El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Anahí (Anai)

por Guillermo Perkins Hidalgo

 

Anahí (Anai) es una princesa india, suma­mente fea, pero cuya dulce voz re­medaba, para sus vasallos, el maravilloso canto del korochire o zor­zal.

Aunque vivía en paz en sus do­minios, cuando se anuncian los conquistadores españoles, el honor de su raza la llevó a la lucha.

Hecha prisionera y atada al árbol de su destino, fue supliciada un día: La condenaron a las llamas, por haber dado muerte a su centinela.

Desde aquél instante, tal como cuenta el vulgo, la sangre de la princesa Anahí, la de la voz de pá­jaro, subsiste transfigurada en la flor del ceibo o syiñandy.

El artista correntino Osvaldo Sosa Cordero tiene una delicada evocación musical de ella.

Informante: Jacinto Fretes, 47 años. Paso Picada, Carlos Pellegri­ni. Departamento San Martín.

Nota

“Leyendas y supersticiones del Iberá. Seres metamorfoseados”, por Perkins Hidalgo, Guillermo - Nota aparecida en el fascículo 7 “Corrientes entre la leyenda y la tradición”, de la publicación “Todo es Historia”, colección dirigida por Félix Luna, en Octubre de 1987.

Información adicional