El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

La palabra "chamamé" y sus diversas interpretaciones

Con el propósito de desentrañar la auténtica interpretación y significado de la palabra chamamé”, se han consultado numerosos autores, que a continuación se citan(1):

(1) Material extraido de: Enrique Antonio Piñeyro. "El Chamamé: música tradicional de Corrientes (génesis, desarrollo y evolución)" (1997), Corrientes. Ed. Gabriel Enrique del Valle.

- Saturnino Muniagurria: “Chamamé: Lo que se hace de cualquier manera, sin plan ni método. Nombre de cierta música correntina muy en auge”(2).

(2) “El Guaraní”, p 112. Editorial Hachette, Buenos Aires.

- A. Jover Peralta y T. Osuna: “Chamamé: s. Enramada. Corredor. Lo que se hace desordenadamente, sin plan ni método. Nombre de aires musicales correntinos, inspirados en la música popular paraguaya”(3).

(3) “Diccionario Guaraní-Español y Español-Guaraní”, p. 49. Editorial Tupá, Buenos Aires.

- Antonio Ortiz Mayans: “Chamamé: s. Nombre de un género musical originario de Corrientes y muy difundido en su zona de influencia del Nordeste argentino. / Baile de este nombre. / Cosa hecha desordenada y ligeramente. / Enramada (en Corrientes y su zona de influencia). / Un arroyo del Uruguay”(4).

(4) “Nuevo Diccionario Español-Guaraní / Guaraní-Español”, p. 433. Editorial Eudeba, Buenos Aires.

- Antonio Guasch: “Xamame: Corredor, enramada; desorden, zaragata, gresca, desconcierto; aire musical típico” (el autor reemplaza la “ch” por la “x”)(5).

(5) “Diccionario Castellano-Guaraní y Guaraní-Castellano”, p. 749. Ediciones Loyola, Asunción. 

Máximo Ricardo Dacunda Díaz: “Chamamé (s): Folklore. Nombre de la agradable música dado por los descendientes de guaraníes en la provincia de Corrientes, Argentina. Significado: che-memé: che: soy; menté: repetido, continuado, refiriéndose al ritmo repetido y vivaz de su hermosa música”.

(6) "Gran Diccionario de Lengua Guaraní", p. 44. Ediciones Guairacá, Buenos Aires.

Zulema Armatto de Weltri: “Samamé: Género musical y baile del mismo nombre, originario de Corrientes, muy difundido. Enramada. Cosa hecha desordenadamente”(7).

(7) "Diccionario Guaraní de Usos (Etnolexicología Estructural del Guaraní Yopará)", p. 94. Ediciones Fundación Ross.

Julio R. Chapo: “Chamamé: Enramada. Corredor. Techado sin paredes, para resguardo de la intemperie; rocío, sol, lluvia, etcétera. En guaraní abundan los vocablos aglutinantes, frases sincopadas y/o apocopadas, formando una sola palabra. Proviene de 'che amo a memé' ('doy reparo constantemente, a menudo')”(8).

(8) Publicación de SADAIC y consulta personal (de Piñeyro).

Juan de Bianchetti: “Chamamé: la enramada, el corredor”. En el diario “La Mañana”, del 19 de Diciembre de 1954, en su artículo titulado: “En defensa del verdadero folklore de Corrientes”, De Bianchetti señala: “Chamamé significa enramada. Las palabras, y principalmente en los idiomas primitivos como el guaraní, se forman obedeciendo a tres figuras de dicción: aféresis, síncopa y apócope, suprimiendo letras o sílabas de las palabras, donde las letras o sílabas fuertes absorben a las más débiles. Así de “che amoá memé”, suprimiéndose la “e” de “che”, la “o” de “amoá” y la primera sílaba de “memé”, se formó la palabra “chamamé”. Significa: “Doy sombra a menudo o constantemente”(9).

(9) “Gramática Guaraní (avañe’ẽ) y Principios de Filología” (1944), p. 175. Editorial Arístides Quillet, Buenos Aires. 

