El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Gobernadores constitucionales de Corrientes que no concluyeron su mandato

- Introducción

Es sabido que la provincia de Corrientes, a lo largo de su historia. no se ha caracterizado por mantener una continuidad en sus Gobiernos constitucionales(1).

(1) El presente trabajo es autoría -parcialmente- del doctor Ricardo Juan Guillermo Harvey (1928-2011), quien gran parte de su vida estuvo dedicado a la función pública, al ejercicio de la docencia y a la investigación.

Diversas causas, que serán motivo de análisis en este trabajo, se conjugaron en distintas épocas para impedir que sus gobernadores llegaran a completar el mandato para el cual los había elegido el pueblo.

En algunos casos renuncias, en otros fallecimientos y, las más de las veces, movimientos sediciosos producidos en la provincia en los siglos XIX y XX, o golpes de estado que afectaron al orden nacional y que se proyectaron naturalmente en la discontinuidad de los Gobiernos provinciales con sus consabidas intervenciones federales.

Cabe señalar, a manera de anticipo de este trabajo, que en la provincia de Corrientes, a partir del movimiento autonómico del 12 de Octubre de 1821 hubo 52 gobernadores elegidos constitucionalmente, de los cuales sólo 20 de ellos pudieron completar la totalidad delmandato para el que fueron electos y 30 no lo completaron, mientras que dos de ellos no llegaron siquiera a asumir como tal.

En resumen, a partir de la Organización Nacional de 1853, hubo 17 gobernadores que completaron su mandato; 22 que no lo completaron por diversas causas; 1 que no llegó a asumir; y 18 intervenciones federales.

A manera de comparación señalemos que en el orden nacional, sobre 25 presidentes constitucionales, a partir del general Justo José de Urquiza y hasta el del doctor Carlos Saúl Menem, sólo completaron su mandato 12 de ellos, habiéndose interrumpido otros 13, por diversas razones.

En el orden provincial sólo tres gobernadores fueron reelegidos y completaron su mandato: los doctores Juan Gregorio Pujol, Juan Ramón Vidal y Horacio Ricardo Colombi, pero el segundo con 5 períodos gubernativos de por medio, sin tocar la Constitución.

En el orden nacional, igualmente fueron tres: el general Julio Argentino Roca, que tuvo de por medio dos períodos constitucionales; el doctor Carlos Saúl Menem que, para lograrlo, debió modificar la Constitución Nacional; y la doctora Cristina Elisabet Fernández de Kirchner.

Pasamos ahora a analizar cuáles fueron los gobernadores provinciales que no completaron sus mandatos, las fechas en que asumieron y en las que se interrumpió su gestión, como asimismo las fuerzas políticas que los sostuvieron y las razones de su caída.

1824 - 1828 // Pedro Juan Ferré

Ministro: Eusebio Antonio Villagra.

Presidencia de las Provincias Unidas: Bernardino de la Trinidad Rivadavia. Ejerció la Presidencia de la República desde el 8 de Febrero de 1826 hasta el 27 de Junio de 1827. Rivadavia continuó interinamente en el mando hasta la designación de López y Planes, su sucesor. Después de esto se alejó para siempre de la vida política.

Vicente López y Planes ejerció la Presidencia Provisional de la República desde el 7 de Julio de 1827 hasta el 18 de Agosto de 1827, en que el Congreso que lo eligió aceptó su dimisión.

El Congreso, por ley del 18 de Agosto de 1827, aceptó la dimisión del Presidente Provisional y a la vez se declaró disuelto. Por un artículo de dicha ley, el Gobierno de la provincia de Buenos Aires asumía las Relaciones Exteriores. El 18 de Agosto de 1827 cesa el Presidente Provisional, se disuelve el Congreso y desaparece de escena la Constitución de 1826.

Causa interrupción del mandato: dimite. El gobernador Ferré entendió haber cumplido sus compromisos con la provincia adquiridos cuando, a fines de 1827, se viera obligado a continuar en el mando y presenta, el 29 de Noviembre de 1828, la renuncia de su alto cargo con carácter irrevocable.

Es el 2do. gobernador constitucional de la provincia. Esta primera Administración consta de dos períodos:el primero desde el 27 de Diciembre de 1824, cuando Ferré entró en posesión del P. E.

El 7 de Diciembre de 1827, el Congreso correntino resolvió reelegir a Pedro Ferré para el trienio 1827-1830 (segundo período), atento las graves circunstancias por las cuales atravesaba el país con motivo de la sublevación de los uruguayos que desean su independencia del Imperio brasileño y de la guerra declarada entre Argentina y Brasil. El 11 de Diciembre de 1827 es reelegido Ferré por un nuevo trienio.

Un año después, Ferré presenta su renuncia al cargo -que le fue aceptada- por la cesación del estado de guerra nacional, reemplazándolo Pedro Dionisio Cabral el 25 de Diciembre de 1827. Existe la posibilidad que cuestiones personales hayan influido en esta decisión del gobernante.

1833 - 1837 // Rafael León de Atienza

Ministro: Eusebio Antonio Villagra.

Causa interrupción del mandato: fallecimiento

Fue puesto en posesión del cargo el 25 de Diciembre de 1833. Es el 5to. gobernador constitucional de Corrientes. Su Gobierno tiene dos períodos; el primero entre los años 1833-1836. Este primer período cesaba el 25 de Diciembre de 1836 pero, por ley del 29 de Diciembre de 1836 el Congreso General autorizó a Atienza a continuar provisoriamente a cargo del P. E.

El 7 de Febrero de 1837, el Congreso amplió el nombramiento provisorio de Atienza a todo el período (1836-1839) -es el segundo período de su mandato, pero lo sorprendió la muerte el 2 de Diciembre de 1837.

1838 - 1839 // José Genaro Berón de Astrada

Ministros: Eusebio Antonio Villagra y Pedro A. Díaz Colodrero.

Causa interrupción del mandato: asesinado en el campo de batalla.

Fue provisorio desde 14 de Diciembre de 1837 al 15 de Enero de 1838, día en que el Congreso General lo nombró gobernador titular. Es el 6to. gobernador constitucional de Corrientes.

Berón de Astrada pierde la vida en la batalla de Pago Largo, el 31 de Marzo de 1839.

1839 // Manuel Antonio Ferré

Causa interrupción del mandato: dimite

Electo en propiedad por el Congreso, sustituye a su hermano el 8 de Mayo de 1839. Es el 7mo. gobernador constitucional de Corrientes.

Manuel A. Ferré estará en el Gobierno hasta el 16 de Mayo de 1839, en que delegará -autorizado por el Congreso- el mando gubernativo en el diputado Pedro Dionisio Cabral. El 22 de Mayo de 1839, Ferré renunciará. Estará 14 días como gobernador propietario al frente del P. E., siendo el que menos tiempo permaneció en el cargo.

1839 // José Antonio Romero

Ministro: Justo Díaz de Vivar

Causa interrupción del mandato: destitución

Es el 8vo. gobernador constitucional de Corrientes. El 22 de Mayo de 1839 el Congreso aceptó la renuncia de Manuel Antonio Ferré y designó -provisoriamente- a Pedro Dionisio Cabral hasta que se recibiera al titular, José Antonio Romero.

Manuel F. Mantilla dice que Cabral entregó el mando a Romero el 6 de Junio de 1839, “que había sido nombrado el 22 de Mayo de 1839”.

Después de Pago Largo, el hombre fuerte del momento era Juan José Pascual Echagüe y era él quien no se conformó con las designaciones de los Ferré, imponiendo para gobernador el nombramiento de José Antonio Romero.

El coronel Romero estuvo en posesión del P. E. hasta el 23 de Julio de 1839, en que el estado de conmoción de la campaña hizo urgente y necesaria su salida, dejando de delegado a Juan Manuel Vedoya. Romero será destituido por ley del 6 de Octubre de 1839.

1839 - 1842 // Pedro Juan Ferré

Ministros: Manuel Leiva y José Manuel de Isasa.

Causa interrupción del mandato: destitución

El Congreso Provincial nombró gobernador -nuevamente (por cuarta vez)- a Pedro Juan Ferré. Es el 9no. gobernador constitucional de Corrientes. El 6 de Octubre de 1839 lo había designado en carácter Provisorio, a quien luego se confirmó -por todo el trienio (1839-1842)- el 25 de Noviembre de 1839.

Es el único gobernador que sirvió por más de dos mandatos: 1824-1828 (con dos períodos); 1830-1833; y 1839-1842.

La batalla de Arroyo Grande, el 6 de Diciembre de 1842, produjo cambios completos en la situación política de Corrientes. Con la fuga de Pedro Ferré al Paraguay -después de la derrota- el Gobierno quedó acéfalo.

1842 - 1843 // Pedro Dionisio Cabral

Ministros: Guerra y Relaciones Exteriores: Justo Díaz de Vivar; y, Gobierno y Hacienda: Teodoro Gauna.

Causa interrupción del mandato: destitución

La noticia del desastre de Arroyo Grande (batalla registrada el 6 de Diciembre de 1842) llegó a la capital el día 10 de Diciembre de 1842, por la mañana. El Gobierno hizo aparato local de resistencia pero, el día 14 de Diciembre de 1842 se embarca el gobernador Ferré y marchóse al Paraguay.

Fue entonces que el Congreso nombró gobernador a Pedro Dionisio Cabral, con facultades extraordinarias, “para todos los casos concernientes a la paz y guerra”(33). Es el 10mo. gobernador constitucional de Corrientes.

El 14 de Diciembre de 1842 fue electo gobernador Pedro Cabral y revalidada su autoridad por la Legislatura el 15 de Marzo de 1843. Cabral estará al frente del Poder Ejecutivo hasta el 11 de Abril de 1843, que huyó abandonando su puesto por temor de un amago de reacción, como en efecto tuvo lugar dos días después, el 13 de Abril de 1843, encabezado por el coronel José Antonio Virasoro.

El gobernador, al fugar, dejó la ciudad en acefalía de gobierno.

1843 - 1847 // José Joaquín Madariaga

Ministros: Juan Gregorio Pujol, Gregorio Valdés y José Inocencio Márquez.

Causa interrupción del mandato: destitución

El 1 de Agosto de 1843, el poder de facto sostenido por Joaquín Madariaga congrega al pueblo a elección de diputados que habían de designar el primer magistrado constitucional.

El Congreso General extraordinario -con poder de elegir gobernador- vota a Madariaga como gobernador Provisorio -por ley del 31 de Agosto de 1843- quien será confirmado como propietario por ley del 21 de Septiembre de 1843 y recibido del cargo en tal carácter el 28 de Septiembre de 1843.

Es el 11mo. gobernador constitucional de Corrientes y su elección corresponderá al trienio 1842-1845.

El 7 de Junio de 1845 el gobernador Madariaga se ausenta de la capital y delega el mando en sus ministros, Gregorio Valdés y José Inocencio Márquez. Durante este interinato -que terminó el 5 de Julio de 1845- el Congreso General, que había iniciado sus sesiones ordinarias el 6 de Mayo de 1845, sancionó dos leyes por las que reconocía como Coronel Mayor del Ejército al gobernador Joaquín y a su hermano Juan Madariaga.

Los nombramientos emanaron del general Paz, como Director de la Guerra, pero se entendió conveniente la confirmación legislativa. Era la declaración de una preeminencia lógica, en su carácter de único poder eminentemente popular. Así lo entendió la misma Legislatura.

En efecto: considerando que toda la población masculina estaba en el Ejército y “usando de su soberanía extraordinaria” posterga la elección de la 9na. Legislatura hasta que fuere posible y resuelve continuar hasta entonces en el ejercicio de sus funciones.

Establece la ley del 27 de Noviembre de 1845 que hasta aquella oportunidad debía continuar en el desempeño del Poder Ejecutivo el general Joaquín Madariaga(2).

