El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Particularidades del alfabeto guaraní

Las vocales en guaraní son las mismas que en castellano, a saber: a u.

Se pronuncian como en este idioma, cuando no llevan acento o llevan sólo acento prosódico u ortográfico(1).

(1) Citado por Saturnino Muniagurria. “El Guaraní (Elementos de Gramática Guaraní y Vocabulario de las voces más importantes de este Idioma)” (1967). Ed. Hachette, Buenos Aires.

Pero a tal forma de pronunciación se suman otras dos: aquéllas que incorporan el signo diacrítico de la nasalidad ~ /, llamado tĩgua (tilde nasal) y, aquéllas identificadas por la / y / o la / y /.

Las primeras de ellas es la pronunciación nasal, común a todas las vocales: ã / / ĩ / õ / ũ /

La segunda, la pronunciación gutural, exclusiva de la y

El siguiente cuadro dará una idea más cabal de lo expuesto.

u

ã / ẽ / ĩ / õ / ũ

y / ỹ

Sin dominar a fondo estas pronunciaciones, es inútil pretender hablar bien en guaraní. Es difícil establecer en qué consisten. Acaso lo más práctico sea recurrir a la enseñanza oral, pues son muchos los que se hallan en condiciones de dispensarla.

Pero si no podemos dar reglas fijas al respecto, haremos sin embargo algunas indicaciones que reputamos útiles.

En la pronunciación gutural, el principal rol corresponde al paladar. Debe hablarse con la boca ligeramente abierta y con los labios en posición natural. La punta de la lengua ligeramente vuelta hacia arriba, se emite la voz de una sola vez, tratando de reproducir, sin cambiar la posición de la boca, la pronunciación de la / u / francesa.

Para la pronunciación nasal entra en juego -como su nombre lo da a entender- el órgano de la nariz. Decimos el órgano y no simplemente la nariz, porque aquélla debe ser profunda y exige la contribución del paladar, hasta cierto punto.

Esta pronunciación ofrece la particularidad de que cuando se trata de palabras compuestas y reviste su carácter la última sílaba de la primera palabra empleada, transmite tal carácter a la primera sílaba de la segunda palabra.

Ejemplo: ñe'ẽngatu (conversador, charlatán). Esta palabra se descompone así: ñe'ẽ (conversar) y katu (mucho).

Katu tiene otros significados, pero también el de "mucho". Al unirse ambas palabras, se transforman en ñe'ẽngatu.

Porãngueko (alabanza), se forma de porã (lindo, bueno), y teko (hábito, manera); hábito de hermosear (que no otra cosa es la alabanza).

Para mayor comprensión, mencionaremos algunas palabras en las que figuran las vocales estudiadas, con los acentos que son susceptibles de recibir.

káma: pezón ty: orina
tata: fuego pore’ỹ: ausencia
hatã: duro soro: roto
teko: costumbre koso: sacudir
kue: viejo tumby: cadera
peh: pedazo ñandu: araña
opívo: desnudo tũ: pique
manduvi: maní

Para terminar diremos que cada vocal constituye por sí sola una palabra completa.

Ejemplos:

‘ a: nacer, caer
ã: alma
‘ ã: sombra
‘ e: decir(2)

(2) De la raíz ‘e provienen las voces ñe’ẽ, hablar y mbo’e, enseñar. // Citado por Saturnino Muniagurria. “El Guaraní (Elementos de Gramática Guaraní y Vocabulario de las voces más importantes de este Idioma)” (1967). Ed. Hachette, Buenos Aires.

‘ i : chico
y: agua
‘ : sin
‘ o: sacar, suprimir
‘ u: ingerir, engullir (comer o beber).

Estas palabras debieron figurar entre las primeras que concurrieron a la formación del idioma pues, o se refieren a los hechos o actos más frecuentes de la vida, como el nacer, el comer o el beber o a cosas o fenómenos a que se dio nombre con antelación a otros, por hallarse más inmediatos.

De la palabra / y / (agua) nació la palabra / yvy / (tierra) que, literalmente, significa “lo que está debajo del agua”; y la palabra / yva / (cielo), o sea, “lo que tiene o contiene agua” (yva).

Confirma tal hipótesis el uso doble de algunos de los vocablos aludidos, lo que sólo se explica por la escasez de términos propia de un idioma en formación.

Las consonantes que se usan en guaraní son las siguientes:

ch, g, h, j, k, l, m, mb, n, nd, ng, nt, ñ, p, r, rr, s, t, v, / ’ / (puso)(3)

(3) No se tilda la palabra “puso”, porque es una palabra del idioma guarani y, por ende, se escribe de conformidad con la ortografía de esta lengua. Tiene acento final.

Como se observa existen además las siguientes consonantes dobles:

ch, mb, nd, ng, nt

La pronunciación de estas letras, así como de las sílabas que, con la contribución de ellas, se forman, es similar a la española, con las modificaciones que indicaremos a continuación:

* La / h / muda no existe en guaraní. Colocada esta letra al principio de las sílabas y pronunciada en forma aspirada, reemplaza con ventaja a la / j / española, usada por otros.

Su pronunciación es más suave y, por tanto, más en consonancia con la índole del idioma, la eufonía de cuyas voces es característica.

No figuran igualmente la / f / y la / ll /. Merecen especial tratamiento la / k /, la / l /,y la / rr /. Estas últimas tres letras se han impuesto en el alfabeto actualmente en uso, pero hay que mencionar las resistencias que tal imposición significó para algunos estudiosos.

Por ejemplo Muniagurria dice que estas "letras todas ellas que, por su pronunciación fuerte, se hallan reñidas con la íntima estructura del idioma, a cuyos vocablos, como a los cantos rodados el agua, el correr de los siglos debió haber ido suprimiendo toda rudeza".

