El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Ka’a póra

por Guillermo Perkins Hidalgo

 

Es éste, el fantasma del bosque, el único mito guaraní que tiene una manera biforme de presentarse.

Todos los cazadores que traté en la zona -Villalba, Baldovino, Rodríguez, Franco, De León, Fleitas, Segovia y don Lorenzo Aguirre, éste en mi último viaje a la laguna, Enero y Febrero de 1964-, me lo han confirmado varias ve­ces.

Ya es una mujer hermosa y desnuda que tienta, trastorna y distrae a los cazadores con sus en­cantos, hasta el punto de hacerlos perder el rumbo; ya es un fornido y gigantesco negro, que los asusta y ahuyenta con un largo látigo, con el cual también castiga a sus perros.

La visión femenina del Ka’a póra, aunque fantástica, no desagrada al cazador correntino, que es por tem­peramento ardiente y sensual al extremo. Se diera que hasta la de­sea... a pesar de la amenaza de pa­decer de locura, que pesa sobre el hecho de contemplarla varias ve­ces.

El Ka’á póra varón, fuerte y terrible, tiene algo parecido, no por su color, sino por su ronca, seca y cortante voz, como también por su misión de protector del monte y de su fauna con el fatal Sacháyoj que describen en sus libros Carlos Villafuerte y Orestes Di Lullo, respectivamente (ver: “Vo­ces y costumbres de Catamarca” y “El folklore de Santiago del Este­ro”).

 

Nota

“Leyendas y supersticiones del Iberá. Origen de los bienes culturales”, por Perkins Hidalgo, Guillermo - Nota aparecida en el fascículo 7 “Corrientes entre la leyenda y la tradición”, de la publicación “Todo es Historia”, colección dirigida por Félix Luna, en Octubre de 1987.

Información adicional