El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Ypóra

por Guillermo Perkins Hidalgo

 

Es un negro terrible y fuerte, de enorme boca y cuerpo reluciente, que le agrada atrapar con prefe­rencia a los niños y a las guainaso doncellas que lo provocan con su belleza.

Tal como Júpiter, Ypóra tiene la propiedad de transfor­marse en cualquier ave acuática, en un tronco que flota, etc. De esta manera puede acercarse con faci­lidad a sus víctimas.

Así, antropo­mórfico y cambiante, se dijera también que el negro Ypóra es una co­pia india de Proteo.

Ypóra, en guaraní, significa exactamente “fantasma, duende o espíritu del agua”, tal como ka’a póra quiere decir también “fantasma de la yer­ba”, y por extensión, “del monte” o ka’aguy.

Algunos paisanos asegu­ran que Ypóra es solamente un negro del agua, que no tiene la vir­tud de poder transformarse, como su hermano Ka’a póra o señor de las frondas.

En cambio, otros afir­man lo contrario; por eso, se suele escuchar el dicho de “lo agarró Ypóra o lo llevó Ypóra”, cuando al­guien muere repentinamente aho­gado, teniendo la cercanía de un tronco o de cualquier ave nadado­ra...

Informante: Milcíades Monte­negro, 69 años. Estancia San Mar­cos, Colonia Galarza, Santo Tomé.

 

Nota

“Leyendas y supersticiones del Iberá. Origen de los bienes culturales”, por Perkins Hidalgo, Guillermo - Nota aparecida en el fascículo 7 “Corrientes entre la leyenda y la tradición”, de la publicación “Todo es Historia”, colección dirigida por Félix Luna, en Octubre de 1987.

Información adicional