El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

La plástica correntina en el Siglo XX

por Ethel S. Almoznino

 

Entrando en el siglo XX, la fi­gura de Adolfo Mors, italiano radi­cado en Corrientes, un excelso del pincel, deja composiciones si­métricas y armónicas de gran belleza de color y luz que irradian paz; influye en la producción pic­tórica posterior formando a jóve­nes desde la cátedra de Dibujo y Pintura, de la ex Academia de Bellas Artes e Idiomas “Josefina Contte”.

Alumnos como Marcial Prieto: retratista y miniaturista; José Negro: retratista y paisajis­ta. De este último, el valor de sus obras es reconocido en men­ciones, premios, primeros premios y medallas de oro. Hizo vivir la naturaleza sobre la tela. Impre­sionista, supo captar matices más sutiles; su pincelada se fragmenta en manchas de color yux­tapuestas.

El color correntino se refleja en su paleta, dominada la técnica de pintar con acuarela, colores limpios, reflejos sobre el agua, manchas que componen feéricas enramadas. Obras de ma­ravillosa limpidez que tiemblan con vibraciones luminosas.

Justa de las Mercedes Díaz de Vivar, retratista, paisajista. Premios, menciones, medallas de oro en reconocimiento por su obra, que es el resultado de una aguda e intensa observación. Es­tudio del color con pinceladas impresionistas. Atrae el ritmo de la composición, la atmósfera y el análisis de las personas y cosas en su estructura. Los tres viven hasta la década del 60.

Nacido en Goya y estudiante de arte en Florencia, se estable­ce posteriormente en Corrientes (Capital) Antonio Pedro Ballerini, lugar donde muere en 1962. Sus temas preferidos: procesiones, paisajes, retratos. Un gran narra­dor del ambiente local, se siente atraído por los grupos religiosos en marcha y obtiene como resultado un conjunto que sugiere mo­vimiento dentro de una bruma de colores violáceos, que dan melan­colía y crean la poesía mística de la escena.

Higinio Amado Puyau: Autor de La Taragüy, Primer Premio de Escultura del XXVI Salón Nacional de 1936 en yeso patinado; su ori­ginal se encuentra en el Museo de Bellas Artes “Juan Ramón Vi­dal” y una copia en bronce está emplazada en la Avenida Costa­nera “Gral. San Martín”. Muere en 1937, joven aún.

Carlos Emilio Castagnino, retratista y paisajista, obras de composición equilibrada, coloris­ta innato, rica paleta en función del retrato o de los deliciosos y típicos paisajes de la tierra correntina que nos dejara; muere en 1962.

Agustín Orts Mayor: Pintor y grabador. Se conserva una serie de dieciséis trabajos abstractos sobre un mismo tema en témpe­ra, colores fuertes y brillantes. Premios y menciones por su obra como grabador, formó profesores de grabados y grabadores desde la cátedra en el Instituto Superior de Bellas Artes e Idiomas “Jose­fina Contte”. Dejó murales en re­lieve y color (edificio de la Pre­fectura Nacional Marítima), mura­les en hormigón en el edificio del diario “El Litoral”. Su producción como grabador es muy rica; colecciones particulares y Organis­mos oficiales cuentan con obras suyas. Muere en 1985.

Actualmente vive en Buenos Aires, Octavio Gómez, menciones especiales, premios, medallas de oro, reconocen su obra cuya temática se basa fundamentalmente en figuras de costumbres y de leyendas.

En Corrientes (Esquina) Carlos Alberto Longa, pintura impresionista, pinta la temática que lo rodea con predominio de lilas.

En Corrientes (Capital) Elsa E. Gómez Morilla, primeros premios, diploma de honor, medalla de oro, distintas épocas, impre­sionista, impacto directo de pincelada suelta y corta, incursiona en el retrato de caballete y mi­niaturas al pastel, en acuarelas y óleo; en la neofiguración expresiva. Serie de figuras planimétricas que llegan a la abstracción.

Dis­tintas técnicas, distintas es­cuelas. Producción muy rica y de valor. Luis Llarens, emprende un cuadro con avidez de quien se in­terna por un camino nuevo, atento a las mínimas facetas de la aven­tura; durante su vida ha sido acreedor al reconocimiento de jurados que premian su obra, lo mismo que Juan Carlos Soto, uno de los grandes dentro de un nuevo lenguaje en la plástica correntina.

El nivel de su trabajo, el manejo de técnicas y de los más diversos materiales hacen que Soto sea un gran creador que incursiona en el cuadro de caballete como en murales.

Se­guimos recorriendo nuestro “Mu­seo Imaginario” encontrando plásticos que recurren al dibujo, al color, a las líneas, a las for­mas, a los tonos: las esculturas de Viola Luza de Taraborelli, que se preocupa de los juegos de la luz y de la sombra, reproduce las formas de seres y objetos; ora procura imitarlos, ora los altera voluntariamente; los dibujos de Mabel Vilchez y de Norma Cappocelli, ambas saben componer los elementos de la obra y adaptarlas a las necesidades; conocen pro­fundamente los procedimientos.

José Mizdraji, en la búsqueda constante con obras de originali­dad, incursiona en el dibujo, la pintura y el grabado.

José Anto­nio Ramírez posee el sentido inti­mo de la composición. Graciela Zanutti, Carmen Franco, grabadores todos ellos, crean en nuestro terruño, cada uno en su época. Expresan sus ideas, sus pasiones, sus costumbres y añaden la espontaneidad de sus creaciones, espíritus cultivadores que interesándose en el destino de nuestra cultura, no desdeñan una de las formas más importan­tes y más nobles de la actividad del nombre.

Rose significa poesía de la vi­sión en irlandés, y se le dio ese nombre a una exposición internacional que tuvo lugar en Dublin en 1967, 1971 y 1977. Rose fue la cita del “jet-set” del Arte Con­temporáneo y reunió a algunos artistas que se manifestaron internacionalmente. Nosotros también hemos querido, en este Museo Imagina­rio, hacer una exposición Rose, en una suerte de retrospectiva, e interesar al público en general en nuestra plástica, hecha con cierta pasión por gente que trabaja con honestidad y amor.


Nota

* “La plástica en Corrientes”, por Almoznino, Ethel S. - Nota divulgada en el fascículo 4, “Corrientes en la cultura nacional”, en la publicación “Todo es Historia”, colección dirigida por Félix Luna, en Abril de 1986.

Información adicional