...)(12).

(12) Archivo General de la Provincia de Corrientes, Hemeroteca, periódico “La Libertad”, (Corrientes), del 24 de Noviembre de 1877. // Citado por Dardo R. Ramírez Braschi. “Origen de las Agrupaciones Electorales en la provincia de Corrientes (de Caseros a las Presidencias Liberales)” (2004). Moglia Ediciones, Corrientes.

En distintos puntos de la provincia, los liberales conformaron comicios paralelos a los oficiales, alegando la falta de garantías en las Mesas Escrutadoras, por lo que proclamaron así a sus electores.

De acuerdo al escrutinio realizado por el Gobierno, el triunfo fue para el “Club Nacional”, que obtuvo la mayor cantidad de electores con el resultado que se detalla a continuación:

Club Nacional

Por Capital: Antonio B. Gallino y Nicanor Pujol
Por Lomas: Antonio Romaejon
Por San Cosme : Segundo Ramírez
Por San Luis: Miguel Gelabert
Por Itatí: Lucio Alfonso
Por Mburucuyá: Ezequiel Galarza
Por Saladas: Antonio Pujol
Por Empedrado: Macario Gómez
Por Bella Vista: Nicosio Vedoya
Por Monte Caseros : Cándido Borda
Por Curuzú Cuatiá: Manuel F. y Gómez
Por Caá Catí: Antonio L. Molina y Martín Ballejos
Por Concepción : José Anzotegui
Por Paso de los Libres: Abelardo Torres
Por Goya: José E. Gómez y Manuel Echevarria

Club Constitucional

Por San Roque: Raimundo Reguera.

La paridad en la Capital -según el sector liberal- fue de 267 votos para el “Club Nacional” y 265 para el “Club Constitucional”.

Los electores del “Club Nacional”, apoyados por el Gobierno, se reúnen y proclaman al binomio Manuel Derqui - Wenceslao Fernández pero, el “Club Constitucional” y todo el sector liberal no reconoce los resultados de las elecciones, cuestionando la legitimidad del Colegio Electoral que se había reunido, por lo que se congregaron dieciocho electores liberales de distintos Departamentos en la casa particular de la testamentaria de Juan V. Pampín, declarando paralelamente a Felipe José Cabral y Juan Esteban Martínez como gobernador y vicegobernador, respectivamente.

Estuvieron presentes como electores los siguientes: José Luis Cabral, por Lavalle; Raymundo F. Reguera, por San Roque; Carlos Márquez, por San Miguel; José J. Martínez, por Esquina; Tomás Canevaro y Valentín Virasoro, por Goya; Aniceto Monzón y Servando Gómez, por Caá Catí; Eliseo Verón, por Mercedes; José M. González, Juan Valenzuela, Gregorio Pampín, E. Vivar, Simeón Martínez, Roberto Billinghurst, Juan M. Rivera, Eudoro Díaz de Vivar y Angel Acuña.

Con la reunión de dos Colegios Electorales paralelos, la gravedad de la situación se tornó insostenible. La provincia estalló y la guerra se apoderó de ella.

Como consecuencia de esta elección y de las connotaciones políticas que la circundaban, los sectores políticos empuñaron las armas, los sufragantes se transformaron en soldados y las armas fueron el instrumento de opinión.

Los enfrentamientos se sucedían uno tras otro, derramando sangre correntina en los combates de San Luis, Empedrado, Caá Catí, Lomas, Cañada Mala, Cafarreño, Yatay y, la más importante de todas: Ifrán(13).

(13) La batalla de Ifrán, ocurrida el 19 de Febrero de 1878, fue la más relevante e importante de todos los choques armados. Se enfrentaron escuadrones completos de miles de hombres con el saldo lamentable de cientos de muertos. Si bien el combate no duró efectivamente más de 15 minutos, el verdadero terror se vivió en la persecución despiadada de los liberales, multiplicando varias veces las víctimas, calculándose éstas en trescientos, aproximadamente. Nunca se supo su número exacto. // Citado por Dardo R. Ramírez Braschi. “Origen de las Agrupaciones Electorales en la provincia de Corrientes (de Caseros a las Presidencias Liberales)” (2004). Moglia Ediciones, Corrientes.

Esta concentró a las mayores fuerzas de ambos bandos en un enfrentamiento que aglutinó a más de 8.300 hombres, casi tantos como en la batalla de Maipú, tal la comparación de Avellanal(14). No se ha conocido exactamente el número de víctimas por estos enfrentamientos, pero no hay dudas que fueron muy numerosas.

(14) Felipe Avellanal. “Juan Ramón Vidal (el Ultimo Caudillo Federal)” (1978), p. 52. Ed. Talleres Gráficos Moro Hnos., Resistencia. // Citado por Dardo R. Ramírez Braschi. “Origen de las Agrupaciones Electorales en la provincia de Corrientes (de Caseros a las Presidencias Liberales)” (2004). Moglia Ediciones, Corrientes.

