El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Lagarto (Teju)

por Guillermo Perkins Hidalgo

 

Es ésta la primera leyenda de carácter incestuoso que he en­contrado entre las leyendas correntinas del Iberá.

El lagarto, el teju, era un hombre lleno de vicios que se alimentaba especialmente de miel y de huevos frescos, casi siempre robados en los gallineros de sus vecinos.

Su pecado funda­mental, su gran pecado, era la luju­ria. El teju, se dedicaba a enamorar a las mujeres más lindas de su fa­milia, perseguía a sus hermanas y no se libró de él ni siquiera su propia madre.

El diablo era su aliado y nada temía el infame.

Un día, aquel hombre llegó al incesto. El enojo y el asco de Ñandejára subieron en­tonces hasta el extremo:

- ¡Te arrastrarás, maldito!- gritó desde las estrellas.

Y asi nació el teju, que todavía conserva su preferencia por la miel y los huevos frescos.

Esta leyenda que evoca en su desenlace el anatema de Jehová a la serpiente del Paraíso, puede ha­ber sido creada por los heraldos de San Ignacio de Loyola para mo­ralizar a los indios disolutos.

La paremiología (tratado de refranes) popular re­gistra dos apotegmas comparativos, que se aplican al hombre ena­morado:

- ¡Se lambe como el teju por la miel!

- ¡Se lambe y se relambe co­mo el lagarto frente a un nidal!

Hay una vieja copla que expre­sa: Cada vez que tengo cerca tu boquita de clavel, yo me lambo y me relambo como el teju por la miel. El paisano cambia el verbo la­mer por lamber.

Informante: Juan Pío Monzón, 85 años. Paso Picado, costa del Iberá (Yvera), Carlos Pellegrini, Departa­mento San Martín.

Nota

“Leyendas y supersticiones del Iberá. Seres metamorfoseados”, por Perkins Hidalgo, Guillermo - Nota aparecida en el fascículo 7 “Corrientes entre la leyenda y la tradición”, de la publicación “Todo es Historia”, colección dirigida por Félix Luna, en Octubre de 1987.

Información adicional