El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Efemérides del Departamento Ituzaingó

1610 - 1627: Con independencia de la expansión alentada por los vecinos de Corrientes, centrada en la margen izquierda del río Paraná, otro proceso de poblamiento comenzó a radicarse en la Cuenca del río Uruguay y sus afluentes, en lo que es hoy la parte Oriental de la Provincia. Dicha corriente tuvo dos protagonistas principales: El gentío guaraní y los Padres jesuitas. Estos sacerdotes pertenecían a una Orden religiosa que había sido fundada por Ignacio de Loyola, y que había sido aprobada por la Iglesia, en 1540. Desde entonces, se habían dedicado a una intensa labor de predicación y de enseñanza en Europa, procurando contrarrestar la acción de los protestantes, y afirmar la fe católica. En América, desplegaron una labor intensa, con ejemplar disciplina y celo apostólico, fundando colegios, dirigiendo conciencias y aplicándose, especialmente, a las misiones entre los pueblos indígenas. Al Tucumán y Río de la Plata llegaron a fines del siglo XVI. Particularmente, en el ámbito del Paraguay y Nordeste argentino, su labor se centró en los guaraníes. Si bien los frailes franciscanos se habían abocado inicialmente a su evangelización y formado pueblos en el Paraguay, desde fines del siglo XVI, los jesuitas retomaron esa empresa con entusiasmo, a principios del siglo XVII. Fue así como sus misiones se extendieron en varias direcciones, siempre en busca de los guaraníes, que habían permanecido ajenos u hostiles a la conquista española. Merced a la prédica y amparo ofrecido por los sacerdotes de la Compañía de Jesús, muchos de ellos se avinieron a formar pueblos o reducciones en diferentes comarcas. La fundación y la historia de los cuatro pueblos que los jesuitas fundaron en lo que es hoy territorio de la Provincia de Corrientes, no constituyó un hecho aislado, sino que formó parte de la gran expansión que, en el primer tercio del siglo XVII, desplegaron aquellos misioneros. Luego de la creación de la Provincia Jesuítica del Paraguay (1607), el Padre Provincial Diego de Torres, dispuso el envío de misiones a los numerosos poblados guaraníes que se hallaban en la periferia del ámbito dominado por la conquista española en el Paraguay y el Río de la Plata.

Una de esas vanguardias evangelizadoras se localizó en el Sur del Paraguay, y allí fundó San Ignacio Guasu (1610). Otros misioneros se dirigieron por el Paraná, hasta la región del Guaira, donde fundaron las Reducciones de San Ignacio y Nuestra Señora de Loreto (1619). En esa misma región, y ya en la década de 1620, lograron multiplicar el número de fundaciones, al Sur del Paranapanema (hoy Estado de Paraná, Brasil). Al mismo tiempo que dichas misiones se consolidaban, otros jesuitas se internaban en el territorio ubicado entre los ríos Paraná y Uruguay (hoy Misiones y Nordeste de Corrientes). En pocos años, lograron establecer allí las Reducciones de Encarnación de Itapuá (1615), Concepción (1620), Corpus (1622) y, mucho más al Sur, Japeju (1627). En esa empresa sobresalió -por su celo e iniciativa-, el Padre Roque González de Santa Cruz. Cabe señalar que la fundación de Reducciones en la Cuenca del río Uruguay, no constituyó una acción independiente de los jesuitas, sino que esa iniciativa fue autorizada por el gobernador de Buenos Arres, Francisco de Céspedes, en 1626. Los pueblos fueron confirmados en 1632, por su sucesor, Pedro Esteban Dávila. Desde el punto de vista político, estos pueblos quedaron en la jurisdicción de la Provincia de Buenos Aires, a la cual también pertenecían las ciudades de Santa Fe y Corrientes.

1630 - 1632: Otra vanguardia misionera, de la cual también participó el Padre Roque González de Santa Cruz, cruzó el río Uruguay y se dirigió a las tierras ubicadas al Este, llegando hasta las serranías del Tape (hoy Estado de Río Grande do Sul). En la cuenca de los ríos Yvikuy y Jakuy lograron los Padres misioneros fundar otras Reducciones, en la década de 1630. Entre los pueblos fundados entonces, se hallaban Nuestra Señora de la Anunciación (1630), San Carlos (1631) y Santo Tomé (1632). Estas tres Reducciones, amenazadas -al igual que otras-, por la irrupción de las bandeiras paulistas, debieron emigrar, y concluyeron arraigándose -en sitio seguro-, tras la frontera del río Uruguay. Junto a Japeju integraron así el grupo de las llamadas Misiones del Uruguay, que cumplieron, a lo largo de esta etapa, una fecunda trayectoria histórica.

1631: La radicación, en Corrientes, del pueblo de San Carlos, también fue resultado del éxodo a que se vieron obligadas las Misiones orientales ante la amenaza bandeirante. Este pueblo fue fundado por el Padre Pedro Mola, en 1631, en el paraje de Ka’api, sobre el río Uruguay. Su nombre está dedicado a San Carlos Borromeo y, en los primeros años, se lo conoció también por su topónimo, San Carlos del Ka’api. Al principio, el pueblo estuvo ubicado en un puerto y playa sobre el río, pero la inclemencia de los vientos obligó a mudarlo a un sitio más protegido, en 1633. Las Cartas Annuas de 1635 - 1637, refieren que los habitantes de San Carlos se refugiaron en la Reducción de Candelaria, atemorizados por la llegada de los enemigos. Sus pobladores, disminuidos por la desbandada, unidos a otros dispersos, cruzaron el río Uruguay, en 1639, dirigiéndose a las nacientes del río Aguapey, donde volvieron a erigir el pueblo, que perduró definitivamente en ese lugar.