En los centros urbanos también la violencia fue cotidiana, con enfrentamientos nocturnos y diversos atentados, como los denunciados por el periódico “La Libertad”, que acusó al Departamento de Policía de la capital de facilitar bombas a un Club Político y al periódico “La Verdad”(15).

(15) Archivo General de la Provincia de Corrientes, Copiador de Notas del Ministerio de Gobierno, Legajo 40, Años 1876-1887, Libro 156, fojas 235 y 236. // Citado por Dardo R. Ramírez Braschi. “Origen de las Agrupaciones Electorales en la provincia de Corrientes (de Caseros a las Presidencias Liberales)” (2004). Moglia Ediciones, Corrientes.

Los diversos sucesos bélicos fueron descritos pormenorizadamente en distintas obras, difundiéndose dos versiones de cómo acaecieron los hechos, publicaciones a las cuales nos remitimos(16).

(16) Ver: Manuel Florencio Mantilla. “Placido Martínez” (1997), p. 45, segunda edición. Amerindia Ediciones, Corrientes; Hernán Félix Gómez. “Los Ultimos Sesenta Años de Democracia y Gobierno en la Provincia de Corrientes. 1870-1930” (1995), Libro 1, p. 86, segunda edición. Ed. Sembrando Producciones, Corrientes; Manuel Florencio Mantilla. “La Resistencia Popular de Corrientes de 1878” (1891). San Martín, Escuela de Artes y Oficios de la provincia de Buenos Aires Editor. // Todo citado por Dardo R. Ramírez Braschi. “Origen de las Agrupaciones Electorales en la provincia de Corrientes (de Caseros a las Presidencias Liberales)” (2004). Moglia Ediciones, Corrientes.

Luego será intervenida la provincia, arribando el 23 de Febrero a Goya el interventor Victorino de la Plaza, que no conformó una solución a la crisis política local debido a las vicisitudes, pactos y desconfianzas entre los grupos políticos.

Al poco tiempo, el Gobierno Nacional cambia de interventor y nombra al coronel José Inocencio Arias que perfila un entendimiento con el sector liberal. La Intervención se retira en el mes de Julio, dejando el camino libre a los liberales que, por entonces poseían todavía en pie un Ejército de diez mil hombres aproximadamente, al que Arias no desarmó. Cuando embarca el Interventor -de la ciudad capital- comienza el avance de las distintas columnas del Ejército liberal, tomando ciudades y poblados, alcanzando los suburbios de la capital el día 30 de Julio, produciéndose sangrientos enfrentamientos.

Hernán Félix Gómez explica las razones del alejamiento del interventor Arias y el pacto alcanzado entre éste y los liberales. Arias se comprometía a entregar la provincia a los liberales a condición de que los electores correntinos en las próximas elecciones presidenciales votasen por el candidato que indicase oportunamente. Gómez afirma al respecto:

Aceptado el Pacto, fue suscrito por los aludidos dirigentes liberales, dejando el coronel Arias que el proceso político local siguiera su desarrollo calculado a darle éxito.
El Pacto de referencia va a aclarar la actitud del oficialismo correntino en 1880(17).

(17) Hernán Félix Gómez. “Los Ultimos Sesenta Años de Democracia y Gobierno en la Provincia de Corrientes. 1870-1930” (1995), Libro 1, pp. 98 y 99, segunda edición. Ed. Sembrando Producciones, Corrientes. // Citado por Dardo R. Ramírez Braschi. “Origen de las Agrupaciones Electorales en la provincia de Corrientes (de Caseros a las Presidencias Liberales)” (2004). Moglia Ediciones, Corrientes.

Este mismo historiador sostiene que se abrió nuevamente un período de persecuciones y venganzas. Agregamos nosotros que, de acuerdo a las crónicas, el ingreso de las tropas liberales a la ciudad impulsó inmediatamente una persecución de todo lo que no simpatizaba con sus planteos políticos.

Así, por ejemplo, las tropas sitiadoras de la ciudad mataron a Luis Resoagli, saquearon las casas de Derqui y la de su madre, las del doctor Fernández, de Tomás Vedoya, entre otros(18).

(18) Archivo General de la Provincia de Corrientes, Hemeroteca, periódico “El Autonomista”, (Corrientes), del 5 de Noviembre de 1880. // Citado por Dardo R. Ramírez Braschi. “Origen de las Agrupaciones Electorales en la provincia de Corrientes (de Caseros a las Presidencias Liberales)” (2004). Moglia Ediciones, Corrientes.