(2) Registro Oficial de la Provincia de Corrientes, año 1845, p. 72. // Citado por Hernán Félix Gómez. “Vida Pública del Dr. Juan Pujol (Historia de la provincia de Corrientes de Marzo 1843 a Diciembre 1859)” (1920). Ed. por J. Lajouane & Cia.

Desde esta fecha, el Gobierno de Madariaga pierde su fundamento institucional para convertirse en autoridad de facto.

El 12 de Noviembre de 1846, Madariaga fue reelecto gobernador para completar el trienio siguiente (1845-1848) al de su primera Administración(3).

(3) Citado por Manuel Florencio Mantilla. “Crónica Histórica de la provincia de Corrientes” (1928), tomo II, capítulo XIII: “Guerra contra la tiranía de Rosas. (1846-1850)”, parágrafo 213. Notas biográficas por Angel Acuña, Buenos Aires. Ed. Juan Ramón y Rafael Mantilla.

Permanecerá al frente del Poder Ejecutivo hasta el 27 de Noviembre de 1847, en que será derrotado a la cabeza de su Ejército en el Potrero o Rincón de Vences por el general Justo José de Urquiza.

1847 - 1852 // Benjamín Virasoro

Ministros: Teodoro Gauna y Juan Gregorio Pujol (el 2 de Julio de 1851 fue designado Ministro General en Campaña -y luego de Gobierno-

Causa interrupción del mandato: destitución

Fue reinstalado el Congreso disuelto en 1843 como consecuencia del derrocamiento del gobernador Pedro Dionisio Cabral, movimiento ejecutado por el teniente coronel José Antonio Virasoro, pronunciado entonces en favor de la reacción encabezada por los Madariaga, a la que también se plegó su hermano Miguel.

Este convocó a ese Congreso el 10 de Diciembre de 1847; el 11 de Diciembre se reunieron los Representantes; y Virasoro inauguró el mencionado Cuerpo el 12 de Diciembre de 1847, que completó su número eligiendo suplentes a los titulados diputados fallecidos (que fueron cinco). El ex gobernador Cabral había fallecido -fuera de la provincia- en 1847.

No fue tal vez extraña a su resolución la teoría rosista, de que las autoridades de su régimen no caducaban cuando una insurrección levantaba a nuevos nombres, autoridades que se restablecían en cuanto era posible.

El día 12 de Diciembre de 1847 se reinstalaba el Congreso de 1843, que legalizó la gestión del gobernador provisorio y lo habilitó para seguir en el mando hasta que se efectuara el nombramiento del propietario.

Casi a continuación se efectúa el nombramiento del gobernador propietario que recae en la persona de Benjamín Virasoro. Este asume el P. E. el 15 de Diciembre de 1847(4). Es el 12mo. gobernador constitucional de Corrientes.

(4) Todo citado por Hernán Félix Gómez. “Vida Pública del Dr. Juan Pujol (Historia de la provincia de Corrientes de Marzo 1843 a Diciembre 1859)” (1920). Ed. por J. Lajouane & Cia.

Desde el 3 de Marzo de 1851, Domingo Latorre fue nombrado Provisorio, ya que el propietario -Benjamín Virasoro- se ausentó nuevamente, esta vez con el objeto de marchar -como Mayor General- en la cruzada contra Manuel Oribe y Juan Manuel de Rosas, la cual terminó con la caída del primero el 8 de Octubre de 1851 y con la del segundo en Caseros, el 3 de Febrero de 1852.

Latorre continuó en el Gobierno hasta el 3 de Julio de 1852 cuando, nombrado en propiedad por haber sido depuesto el propietario Benjamín Virasoro, ausente en la campaña contra Rosas, dimitió el cargo -hasta segunda vez- admitiéndosele la renuncia el 5 de Julio de 1852, en cuya fecha fue nombrado en su lugar Luis Molinas en propiedad e interino Manuel Antonio Ferré hasta que ocurriera el propietario a tomar posesión del cargo.

1859 - 1861 // canónigo, doctor José María Rolón

Ministros: doctor Luciano Torrent; José Luis Garrido; y José Jacinto Rolón.

Presidencia de la Nación: general Justo José de Urquiza -hasta 1860- y, desde esa fecha, el doctor Santiago Derqui, hasta 1861.

Causa interrupción mandato: renuncia por movimiento insurreccional.

Al término de la gestión gubernativa del doctor Juan G. Pujol, que se mantuvo por tres períodos consecutivos, fue designado gobernador el canónigo, doctor Rolón, quien asumió la Primera Magistratura provincial en Diciembre de 1859. Es el 14to. gobernador constitucional de Corrientes.

El apoyo del doctor Pujol fue determinante de su elección y contó con la ayuda que éste le brindó como ministro del Interior de la Confederación Argentina y, posteriormente, como Senador Nacional.

Los enfrentamientos de Pujol con el presidente Santiago Derqui llevaron a Rolón a una actitud de resistencia contra el Gobierno de la Confederación. Las luchas políticas de la época son una constante, apareciendo en el escenario provincial el partido liberal, que actuó como factor de crítica oposición.

La muerte del doctor Pujol, acaecida en el año 1861, primero, y la caída del Gobierno de la Confederación después de la batalla de Pavón, en Septiembre del mismo año, determinaron a los grupos liberales a tomar las armas, levantándose en el mes de Noviembre en los Departamentos del sur de la provincia.

El canónigo Rolón, ante la inminencia de los enfrentamientos bélicos, autorizó a su representante, el coronel Cayetano Virasoro, jefe de las fuerzas del Gobierno, a convenir una paz honorable, la que fue lograda sobre la base de su renuncia, producida el 8 de Diciembre de 1861.

El canónigo Rolón, como hombre de Pujol y amigo de Urquiza, representaba en la provincia a la fuerza del partido federal, desplazado en la emergencia por el partido liberal.

Según algunos autores, esta renuncia resultó providencial para la tranquilidad pública de la provincia, pues de otra manera se habría producido, como ocurrió en otras provincias, la intervención de las fuerzas militares al mando de los temibles “coroneles uruguayos”, con las desagradables consecuencias que era de imaginarse.

- Evaristo López (1865-1868)

Vicegobernador: doctor José Ramón Vidal.
Ministros: doctor Fernando Arias; doctor Juan Lagraña; doctor Fidel S. Cavia; doctor Wenceslao Díaz Colodrero; doctor Desiderio Rosas; doctor Pedro C. Reyna y José Hernández.
Presidente de la Nación: general Bartolomé Mitre (1862-1868).
Causa interrupción mandato: renuncia por movimiento insurreccional.

Al Gobierno de Rolón le siguió la gestión del gobernador Manuel Ignacio Lagraña, del partido liberal, en cuyo transcurso debió soportar la invasión de los paraguayos al territorio provincial y las consecuencias inevitables que de ello se derivaron.

Al completar su mandato, el general Nicanor Cáceres -amigo de Urquiza, pero ligado también a los sectores liberales, especialmente al gobernador Lagraña-, presionó para que fuera designado gobernador Evaristo López, originario de Goya, que había ejercido la Jefatura política en aquella ciudad.

Evaristo López asumió en Diciembre de 1865, acompañándolo en la gestión el doctor José Ramón Vidal, dado que en la reforma de 1864 se había creado el cargo de vicegobernador.

En su gestión contó con el permanente apoyo del general Cáceres, de Urquiza y de algún sector liberal, que estaba dividido -a su vez- en miras de la futura elección presidencial para designar al sucesor del general Bartolomé Mitre.

Los electores de Corrientes iban a ser muy necesarios en la futura disputa y de allí que, quien poseyera el Gobierno, podía inclinar a la totalidad de ellos a favor del candidato de su preferencia.

Obviamente, Evaristo López y su padrino, el general Cáceres, los iban a inclinar a favor de Urquiza, mientras que, del grueso del partido liberal, una parte inclinaba sus preferencias a favor de Rufino de Elizalde, mientras el resto lo hacía a favor de Domingo Faustino Sarmiento.

Como era de esperarse, en los comicios realizados el 12 de Abril de 1868 triunfó la lista favorable a Urquiza, por lo que los grupos liberales, en la imposibilidad de cambiar los resultados, se decidieron al menos a impedir que los electores correntinos participaran de la elección.

Consecuencia de esa decisión fue el levantamiento armado producido en Mayo de ese mismo año, que impidió la reunión de los electores correntinos.

De cualquier manera, Sarmiento impone el número de electores favorables, triunfando en la emergencia y asumiendo en el mes de Octubre. El movimiento rebelde había triunfado y, nuevamente, asumen los liberales por intermedio de Victorio Torrent que, a la sazón, era Presidente de la Legislatura.

El gobernador López fue detenido por el coronel Wenceslao Martínez, que era Jefe de su Guardia Nacional, que había sido comprometido por los liberales y del que menos podía sospechar.

López se vio en la necesidad de renunciar, el 27 de Mayo de 1868, y aunque posteriormente realizó gestiones orientadas a lograr su reincorporación al Gobierno, el oficialismo de Sarmiento prefirió mantener la situación “de facto” en la provincia, para que ésta presidiera las próximas elecciones de gobernador y vicegobernador.

- doctor José Miguel Guastavino (1868-1869)

Vicegobernador: comandante Santiago Baibiene.
Ministros: doctor José Luis Cabral; doctor Juan José Camelino y doctor Doroteo González Videla.
Presidente de la Nación: Domingo Faustino Sarmiento.
Causa interrupción mandato: renuncia por desinteligencias con la Legislatura.

La provincia había quedado en manos del partido liberal pero, como se señala por algunos autores, estaba dividido en tres sectores claramente diferenciados, cada uno de los cuales parecía un partido independiente.

Realizadas las elecciones, ninguno de esos grupos logró la mayoría necesaria para proclamar su candidato, por lo que se iniciaron arduas gestiones que dieron por resultado una transacción a resultas de la cual se eligió como gobernador al doctor José Miguel Guastavino, Juez Federal en la provincia, alejado de la política militante, a quien acompañó -en calidad de vicegobernador-, el comandante Santiago Baibiene, que había sido uno de los candidatos de la lucha.

El doctor Guastavino asume el cargo el 25 de Diciembre de 1868 y, desde el primer momento, se vio envuelto en las luchas internas del liberalismo y la tenaz oposición del partido federal, debiendo soportar cantidad de obstáculos para gobernar.

Cansado de tales presiones, el doctor Guastavino presentó su renuncia el 11 de Octubre de 1869, aprovechando la circunstancia de un conflicto surgido entre el Poder Ejecutivo y la Legislatura, por un cambio de notas con el Gobierno de Entre Ríos.

Lo sucedió y completó el mandato el comandante Baibiene, adquiriendo su fracción, la liberal mitrista, la mayor gravitación política en el Gobierno, pero desuniendo a los demás sectores liberales, al convertirse en el gran elector de la provincia.

- doctor Agustín Pedro Justo (1871-1872)

Vicegobernador: coronel Manuel de Jesús Calvo.
Ministros: doctor Juan Lagraña y Valentín Virasoro.
Presidente de la Nación: Domingo Faustino Sarmiento (1868-1874).
Causas destitución mandato: deposición por movimiento rebelde.

El comandante Baibiene, convertido en gran elector de la provincia, impone la candidatura del doctor Agustín Pedro Justo, enrolado en la corriente mitrista del partido liberal.

Las elecciones, prácticamente, fueron una parodia de tales, pues la oposición, representada por el “fusionismo” (unión de sectores liberales y nacionales o federales), no participó en ellos, dada la violencia puesta en marcha por el Gobierno.