Década de 1640: Por este tiempo, en San Carlos, se acopiaban materiales para edificar un nuevo templo y la casa grande de los Padres. Por otra parte, se informó que en San Carlos era muy bueno el rendimiento del algodonal, y que, de sus hilados, se tejía ropa para los indios. Además, a fines de la década de 1640, poseía un rebaño de 4.000 cabezas de vacunos. Durante el siglo XVII, la población se acrecentó en todos los pueblos. Ello ocurrió tanto por la incorporación inicial de prófugos y grupos aislados, como por el posterior crecimiento vegetativo. Las cifras conocidas provienen de los registros demográficos que, periódicamente, anotaban los jesuitas, y en los cuales consta el número de familias y de habitantes que había en cada uno de los pueblos de las Misiones. Esos mismos registros y otros informes  coetáneos, también ponen de manifiesto eventuales crisis de subsistencia, hambrunas o epidemias. En San Carlos, el hambre se extendió entre los años 1641 - 1643. “Hambre cruel”, dice la crónica, “donde los indios debilitados vagaban por los montes buscando cualquier cosa para comer”. Años más tarde, entre 1645 - 1646, una epidemia causó allí la muerte de muchos niños.

1640 - 1641: Hacia mediados de 1630 el número de reducciones fundadas llegó a cuarenta. Sin embargo, este éxito inicial, pronto se vio oscurecido por la llegada de los bandeirantes paulistas. Dichas expediciones, formadas por aventureros portugueses, mestizos e indios tupíes, tenían por objeto apresar a los guaraníes reunidos en pueblos, para ser utilizados como mano de obra esclava en la costa brasileña. Esas incursiones, inicialmente limitadas y, luego, cada vez más numerosas, causaron millares de víctimas, el éxodo forzado de otros tantos y la destrucción de varios pueblos de las misiones jesuíticas de guaraníes. Esta situación dramática, obligó a los jesuitas a pedir auxilio a las autoridades locales, renuentes, en principio, a prestarlo, y a disponer el repliegue de los pueblos más alejados y su reubicación, tras la frontera natural que ofrecía la margen derecha del río Uruguay, en los actuales territorios de Misiones y Corrientes. Al mismo tiempo, con autorización real, lograron adiestrar y armar las primeras milicias guaraníes, que en 1641 repelieron el ataque y derrotaron a los bandeirantes en Mbororé, en un afluente del mismo río Uruguay. En la década de 1640, y como resultado del éxodo de los guaraníes desde el Guaira, el Tape y otras regiones, el número de reducciones se disminuyó a sólo veinte, mientras el espacio ocupado por ellas se vio limitado al Sur del Paraguay y el Nordeste de Misiones y Corrientes, en la actual Argentina. Dentro de ese conjunto de pueblos, se hallaban Yapeyú, y otros tres, nombrados, La Cruz, Santo Tomé y San Carlos, que llegaron al sitio que hoy ocupan, luego de abandonar sus tierras originarias en el actual Río Grande do Sul. De ese modo concluyeron radicándose en Corrientes los tres pueblos (La Cruz, San Carlos y Santo Tomé) que, desde fines de la década de 1630 emigraron desde el Este del río Uruguay. En este nuevo territorio rehicieron sus poblados y consolidaron su organización y, junto a Yapeyú, constituyeron el grupo de pueblos que, por varios años, custodió la frontera oriental de las Misiones.

1647: El gobernador de Buenos Aires, Jacinto de Lariz, pasó -en 1647- por estos pueblos en su visita formal a las Misiones, y pudo confirmar que los mismos se mantenían poblados y con sus autoridades comunales constituidas. En esa oportunidad confirmó las elecciones de los miembros de los Cabildos. En todos ellos, los cargos, desde los alcaldes hasta los alguaciles y capitanes generales, recaían en indios guaraníes, quienes, en su gran mayoría, eran caciques.

1652: Luego de la emigración, los pueblos procuraron encontrar su asentamiento definitivo. Yapeyú, que no era amenazado, no experimentó novedad, pero Santo Tomé y San Carlos volvieron a mudarse en el área cercana. En el caso de San Carlos, fue en 1652. Para colaborar con los de San Carlos, acudieron allí más de 1.900 indios de otros pueblos, que los ayudaron a construir sus casas y que mantuvieron al pueblo prácticamente “de limosna”, como dicen las cartas de la época, prestándoles bueyes, hachas, arados de madera e incluso una campana.

1641 - 1768: Dichos pueblos permanecieron allí y su historia particular guarda mucha similitud con el resto de las misiones. Los jesuitas lograron la consolidación de las mismas y, más tarde, su aumento y expansión, recuperando así gran parte del territorio que habían abandonado en la década de 1630. El número de pueblos llegó a treinta y su extenso distrito, con una importante población, fue centro de actividades económicas y culturales que, conducido pastoralmente por los jesuítas, fue conocido como las Misiones jesuitas de guaraníes. Dichas misiones dependían políticamente de los gobernadores de Buenos Aires y del Paraguay y, en lo eclesiástico, de los obispos residentes en las capitales de ambas provincias. Los cuatro pueblos ubicados al Oriente de Corrientes integraban ese conjunto, que era independiente de la jurisdicción de aquella ciudad. Las cuatro reducciones aumentaron su población, expandieron sus estancias, prestaron distintos servicios militares en ambas gobernaciones y dotaron a sus pueblos de un importante patrimonio urbano y cultural.

1706: De los cuatro pueblos jesuíticos asentados en territorio actualmente correntino, Santo Tomé parece haber sido el que creció con mayor vigor y regularidad. San Carlos, cuyo crecimiento demográfico fue también importante -aunque más irregular-, también destinó parte de su gente para fundar el pueblo de Trinidad, en 1706. Cabe señalar que ya a mediados del siglo XVII, la población guaraní de las Misiones aumenta mucho más por su crecimiento vegetativo que por la incorporación de gente venida de afuera.

1722: Uno de los problemas que debieron enfrentar los misioneros fue lograr que los indios se acostumbraran a residir en la reducción en forma permanente, desterrando la costumbre de quedarse en sus chacras. Si bien todos los pueblos tenían un buen número de casas para las familias, fue necesario mejorarlas, dotándolas de materiales durables. En 1722, durante la visita que realizó el Padre Provincial al pueblo de San Carlos, indicó que debían fabricarse tejas, “pues hay mucho barro bueno, tendales y hornos acomodados, porque se necesitan muchas para las casas de los indios... y evitar así los inconvenientes al ir los indios a dormir a sus chacras”.