El triunfo del sector liberal fue definitivo y el dominio de la política local fue casi absoluta; los derrotados se dispersaron y según los Informes locales, los principales referentes cruzaron al Chaco o a Entre Ríos.

Los aires de victoria de los grupos liberales se exteriorizaron constantemente y muestra de ello son las manifestaciones que en prosa circularon en toda la provincia, como la que publicó el periódico “La Patria”, de Goya, a los pocos meses de los combates citados y en vísperas de las próximas elecciones:

Querido amigo y Patrón
Le escribo de disparada,
Confiándome en su humorada
Que no será un sorpretón.
Le asiguro y con razón
Que al escribirle este día
Le aujunto esta versería
Fruto de mi corazón
Para que vean mi opinión
Los mosos y la hembreria
Le remito las insilgada,
Como dicen los catés(1);
Para que publique Usté
En su gaceta ilustrada
De un gaucho una capachada(2)
Dinese darle un lugar
Que pienso le han de gustar
A todos los liberales,
Con caricias inmortales
Se repatrían conmigo
Soy su afeutisimo amigo
José Lavalle Rodrigo.

Canción Patriótica dedicada al Ejercito Liberal

(Fragmento)

(1) Jóvenes decentes ilustrados.
(2) Una prueba de patriotismo de los gauchos.

Correntinos corred a las armas
Con valor intachable a la lid
Quien no quiera gemir en cadenas
Nuestro lema es vencer o morir
............................................
La victoria adquirida en Ifrán
Con el brillo de luz diamantina.
Corresponde a la gloria argentina
Con justicia a la ley nacional.
............................................
Las cadenas de esclavo afrentoso
Nunca admite la heroica Corrientes
Han probado sus hijos valientes
Con ejemplo de gloria inmortal.

Ya no es hoy en que ruina en sangre
Viera el mundo espantado algún día
Muerto yace a sus pies la anarquía,
La ley brilla en triunfal majestad(19).

(19) Archivo General de la Provincia de Corrientes, Hemeroteca, periódico “La Patria”, (Goya), del 1 de Septiembre de 1878. // Citado por Dardo R. Ramírez Braschi. “Origen de las Agrupaciones Electorales en la provincia de Corrientes (de Caseros a las Presidencias Liberales)” (2004). Moglia Ediciones, Corrientes.

En un intento de instalar nuevamente las Instituciones, se convoca a elecciones para elegir diputados a la Cámara Representativa, triunfando lógicamente los liberales, ya que fue una elección sin oposición.

La Cámara de Representantes recientemente instalada nombró provisoriamente gobernador al Presidente de la misma, Nicolás Ferré, que convocó a elecciones de electores de gobernador y vicegobernador para el 29 de Septiembre.

Así se inicia una nueva movilización electoral, con el detalle de que sólo participaron los liberales, sin oposición. Fue a través del ya conocido “Club Constitucional” que los liberales proclaman y dan a conocer sus candidatos; pero es conveniente hacer algunas referencias respecto a la existencia de este Club.

Podemos observar recién en el año 1878, una intención de permanencia práctica y efectiva de aquel Club a través de cierto tiempo, manifestando y manteniendo su identidad nominal y la participación activa de sus miembros.

A fines de Octubre de aquel año apreciamos una vinculación de este sector político con otros afines de Buenos Aires. Se proponía -desde el denominado partido nacionalista de Buenos Aires- agrupar a todos los simpatizantes del liberalismo en un solo cuerpo orgánico representativo; por tal motivo, una comisión del grupo “nacionalista” propone a Manuel Florencio Mantilla la posibilidad de conformar una delegación en la provincia e iniciar una organización nacional de un partido de principios liberales y, así

... invitándole especialmente a propender a la organización de un verdadero centro de política nacional, que tenga su base de opinión en todas las provincias y que responda a una exigencia uniforme y general”.

Los intentos de ramificar y consolidar las incipientes estructuras de los partidos políticos estaba en marcha(20). Aquella era por entonces la única incipiente agrupación política con cierta continuidad en el tiempo, que bregaba por una institucionalización partidaria verdadera, a pesar de las insurrecciones y cambios políticos sucesivos.

(20) Archivo General de la Provincia de Corrientes, Fondo Mantilla, Legajo 17, Carpeta Año 1878. // Citado por Dardo R. Ramírez Braschi. “Origen de las Agrupaciones Electorales en la provincia de Corrientes (de Caseros a las Presidencias Liberales)” (2004). Moglia Ediciones, Corrientes.

Para finalizar, durante la campaña de gobernador de Septiembre de 1878, la tranquilidad del triunfo de las armas dio la certeza de la victoria electoral. El Colegio Electoral se reunió el 20 de Octubre y proclamó gobernador a Felipe José Cabral y, vicegobernador, a Juan Esteban Martínez, como estaba previsto y preparado con antelación.

Información adicional