El Colegio Electoral eligió sin problemas al doctor Justo, acompañándolo el coronel Manuel de Jesús Calvo, a quienes Baibiene indicó como sus candidatos, asumiendo el 25 de Diciembre de 1871, generando la natural reacción del resto de los sectores, que aún esperaban una posible recomposición de fuerzas.

La obstinación de Baibiene en imponer puramente a sus elementos decidió a los opositores “fusionistas” a promover un movimiento sedicioso los primeros días de Enero, encabezado -esta vez- por el Inspector General de Armas, coronel Desiderio Sosa que, triunfante, depuso al doctor Justo a sólo catorce días de haber asumido.

Es el gobernador constitucional de más corta duración en los anales provinciales.

Cabe señalar que, en esa oportunidad, el doctor Justo se refugió en una cañonera italiana surta en el puerto de Corrientes, lo que sirvió de argumento para negarle la intervención federal el hecho de haberla pedido desde “territorio extranjero”.

El sector “fusionista” triunfante queda en poder de la Provincia -afirmado por las armas después de la batalla de “El Tabaco” en que son vencidas las fuerzas de Baibiene-, a cargo de un Triunvirato que representaba las tres tendencias del “fusionismo”, es decir dos sectores liberales y uno federal y, posteriormente, por uno de los triunviros, Gregorio Pampín, de filiación liberal.

La deposición del doctor Justo y la posterior derrota de su sostenedor Baibiene, ocurrida el 4 de Marzo de 1872, tuvo una gran repercusión en el orden nacional, ya que el manejo de la Provincia estaba ligado a la futura elección al término de la gestión del presidente Sarmiento, en 1874.

La candidatura presidencial de Mitre habría tenido por seguros a los Electores correntinos gobernando el doctor Justo, o con el triunfo de Baibiene, pero con la nueva situación era seguro que esos votos irían para el favorito de Sarmiento: su ministro Nicolás Avellaneda.

En 1872 fue elegido el doctor Miguel Victorio Gelabert, representante del “fusionismo”, quien completó el mandato del anterior gobernador depuesto, entregando el poder en 1874 al Presidente de la Legislatura, ya que en razón de los levantamientos del mitrismo en esta provincia, coincidentes con los de Buenos Aires, se habían postergado los comicios.

Durante su gestión, en 1874, los Electores correntinos votaron por la fórmula Avellaneda-Alsina, que habían formado el Partido Autonomista Nacional.

- Juan Vicente Pampín (1875-1876)

Vicegobernador: José Luis Madariaga.
Ministros: doctor Juan Manuel Rivera, doctor Genaro Figueroa, doctor José Luis Cabral y licenciado Nicanor García de Cossio.
Presidente de la Nación: doctor Nicolás Avellaneda (1874-1880).
Causas interrupción mandato: fallecimiento.

Los partidos congregados en el “fusionismo” consagraron candidatos para la fórmula gubernativa provincial integrada por Juan Vicente Pampin y José Luis Madariaga, jefe del liberalismo oficialista el primero y destacado dirigente federal el segundo.

Pampín asumió el 28 de Febrero de 1875, pero su gestión resultó muy breve, dado que falleció a poco de haber cumplido un año de gobierno.

Con tal motivo, asumió el vicegobernador José Luis Madariaga quien, siguiendo las inspiraciones del doctor Manuel Derqui, había venido reorganizando las fuerzas del partido federal.

Una serie de circunstancias pusieron en la vereda de la oposición a los liberales nacionalistas o mitristas, junto a los liberales que habían pertenecido al círculo de Pampín, produciéndose -de hecho- la disolución de la “fusión”.

- doctor Manuel Derqui (1877-1878)

Vicegobernador: Wenceslao Fernández.
Ministros: doctor Fidel S. Cavia; doctor Desiderio Rosas; y doctor José G. Ballesteros.
Presidente de la Nación: doctor Nicolás Avellaneda (1874-1880).
Causa interrupción mandato: renuncia por movimiento insurgente.

Al término de la gestión Madariaga, la provincia estaba dividida en tres sectores políticos claramente definidos: los federales gubernistas; los nacionalistas o mitristas, y los liberales, existiendo concomitancia entre estos dos últimos que, en el fondo, pertenecían a un común tronco liberal.

Ante los comicios de renovación gubernativa, el oficialismo y la oposición se aprestaron como para una contienda bélica, y los actos de fuerza se multiplicaron.

A instancias del doctor Manuel Florencio Mantilla, y siguiendo un precedente norteamericano, los liberales organizaron un comicio paralelo, atribuyéndose ambos sectores el triunfo, y organizando sus propios Colegios Electorales.

El gubernista eligió como gobernador y vicegobernador a los federales Manuel Derqui y Wenceslao Fernández, y el de la oposición lo hizo en las personas de los doctores Felipe J. Cabral y Juan Esteban Martínez.

El proceso estaba concebido con el fin de provocar una situación de violencia institucional y con ello provocar la Intervención nacional que se esperaba pudiera favorecer a los opositores o, por lo menos, truncar la gobernación del partido federal.

Poco interesaba, en este momento, la política de conciliación que había sido iniciada por el presidente Avellaneda en Mayo de 1877 y concretada en un solemne acto cívico el 7 de Octubre de ese mismo año.

El gobernador Madariaga hizo entrega del Gobierno, como era de esperarse, al doctor Manuel Derqui, el 25 de Diciembre. Ante el cariz que tomaban las cosas, Avellaneda envió en misión pacificadora a dos de sus ministros, José María Gutiérrez y Victorino de la Plaza, ambos partidarios de la conciliación, pero el primero de extracción nacionalista, o mitrista, y autonomista el segundo.

Pese a los intentos, los delegados presidenciales no logran conciliar los intereses en pugna y finalmente se retiran.

Es el momento esperado por los liberales que, en un plan largamente elaborado, se levantan en armas provocando una nueva rebelión. Triunfaron los insurgentes y establecieron un Gobierno paralelo, de carácter provisorio, presidido por el doctor Juan Esteban Martínez como vicegobernador en ejercicio, afirmando su dominio sobre gran parte de la provincia.

Como el hecho de armas pareciera perpetuarse enfrentando a dos Gobiernos paralelos, y frente a la crisis producida en su gabinete por los defensores de ambos sectores en pugna, Avellaneda sustituyó el interventor designando en su reemplazo al coronel José Inocencio Arias.

Avellaneda había resuelto, frente a la crisis de su gabinete, enviar el tema al Congreso, expresando que ponía su espíritu en una esfera superior a las combinaciones de los partidos, teniendo en cuenta las Instituciones de Corrientes y la prosperidad y la paz de esta provincia, declaraba que en ella debía llamarse nuevamente a elecciones para designar su gobernador bajo los auspicios de la Intervención Federal.

Por Ley del 15 de Julio de 1878, el Congreso declaraba terminada la Intervención a la provincia y el coronel Arias se retiraba con sus tropas, dejando inerme al doctor Derqui que, ante la superioridad de las fuerzas liberales y vencido por éstas, debió abandonar el Gobierno, refugiándose en Buenos Aires.

- doctor Felipe J. Cabral (1878-1880)

Vicegobernador: doctor Juan Esteban Martínez.
Ministros: doctor Manuel F. Mantilla y agrimensor Valentín Virasoro.
Presidente de la Nación: doctor Nicolás Avellaneda (1874-1880)
Causa interrupción mandato: destitución por Intervención federal.

Una vez alejado del poder el doctor Derqui, se procedió a elegir una nueva Legislatura, que designó sus autoridades y convocó a elecciones de gobernador y vicegobernador.

Realizados los comicios, sin oposición del partido federal, que ahora había pasado a denominarse Autonomista, y cuyos principales dirigentes habían emigrado a consecuencia de las persecuciones desatadas en su contra, los liberales triunfaron fácilmente y el Colegio Electoral designó gobernador al doctor Felipe J. Cabral y vicegobernador al doctor Juan Esteban Martínez, asumiendo el 27 de Octubre de 1878.

De esta manera y frente a la renovación presidencial que debía realizarse antes de los dos años, el grupo mitrista iba a contar con una segura representación de Electores a favor de la candidatura que, en definitiva, se propiciara por ese sector.

Algunos autores señalan que los liberales habrían asumido un compromiso con el ex interventor, coronel Arias, un acuerdo para votar al candidato que éste les señalara, que a la postre resultó ser el gobernador de Buenos Aires, doctor Carlos Tejedor.

Llegado el momento de las definiciones electorales, Tejedor contaba sólo con la provincia de Buenos Aires y su aliada Corrientes, que resultaron impotentes frente a la Liga de Gobernadores que se había encolumnado a favor de la candidatura del general Julio A. Roca.

La victoria electoral de Roca desencadenó los sucesos violentos entre la provincia de Buenos Aires y el Gobierno de la Nación, que terminó con el triunfo de las armas nacionales. En esta situación, el Gobierno correntino del doctor Cabral quedó muy comprometido, ya que había convenido con los derrotados acuerdos políticos y militares de defensa de sus respectivas integridades autonómicas.

Los liberales correntinos quedaron, así, totalmente desamparados.

La consecuencia de la derrota de la provincia bonaerense fue, además de la capitalización de la Ciudad de Buenos Aires, que se interviniera a ambas provincias comprometidas.

A Corrientes fue enviado el doctor Miguel Goyena que, acompañado de una poderosa fuerza militar, asumió el Gobierno disponiendo la destitución del gobernador y vicegobernador y demás autoridades.

Tiempo después, ya pacificada la Provincia, dispuso la reconstrucción de los poderes, conforme lo autorizaba el Congreso de la Nación, con fecha 24 de Julio de 1880.

- Antonio B. Gallino (1880-1882)

Vicegobernador: Angel Soto.
Ministros: doctor Octavio Gondra; doctor José Benjamin Romero; doctor Ramón B. Contreras; doctor Severo Fernández; y doctor Luis A. Díaz.
Presidente de la Nación: general Julio A. Roca (1880-1886)
Causa interrupción mandato: renuncia.

Cuando el interventor federal, doctor Goyena, consiguió pacificar la Provincia, dio cumplimiento a las instrucciones recibidas procediendo a reconstruir los poderes locales convocando primeramente a elecciones de diputados en el mes de Septiembre, haciendo entrega del Gobierno en forma provisoria al Presidente de la Legislatura recién elegida, que respondía totalmente al Partido Autonomista Nacional.

Seguidamente se llamó a elecciones de Electores de gobernador y vicegobernador y el Colegio Electoral reunido en el mes de Diciembre eligió el binomio Antonio B. Gallino y Angel Soto, ambos autonomistas.

Cabe recordar que no todos los autonomistas estuvieron de acuerdo con estos nombres, pues otro sector del mismo partido bregaba por la candidatura del doctor Manuel Derqui, dando lugar a diferencias que más adelante habrán de manifestarse determinando la renuncia forzada del gobernador.

Se afirma que en tales circunstancias, los partidarios del doctor Derqui tuvieron el apoyo del hermano del presidente de la República, general Roca, el coronel Rudecindo Roca.

Fue durante este Gobierno que, en base a un proyecto del P. E. Nacional se quitó a Corrientes el extenso territorio de lo que es hoy la provincia de Misiones, que pasó a ser Territorio Nacional, hecho que se consumó por Ley nacional del 22 de Noviembre de 1881 pero, dictada la mencionada Ley, se advirtió que la Ciudad de Posadas, que se pensaba declarar capital del Territorio, había quedado fuera del Territorio declarado nacional.

Una serie de presiones ejercidas sobre la Legislatura correntina, con amenazas de intervención mediante, la determinaron a hacer donación de la parte del territorio en que estaba asentada la mencionada ciudad, lo que se cumplió por medio de la Ley provincial sancionada el 22 de Agosto de 1882.

Pero antes de que esto ocurriera, el 1 de Abril de 1882, para lograr superar la resistencia opuesta por el gobernador Gallino a la cesión de la Ciudad de Posadas, se recurrió a un curioso golpe de Estado.