1768 - segunda mitad del siglo XIX: Ese distrito misional, con diferentes alternativas, se mantuvo hasta 1768, fecha en que, por razones políticas, la monarquía española deportó a los Padres jesuitas y secularizó las misiones. En ese mismo distrito se creó la Gobernación de Misiones, y en la etapa virreinal, pasó a depender de las intendencias de Buenos Aires y Asunción. Para su mejor administración, la gobernación fue dividida en Departamentos. Uno de ellos fue el de Yapeyú, cuya jurisdicción se extendía a los pueblos de La Cruz, Santo Tomé y San Borja. A su vez, el pueblo de San Carlos se integró al Departamento de Concepción. La Administración secular no fue eficaz. Decayó la economía, disminuyó la población, se deterioraron las costumbres, los servicios y los edificios, generalizándose una notoria decadencia en las misiones. La Revolución de Mayo, si bien impulsó los cambios políticos que conducirían a la independencia de las Provincias Unidas, no pudo evitar que la guerra alcanzara también a las misiones. Ese distrito quedó dividido entre el Brasil, el Paraguay y Buenos Aires. Las invasiones portuguesas, la ocupación de los Departamentos de Candelaria y Concepción por el Gobierno del Paraguay y las luchas civiles que sucedieron en Corrientes, causaron la destrucción y el éxodo de los guaraníes en los 17 pueblos que quedaron en la órbita argentina. El Departamento de Yapeyú fue uno de los más castigados por estos conflictos. El pueblo fue incendiado y quedó en ruinas. A la destrucción de los pueblos y al éxodo de los guaraníes, sucedió una larga etapa de abandono y silencio. La Provincia de Misiones dejó de existir como entidad política. A su vez, la Provincia de Corrientes procuró, por diversos medios, ocupar el vasto espacio vacío que había quedado entre la laguna Yvera y el río Uruguay. Fue así como incorporó las tierras y el pueblo de La Cruz y Yapeyú, y más tarde los de Santo Tomé y San Carlos. Ya en la segunda mitad del siglo XIX, la Provincia estuvo en condiciones de repoblar y reorganizar institucionalmente esa región. Los antiguos pueblos se volvieron a fundar y nuevos pobladores y colonos se instalaron en ellos. Los caminos los vincularon entre sí y en la antigua sede de Yapeyú surgieron Departamentos y pueblos con autoridades y actividades renovadas. Otra época había comenzado. De las antiguas reducciones sólo quedaban las ruinas y un difuso recuerdo de su pasado. Ya no había guaraníes ni jesuitas, sino criollos e inmigrantes que constituían una nueva sociedad en aquella región hoy correntina.

1863: En el año 1850 llega al país Bernardino Valle, un navegante italiano dedicado al comercio y al transporte, quien compró tierras en esta zona y, en 1863, junto con Juan Rivera y Francisco López -también hacendados con propiedades en el lugar-, envían una Nota al Gobierno de Corrientes solicitándole la creación de un pueblo en la margen izquierda del río Paraná, en el paraje conocido como “Tranquera de Loreto” considerada como “una plaza floreciente de comercio y un avance de la civilización en aquel desierto” (según apuntes del fundador) con lo cual se lograría regular y ordenar el tráfico de personas y mercaderías que se efectuaban a través del puerto local hacia y desde las Misiones con las metrópolis de Corrientes y Buenos Aires. El pedido fue recepcionado por el entonces gobernador de la Provincia, Manuel Ignacio Lagraña, quien, por Decreto del 12 . VIII . 1864 promulgará la Ley de fecha 24 . II . 1864 con la cual se fundará el pueblo de Ituzaingó (la Tranquera de Loreto era un antiguo zanjón hecho en tiempo de los jesuitas que unía la laguna del Yvera con el Paraná donde hoy está emplazada la ciudad de Ituzaingó. Servía para contener el paso de ganado).

23 de Febrero de 1864: La Cámara de Representantes de la Provincia, reunida en Congreso General, sanciona con fuerza de Ley la creación del pueblo de Ituzaingó. La norma dice en su artículo Primero que “en el Departamento de San Miguel, sobre la costa del Paraná a inmediaciones del paraje conocido con el nombre de ‘Tranquera de Loreto’ se fundará un pueblo que tomará el nombre de Ituzaingó”. La Ley es promulgada el 24 de Febrero de 1864 por el gobernador de la Provincia, Manuel Ignacio Lagraña. Toda la zona fue durante muchos años asiento de las estancias de los jesuitas, en cuyos grandes puestos establecían capillas. Cuando la invasión de los portugueses, la población de las orillas del Uruguay se refugió en la región, desde la Tranquera de Loreto. Hasta ese lugar llegaron también las fuerzas paraguayas cuando la invasión a Misiones y más tarde fue lugar de penetración y combate durante la Guerra de la Triple Alianza. En su iglesia parroquial, inaugurada en 1902, se halla una talla de madera de la Virgen de la Purísima Concepción, de origen jesuítico, que perteneció al pueblo de San Carlos, y que fuera recogido por los vecinos cuando su destrucción y posteriormente donado por uno de los vecinos fundadores. El lugar donde se estableció Ituzaingó se denominaba Rosario Kue, y era un campo que pertenecía, en ese entonces, a Miguel Moragas.

12 de Marzo de 1864: Por un Decreto del Poder Ejecutivo provincial se dispone la reserva de los terrenos para los ejidos de los extinguidos pueblos misioneros, que fueron restablecidos por Ley del 27 . VIII . 1863.

15 de Noviembre de 1872: La Cámara de Representantes de la Provincia de Corrientes erige un nuevo Departamento, denominado Ituzaingó, dándosele por cabecera el pueblo homónimo ya fundado en el lugar y antiguamente conocido como Tranquera de Loreto. La norma será promulgada por el gobernador de la Provincia, Miguel Victorio Gelabert, el 29 de Noviembre de 1872. De acuerdo a esta Ley, los límites serán:

“Al Norte: El río Paraná;

“Al Este: La zanja Garape y arroyo Aguapey hasta el paso ‘Concepción’;

“Al Sud: Desde el paso “Concepción” hasta la boca del arroyo Takua y desde este punto hasta el Ñupe, rumbo al Oeste más o menos; y

“Al Oeste: El arroyo Yvikuy, la costa del Ypuku guasu hasta el Ñupe, abrazando todo esto”.