"Por duras e igualmente inadaptables, se desconocen en guaraní las sílabas en que la / r / hace de letra intermedia (dra, dre, dri). Es por ello que el campesino de la provincia de Corrientes pronuncia “parde” o “marde”, en vez de “padre” o “madre”. Si se lo fuerza, dirá “pagre” o “magre”, por ser la / g / de pronunciación más suave que la / d /, pero nunca pronunciará debidamente.
"Hay quienes emplean la / k / (el padre Bottignoli, entre otros, no obstante tratarse de una autoridad en la materia. Consideramos un error el uso de esta letra, propia de los pueblos nórdicos, la rudeza de cuyo clima trasunta. Encaja mal en el guaraní; la euritmia y armoniosa dulzura de cuyos vocablos no hubiera desdeñado el mismo Pan reproducir en su flauta".

Seguidamente, Muniagurria pasa a dar ejemplos, que son los que "convencen mejor que nada":

"Kúi, es un verbo unipersonal. Significa, desprenderse sin violencia ni ruido. Se trata de una voz onomatopéyica que reproduce un fenómeno físico. Sustitúyase el sonido suave de la / c / por el fuerte de la / k /, y el efecto habrá desaparecido.
"En esto, como en todo, estamos más cerca de los gramáticos antiguos (que bebieron en las fuentes del idioma y que por tanto han debido conocerlo mejor). Ellos desdeñaron emplear esta letra.
"De la / l / y la / ll / no hay en guaraní rastros. Existe un nombre que empieza con la primera de dichas letras: Lambaré (el del conocido cerro paraguayo). Pero sólo se trata de una corruptela, pues debe ser Hambaré (Porãngue), palabra que significa hermoso, cuando se la aplica a parajes o lugares".

Finalmente señala:

"Respecto a las dos últimas letras aludidas, se nos ocurren las siguientes observaciones:

"a.- Mientras que en guaraní son completamente desconocidas, apenas si existen palabras en el quichua que no las incluyan. Sabido es que ambas civilizaciones se desarrollaron paralelamente y que entraron en contacto por la parte sur y norte del continente. ¿Fue la eliminación de las letras mencionadas, de su vocabulario, uno de los tantos medios de que los guaraníes se valieron para evitar que la otra raza, más guerrera y poderosa, invadiera su territorio?
"El idioma es eficaz elemento de conquista y mientras el posible adversario se hallara en la imposibilidad de hablar el suyo, los guaraníes se reputarían seguros en su propia casa. La invasión se realizó en sentido contrario, pues fueron los últimos quienes, dando pruebas de un mayor poder de expansión, se extendieron por el centro y norte de la República, adonde habían llegado ya los quichuas.
"Se trataba sin duda de una raza más prolífera, de un genio más flexible y adaptable o superior a la otra en las artes de la paz.

"b.- ¿Cómo se explica, hablándose aún el guaraní en Corrientes, que sus habitantes, libertándose de la influencia que necesariamente ha debido ejercer sobre ellos dicho idioma, pronuncien tan correctamente la / l / y la / ll /, cuando se expresan en castellano?
"Al contrario: ¿por qué en las provincias del Norte, que recibieron directamente de manos de los quichuas el legado de dichas letras, se las pronuncia tan mal? Que vengan los filólogos y lo expliquen".

Posteriormente, Muniagurria señala:

"La / rr / tampoco figura en el guaraní, para nada. Reemplazamos la / s / con la / z /, por ser esta letra de pronunciación más suave y adaptarse mejor al idioma. En cuanto a la / v /, la suprimimos, en la ignorancia de cuándo usaron los indios esta letra, o la / b /".

Muniagurria prefería el uso de la / be / a la de la / uve /, por los motivos siguientes:

"El empleo de ambas sólo acarrearía confusiones. Teniendo que optar por una de ellas, preferimos la / b /, siguiendo la regla castellana de que después de m debe ir siempre b, y siendo numerosas las palabras del guaraní en que se combinan dichas letras".

"Poco hay que decir de las consonantes dobles. La / ch / se pronuncia como en castellano. La / mb / va siempre colocada al comienzo. Ejemplo: mba’e (cosa), mbutu (tábano). En el cuerpo de las palabras, sus letras se disocian y forman -en unión con otras- sílabas por separado.
"Ejemplo: kam-ba (negro); tembi-pota (voluntad). Su pronunciación exige que la boca se halle cerrada al empezar a pronunciarla, abriéndola al pronunciar la / b / y haciendo recaer la fuerza de la pronunciación sobre esta letra".

"La / nd /, al contrario, exige que la boca se mantenga abierta y que se separe la lengua de los dientes de arriba (posición que debe adoptar), al emitirse la voz. Se la emplea principalmente en la forma negativa de la conjugación de los verbos, unida a las partículas por medio de las cuales tiene lugar dicha conjugación.
"Ejemplo: ndaipotai, ndereipotai, ndoipotai (no quiero, no quieres, no quiere).
Usada en el cuerpo de las palabras, se disocia en la misma forma que la / mb /.
Ejemplo: opávan-di (con todos); avabén-di (con nadie).

"La ng carece en la mayoría de los casos de existencia independiente, a diferencia de las letras dobles anteriormente mencionadas. Es el resultado del acento nasal que lleva la última sílaba de una palabra, al ligarse ésta con otra".

Ejemplo: pẽngue, que quiere decir "lo que se rompió"; equivale, a pẽkue; en tanto kãngue, "hueso privado de su carne", viene de kã y kue, es decir, "hueso viejo", o "que fue".

Una excepción son las palabras tãngue (ligereza), y ãnga (ahora), en las cuales la letras aludidas no admiten descomposición.

Información adicional