Aprovechando una excursión del mandatario correntino a uno de los barrios del suburbio de la ciudad (recuérdese que el gobernador era soltero), un grupo de soldados del coronel Roca, vestidos de civil, según unos, o de partidarios del doctor Derqui, según otros, lo secuestró y llevó a una isla cercana, en el río Paraná, donde luego de sufrir distintos tipos de presiones fue obligado a presentar su renuncia, la que puesta en conocimiento de la Legislatura al día siguiente de los hechos relatados, fue aceptada sin mayor objeción, lo que dá la pauta de un plan ingeniosamente elaborado.

Asumió el vicegobernador Angel Soto y la inmediata designación como ministro del doctor Manuel Derqui parece dar la razón a quienes le atribuyen la autoría intelectual de este curioso episodio de nuestra historia política.

Se une a esta circunstancia que la persona que acompañaba en tan infausto paseo, el doctor Félix M. Gómez, aparecía designado ministro del Gobierno del doctor Derqui.

Soto gobernó con el apoyo del partido Autonomista, más allá de una escisión producida en su contra por parte de aquéllos que respondían al ex gobernador Gallino, pero pudo terminar el mandato, convocando a elecciones y entregando el poder a quien había sido su ministro, el doctor Manuel Derqui, en Diciembre de 1883.

- doctor Manuel Derqui (1883-1886)

Vicegobernador: Joaquín Vedoya.
Ministros: doctor Eugenio F. Ramírez; doctor Félix María Gómez; doctor Juan Ramón Vidal; doctor Fidel S. Cavia; y doctor José Benjamín Romero.
Presidente de la Nación: general Julio Argentino Roca.
Causa interrupción mandato: renuncia por desinteligencias con sus partidarios y mal estado de su salud.

El doctor Manuel Derqui gobernó con el apoyo del partido Autonomista, favorecido por la atonía en que había caído el tradicional adversario, el partido liberal, o quizá por el temor que inspiraba el Jefe de las fuerzas militares del Gobierno, Inspector General de Armas, coronel José Toledo, apodado “el Bravo”, que en algún momento llegó incluso a pronunciarse contra el Gobierno del que formaba parte.

La próxima renovación de la presidencia de la Nación agitó el ambiente correntino, en el que se descontaba el apoyo de sus Electores a favor de la fórmula propiciada por el general Roca, es decir, la de su cuñado, el doctor Miguel Juárez Celman.

El partido liberal de Corrientes sufrió una nueva división, debido a que un sector orientado por el doctor Juan Esteban Martínez se inclinó decididamente a favor de esta última candidatura, contrariando la posición “mitrista” a favor de la candidatura de Manuel Ocampo. Aseguraba, así, Roca un apoyo sólido a sus proyectos continuistas en la provincia de Corrientes.

El 13 de Junio de 1886 resulta electo presidente el doctor Juárez Celman, a quien acompaña como vicepresidente el doctor Carlos Pellegrini, ambos del Partido Autonomista Nacional.

Pero el 17 de Abril de ese mismo año se había producido una crisis inesperada en la situación política correntina, debido a que el gobernador doctor Derqui presentó su renuncia, aduciendo motivos de salud, aunque más probablemente por desacuerdos en las filas del oficialismo, asumiendo la gobernación el Presidente de la Legislatura, José María Llano, dado que el vicegobernador había renunciado con anterioridad.

Poco después, al nombrarse nuevas autoridades en la Legislatura, se hizo cargo del P. E., nuevamente, Angel Soto. Y Derqui fue elegido senador nacional.

Angel Soto entregará el Gobierno al nuevo titular, el doctor Juan Ramón Vidal, el 25 de Diciembre de 1886.

- Antonio Ignacio Ruiz (1889-1893)

Vicegobernador: Manuel Echavarría.
Ministros: doctor Pedro C. Reyna; y doctor Juan Esteban Martínez.
Presidentes de la Nación: doctor Miguel Juárez Celman (hasta el 7 de Agosto de 1890) // doctor Carlos Pellegrini (hasta el 12 de Octubre de 1892) // doctor Luis Saenz Peña.
Causa interrupción mandato: depuesto por movimiento insurreccional.

Al término de la gestión del doctor Vidal, asumió como gobernador su primo, Antonio I. Ruiz, con el apoyo del partido Autonomista y parte del partido liberal que seguía los lineamientos del doctor Juan Esteban Martínez.

Le tocó al gobernador Ruiz atravesar -durante su gestión- tres distintas políticas nacionales. Se inició bajo la presidencia de Juárez Celman, que al año siguiente caería tras la asonada del ‘90; le siguió el doctor Carlos Pellegrini, que encontró en Corrientes un sólido apoyo brindado por el Gobierno y, especialmente, por su caudillo político, el doctor Juan Ramón Vidal, jefe del autonomismo local.

Y, finalmente, la gestión de Ruiz terminó durante la presidencia del doctor Luis Saenz Peña. Los tres pertenecían al Autonomismo Nacional, pero sus características fueron muy dispares.

El primero cayó en medio de la especulación desenfrenada de un incierto progreso económico; el segundo le dio la necesaria tranquilidad gubernativa, pero fue muy breve; y, el tercero, con su debilidad y falta de apoyo político, cayó en manos de corrientes adversas, que provocaron la caída de la situación correntina.

En efecto, el Gobierno de Ruiz, a partir de la asonada del ‘90, comenzó a soportar levantamientos parciales originados en lo que después constituirían la Unión Cívica Radical y elementos del liberalismo, hasta que se acercó la fecha de renovación presidencial.

La hábil maniobra de Roca desplazó al doctor Roque Saenz Peña, imponiendo la candidatura de su padre, el doctor Luis Saenz Peña, y el autonomismo triunfó sin dificultades.

Pero en la provincia, el doctor Juan Esteban Martínez, liberal que había colaborado con el Gobierno en el cargo de ministro, acercándose la fecha de renovación gubernativa, reclamó para su partido el primer término de la fórmula. Fracasado ese intento, el doctor Martínez inició conversaciones con los otros sectores liberales, logrando una acción común, que terminó en un movimiento sedicioso armado.

A consecuencia de ello, el presidente, doctor Saenz Peña, envió como mediadores a Marcos Avellaneda y al general José I. Garmendia, buscando sostener al Gobierno correntino, fracasando en los intentos de arribar a una solución conciliatoria.

Las tropas leales al Gobierno, conducidas por el doctor Vidal, arrollaron a las sediciosas en sus primeros enfrentamientos, pero el presidente de la Nación ordenó el cese del fuego y, disponiendo el desarme de los protagonistas. Tanto el gobernador Ruiz como el doctor Vidal se sometieron a la autoridad del comisionado federal y otro tanto hicieron las fuerzas rebeldes.

Todas las gestiones conciliatorias terminaron fracasando y los liberales que se habían venido reorganizando y retenido su armamento más moderno, terminaron celebrando un pacto con los radicales que, alentados por el nuevo ministerio de Saenz Peña -en el que se destacaba el doctor Aristóbulo del Valle, radical del ‘90- en base al cual se iniciaron nuevamente las acciones contra el Gobierno de Ruiz.

Como las fuerzas nacionales, enviadas para asegurar la paz, abandonaron la Capital de la provincia, el Gobierno provincial se quedó sin los medios necesarios para resistir, y sus dirigentes debieron abandonar la provincia, asumiendo entonces un Triunvirato de dirigentes liberales.

El 23 de Agosto, el Congreso disponía la Intervención federal a la provincia enviando al doctor Leopoldo Basavilbaso como comisionado, quien convocó a comicios el 12 de Septiembre de 1893, a los que concurrieron prácticamente solos los liberales, proclamándose sin inconvenientes la formula de Valentín Virasoro y Daniel L. Artaza.

Como el primero había sido ministro del doctor Luis Saenz Peña, cabe suponer que toda la maquinaria empleada para desplazar a Ruiz y al autonomismo de la Provincia llevaba el propósito presidencial de encontrar una segura base de apoyo en ese territorio.

Se va a iniciar, a partir de Virasoro (1893-1897), el ciclo de los gobernadores liberales, que se continúa con el doctor Juan Esteban Martínez (1897-1901) y el doctor José Rafael Gómez (1901-1905) y termina con la segunda gobernación del doctor Juan Esteban Martínez, que verá interrumpido su mandato, como veremos seguidamente.

- doctor Juan Esteban Martínez (1905-1907)

Vicegobernador: Manuel Bejarano.
Ministros: doctor Lorenzo J. Aquino; doctor Alvaro I. Márquez; y Julio Pessini.
Presidente de la Nación: doctor Manuel Quintana (hasta 12 de Marzo de 1906) // doctor José Figueroa Alcorta (hasta el 12 de Octubre de 1910).
Causa interrupción mandato: depuesto por Intervención Federal y Juicio Político.

El anterior gobernador, doctor José Rafael Gómez, entregó el Gobierno a su sucesor, doctor Martínez, el 25 de Diciembre de 1905, elegido por el partido liberal unificado, que contaba con el auspicio del presidente, general Roca.

Al producirse la renovación presidencial, en 1904, el oficialismo correntino apoyó al candidato del general Roca, el doctor Manuel Quintana, que había sido propuesto en la Asamblea de Notables para impedir la candidatura de Carlos Pellegrini, produciéndose la ruptura de estos viejos amigos y correligionarios.

Los autonomistas de Corrientes, abandonados por Roca -que prefirió a los liberales-, siguió la línea de acción del doctor Carlos Pellegrini.

Pero en 1906 el partido liberal de Corrientes va a sufrir un fuerte golpe, con la muerte del general Bartolomé Mitre en Enero de ese año, y la del presidente, doctor Quintana, dos meses después.

A partir del 12 de Marzo asumió el vicepresidente, doctor José Figueroa Alcorta, cambiando la política nacional, ya que el nuevo mandatario formó su gabinete con hombres del autonomismo de Pellegrini y algunos republicanos, ex seguidores de Mitre.

El gobernador de Buenos Aires, Marcelino Ugarte, temeroso de la nueva situación política, buscó apoyo en los Gobiernos de otras provincias, entre las que contó a Corrientes, pues el doctor Martínez se volcó decididamente en esa posición.

Las medidas adoptadas por Martínez fueron un factor desencadenante para que los autonomistas de Vidal y los liberales disconformes con el Gobierno provincial se unieran, con el apoyo del vicegobernador Bejarano.

El doctor Martínez respondió promoviéndole juicio político y se dispuso el 13 de Agosto de 1907 la suspensión de sus funciones.

Los liberales que le eran afectos, junto con los autonomistas, promovieron una acción revolucionaria que obligó al presidente Figueroa Alcorta a enviar la Intervención federal, y a disponer que las fuerzas nacionales se interpusieran entre los bandos encontrados, y el comisionado asumió provisoriamente el Gobierno de la provincia el 10 de Diciembre de 1907.

Realizadas las elecciones triunfó la oposición al doctor Martínez y, poco después, daba entrada a un juicio político en su contra, quedando a cargo del Gobierno el ingeniero José M. Soto, vicepresidente 1ro. de la Cámara de Senadores de la provincia.

- doctor Martín Goitía (1908-1909)

Vicegobernador: Juan L. Resoagli.
Ministros: doctor Juan José Lubary; doctor Justo Díaz de Vivar; y doctor Pedro T. Sánchez.
Presidente de la Nación: doctor José Figueroa Alcorta.
Causa interrupción mandato: Juicio Político.