El Departamento quedaba dividido en cuatro Secciones y se estableció que el nuevo Departamento formaría un Distrito electoral aparte del de San Miguel, pero no podía elegir sus representantes sino conjuntamente con éste. El nombre Ituzaingó ha sido impuesto en homenaje a la batalla homónima librada el 20 . II . 1827 en campos de la Banda Oriental, muy cerca del río Ituzaingó en la que el general Carlos María de Alvear -al mando de tropas argentinas y uruguayas- venció a las brasileñas del marqués de Barbacana y, como consecuencia de ella, Uruguay se separó de Brasil.

30 de Diciembre de 1872: El gobernador de la Provincia, Miguel Victorio Gelabert, decreta la división en cuatro Secciones del Departamento Ituzaingó.

“Los límites serán los siguientes:

“La primera Sección: Tendrá por límites el pueblo con sus ejidos y el Rincón de Santa María formado por el río Paraná, la Tranquera de Loreto al Oeste, y la de San Miguel al Este, y la lonja que entre ellos media.

“La Segunda tendrá por límites:

“Al Norte, el Paraná;

“Al Este, los ejidos del pueblo y la margen Oeste del Yverá;

“Al Sud, el Yverá; y

“Al Oeste, el arroyo Yvikuy y el estero Ypuku;

“La Tercera, tendrá por límites:

“Al Norte, el Paraná;

“Al Este, la lonja Santa Tecla y el medio el bañado Yvikuy;

“Al Sud, el arroyo Tekua; y

“Al Oeste, la margen Este del Yverá; y

“La Cuarta, tendrá por límites:

“Al Norte, el Paraná, la lonja Karape;

“Al Este, el río Aguapey;

“Al Sud, una recta del Paso Concepción, hasta la barra del arroyo Takua; y

“Al Oeste, la mitad del bañado Yvikuy”.

30 de Marzo de 1874: Es creada la comisión municipal de Ituzaingó.

27 de Septiembre de 1877: La Cámara de Representantes de la Provincia destina terrenos -por Ley-, para la fundación de pueblos agrícolas, entre ellos el de San Carlos. La Ley, que fue promulgada el 2 de Octubre de 1877, por el gobernador de la Provincia, José Luis Madariaga, destinaba terrenos para la fundación de los pueblos de San Carlos, San Alonso, Garruchos, Concepción, San Javier, Apóstoles, Mártires, Candelaria, San Ignacio, Corpus y San José.

En el caso de San Carlos decía en el Artículo 1ro.: “San Carlos, antiguo pueblo de Misiones, con dos leguas cuadradas de superficie”. Se autorizaba además para mandar delinear y amojonar oportunamente el terreno, bajo las condiciones de pueblos agrícolas. Cabe recordar que San Carlos tuvo antiguamente su origen en la Reducción jesuítica de San Carlos de Guavirupa, en Ka’a Kapi, en las nacientes del Aguapey. Esta fue trasladada a la actual ubicación en 1638. Igual que los otros centros poblados de la costa del Uruguay, fue destruido durante la invasión portuguesa del general Chagas, en 1817.

21 de Octubre de 1878: El presidente de la Legislatura, en ejercicio del Poder Ejecutivo, Nicolás Ferré, decreta el deslinde y amojonamiento del pueblo de San Carlos y comisiona al agrimensor Eduardo Matoso, para tal fin. El fundamento de la medida era que “estando autorizado el P. E. por la Ley del 4 de Agosto de 1877 para mandar deslindar y amojonar, bajo las condiciones de Pueblos Agrícolas, de fecha 6 de Noviembre de 1875, el terreno del extinguido pueblo de San Carlos, lindando al Norte, Este y Sud con terrenos fiscales y al Oeste propiedad de Julio Alfonso de Asambuja y terrenos fiscales”, era “urgente necesidad su realización a causa del gran número de pobladores que ya existen”.

22 de Diciembre de 1881: El Senado y la Cámara de Diputados de la Nación Argentina, reunidos en Congreso, sancionan la Ley que fija límites de la Provincia de Corrientes.

En el Artículo 1ro., decía que “los límites de la Provincia de Corrientes son:

“Al Norte: por el Alto Paraná;

“Al Este: por los arroyos Pindapoy y el Chimiray, por los brazos y la línea que más directamente los une, y el río Uruguay”.

Esos límites corresponderán al Departamento Ituzaingó.

15 de Enero de 1891: Por Resolución del P. E., el gobernador de la Provincia Antonio Ignacio Ruiz, aprueba la mensura y amojonamiento de tierras destinadas a la planta urbana y ejidos de Ituzaingó. Dice el escrito que, “de conformidad con el precedente dictamen del Departamento Topográfico, en su sección de tierras y colonias”, el P. E. aprobaba las operaciones de mensura y amojonamiento de las tierras destinadas por Decreto gubernativo del 12 de Agosto de 1864, para la planta urbana y ejidos del pueblo de Ituzaingó, practicados por el agrimensor Santiago Bolla, en fecha del 25 de Septiembre de 1890.

2 de Octubre de 1895: El Senado y la Cámara de Diputados de la Provincia sancionan una Ley por la que facultan al P. E. para mandar medir la isla de Apipé Grande y sus adyacentes, de propiedad de la Provincia y situadas en el río Paraná, a la altura del pueblo de Ituzaingó, y que serán destinadas a un centro agrícola-pastoril. La norma establecía que una vez conocidas la extensión y condiciones de dichas islas, se debía proceder a la subdivisión y amojonamiento en lotes del terreno. La norma fue promulgada el 4 de Octubre de 1895 por el gobernador de la Provincia Valentín Virasoro.

