El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

CIENCIAS GEOGRAFICAS

Por Alberto A. Rivera

 

Dos hijos de Corrientes tuvieron el mérito de trascender las fronteras provincial y nacional, ellos fueron los ingenieros geógrafos Valentín Virasoro y Zacarías Sánchez.

El primero nació en la Capital correntina el 6 de Septiembre de 1842; fueron sus padres el coronel Miguel Virasoro y doña Encarnación Ferré de Virasoro. Cursó sus estudios en Corrientes y en el Colegio de Concepción del Uruguay. En 1863 obtuvo el título de Agrimensor.

Con inteligencia fue desenvolviéndose en los distintos cargos que le designaba su partido político, que era el liberal. Entre 1866 y 1880 ocupó altos puestos públicos: Contador, Presidente del Departamento Topográfico, Oficial Mayor del Ministerio de Gobierno, Diputado, Elector de Gobernador, Ministro de Hacienda en los Gobiernos de Baibiene, Justo y Cabral, y Ministro General en 1880.

Actuación destacada mostró en el ramo de la Economía, presentando Memorias de sus Ministerios. Incursionó en el campo periodístico escribiendo en La Esperanza, junto a Lisandro Segovia, Miguel G. Morel, Eudoro Díaz de Vivar, Agustín P. Justo y otros.

Profesionalmente se fue forjando un buen prestigio, y en 1886 fue nombrado miembro de la Comisión Argentina de Límites con el Brasil, siendo Tercer Comisario; la seriedad científica y técnica demostrada le permitió ganarse al título de teniente coronel de Guardias Nacionales (1886); al año siguiente se le encargó la Dirección de la Segunda Partida de estudios del río Uruguay y del Pepirí Guazú hasta su cabecera, y del San Antonio de Oyarvide hasta el Iguazú. En 1889 concluyó su cometido.

Luego fue llamado por el ministro de Relaciones Exteriores, doctor Estanislao Zeballos, a ocupar el cargo de Jefe Técnico de la Comisión Demarcadora de Límites con Chile, cuyo presidente era el doctor Octavio Pico; al fallecer éste, Virasoro ocupó el puesto, donde se desempeñó con altura y honor. En Agosto de 1893 será ministro de Relaciones Exteriores, dejando este alto cargo para ocupar la Gobernación de Corrientes.

Con visión y trabajo sin descanso, sacó adelante la Provincia, fomentando su progreso. Uno de sus colaboradores expresó: “Nadie, como Virasoro, posee un sentido responsable y científico del primer Gobierno”. Al terminar su mandato fue elegido senador nacional por su Provincia, junto con el Dr. Manuel F. Mantilla.

La Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad de Buenos Aires le otorgó, en Junio de 1900, el diploma de Ingeniero Geógrafo; en Agosto fue designado Primer Comisario de la Comisión Demarcadora de Límites con el Brasil; en Diciembre será Asesor Técnico en el litigio con Chile.

Renunció al primer puesto en 1903. Fue reelecto senador nacional en 1907, triunfando sobre la candidatura del doctor Juan Ramón Vidal. Durante 1912 - 1913 será el presidente de la Convención Reformadora de la Constitución de Corrientes.

Los últimos años de su vida los dedicó a ordenar los papeles de su abuelo, Pedro Ferré, para editar la “Memoria” del ilustre desaparecido. Falleció en Buenos Aires el 18 de Junio de 1925.

Entre sus escritos hallamos: Memoria presentada a la Honorable Cámara Legislativa de la Provincia de Corrientes por el Ministro de Hacienda e Instrucción Pública; Carta Geográfica de la Provincia de Corrientes; Plano Catastral de Corrientes; Las lagunas y esteros del Iberá; Memoria de la Comisión de Límites de la frontera argentino - chilena; Carta Geográfica de Río Grande; El territorio correntino de Misiones; Memoria descriptiva de la Provincia de Corrientes.

Más, si a esto le sumamos sus numerosos artículos periodísticos y sus voluminosos y detallados Mensajes como gobernador, se comprueba que fue un eficiente trabajador al servicio de su Provincia y del país.

El doctor J. Honorio Silveyra, expresó con respecto a Virasoro: “Basta señalar a la consideración de la hora presente, que Virasoro fue un modelo de probidad, de desinterés, de indiscutible patriotismo”.

En Septiembre de 1926 el Go­bierno provincial -en justo homena­je-, designó con su nombre al pueblo de Vuelta Ombú.

Una de las figuras olvidadas de Corrientes, es la del destacado y eficaz servidor público ingeniero geógrafo, don Zacarías Sánchez. Nació en Corrientes Capital, el 31 de Enero de 1852, en el hogar formado por don Zacarías Sánchez y doña Ana María Guastavino.

Uno de sus maestros fue don Pedro Matoso, hombre entendido en matemáticas y agrimensor, quien fomentó la vocación del futuro ciudadano. Al igual que Virasoro, primero fue agrimensor en la ciudad y, años después, obtendrá el título de ingeniero.