Ramón Viveros: “La palabra chamamé significa: enramada, corredor. Lo que se hace desordenadamente, sin plan ni método. Se sostiene que este vocablo tuvo su origen en la frase: “che amoá memé” que, traducido al castellano, quiere decir: “doy sombra a menudo o constantemente”. Tiene relación con la “enramada”, porque ésta da sombra, está hecha para eso. Generalmente en la zona del Litoral se realiza el baile bajo las enramadas”(10).

(10) “El Chamamé (Etnología y Breve Historia de su Origen)” (1972). Edición del Autor.

Diccionario Oxford de la Música: “Chamamé. Danza muy popular en las provincias del Litoral argentino, en particular Corrientes. Su denominación pareciera haber sido sugerida por el compositor popular paraguayo Samuel Aguayo, hacia el año 1930. Tiene cierta familiaridad con la polca. Su denominación, en idioma guaraní, amén de otras acepciones, quiere decir ‘cosa hecha a la ligera’. Es una danza alegre, simple y cadenciosa”(11).

(11) Percy A. Scholes. "Diccionario Oxford de la Música", p. 383. Editorial Sudamericana. 

- Nerea Avellanal de Ambrogio, Julián Zini y Julio Cáceres“Julio Víctor Visconti: afirma que chamamé deriva de “che-aimé-amáme” (yo estoy en la lluvia), o de “che-amáme-aimé” (yo en la lluvia estoy). Danza que bailaban en ronda los aborígenes, con zapateos semejantes a los niños borrachos, que chapotean o chapalean su inocencia o inconsciencia en los espejos del charco que dejara la lluvia.

“Ricardo Suárez: desaparecido buceador de nuestras tradiciones, lo asimila al término “che - memé” (siempre yo).

“Santiago M. Talia: chamamé es apócope, al suprimirse la letra “e “ de la voz “che”, yuxtaposición luego con “ámame”, y después de perder su acento esdrújula, se formó la palabra chamamé.

“Carlos Gualberto Meza: ya se conocía ... con el nombre de “polquita correntina”. Antes de ese nombre, de polquita correntina, estaba la “ramada”. “Una ramadita”, decían antes ... “Ña mbopú una ramadita”. Chamamé puede ser apócope de “A mi amada”, en guaraní “che-amamé” o “che-amapé”.

“Isidro Mario Flores: en su 'Diccionario de la Lengua Guaraní' dice: “Chamamé: nombre de un pueblo formado por una de las tribus que, erróneamente, se les dice ‘charrúa’”(12).

(12) Nerea Avellanal de Ambrogio, Julián Zini y Julio Cáceres. “Camino al Chamamé", pp. 104-106. Editorial Paiubre, Corrientes.

Diccionario Enciclopédico Hispanoamericano: “Chamamé: Geog. Arroyo en el Departamento de Minas, República del Uruguay; corre de Este a Oeste y, con el Millón, afluye en el 'grande Arroyo Campó', que separa los Departamentos de Minas y Florida”(13).

(13) "Diccionario Enciclopédico Hispanoamericano" (1912), tomo VI, p. 1.649.

- Diego Abad de Santillana:“Chamamé: m. Voz guaraní. Quiere decir lo que se hace de cualquier manera, sin plan ni método. Es el nombre de un baile típico de Corrientes y el Norte de Entre Ríos. Según Ayala Gauna, es una ligera variación de la polka”(14).

(14) Diego Abad de Santillana. “Diccionario de Argentinismos (de Ayer y de Hoy)” (1976), p. 129. Editorial TEA, Buenos Aires.

- Simposio del I Festival de la Música Litoraleña - Posadas, provincia de Misiones, del 3 al 10 de Noviembre de 1964: “En su carácter de expresión musical y coreográfica de vigencia actual en el Nordeste argentino, el Chamamé es una especie que, derivada de la polca correntina, ha adquirido actualmente características propias de movimiento y estilo”(15).

(15) Raúl Oscar Cerrutti. “El Chamamé” (1965), p. 4. Editorial Norte Argentino, Resistencia, Chaco.