Al producirse la destitución del doctor Juan Esteban Martínez, en virtud del juicio político que le fuera promovido y haber sido anteriormente destituido -de igual manera- el vicegobernador Manuel Bejarano, correspondió hacerse cargo al vicepresidente 1ro. del Senado y, como faltaba más de año y medio para cumplirse el mandato constitucional gubernativo, se llamó a elecciones a resultas de las cuales se designó a la fórmula integrada por representantes del liberalismo disidente y del autonomismo, coaligados, el doctor Martín Goitía y Juan L. Resoagli, quienes asumieron el 5 de Agosto de 1908.

Una serie de actos de represalia del liberalismo gobernante en contra de los otros sectores de la misma bandera, y algunos enfrentamientos entre el gobernador y su ministro autonomista doctor Lubary, una serie de cesantías de empleados públicos autonomistas, a lo que se agregó lo que se dio en llamar “la masacre de La Cruz”, determinó a esta última fuerza a abandonar el Gobierno y pasarse a la oposición.

A consecuencia de ello, los autonomistas y el resto de los elementos liberales acordaron un pacto político con el objeto de constituir una situación estable de gobierno que asegure la paz, la justicia y las libertades civiles y políticas sobre la base de un futuro cogobierno.

Habiéndose llamado a elecciones de legisladores, en el convencimiento de que el Gobierno emplearía todos los recursos, aún los violentos, para asegurar el triunfo, se resolvió, por parte de los partidos opositores, organizar comicios dobles, ya que en los atrios sólo se permitía votar a los oficialistas impidiéndose acercar a los opositores.

La lógica consecuencia fue que existieron dos Legislaturas, ninguna de las cuales tenía quorum suficiente. El Gobierno adoptó medidas para traer por la fuerza a los diputados opositores, consiguiendo hacerlo en varios de ellos y sesionando apresuradamente para aprobar los diplomas de los electos en sus propios comicios.

Los restantes legisladores se ausentaron al vecino territorio del Chaco, reclamando telegráficamente del presidente de la Nación las garantías necesarias para sesionar, a lo que hizo lugar el doctor Figueroa Alcorta, enviando al interventor, doctor Pedro Olaechea y Alcorta.

Asegurado de esta manera el funcionamiento de la Legislatura opositora, se dio entrada a un proyecto de juicio político que obtuvo andamiento en la Cámara de Diputados la que, inmediatamente, suspendió al gobernador, doctor Goitía.

Este resistió la decisión, por lo cual el Interventor asumió el Gobierno Provincial disponiendo posteriormente su entrega al vicegobernador Resoagli, que completó el período gubernativo el 25 de Diciembre de 1909, entregándolo al nuevo gobernador, el autonomista doctor Juan Ramón Vidal y el liberal doctor José Rafael Gómez, enrolándose el nuevo Gobierno dentro de la orientación política del presidente Figueroa Alcorta.

Por su parte, el doctor Goitía fue destituido por el Senado Provincial con fecha 14 de Junio de 1909.

- doctor Mariano Indalecio Loza (1913-1917)

Vicegobernador: doctor Eugenio Breard.
Ministros: doctor Justino I. Solari y Manuel A. Bermúdez.
Presidente de la Nación: doctor Victorino de la Plaza (hasta Octubre de 1916) // doctor Hipólito Yrigoyen (desde Octubre de 1916).
Causa interrupción mandato: Intervención Federal.

A partir de 1909, con el Gobierno del doctor Juan Ramón Vidal, se reinició la política del pacto entre los partidos autonomista y liberal, y al término de su gestión le correspondió -por el principio de la alternancia convenido en el acuerdo político- encabezar la fórmula gubernativa a un liberal, en este caso el doctor Mariano I. Loza, a quien acompañó en la fórmula el doctor Eugenio E. Breard.

El Gobierno, iniciado bajo los mejores auspicios, comenzó a sentir más adelante los problemas derivados de la difícil situación económica, a la que se agregaron enfrentamientos políticos en el seno de las propias agrupaciones oficialistas.

En el autonomismo se produjo una escisión, siguiendo un sector a las inspiraciones del vicegobernador, doctor Breard, mientras la gran mayoría seguía encolumnada detrás de su líder, el doctor Vidal.

Dentro del liberalismo también se levantaron opiniones divergentes, que minaron su unidad.

Otro factor gravitante en la política nacional y provincial fue la presencia del ascendente partido radical que, lograda la sanción de la Ley Saenz Peña, se había presentado exitosamente en varias provincias, y en Corrientes aunaba muchas voluntades, desprendidas de los tradicionales partidos liberal y autonomista.

Corrientes, como tantas veces en la historia política nacional, era una provincia cuyos Electores presidenciales resultaban sumamente importantes en una futura contienda que debía realizarse en el transcurso del año 1916.

El doctor Mariano I. Loza se había definido a favor de la fórmula Demócrata Progresista, integrada por Lisandro de la Torre y Salvador Carbó, mientras que el autonomismo se manifestó a favor de la fórmula conservadora de Angel D. Rojas y Juan E. Serú, situación que creaba preocupación en las esferas nacionales pues ello podía hacer peligrar las posibilidades del candidato oficialista.

Ante esa circunstancia, aprovechando que el gobernador se había ausentado a la Ciudad de Buenos Aires y excedido en el tiempo de permiso que la Legislatura le había concedido, se lo declaró cesante.

Informado del hecho, el gobernador regresó rápidamente al asiento de su Gobierno, y desconoció la legitimidad del procedimiento seguido para disponer tan grave medida.

La Legislatura, por su parte, insistió en su pronunciamiento y, ante el conflicto de poderes planteado, se dirigió al presidente de la Nación, doctor Victorino de la Plaza, solicitando la Intervención Nacional.

Era el argumento buscado para lograr el objetivo político. El presidente dispuso la Intervención y designó para cumplir ese objetivo al ministro de Marina, vicealmirante Juan Pablo Saenz Valiente, quien llegó a Corrientes en vísperas de los comicios nacionales, haciéndose cargo del Gobierno y presidiendo las tareas electorales tanto provinciales como nacionales.

Los resultados dieron el triunfo al oficialismo del doctor Loza, que obtuvo de esta manera la mayoría de los Electores, correspondiendo la minoría al radicalismo. Ante la decisión de los primeros de volcar sus Electores a favor de la fórmula Rojas-Serú, dejando de lado la de De la Torre-Carbó, el Gobierno Nacional resolvió restituir al gobernador Loza a sus funciones, en el mes de Junio de 1916.

Su reposición al Gobierno no produjo la paz en lo que restaba de la gestión del doctor Loza. Los elementos conservadores, una parte del autonomismo y otra del liberalismo, lo acosaban, no contaba con la Legislatura y se acercaban las elecciones de renovación del Gobierno Provincial, además de la tenaz oposición del radicalismo.

El gobernador intentó organizar -con los elementos adictos- un partido político- al que llamó “Concentración Cívica”, que no logró demasiadas adhesiones y, efectuados los comicios, hubo una abstención generalizada, sufragando un muy reducido número de ciudadanos.

El gobernante, ante esta situación, no tuvo más solución que solicitar nuevamente la intervención federal, y el nuevo presidente, el doctor Hipólito Yrigoyen, la dispuso luego como acto espontáneo de su política “reparadora” en Noviembre de 1917, a poco más de un mes de la finalización del mandato gubernativo provincial.

- doctor Benjamín Solano González (1925-1020)

Vicegobernador: Erasmo Martínez.
Ministros: doctor Felipe C. Solari; Federico Fernández Serrano; Manuel Cabral (h); Eugenio Laffont; Rafael M. Lubary y doctor Ercilio Rodríguez.
Presidente de la Nación: doctor Marcelo Torcuato de Alvear (hasta Octubre de 1928) y doctor Hipólito Yrigoyen (hasta 1930).
Causa interrupción mandato: Intervención Federal.

A partir del Gobierno del doctor Adolfo Contte, en 1919, se había restablecido el acto que unía a los tradicionales partidos liberal y autonomista, consagrándose, en 1921, al liberal doctor José E. Robert y, al término de su gestión, resultó electo el autonomista doctor Benjamín S. González.

Una serie de desinteligencias fueron minando la unidad de estas dos fuerzas, llegándose al extremo de producirse la ruptura del acuerdo político que las unía, cosa que ocurrió en fecha 15 de Noviembre de 1927.

Faltaban dos años para la terminación del mandato, y el doctor González continuó gobernando con el apoyo de su partido y de un sector “liberal pactista” escindido del tronco principal del liberalismo.

La actividad opositora desplegada a partir de ese momento por los liberales se unió a la que venían realizando los radicales, especialmente cuando éstos, en 1928, asistieron al triunfo de su caudillo, el doctor Yrigoyen, asumiendo por segunda vez la presidencia de la Nación.

Se redoblaron, entonces, los pedidos de Intervención Federal a la provincia. Un grave hecho de sangre, sin connotaciones políticas, fue el detonante para que el presidente Yrigoyen dictara un Decreto disponiendo el envío de la misión federal.

Un enfrentamiento entre soldados conscriptos y fuerzas policiales de la Provincia, sirvió de fundamento a tan grave medida, señalándose un pretendido desquicio en que se desenvolvía la provincia.

Si bien el Decreto fue firmado en Abril de 1929 y se designó inclusive la persona del interventor federal, recaída en el doctor Gilberto E. Míguez, el envío de la misma fue dilatándose en el tiempo, viviéndose momentos de tensa incertidumbre.

Mientras tanto, había ingresado a la Cámara de Diputados de la Nación un proyecto de ley disponiendo la Intervención, obteniendo media sanción y pasando al Senado, donde finalmente fue rechazado.

Pero el gobernador González debía entregar el mando a su sucesor el 25 de Diciembre de ese año y no se habían realizado elecciones, teniendo en cuenta la Intervención pendiente como “espada de Damocles”, por lo que ante la inminencia del vencimiento del plazo legal se terminó convocando a comicios provinciales para elegir al reemplazante.

Los partidos eligieron sus candidatos y se fijó como fecha de comicios el 1 de Diciembre y, tan pronto se tuvo conocimiento de ello, el comisionado federal se trasladó a la Provincia y depuso a sus autoridades.

Faltaba menos de un mes para terminar la gestión del doctor González, y esta Intervención que se creía poder evitar, merced al pronunciamiento del Senado, se hizo finalmente efectiva.

- doctor Pedro Numa Soto (1939-1942)

Vicegobernador: Carlos Alvarez Colodrero.
Ministros: Pedro Resoagli; doctor Francisco Riera; doctor Pedro Bonastre; y Mario Avalos Billinghurst (interino).
Presidente de la Nación: doctor Roberto Marcelino Ortiz (hasta Julio de 1942) y doctor Ramón S. Castillo (hasta Junio de 1943).
Causa interrupción mandato: Intervención Federal.

Producida la insurgencia de 1930, pese a los intentos realizados, no pudo recomponerse la relación entre los partidos liberal y autonomista. En el orden nacional, los partidos conservadores y el radicalismo antipersonalista forjaron una alianza a la que se denominó “La Concordancia”.

En la provincia de Corrientes se unieron los partidos autonomista y radical antipersonalista, estableciendo un pacto de gobernabilidad y alternancia. A resultas de ello, en 1932, se eligió al doctor Pedro Numa Soto como gobernador y a Pedro Resoagli como vicegobernador, este último autonomista.

Lo sucedió en el siguiente Gobierno, el autonomista doctor Juan Francisco Torrent, acompañado por Pedro A. Cremonte, antipersonalista.

En la siguiente gestión, manteniendo siempre este acuerdo político, asumió por segunda vez el doctor Pedro Numa Soto, antipersonalista, acompañado por Carlos Alvarez Colodrero, autonomista, como vicegobernador.

A raíz de la muerte del doctor Roberto M. Ortiz, asumió la presidencia de la Nación el doctor Ramón S. Castillo, quien trató de imponer un candidato para la reelección, demostrando en forma inequívoca querer tener bajo su mando la política oficialista.

En el caso de Corrientes, y a consecuencia del deceso del Senador Nacional, doctor Pedro Díaz Colodrero, autonomista, le correspondía ocupar la banca a una figura del mismo partido, surgiendo con nítidos perfiles el presidente de la agrupación Elías Abad.

El presidente Castillo pretendió torcer la voluntad de la Legislatura correntina a favor de otro candidato del mismo partido, pero ésta se mantuvo fiel a su propósito inicial, eligiendo a Abad.

Tal decisión, que contrariaba la sugestión presidencial, lo determinó a decretar la Intervención federal a la provincia, tan pronto terminó el Congreso sus sesiones, designando en tal carácter al profesor Francisco Ramón Galíndez, quien se mantuvo al frente de la provincia hasta el pronunciamiento militar del 4 de Junio de 1943.

- doctor Blas Benjamín de la Vega (1946-1947)

Vicegobernador: doctor Justo P. Villar.
Ministros: doctor Desiderio Q. Dante y doctor Francisco A. Benítez.
Presidente de la Nación: general Juan Domingo Perón.
Causa interrupción mandato: Intervención Federal.

Al reintegrarse el país al orden constitucional, luego de producido el movimiento militar de 1943, en todo el país triunfó la fórmula presidencial encabezada por el general Perón, acompañado del doctor Hortensio J. Quijano.

El mismo fenómeno se produjo en todas las provincias, triunfando los candidatos del partido que más adelante se llamará “peronismo” o “justicialismo”.

En la provincia de Corrientes ninguno de los partidos que participaron de las elecciones logró el número suficiente de Electores para consagrar en el Colegio Electoral la fórmula gubernativa.

De tal manera resultaba necesario que se unieran dos o más partidos para que, a través de sus Electores, pudieran elegir al gobernador y vicegobernador.

Los partidos conservadores, liberal y autonomista, unidos, no lograban los 14 electores requeridos; tampoco lo lograban los dos grupos peronistas -laboristas y radicales renovadores- y, finalmente el radicalismo del Comité Nacional tampoco alcanzaba, con el agregado de que no estaba dispuesto a volcarlo a favor de ninguno de los otros partidos, aferrándose al criterio de intransigencia postulado en su Carta Orgánica.

De no arribarse a una solución en el Colegio Electoral, la consecuencia lógica habría sido la Intervención federal.

Ante esa eventualidad, los candidatos de los partidos tradicionales, Elías Abad y doctor Ernesto R. Meabe, renunciaron a sus candidaturas, dando libertad a sus electores los que, cumpliendo un mandato partidario, votaron por la fórmula del radicalismo, doctores Blas Benjamín de la Vega y Justo P. Villar.

Los gobernantes asumieron en Mayo de 1946 y su gestión duró poco más de un año, ya que el 4 de Septiembre de 1947 el Senado de la Nación sancionó la Intervención Federal amplia a la provincia de Corrientes.

Se eliminaba, de esta manera, al único Gobierno provincial opositor que había logrado establecerse, en medio del nuevo unicato que se implantaba en el país.

- doctor Raúl Benito Castillo (1952-1955)

Vicegobernador: Clementino Forte.
Ministros: doctor Saturnino S. Erro; doctor Juan de la Cruz Pavón; Emilio E. Hansen; doctor Italo Esquerro; doctor Amalio David Ruiz; Ercilio Castillo; Nicandro Aguirre; doctor Carlos D. Sánchez Avalos; doctor Fernando Irastorza; Domingo Guerino Benedetti; y doctor Francisco Bernardo Laphitz.
Presidente de la Nación: general Juan Domingo Perón.
Causa interrupción mandato: insurgencia militar.

Al intervenirse la provincia, en 1947, se designó -en calidad de Comisionado Federal- al general Juan Filomeno Velazco, quien preparó eficientemente su llegada al poder en el siguiente proceso electoral, para lo cual modificó las leyes electorales vigentes anteriormente, siendo elegido gobernador por el período 1949-1952.

Lo sucedió en el cargo el doctor Raúl Benito Castillo que, como su antecesor, pertenecían al partido peronista.

La llamada “Revolución Libertadora”, triunfante en Septiembre de 1955, desplazó todas las situaciones provinciales, estando comprendida -entre ellas- la del doctor Castillo, como gobernador de Corrientes.

- doctor Fernando Piragine Niveyro (1958-1962)

Vicegobernador: Félix María Gómez.
Ministros: Vicente A. Flores; Alfredo Fausto Quijano; doctor Alfredo Echeverría; ingeniero César Tomás Carvalho; Juan Aníbal Balestra; arquitecto Oronzo Vinci Mastrogiácomo; doctor Enrique Jorge Arballo; doctor Jaime Mazza; y Carlos Casal.
Presidente de la Nación: doctor Arturo Frondizi.
Causa interrupción mandato: Intervención Federal por golpe de Estado.

El doctor Fernando Piragine Niveyro, perteneciente al radicalismo intransigente (U.C.R.I.), si bien logró la mayoría de votos en los comicios de 1958 al restablecerse la continuidad constitucional, no alcanzó sin embargo los Electores requeridos por la Constitución de 1913 y las Leyes electorales, que determinaban la elección de segundo grado en Colegio Electoral.

En la oportunidad, le correspondió, una vez más, consagrar a los Electores del partido autonomista un Gobierno de origen radical.

El doctor Fernando Piragine Niveyro estaba ya a punto de terminar su Gobierno, cuando el golpe militar que desplazó al doctor Frondizi de la presidencia de la Nación envió una nueva Intervención federal a la provincia, en el curso del año 1962.

Antes de que ello ocurriera, se habían realizado elecciones de gobernador y vicegobernador consagrándose en la oportunidad la fórmula de los partidos autonomista y liberal que, a partir del año 1961, habían vuelto a vincularse políticamente por un pacto de gobernabilidad y alternancia.

Fueron consagrados, en aquel carácter, el doctor Ernesto R. Meabe y Salvador Di Tomaso.

- doctor Ernesto R. Meabe (1962)

Vicegobernador: Salvador Di Tomaso.
Ministros: doctor Juan Carlos Lubary; doctor Tomás Ameghino Arbo; doctor Julio A. Hormaechea; y doctor Ricardo J. G. Harvey.
Presidente de la Nación: doctor José María Guido.
Causa interrupción mandato: la Intervención Federal le impidió asumir.

Este es un caso atípico en la historia política correntina. En las postrimerías del Gobierno del doctor Piragine Niveyro se llamó a elecciones para designar a su sucesor.

Las fuerzas coligadas del “Pacto Autonomista-Liberal” lograron el número suficiente de Electores para consagrar gobernador al doctor Ernesto R. Meabe, liberal, y vicegobernador a Salvador Di Tomaso, autonomista.

El nuevo mandatario designó el gabinete que lo acompañaría en su gestión pero la Intervención Federal decretada por el presidente, doctor José María Guido, que asumiera a raíz del golpe militar que desplazó al doctor Arturo Frondizi, le impidió asumir constitucionalmente.

En consecuencia, si bien no se trata de un Gobierno inconcluso, lo incluimos en esta nómina, por tratarse de un Gobierno legítimamente elegido por el pueblo que no llegó a asumir sus funciones.

- doctor Diego Nicolás Díaz Colodrero (1963-1966)

Vicegobernador: Salvador Di Tomaso.
Ministros: doctor Julio A. Hormaechea; profesor Omar Mancini; doctor Ricardo G. Leconte Mantilla; doctor Emilio R. Jouliá; y doctor Pedro Armando Galvaliz.
Presidente de la Nación: doctor Arturo Illia (hasta Junio de 1966) // general Juan Carlos Onganía.
Causa interrupción mandato: insurgencia militar.

Entre 1962 y 1963 se dispusieron cuatro cambios de interventores federales, correspondiéndole al último de ellos, el doctor Enrique Forn, presidir las elecciones de gobernador y vicegobernador de la provincia.

En ellas triunfó la fórmula de los aliados liberales y autonomistas, aunque sin lograr el número de Electores necesarios para ser consagrados constitucionalmente.

Al reunirse el Colegio Electoral, los Electores de los partidos Unión Cívica Radical del Pueblo y Demócrata Cristiano, se unieron a los anteriores y se eligió al doctor Diego Nicolás Díaz Colodrero, liberal, y nuevamente a Salvador Di Tomaso, autonomista.

La gestión gubernativa de éstos se verá interrumpida como consecuencia de la insurgencia militar denominada “Revolución Argentina”, acaudillada por el general Juan Carlos Onganía, en Junio de 1966.

- Julio Romero (1973-1976)

Vicegobernador: Francisco de Borges Sá.
Ministros: Rodolfo Otto Mendíaz; doctora Emma Andrea Tacta de Romero; Alberto Hugo Osnaghi; doctor Raúl Alberto Casanova; ingeniero Rubén S. Palmeyro; doctor Amalio Ruiz; contador Ademar Antonio Chequín; doctor Hugo A. Taglialene; doctor Juan Dimas Soloaga; y Pedro Casimiro Fagetti.
Presidente de la Nación: doctor Héctor J. Cámpora (hasta Julio de 1973) // Raúl Lastiri (hasta Octubre de 1973) // general Juan Domingo Perón (hasta Julio de 1974) // María Estela Martínez de Perón (hasta Marzo de 1977).
Causa interrupción mandato: insurgencia militar.

Terminada la etapa de la denominada “Revolución Argentina”, luego de haber gobernado en la provincia cuatro interventores federales, el último de los cuales el general Roberto Pablo Tiscornia presidió los comicios gubernativos, a resulta de los cuales fue proclamado gobernador Julio Romero, a quien acompañaba Francisco de Borges Sá, ambos pertenecientes al “justicialismo” o “peronismo”, que concurrió aliado a otros partidos, en lo que se llamó “Frente Justicialista de Liberación”.

Cabe señalar que para esta elección no se siguió el sistema electoral previsto en la Constitución, sino el denominado “ballotage”, en cuya segunda vuelta Julio Romero logró holgada mayoría.

La insurgencia militar denominada “Proceso de Reorganización Nacional” puso término a todas las situaciones provinciales, dando así por concluida su gestión en el mes de Marzo de 1976.

- doctor Néstor Pedro Braillard Poccard (1997-1999)

Vicegobernador: doctor Víctor Hugo Maidana.
Ministros: doctor Horacio Colombo; contadora Zunilda Míguez; doctor Guillermo Eduardo Harvey; Lidia Romero Feris de Cotelo; Arturo Freyche; Juan Pedro Schaerer y doctor Alberto Di Filippo.
Presidente de la Nación: doctor Carlos Saúl Menem (hasta Diciembre de 1999) // doctor Fernando de la Rúa.
Causa interrupción mandato: Juicio Político.

Una vez concluido el denominado “Proceso de Reorganización Nacional”, le correspondió al gobernador de facto, general Juan Alberto Pita, presidir las elecciones gubernativas, resultando electo el doctor José Antonio Romero Feris, autonomista, a quien acompañaba el Tcnl (RE) José María García Enciso, liberal, unidos siempre por el Pacto celebrado en 1961.

Con posterioridad, en 1987, fue elegido gobernador el doctor Ricardo Guillermo Leconte, liberal, acompañado por Gabriel Feris, autonomista, cumpliéndose así la alternancia convenida en el acuerdo político.

A estos gobernantes le sucedió Raúl Rolando Romero Feris, autonomista, acompañado por el doctor Lázaro A. Chiappe, liberal, siempre dentro de la vigencia del denominado “Pacto Autonomista-Liberal”.

Pero en el transcurso de esta gestión se produjeron desinteligencias que determinaron al gobernador a separarse de su partido y constituir una agrupación que denominó “Partido Nuevo”, con cuyo apoyo terminó su gestión.

Cabe señalar que en el transcurso de la Intervención federal se había modificado la Constitución Provincial eliminándose el sistema de elección de segundo grado en Colegio Electoral, suplantándolo por el de “ballotage” con segunda vuelta.

Al terminar la gestión de Romero Feris fue elegido el doctor Néstor Pedro Braillard Poccard, a quien acompañaba el doctor Víctor Hugo Maidana, el primero de origen liberal y el segundo autonomista, pero ambos volcados a favor de la nueva agrupación (“Partido Nuevo”).

En el transcurso del año 1999 se le inició al gobernador juicio político, produciéndose su destitución y, al asumir su reemplazante legal, el doctor Maidana, éste fue sometido al mismo procedimiento, lográndose también su destitución.

Asumió el Gobierno Provincial el vicepresidente 1ro. del Senado, con el apoyo de una coalición de partidos con base en la Legislatura, los que finalmente fueron desplazados por una Intervención Federal decretada por el Congreso en la gestión del doctor Fernando De la Rúa.

Esa Intervención estuvo presidida por el doctor Ramón Bautista Mestre, que posteriormente fue designado ministro del Interior, sucediéndole en el cargo el doctor Oscar Raúl Aguad Beily.

Al término de la Intervención se llamó a comicios -en el año 2001- resultando elegida la fórmula integrada por los doctores Horacio Ricardo Colombi y Eduardo Leonel Galantini, resultante de una coalición política formada por los partidos Unión Cívica Radical, Liberal y Justicialista que gobernó la provincia con mandato hasta el año 2005.

- Los últimos años

En el año 2001, al finalizar la Intervención Federal, los partidos políticos de Corrientes se prepararon para disputar la gobernación(2).

(2) Esta parte del trabajo es autoría de Gabriel Enrique del Valle. "Los hombres que gobernaron Corrientes (compendio de historia política)".

Las elecciones se realizan el 14 de Octubre de 2001. En una primera vuelta la llamada "Alianza de Todos" (integrada por radicales, peronistas y liberales), con la fórmula Horacio Ricardo Colombi (radical)-Eduardo Leonel Galantini (justicialista),  obtiene 170.437 votos (40,94 %) contra 179.189 sufragios (43,04 %) del denominado "Frente para la Unidad" (integrado por nuevistas y menemistas), con la fórmula Raúl Rolando Romero Feris-Félix Abdala Machado.

En tercer lugar había quedado la fórmula Lucio Augusto Portel (autonomista)-José Enrique García Enciso (liberal) del llamado "Frente Cívico Social Correntino", con 43.673 votos (10,51 %).

La segunda vuelta se efectúa el 4 de Noviembre de 2001 resultando triunfadora la fórmula de la "Alianza de Todos" con 217.806 votos (51,23 %) contra 207.306 sufragios (48,77 %) del "Frente para la Unidad"(3).

(3) Valores proporcionados oficialmente por la Junta Electoral Permanente). // Citado por Gabriel Enrique del Valle. "Los hombres que gobernaron Corrientes (compendio de historia política)".

Horacio Ricardo Colombi había creado una Alianza electoral llamada "Frente de Todos" -que incluía el partido Liberal y una facción del partido Justicialista- con la cual conseguirá la victoria en las elecciones de 2001, tras un ballotage.

La fórmula Horacio Ricardo Colombi-Eduardo Leonel Galantini administrará la provincia hasta el 10 de Diciembre de 2005.

- Las elecciones del 2005

Las elecciones de 2005 para elegir gobernador y vicegobernador se realizaron el 2 de Octubre de 2005. En la primera vuelta, el llamado "Frente de Todos" (integrada por radicales, justicialistas y liberales disidentes) consagra la fórmula integrada por Arturo Alejandro Colombi (radical)-Tomás Rubén Pruyas (justicialista), que obtiene 261.073 votos (60,56 %) contra 139.821 sufragios (32,43 %) de la denominada Alianza “Frente Unidos por Corrientes” (integrado por liberales, nuevistas, autonomistas y justicialistas disidentes), con la fórmula Carlos Gustavo Rubín (justicialista)-Estela Angélica Robaina (liberal).

En tercer lugar se situó la fórmula Gustavo Jesús Adolfo Canteros-Walter Nigri, del llamado “Proyecto Corrientes” (alianza integrada por demócrata progresistas, intransigentes, Nueva Dirigencia, justicialistas, Movimiento de Integración y Desarollo -MID-) con 25.507 votos (5,92 %)(4).

(4) Valores que fueron proporcionados oficialmente por la Junta Electoral Permanente. // Citado por Gabriel Enrique del Valle. "Los hombres que gobernaron Corrientes (compendio de historia política)".

La segunda vuelta, que debía registrarse el 23 de Noviembre de 2005 no se efectuó, ya que la fórmula Colombi-Pruyas superó el 50 % más uno que exigía la Constitución Provincial, efectuándose ese 23 de Noviembre sólo las elecciones para legisladores nacionales y provinciales.

En estas elecciones de 2005, el ahora ex gobernador Ricardo Colombi se presentó como candidato a Diputado Nacional siendo sucedido en la gobernación su primo -que lideró la Alianza "Frente de Todos"- Arturo Alejandro Colombi, quien compartió la fórmula vencedora con el justicialista Tomás Rubén Pruyas.

La Alianza "Frente de Todos" -esta vez liderada por el gobernador Arturo Colombi- fue apoyada por la Unión Cívica Radical (UCR) y el kichnerismo, ya que el candidato a vicegobernador era un peronista, Tomás Rubén Pruyas.

Luego de finalizadas las elecciones legislativas provinciales del año 2007, el gobernador Arturo Colombi decidió, para las elecciones generales a presidente, alinearse tras la propuesta de Cristina Fernández de Kirchner (sucesora de su esposo, Néstor Carlos Kichner), la que traía como compañero de fórmula al radical Julio César Cleto Cobos.

Por su parte, la facción de Ricardo Colombi -actuando ya como opositor al gobernador- se presentó en Alianza con el candidato a presidente Roberto Lavagna, que será derrotado a nivel nacional.

Dos años más tarde, en las elecciones legislativas de 2007, Ricardo Colombi se presentará como candidato para ocupar una banca de Senador Provincial, otra vez en oposición a las fuerzas de su primo.

La fórmula Arturo Alejandro Arturo-Tomás Rubén Pruyas administrará la provincia hasta el 10 de Diciembre de  2009.

Durante esta Administración, la Cámara de Diputados sancionará -el 12 de Abril de 2006- una Ley declarando la necesidad de reformar la Constitución de la Provincia, proyecto proveniente del Senado y aprobado en Mayo del 2005.

El Decreto Nro. 928/06 fue firmado el 9 de Junio de 2006 por el primer mandatario provincial que convocó para el año entrante a la elección de treinta y nueve Convencionales Constituyentes titulares y diecinueve suplentes, con el objeto de abordar la conveniencia de reformar la Constitución de la Provincia, según el temario previsto en la Ley Nro. 5692, sancionada el 12 de Abril de 2006 sobre tablas.

Cabe citar que el Artículo 2do. de la Ley de Declaración de Necesidad de la Reforma sometió a consideración cuarenta y un puntos, algunos de ellos de mayor voltaje político como ser el tratamiento del artículo 102 que trataba sobre la naturaleza y duración del gobernador y vicegobernador, más precisamente la posibilidad de reelección de ambos.

En tanto, aunque en 2007 fue derrotado, Horacio Ricardo Colombi logró acceder a un escaño en la Cámara Alta de la provincia, renunciando a su asiento en la Cámara de Diputados de la Nación. Este se presentará nuevamente como candidato a la gobernación de Corrientes en 2009, haciendo alianzas con distintos sectores, como el denominado Pacto Autonomista-Liberal (PAL) y conformando una nueva agrupación denominada “Encuentro por Corrientes”.

También participaron de esta Alianza el Partido Popular de Corrientes (cuyo presidente, Néstor Pedro Braillard Poccard será el candidato a vicegobernador), el partido Proyecto Corrientes, el partido Autonomista y una sección disidente del partido Liberal, liderada por el diputado provincial Pedro Cassani.

De esta forma, la lista de "Encuentro por Corrientes" resultó ganadora en la segunda vuelta realizada el el 4 de Octubre de 2009, con el 62,14 % y superando a la alianza "Frente de Todos", de Arturo Colombi, que obtuvo el 32,59 % de los sufragios.

En el año 2009, Ricardo Horacio Colombi terminaría siendo electo por segunda vez para comandar los destinos de la provincia de Corrientes, acompañado en esta oportunidad, como vicegobernador, por el doctor Néstor Pedro Braillard Poccard. Esta fórmula administrará la provincia hasta el 10 de Diciembre de 2013.

- El 2009, un año bisagra

En el 2009 la ciudadanía correntina acudió tres veces a las urnas. La primera de ellas se registró el 28 de Junio de 2009, cuando los correntinos acudieron a elegir 6 legisladores nacionales y 98 cargos municipales. Unos 671.152 correntinos fueron habilitados para elegir tres Senadores y tres Diputados nacionales que representarían a la provincia en el Congreso de la Nación.

Cuatro listas fueron oficializadas por la Justicia, aunque en el cuarto oscuro habo unas 28 boletas, casi todas colectoras. En 18 comunas del Interior, además, se votaron intendente, viceintendente y concejales. Berón de Astrada sufragó también por convencionales. Los correntinos que fueron a votar por alguno de los candidatos a legisladores nacionales se encontraron con un cuatro oscuro más que poblado: había 28 boletas distintas pero que en realidad servirían para sumar votos para alguna de las cuatro listas oficializadas.

Esta formidable proliferación de colectoras, habilitadas por Ley, servió además para que los partidos aliados puedan demostrar su valía. El “Frente de Todos” tuvo una boleta genérica pero además sumó los votos de diez partidos para sus candidatos: Josefina Meabe y Rodolfo Fernández. Lo mismo pasó con “Encuentro por Corrientes”: tuvo una boleta general y 8 colectoras para Eugenio Artaza y Lucio Aspiazú.

El Frente “Correntinos por el Cambio” apeló también a la genérica y 6 partidos colectores para José Monti y Eduardo Galantini. Distinta fue la situación del partido Autonomista. Como no formalizó alianzas fue solo a las elecciones y por lo tanto tuvo sólo la boleta Nro. 52 para intentar catapultar a José Antonio Romero Feris y a Alejandro Petroff.

Ganó el “Frente de Todos” en una elección muy pareja, obteniendo tres de las seis bancas legislativas en juego. La alianza gobernante consagró dos Senadores Nacionales, Josefina Meabe y José María Roldán; también a Rodolfo Fernandez como Diputado Nacional; “Encuentro por Corrientes”, que salió segundo, coronó a Eugenio Artaza y al ruralista Lucio Aspiazú.

El kirchnerismo sólo repuso una banca, la de Eduardo Galantini en la Cámara Baja (quien finalmente no asumirá su banca para ser Intendente de Monte Caseros. Su lugar será ocupado por María Elena Chieno). La elección fue reñida y se definió por estrecho margen a favor del “Frente de Todos”.

El segundo llamado electoral se efectuó el 13 de Septiembre de 2009. Más de 674 mil empadronados estaban habilitados a votar entre cinco alianzas, definiendo al futuro gobernador de la provincia. Con 3 mil ciudadanos más que el 28 de Junio pasado en los Padrones, la provincia decidió este 13 de Septiembre de 2009 desde el gobernador hasta Convencionales constituyentes en comunas del Interior.

Fabián Ríos, Ricardo Colombi, Diego Vigay y Elpidio Monzón compitieron con el entonces gobernador, Arturo Alejandro Colombi, que estrenó la posibilidad de ser reelecto. Se definió además el mapa legislativo y el Intendente capitalino. El costo de los comicios orilló los 3 millones y medio de pesos.