21 de Noviembre de 1895: El gobernador de la Provincia, Valentín Virasoro destina -por Decreto- el sitio para el pueblo de General Uriburu, en la isla Apipé Grande. En el Artículo 1ro., de la citada norma legal, designaba para la planta del centro urbano el extremo occidental de Apipé Grande, con su puerto sobre el brazo principal y septentrional del río Paraná, en el lugar conocido por Puerto Vizcaíno. El centro urbano debía ser dividido en manzanas de cien metros de costado, separadas por calles de 25 metros de anchura; contendría diez manzanas por costado y cada una de éstas debían ser subdivididas y amojonadas en cuatro lotes iguales. El pueblo se denominaría General Uriburu. Por otra parte, el Decreto establecía que la zona agrícola inmediata al pueblo se extendería hacia el Este, en todo el terreno alto que sigue, hasta incluirse el Monte Grande, siendo limitada esta zona:

“Al Norte: por el río Paraná;

“Al Este: el borde oriental del Monte Grande, y la laguna central;

“Al Sud: los carrizales y anegadizos del río Paraná; y

“Al Oeste: El límite oriental de la planta urbana y su prolongación hasta el referido río”.

El área que quedaba al Oeste de esta última línea y hasta la unión de los dos brazos del río Paraná no iba a ser dividida, quedando como beneficio común del centro urbano. Cabe agregar que el referido Decreto también establecía que la isla Apipé Chico sería dividida en suertes de pastoreo.

22 de Junio de 1897: La efectiva repoblación de San Carlos comenzó al sancionarse la Ley del 22 . VI . 1897, que fijó la jurisdicción del antiguo pueblo, y esto trajo, como consecuencia, el nombramiento de autoridades por parte del Gobierno.

20 de Julio de 1897: El gobernador de la Provincia de Corrientes, Valentín Virasoro, ordena el cumplimiento y publicación de la Ley sancionada por el Senado y la Cámara de Diputados de la Provincia el 19 . VII . 1897, por la que se autoriza la creación de un juzgado de paz en cada uno de los centros de, San Carlos, Departamento Ituzaingó, y Garruchos, Departamento Santo Tomé, ambos fronterizos con el Territorio Nacional de Misiones. En la primera parte del Artículo 2do., el texto de la norma de referencia decía que la jurisdicción de San Carlos será desde la boca del arroyo Ytaembe, en el río Paraná, siguiendo dicho arroyo, aguas arriba, hasta su nacimiento principal, en el mojón divisorio entre esta Provincia y el Territorio Nacional de Misiones; después, el límite ya demarcado entre los mismos desde la naciente del Ytaembe hasta la del Chimiray; este último arroyo, aguas abajo, hasta el límite de la propiedad de los señores Runciman y Compañía; el límite oriental de esta misma, hasta el arroyo Garavi; este arroyo, aguas arriba, hasta su origen; de allí, a la naciente del arroyo Sequeira; este arroyo y el bañado en que cae, hasta su unión con el río Aguapey; este río, aguas arriba, hasta el mojón divisorio entre las propiedades de la señora Rosario E. de Serrano y de Maciel; después, las líneas divisorias entre éstas mismas propiedades y entre las de Bironx y E. Ramírez, hasta el río Paraná; y, por último, este río hasta la boca del Ytaembe. En el Artículo 4to. decía que los jueces de paz serían nombrados, directamente, por el P. E., mientras no se organice la institución municipal en las localidades indicadas.

24 de Junio de 1902: En la fecha, quedó inaugurado el nuevo templo de la localidad de Ituzaingó.

Agosto de 1902: Por Decreto de esta fecha, se delinea y amojona el pueblo de San Carlos.

27 de Junio de 1911: Se fundó, en la isla Apipé Chico, la colonia homónima, con fines ganaderos.

30 de Agosto de 1911: Biblioteca en Garruchos. Se estableció una biblioteca en la colonia Garruchos.

Mayo de 1917: En la Administración del gobernador de la Provincia, Mariano Indalecio Loza, se establece un Cuadro comparativo de la subdivisión en Departamentos y Secciones de la Provincia de Corrientes, límites interdepartamentales e interseccionales (aprobado por Decreto gubernativo del 7 . III . 1917 y publicado en el Boletín Oficial Nº 1502, del 24 . V . 1917):

“Departamento Ituzaingó - Límites departamentales:

“Norte: Río Paraná;

“Este: Arroyo Itaembé, línea divisoria entre la Provincia de Corrientes y el Territorio Nacional de Misiones, y el arroyo Angico;

“Sur: F. C. N. E. A., después los arroyos Garavi y Sequeira con la zanja Sequeira hasta el río Aguapey; el río Aguapey, hasta el mojón Sur de la propiedad de Pedro Contte, siguiendo el límite Sur de las propiedades de Pedro Contte, S. C. de Ortiz Pereyra y Lidia Contte y Hnos., los esteros y laguna del Yvera;

“Oeste: Esteros del Carambola, de Santa Ana, Guasu e Ypuku Guasu”.

El Departamento está dividido en seis Secciones, con los siguientes límites:

“1ra. Sección:

“Norte: Río Paraná;

“Este y Sur: Estero y Laguna Yvera;

“Oeste: Estero San Patricio, límite Oeste de la propiedades de suc. de Margarita Ojeda, Severa López, Simeón Esquivel, Susana Esquivel, Max. Esquivel de Verón, Juana de López, Ramón Oporto y Alfredo Marchais;

“2da. Sección: Toda la parte Oeste de la 1ra. Sección;

“3ra. Sección: La parte comprendida entre el límite Este de la Primera Sección (Yverá) y el río Aguapey, con la zanja Garavi, que forman el límite Este de la 3ra. Sección;

“4ta. Sección:

“Norte: Río Aguapey, cauce del Tevyroinsa, arroyo Tevyroinsa, arroyo Pindocito;

“Este: Línea divisoria entre la Provincia de Corrientes y Misiones, y arroyo Angico;

“Sur: F. C. N. E. A. y el arroyo Garavi, arroyo y zanja Sequeira;

“Oeste: Río Aguapey;

“5ta. Sección:

“Norte y Oeste: Río Paraná;

“Este: Línea divisoria con Misiones;

“Sur: Zanja Garavi, río Aguapey, cauce y arroyo Tevyroinsa, arroyo Pindocito;

“6ta. Sección: Islas Apipé Grande y Apipé Chico”.