- Olga Latour de Botas - Artículo publicado en el diario “La Nación”, el 6 de Mayo de 1979, titulado “Origen del Chamamé”, que otorga una fecha presumible, año 1821, donde se consigna la denominación de “chamamé” para una danza, treinta años antes de que la “polka” europea ingresara en el área guaranítica, y cien años antes de que Samuel Aguayo “bautizara” con el nombre de “chamamé correntino” a una canción grabada por él, y señalando que así había “nacido el chamamé”. El artículo de la profesora Latour de Botas permite afirmar estas conclusiones.

- Benigno De Bari Ramírez publica, en el diario “El Litoral” del 02-10-1991 un artículo titulado: “Chamamé: Investigación de campo sobre el origen de la palabra”.

El autor afirma lo siguiente: “Cuando alguien quería que se interprete una canción lugareña, tenía que pedir así: ‘Toque un Che ama mí’. Explica antes que ‘... le escuché discurrir a mi padre hace unos cincuenta años, luego de una ‘musiqueada’ con arperos paraguayos, realizada en su quinta-granja, en Cuay Chico, Departamento Alvear, provincia de Corrientes. Sucedía por aquél entonces que en estos parajes semipoblados del Nordeste correntino, aparecían conjuntos paraguayos (un arpa o dos o tres guitarras) que, previo arreglo monetario, comida, etcétera, realizaban un miniconcierto nocturno (de 20 a 23), ejecutando polcas y galopas como género.
“Pasado que fuera el evento, los mocitos del lugar imitaban en sus acordeones (siempre marca “Honner”), o armónicas (siempre “Seductora”), aquéllas partituras paraguayas que podían recordar; seguidamente, anunciaban: ‘Ahora, una para Che ama mí’, queriendo decir que era compuesta por él mismo, para una persona amada; así se sobreentendía la frase. La frase diría literalmente: ‘Che (mi), ama (amor), Mí (cito), diminutivo, donde ‘che” es guaraní, ‘ama’ es castellano (como amor o amada) y ‘mi’ es guaraní, apócope de ‘miní’ (pequeño)”.

El artículo contiene otras apreciaciones sobre el tema, pero se destaca lo que es de interés, es decir la etimología de la palabra, según esta investigación, plagada de anécdotas familiares. Autores, como Enrique Antonio Piñeyro, no aceptan el punto de vista de Ramírez. Niegan, específicamente, que "haya ocurrido un proceso de 'imitación musical' de correntinos, con el acordeón, a paraguayos (arpas y guitarras)". "Quien conoce de instrumentos musicales sabe que esto es imposible", señalan sin hesitación.

Con respecto a la denominación “che ama mí”, concuerda, en parte, con la versión de Carlos Gualberto Meza, que se incluye en el ítem 11), y es una de las tantas traducciones que ofrece una alternativa más para comprender las fórmulas que el correntino emplea.

Una consideración más que sustentan quienes rechazan la postura de Ramírez, es con respecto a la traducción literal que se pretende en el artículo periodístico, que "adolece de serías contradicciones" (Ver: diccionarios de lengua guaraní: Guasch, De Bianchetti, Dacunda Díaz, etcétera).

- Funcionalismo del idioma guaraní

"El hombre guaraní emplea el lenguaje para otorgar la función que cumple el hecho o fenómeno a denominar, encuadrando siempre el significado propio, que explique simplemente la acción, y utilizando, en muchos casos, un sentido metafórico, que puede conducir a engaños para quien no conoce los elementos que integran el hecho o fenómeno a describir, o que trata de consignar. Esto ocurre con la palabra 'che amoá memé': che: yo; amoá: hago sombra; memé: Sin cesar, continuamente", dice Enrique Antonio Piñeyro en su libro "El Chamamé: Música tradicional de Corrientes. (Génesis, desarrollo y evolución)".

Y agrega:

"Ramada: enramada / guype: Debajo. (Enramada, corredor, techado sin paredes para resguardar de la intemperie; del rocío, del sol, lluvia, etcétera. Doy sombra a menudo, constantemente).
"En el caso de enramada, corredor con techo, etcétera, se señala claramente el lugar dónde se baila, es decir el chamamé en función primordial de danza, que es, en suma, su característica vital".

Información adicional