Con idéntica cantidad de postulantes que cuatro años atrás pero con un Padrón aún más ancho y una triple polarización, se eligió este día al próximo gobernador de la provincia.

La compulsa por primera vez tuvo como actor a quien era en esos momentos primer mandatario, Arturo Alejandro Colombi, que estrenó la cláusula constitucional de la reelección; a su primo y ex jefe de Estado, Horacio Ricardo Colombi; al Senador Nacional Fabián Ríos; al ex juez Elpidio Monzón; y al funcionario municipal Diego Vigay. Mientras que cuando el 2 de Octubre de 2005 fue electo Arturo Colombi como mandatario provincial, el Padrón Electoral constaba de 624.727 inscriptos, en esta oportunidad hubieron 50 mil más. El número que no se modificará es el de la cantidad de postulantes: cinco.

Entre quienes compitieron con el gobernador se encontraba el peronista Fabián Ríos, quien encolumnó a todo el Partido Justicialista tras su candidatura inscripta en el “Frente Correntinos por el Cambio”. Su compañero de fórmula fue el vicegobernador en funciones, Tomás Rubén Pruyas.

Horacio Ricardo Colombi pegó el salto del “Frente de Todos” y aunque se quedó con el sello de la Unión Cívica Radical, tenía escudería nueva: “Encuentro por Corrientes”. Reunió una pléyade de expresiones partidarias del conservadorismo provincial y colocó como candidato a vicegobernador al ex gobernador Pedro Braillard Poccard.

El “Movimiento Libres del Sur” llevó como candidato a gobernador al referente de “Barrios de Pie” y en esos momentos subsecretario municipal Diego Vigay que, tras la experiencia electoral de las Constituyentes de 2007, buscó a un sacerdote para que lo acompañe en el tándem: su compañero de fórmula fue en realidad, el ex cura católico, pero logró que la Justicia lo inscriba como “Padre” Gavino Casco.

El partido “Acción Transformadora” apeló a una fórmula de “notables”: ambos candidatos para el Poder Ejecutivo fueron miembros del Superior Tribunal de Justicia. Se trataba de Elpidio Monzón, quien ya se había postulado para la gobernación anteriormente, y el candidato a vicegobernador era Liberato Simonelli quien, además de Juez de la Corte provincial llegó a desempeñarse como Fiscal de Estado durante la primera gestión de Ricardo Colombi.

Se impuso “Encuentro por Corrientes” en una reñida elección: Corrientes debía ir a ballotage en Octubre entre los Colombi. Horacio Ricardo Colombi aventajó a Arturo Alejandro Colombi y tuvieron que enfrentarse en segunda vuelta para definir la gobernación. Fabián Ríos quedó muy cerca. Las urnas diseñaron un escenario inédito en la provincia: el electorado estaba dividido en tres partes casi iguales.

Las elecciones se desarrollaron con normalidad pero hubo muchos problemas para el cómputo de los votos. El resultado final del escrutinio definitivo de Alianzas Gobernador/Vicegobernador fue: Frente de Todos: 144.225 (31,67 %); Frente Correntinos por el Cambio: 139.964 (30,74 %); y Encuentro por Corrientes: 165.355 (36,31 %). Los porcentajes de Partidos se calcularon sobre el Total de Votos Válidos.

- El ballotage

El ballotage se produjo en un clima de crispación. En un mano a mano entre los Colombi, Arturo que quiso continuar y Ricardo que anhelaba volver, se definió el 4 de Octubre de 2009 la gobernación de la provincia para los próximos cuatro años. Era la tercera vez que se realizaba un ballotage y había más de 670 mil correntinos habilitados para sufragar. Con las urnas se cerró un proceso político-electoral escabroso.

Los candidatos de ECO eran “veteranos” del ballotage. Fue una elección histórica ya que estaba la reelección del gobernador en juego. El sistema fue habilitado en el año 1993 por una Convención Constituyente que eliminó la votación indirecta del Colegio Electoral. Desde entonces se utilizó dos veces: una en 1997 y otra en 2001. Para los candidatos de ECO, este era su segundo ballotage.

El ballotage del 4 de Octubre de 2009 entre Ricardo y Arturo Colombi era el tercero en la provincia desde el retorno de la democracia en 1983: el primero tuvo lugar en el año 1997 y lo ganó holgadamente el entonces candidato del FREPANU, Néstor Pedro Braillard Poccard. También ganó en primera vuelta, pero por un porcentaje menor al establecido por la Constitución.

El segundo fue el de 2001 y lo ganó Horacio Ricardo Colombi luego de caer en el primer turno contra Raúl Rolando Romero Feris que, en esos momentos votó desde su encarcelamiento en los predios de Gendarmería Nacional.

Tras la reforma constitucional del año ‘93, realizada al único efecto de eliminar los circuitos electorales y el Colegio Electoral que consagraba indirectamente al gobernador, la provincia incorporó el sistema de ballotage. En aquel momento el mecanismo lograba activarse si ninguna de las fórmulas en competencia superaba el piso del 50 por ciento de los votos.

En 1997, la fórmula de Pedro Braillard Poccard y Víctor Maidana obtuvo en primera vuelta más del 48 por ciento de los votos, contra el 19 del tándem Carlos Tomasella Cima-Marly Brisco de Romero Feris. Hubo segunda vuelta y Braillard Poccard ratificó su triunfo por más del 70 por ciento de los votos. Fue, para Corrientes, el estreno del sistema, que volvería a usarse cuatro años más tarde, en 2001.

El primer turno electoral de ese año tuvo lugar el 14 de Octubre y del mismo participaron seis fórmulas gubernativas. Ganó el “Frente para la Unidad” que postulaba al detenido Raúl Rolando Romero Feris con 179.189 votos; segundo ingresó el “Frente de Todos” de Horacio Ricardo Colombi con 170.437.

Ninguna de las fórmulas consiguió romper el piso y las diferencias establecidas en la Constitución, por lo que no hubo más remedio que rehabilitar el ballotage.

La segunda vuelta tuvo lugar el 4 de Noviembre y marcó el triunfo de la fórmula integrada por Ricardo Colombi y Eduardo Galantini, del “Frente de Todos”, que consiguió el 51,23 por ciento.

La fórmula de Raúl Rolando Romero Feris y Félix Abdala Machado, del “Frente para la Unidad”, que se impuso en la primera vuelta, consiguió el 48,77 por ciento. No le alcanzó para lograr el Gobierno y los fueros para su candidato.

- La elección del 2009

Este 4 de Octubre de 2009, los primos Ricardo y Arturo Colombi fueron a un tercer ballotage. Ninguno logró el 45 por ciento de los votos en la elección del 13 de Septiembre ni el piso del 40 por ciento, con una diferencia de 10 puntos como manda la Constitución reformada en 2007.

A priori, Ricardo y Pedro aparecieron más fogueados en estas artes, pues ambos tenían una segunda vuelta encima. En su primera experiencia, Ricardo fue de punto y resultó ganador. Pedro siempre fue banca, como ahora. Arturo, que logró la gobernación sin vueltas en 2005 con más del 60 por ciento de los votos, ahora fue como segundo y con la intención de producir un quiebre que de vueltas el resultado. De lograrlo, además, hubiese producido un hecho histórico: estaría inaugurando la reelección.

Pero Horacio Ricardo Colombi se impondrá por amplia ventaja y volverá al Gobierno ya que sacará 25 puntos de diferencia en el ballotage, en un marco de hastío electoral, que se reflejó en la pobre asistencia a las urnas.

El candidato de “Encuentro por Corrientes”, el citado Horacio Ricardo Colombi se impuso por una amplia ventaja en el ballotage y volverá al Gobierno de la provincia en Diciembre sucediendo en el cargo a su primo Arturo Alejandro Colombi, a quien le había entregado el poder en 2005.

De esta manera los primos Colombi, que antes forman un tándem político y ahora eran adversarios, hilvanaron tres Gobiernos seguidos, un hecho que no tiene precedentes en la historia política contemporánea de la provincia.

El triunfo de Ricardo, que llevaba el sello de la U.C.R., fue aplastante: aventajó por 25 puntos a Arturo, que era el primer gobernador en la historia habilitado para su reelección. No consiguió el objetivo.

El resultado final de las elecciones fue de 62,42 % a 37,58 %. La diferencia a favor de ECO fue mayor a lo que pronostican algunos encuestadores, pero el éxito se dio en un marco de hastío de la gente.

La concurrencia a las urnas fue la más baja de la historia de Corrientes. Arturo Colombi, no sólo se quedó sin la reelección sino que además inscribió su nombre en la historia como el primer mandatario que pierde una elección estando en el poder.

La de ese día también fue la primera derrota del “Frente de Todos” desde el 2001. El traspié electoral se lo infringió el hombre que hacía 8 años utilizó el “Frente de Todos” como trampolín para llegar al poder. En aquella oportunidad -2001- Ricardo Colombi le ganó en ballotage a Raúl Romero Feris. Ahora le ganó a su primo.

Llamativamente, Pedro Braillard Poccard que antes era un delfín de Romero Feris y hasta hacía poco era aliado de Arturo, ahora será vicegobernador de Ricardo. Solamente el 63 % del electorado fue a votar. Se trata de la marca más baja de la historia. La apatía tuvo, seguramente, diversos factores: se votó tres veces en cuatro meses y la última etapa de la campaña estuvo impregnada de pura suciedad. Además la puja era entre familiares. El desinterés de la gente se reflejó en las urnas.

El resultado final de la segunda vuelta -escrutinio definitivo de Alianzas Gobernador/Vicegobernador- fue: Frente de Todos: 150.694 (37,59 %) y Encuentro por Corrientes: 250.170 (62,41 %). Los porcentajes de Partidos se calcularon sobre el Total de Votos Válidos.

- Ultima elección para gobernador/vice: 2013

El 15 de Septiembre de 2013 se desarrollaron en la provincia las elecciones provinciales para la renovación de las autoridades del Ejecutivo Provincial, renovación parcial de la Legislatura y autoridades municipales.

Ricardo Colombi volvería a presentarse como candidato a gobernador, teniendo en cuenta la reforma de la Constitución Provincial del año 2007 por la cual se permitió la posibilidad de reelección de las autoridades gubernamentales por un segundo período de 4 años.

En esta oportunidad, Colombi apostaría a renovar la propuesta de su Alianza Encuentro por Corrientes, proponiendo como candidato a vicegobernador al entonces senador provincial, el justicialista Gustavo Canteros, referente del partido Proyecto Corrientes.

Frente a esta Alianza se encontraban dos nuevas agrupaciones: el denominado Frente para la Victoria, liderado por el partido Justicialista (kichnerista), propondría en la fórmula para la gobernación al entonces intendente de la capital correntina, Carlos Mauricio Espínola, acompañado en la fórmula por la entonces intendenta de Bella Vista, Nancy Sand, mientras que como tercera alternativa se presentaría la Alianza Cambio Popular, liderada por el entonces Senador Nacional por Corrientes, el radical Eugenio Artaza, quien asumiera su banca en 2009 bajo las huestes de Ricardo Colombi y que en estas elecciones se mostraría como opositor al Gobierno provincial. La fórmula de éste se completaba con la participación del ex ministro de Salud, Eduardo Schneider.

Finalmente, la fórmula Colombi-Canteros sería proclamada vencedora, luego de un extenso y lento recuento de votos, logrando aproximadamente el 50,87 % de los votos, dejando segunda a la fórmula del Frente para la Victoria con el 45,81 %, mientras que Cambio Popular alcanzaría el 3 % de las intenciones de voto.

A la fecha de este trabajo continúa gobernando la provincia la fórmula Horacio Ricardo Colombi-Gustavo Jesús Adolfo Canteros con mandato hasta el año 2017.

Información adicional