Joven aún entró a servir de escribiente en la Proveeduría del Ejército Argentino, durante la guerra con el Paraguay. Entre Mayo de 1870 y Noviembre de 1872, fue Ayudante de la Capitanía de Puerto en Santa Fe; a continuación, pasó con el mismo cargo a Corrientes, donde se desempeñó hasta 1874.

Después será Jefe de la Oficina de Cuentas de la Contaduría de la Provincia, hasta 1876. Al renunciar a este último puesto se ocupó en su profesión de agrimensor. En tal sentido será además miembro del Departamento Topográfico; esto le permitirá acumular datos en el terreno mismo, para más adelante confeccionar -en 1893- su Mapa Catastral Gráfico de la Provincia de Corrientes, al cual acompañó al año siguiente un libro titulado: “Notas descriptivas de la Provincia de Corrientes”, una de las obras más científicamente concebidas y que hoy es consultada con interés por quienes se ocupan del tema.

Siendo diputado provincial, el Gobierno le ofreció integrar la Comisión de Límites con Chile, que aceptó, para luego suplantar al perito Francisco P. Moreno, que había viajado a Londres. Ya en el siglo XX integrará varias comisiones en la demarcación de límites con Chile, Bolivia y Brasil.

Se jubiló como Jefe de la División Técnica de Límites Internacionales del Ministerio del Exterior.

Había logrado con su honestidad, trabajo y firmeza de carácter el respeto de sus contemporáneos. Defensor de los derechos territoriales argentinos, en cierta ocasión se dirigió al Senado en estos términos: “Es una concesión simplemente graciosa que ha consumado con mengua de la soberanía territorial. Se explicaría este nuevo desgarramiento en el caso de un desastre militar, en una contienda bélica, de un irremediable desastre, sometido el país a la prisión de la fuerza ejercida por el vencedor, pero, en plena paz y con toda la razón de un Tratado en vigor y concluido y consentido por las dos partes, es algo que no se puede concebir, ni menos explicar, sobre todo habiéndose establecido en aquel documento transaccional un límite claro y de fácil materialización en el terreno... esa sanción significa una pérdida más para el país de 160 leguas...”.

El era la voz más autorizada para opinar sobre los límites argentinos, ya que no los conocía sólo en teoría, sino que había recorrido palmo a palmo casi toda la frontera nacional.

Había constituido su hogar con doña Carmela Ruda. Al comenzar el año 1940, el 20 de Enero, murió en la tierra que lo viera nacer.

Entre su producción científica se recuerdan: La frontera argentino-chilena; La frontera argentino-brasileña; La frontera argentino-boliviana; los tres trabajos acompañados de la cartografía correspondiente; en 1910 realizó un gran Mapa de la República Argentina, impreso en Alemania, bajo la supervisión del I. G. M.

A fines del mismo año, envió al “X Congreso Internacional de Geografía”, en Roma, un trabajo titulado “Corografía de la República Argentina”, editado en francés; el éxito que tuvo este estudio, llevó al Gobierno de Italia a realizar su impresión en su idioma y a utilizarlo como “texto de enseñanza en los Liceos superiores del Reino”.

Además, dejó algunos trabajos inéditos; en 1922 escribió Progresos de la Geografía General de la República Argentina, y Geografía particular de la Provincia de Corrientes, entre otros.

Estos geógrafos, de la tradicional escuela, recorrían personalmente el terreno, y reunían sus informaciones pacientemente, entregando lo mejor de sí para el conocimiento serio y real de su país.

 

Nota

“Ciencias geográficas”, por Rivera, Alberto A. - Nota divulgada en el fascículo 4 “Corrientes en la cultura nacional”, de la publicación de “Todo es Historia”, colección dirigida por Félix Luna.

 

Bibliografía usada por el autor:

* Acuña, Angel - Figuras correntinas - Buenos Aires, Instituto Correntino de la Historia - Imp. Coni, 1949 - 16 páginas.

* Blugerman, Pedro - Hombres que no deben olvidarse. Don Zacarías Sánchez. Agrimensor - Ingeniero Geógrafo - Escritor - Periodista. Corrientes - S. I. 1972 - 49 páginas.

* Bonastre, Gaspar R.: Correntinos ilustres: ingeniero Zacarías Sánchez. En: Revista Nueva Etapa. Año II - N° 18. Corrientes, Mayo de 1979 - Pág. 31.

* Bres, Ciríaco - Ingeniero Valentín Virasoro. La batalla del Riachuelo - 11 de Junio de 1865. Corrientes, Imp. Ed. La Escuela - 1973, 12 páginas.

* Tres correntinos ilustres - En: “El Litoral”, Corrientes, 14 de Abril de 1978.

* Mantilla, Manuel Florencio - Páginas históricas - Buenos Aires - Imp. Coni - 1890 - 421 páginas.

Información adicional