27 de Septiembre de 1920: El Senado y la Cámara de Diputados de la Provincia, sancionan la Ley Nº 315, en la que reconocen como comisión municipal electiva -entre otros-, al pueblo de Ituzaingó. Asimismo, crea una comisión de fomento -entre otros-, en el pueblo de San Carlos. De esta manera, esta población obtiene su Gobierno municipal, comenzando con una comisión de fomento. Dos días después, el gobernador de la Provincia, Adolfo Contte, comunica y publica la norma legislativa.

Agosto de 1935: En la Administración del gobernador de la Provincia, Pedro Numa Soto, se determina la jurisdicción territorial de la Provincia y los límites generales de sus Departamentos, entre ellos Ituzaingó. El Decreto fue refrendado por el vicegobernador, Pedro Resoagli, en ejercicio del Poder Ejecutivo, y publicado en el Boletín Nº 6795, del 31 . VIII . 1935.

“Departamento Ituzaingó: Tiene los siguientes límites generales:

“Norte: Desde la boca del arroyo Yvikuy, en el río Alto Paraná (en que termina el frente fluvial del Departamento General Paz), la línea toma el curso de dicho río hacia el Oeste y hasta dar con el límite internacional con la República del Paraguay, o sea, el cauce principal del río Alto Paraná, comprendiendo las islas Apipé Grande y Apipé Chico y las que quedan al Sud de estas islas. Desde la misma boca del expresado arroyo Yvikuy, y en el sentido Este, el límite departamental sigue por el cauce principal del Alto Paraná, aguas arriba, hasta la boca del arroyo Itaembe, que forma el término Nordeste de la Provincia;

“Este: Desde la boca del arroyo Itaembe, en el río Alto Paraná, la línea sigue el curso de este arroyo, aguas arriba, hasta sus nacientes; continúa por la línea, ya determinada cuando se fijó el límite general de la Provincia con el Territorio Nacional de Misiones; sigue por los arroyos Angico y Chimiray, aguas abajo, hasta que este último sale de la propiedad de la sociedad South American Cattle Farms Lda., siguiendo por la vía del F. C. N. E. A. hasta que ella es cruzada por el arroyo Garavi;

“Sud: El arroyo Garavi desde que cruza la vía del F. C. N. E. A., aguas arriba, hasta sus puntas; sigue por el límite Sur de las propiedades de Juan R. Duarte, Carolina K. de Lütz y Víctor Navajas, hasta tomar el curso del arroyo Sequeira, por el cual continúa, y por las zanjas del mismo nombre, hasta que ellas desembocan en el río Aguapey; la línea sigue el curso de este río, aguas abajo, hasta el bañado Concepción, mojón S. E. de la propiedad que fue de la sucesión de Casimiro Soto, hoy de Juan Grandilla, sobre el río Aguapey; continúa por el deslinde Sud de las propiedades de Pedro Contte, S. C. de Ortiz Pereyra y Lidia Contte y hermanos, hasta los esteros y lagunas del Yvera, y por ellos, hasta el límite asignado al Departamento Concepción;

“Oeste: Del Yvera toma el riacho que sirve de límite Este a la isla llamada Rincón del Carambola, hasta el río Carambola; su curso, aguas arriba; la laguna Paraná, los esteros del Carambola, el estero Guasu y el Ypuku Guasu, en toda su extensión longitudinal, hasta el arroyo Yvikuy, y por éste hasta su desembocadura en el río Alto Paraná”.

21 de Agosto de 1941: Fue creado, como colonia agrícola, el pueblo de Colonia Liebig, en el lugar llamado Kurusu, frente a Apóstoles, Misiones. En esta fecha, el Senado y la Cámara de Diputados de la Provincia de Corrientes sancionan la Ley Nº 940 con la que se creaba la Colonia Liebig, en el Departamento Ituzaingó, Distrito San Carlos; la comisión de fomento, que prescribía el Artículo 159 de la Constitución de la Provincia; y el 2do. de la Ley Orgánica Municipal; estableciendo para dicha Comisión los siguientes límites:

“Este: El arroyo Chimiray, desde el puente del F. C. N. E. A., sobre dicho arroyo, hasta la desembocadura del arroyo Angico; el arroyo Angico, hasta su origen; la línea divisoria, entre los lotes 42 y 273, de la Colonia Liebig, hasta llegar al camino de San José (Misiones) a San Carlos (Corrientes);

“Norte: El límite de la Colonia Liebig, camino a San Carlos, hasta mojón Nordeste del lote 272; una recta, en dirección al Sud, hasta el límite Norte del lote 265; una recta al Oeste, cruzando el arroyo Aguapey, y el camino del puesto Michadero a San Carlos, hasta el mojón Noroeste del lote 230;

“Oeste: El límite de la Colonia Liebig y del casco de la estancia La Merced; la línea divisoria Oeste del lote 230; el arroyo Aguapey, hasta la desembocadura del arroyo Frunciani; el arroyo Frunciani hasta el lote 213; línea divisoria Sud del lote 213 hasta entrar en el camino general de Playadito a San José; camino San José a Playadito, en dirección al Sudoeste, hasta Playadito; línea divisoria Sud de los lotes 103, 104, 105 y 106 hasta el casco de la estancia La Merced, vértice Noroeste;

“Sud: El límite del casco La Merced, hasta entrar en el camino de Garruchos (Corrientes) a Playadito; camino de Playadito a Garruchos (Corrientes), en dirección al Sudoeste hasta el paso alto nivel sobre el F. C. N. E. A.; la línea férrea del F. C. N. E. A. hasta el puente sobre el arroyo Chimiray”.

28 de Diciembre de 1972: El gobernador de la Provincia, Adolfo Navajas Artaza, sanciona y promulga, con fuerza de Ley (Nº 3091), la creación y fijación de límites de la Municipalidad de San Antonio, con asiento en la localidad del mismo nombre, Apipé Grande, Departamento Ituzaingó. La norma fue publicada en el Boletín Oficial el 6 de Febrero de 1973. En su Artículo 2do. fijaba, provisoriamente, la jurisdicción de la Municipalidad de San Antonio, Apipé Grande, hasta tanto se determine la demarcación territorial definitiva, conforme a lo dispuesto por el Artículo 156 de la Constitución Provincial, y Artículo 7mo. de la Ley Orgánica Municipal Nº 2498, determinándose que la misma comprende la isla Apipé Grande, que mide 30 kilómetros de largo por 13 kilómetros, en su parte más ancha, con una superficie de 250 km2 (en sus extremos se encuentran la localidades de San Antonio y Colonia Uriburu) y las islas aledañas de Apipé Chico, Los Patos y Las Palmas separadas de la primera, respectivamente, por los riachos Apipé Grande, Los Patos y Brazo de las Palmas. Entre los fundamentos de la Ley se señalaba que los vecinos de la localidad de San Antonio, Apipé Grande, solicitaron la creación de una comisión de fomento para una mejor organización político-social de la misma. Se señalaba que el lugar contaba con un Departamento de Colonización, una subdelegación del Registro Provincial de las Personas, una estafeta, una comisaría de distrito, un destacamento de Subprefectura, un hospital, cuatro escuelas (tres nacionales y una provincial) y quince casas de comercio. Se señalaba, además, que se trataba de una rica región agrícola-ganadera, estando el 40 % de la tierra destinada a la explotación ganadera, y el 30 % a la explotación agrícola. El número de habitantes era, en ese entonces, de 548.

1972: A partir de este año -ya bastante antes de la firma del Tratado de Yacyretá-, comenzó una serie de negociaciones sobre el trazado de la represa. El proyecto nace cuando el canciller Alberto Juan Vignes comunica, el 12 . IX . 1973, que la Argentina acepta como emplazamiento de la futura represa, denominada en aquel entonces traza 2. El paso siguiente a esa comunicación confluye en el acto de firma del Tratado Binacional de Yacyretá, que se suscribe en el Salón Independencia, del Palacio López, sede del Gobierno paraguayo. Lo firmaron el presidente de la República del Paraguay, Alfredo Stroessner, y, en representación de la República Argentina, el general Juan Domingo Perón. Una vez firmado el Tratado, empiezan los primeros avances, pero le continúa una crisis. Luego de un tiempo, comienzan los trabajos de la represa y, lo más importante, comienzan las obras de relocalización. Para la construcción del complejo se necesitó cerrar el río, embalsarlo con una presa y, de esta forma, elevar el nivel de las aguas. La altura ganada permite descargar el agua con gran fuerza a través de las turbinas que, al moverse generan energía.

27 de Noviembre de 1981: El gobernador de la Provincia, Juan Alberto Pita, sanciona y promulga, con fuerza de Ley (Nº 3658), la fijación de los límites territoriales de las áreas jurisdiccionales Urbanas y de Reserva del Municipio de Ituzaingó, conforme a los registros gráficos de la Dirección de Catastro de la Provincia y planos de las áreas urbanas de la Dirección de Planeamiento del Ministerio de Obras y Servicios Públicos de la Provincia de Corrientes que, como Anexos, forman parte integrante de la presente Ley, de la siguiente forma (la norma es publicada en el Boletín Oficial el 15 de Enero de 1982):

Area Urbana Consolidada (AUC):

“Al Noroeste: Calle Uruguay, desde la calle Mariano Moreno hasta el río Paraná; por éste, hasta el zanjón Loro Cuarto;

“Al Nordeste: Límite zona de campamento de la Entidad Binacional Yacyretá;

“Al Sudeste: Camino de vinculación Nº 2, desde el límite Nordeste del Campamento de la E.B.Y., hasta la prolongación de la calle Apipé; por ésta, hasta prolongación calle Berón de Astrada; por ésta, hasta prolongación calle Sarmiento; por ésta, hasta calle sin nombre, al Sur de las manzanas números 186, 185 y sin número, hasta prolongación de calle Paraná; por ésta, una cuadra al Sur, hasta calle sin nombre; por ésta, hasta calle acceso a la localidad (calle Centenario), hasta calle Berón de Astrada; por ésta, hasta Av. Sargento Cabral; por ésta, hasta calle San Luis; por ésta, hasta calle Mariano Moreno;

“Al Sudoeste: Calle Mariano Moreno desde Mendoza hasta calle Uruguay.

Area Urbana a Consolidar (AUAC):

“Al Noroeste: Río Paraná, desde vértice Oeste de la chacra Nº 31 hasta el vértice Nordeste de la chacra Nº 1; desde el mismo, por calle Uruguay, hasta calle Mariano Moreno;

“Al Nordeste: Línea quebrada que va por calle Mariano Moreno, desde calle Uruguay hasta Mendoza; por ésta, hasta Av. Sargento Cabral; por ésta, hasta calle Berón de Astrada; por ésta, hasta calle acceso a la localidad (calle Centenario); por ésta, hasta calle sin nombre;

“Al Sur: El sector Este de la Chacra Nº 248; por ésta, hasta prolongación calle Paraná; por ésta, hasta calle sin nombre, al Sur de las manzanas sin número y Nros. 185 y 186, hasta prolongación de calle Sarmiento; por ésta, hasta calle Berón de Astrada; por ésta, hasta prolongación calle Apipé y, por ésta, hasta su intersección con la Ruta Nacional Nº 12;

“Al Sudeste: Ruta Nacional Nº 12, desde prolongación calle Apipé hasta límite Sudoeste de la fracción Norte de la Chacra Nº 34;

“Al Sudoeste: Límite Sudoeste de las Chacras Nros. 34, 33 y 32, límite Sudeste de las Chacras Nros. 42 y 53, límite Sudoeste de la Chacra Nº 53, límite Sudeste, Sudoeste y Noroeste de la Chacra Nº 63, límite Sudoeste de la Chacra Nº 51 y límite Sudeste de las Chacras Nros. 61, 72 y 83, límite Sudoeste de las Chacras Nros. 83, 82 y 81, hasta río Paraná.

Area Urbana de Expansión (AUE):

“Al Noroeste: Río Paraná, desde límite entre las zonas de chacras de la propiedad de nomenclatura Nº 1214-953 hasta la Chacra Nº 92 inclusive;

“Al Nordeste: Línea quebrada que linda con el Area Urbana a Consolidar (AUAC), desde Chacra Nº 92 hasta Ruta Nacional Nº 12;

“Al Sur: Límite de Chacras con la Ruta Nacional Nº 12, hasta la Chacra Nº 194;

“Al Sudoeste: Límite entre las zonas de Chacras y la nomenclatura Nº 1214-953 hasta río Paraná.

Area de Reserva (AR):

“Al Norte: Una línea quebrada que, partiendo del vértice Oeste de la Chacra Nº 207, limita con la Ruta Nacional Nº 12, hasta su intersección con la prolongación de la calle Apipé y, por ésta, hasta su intersección con el camino de vinculación Nº 2; por éste, con el límite Nordeste del Campamento de la Entidad Nacional Yacyretá, hasta su intersección con el zanjón Loro Cuarto; por éste, al río Paraná y, por el río Paraná, hasta el límite que separa las propiedades de nomenclatura 1371-1089 de las propiedades 1385, 1072;

“Al Este: Límite de las propiedades de nomenclatura catastral Nros. 1385, 1072, 1369, 1066, 1361, 1056, 1356, 1045, 1348, 1018, 1325, 988, hasta su intersección con la línea imaginaria paralela situada a 300 metros al Sur de la Ruta Nacional Nº 12;

“Al Sudeste: Una línea imaginaria paralela 300 metros al Sudeste de la Ruta Nacional Nº 12 hasta su intersección con la Chacra Nº 25; luego, una línea quebrada que separa las chacras de Ituzaingó de la propiedad con nomenclatura catastral 1245-904, hasta su intersección con la propiedad cuya nomenclatura es 1200-848 y, luego, por el límite de esta última propiedad con las chacras de Ituzaingó, hasta el vértice Oeste de la chacra Nº 207”.

27 de Noviembre de 1981: El gobernador de la Provincia, Juan Alberto Pita, sanciona y promulga, con fuerza de Ley (Nº 3659), la fijación de los límites territoriales de las áreas jurisdiccionales Urbanas del Municipio de San Carlos, conforme a los registros gráficos de la Dirección de Catastro de la Provincia y planos de las áreas urbanas de la Dirección de Planeamiento del Ministerio de Obras y Servicios Públicos de la Provincia de Corrientes que, como Anexos, forman parte integrante de la presente Ley, de la siguiente forma (la norma es publicada en el Boletín Oficial el 18 de Enero de 1982):

Area Urbana Consolidada (AUC): Es aquélla encerrada dentro del siguiente perímetro: Línea quebrada, que parte de la intersección de las calles Liniers y 25 de Mayo; por ésta, hasta su intersección con calle Yrigoyen; por ésta, hasta calle Independencia; por ésta, hasta San Martín; por ésta, hasta Yapeyú; desde este punto por calle perimetral hasta su intersección con calle Mitre; por ésta, hasta su encuentro con calle Sarmiento; por ésta, hasta calle Itatí; por ésta, hasta calle Mariano Moreno; por ésta, hasta Independencia y, por ésta, hasta Laprida; ésta hasta Colón; por ésta, hasta San Martín; por ésta, hasta F. Viveros; por ésta, hasta Yrigoyen; por ésta, hasta 9 de Julio; por ésta, hasta Liniers y, por ésta, hasta 25 de Mayo.

Area Urbana a Consolidar (AUAC): Está formada por tres subáreas, no contiguas: AUAC 1, AUAC 2 y AUAC 3;

AUAC 1: Aquella encerrada dentro del perímetro que va desde la intersección de calles 25 de Mayo y Liniers; por ésta hasta Yapeyú; por ésta, hasta San Martín y de allí por el límite perimetral del Area Urbana Consolidada, hasta el encuentro de calles Liniers y 25 de Mayo;

AUAC 2: Aquella encerrada dentro del perímetro que va desde la intersección de calles Sarmiento y Mitre; por ésta, hasta su intersección con calle perimetral; por ésta, hasta su intersección con calle San Lorenzo; por ésta hasta Laprida y, por ésta, hasta Independencia y, desde allí, por el límite perimetral del Area Urbana Consolidada hasta su intersección con calle Mitre;

AUAC 3: Aquella encerrada dentro del perímetro que va desde la intersección de calle San Martín y Colón; por ésta, hasta Liniers y, por ésta, hasta 9 de Julio, y, desde allí, por límite perimetral del Area Urbana Consolidada.

Area Urbana de Expansión (AUE): Aquélla encerrada dentro del perímetro que va desde la intersección de calle San Lorenzo y calle Perimetral hasta su intersección con la Ruta Nº 74; desde allí, por calle perimetral hasta la intersección de calles Colón y Laprida; de allí, por límite perimetral de las Areas Urbana Consolidada (AUC) y Area Urbana a Consolidar (AUAC 2)”.

27 de Noviembre de 1981: El gobernador de la Provincia, Juan Alberto Pita, sanciona y promulga, con fuerza de Ley (Nº 3660), la fijación de los límites territoriales de las áreas jurisdiccionales Urbanas del Municipio de Colonia Liebig, conforme a los registros gráficos de la Dirección de Catastro de la Provincia y planos de las áreas urbanas de la Dirección de Planeamiento del Ministerio de Obras y Servicios Públicos de la Provincia de Corrientes que, como Anexos, forman parte integrante de la presente Ley, de la siguiente forma (la norma es publicada en el Boletín Oficial el 19 de Enero de 1982):

Area Urbana Consolidada (AUC): Aquélla encerrada dentro del siguiente perímetro: Línea quebrada que parte de la intersección del camino vecinal a San José (Misiones) y la Ruta Provincial Nº 34 y, por ésta, a la intersección con calle Sarmiento; por ésta, hasta su intersección con calle Mariano Moreno; por ésta, hasta calle Leandro N. Alem; por ésta, hasta su intersección con calle Avellaneda hasta calle Belgrano; por ésta, hasta calle Martín de Güemes; por ésta, hasta calle Laprida y, por ésta, hasta la intersección por la Ruta Provincial Nº 34 y camino vecinal a San José (Misiones).

Area Urbana a Consolidar (AUAC): