El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Ypóra

por Guillermo Perkins Hidalgo

 

Es un negro terrible y fuerte, de enorme boca y cuerpo reluciente, que le agrada atrapar con prefe­rencia a los niños y a las guainaso doncellas que lo provocan con su belleza.

Tal como Júpiter, Ypóra tiene la propiedad de transfor­marse en cualquier ave acuática, en un tronco que flota, etc. De esta manera puede acercarse con faci­lidad a sus víctimas.

Así, antropo­mórfico y cambiante, se dijera también que el negro Ypóra es una co­pia india de Proteo.

Ypóra, en guaraní, significa exactamente “fantasma, duende o espíritu del agua”, tal como ka’a póra quiere decir también “fantasma de la yer­ba”, y por extensión, “del monte” o ka’aguy.

Algunos paisanos asegu­ran que Ypóra es solamente un negro del agua, que no tiene la vir­tud de poder transformarse, como su hermano Ka’a póra o señor de las frondas.

En cambio, otros afir­man lo contrario; por eso, se suele escuchar el dicho de “lo agarró Ypóra o lo llevó Ypóra”, cuando al­guien muere repentinamente aho­gado, teniendo la cercanía de un tronco o de cualquier ave nadado­ra...

Informante: Milcíades Monte­negro, 69 años. Estancia San Mar­cos, Colonia Galarza, Santo Tomé.

 

Nota

“Leyendas y supersticiones del Iberá. Origen de los bienes culturales”, por Perkins Hidalgo, Guillermo - Nota aparecida en el fascículo 7 “Corrientes entre la leyenda y la tradición”, de la publicación “Todo es Historia”, colección dirigida por Félix Luna, en Octubre de 1987.

Información adicional