El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Pollona

por Guillermo Perkins Hidalgo

 

Fue, en su primitiva forma, la hermosa kuñataĩ o doncella que fascinó al famoso gaucho Karãu, hasta el punto de hacerle olvidar los urgentes remedios que salió a buscar para su madre enferma.

Dulcemente retenido en sus bra­zos en el vaivén del baile, el apa­sionado gaucho Karãu se perdió para siempre en los esteros de su destino.

En castigo de su mal com­portamiento filial, Dios lo condenó a vivir en ellos con la misma mujer que lo había encantado. Por eso canta la copla tradicional bilingüe que traduzco:

El karãu y la pollona son dos bichitos del agua; cuando el karãu se lamenta la pollona lo consuela.

Más pequeña que el karãu, que viste de luto riguroso, la pollo­na es de un plumaje castaño oscu­ro. El paisano supersticioso res­peta la vida de la pareja y prohibe que se la mate.

Informante: Solano Jones, 61 años, hacendado. Costa del Iberá, Carlos Pellegrini, Departamento San Martín.

Nota

“Leyendas y supersticiones del Iberá. Seres metamorfoseados”, por Perkins Hidalgo, Guillermo - Nota aparecida en el fascículo 7 “Corrientes entre la leyenda y la tradición”, de la publicación “Todo es Historia”, colección dirigida por Félix Luna, en Octubre de 1987.

Información adicional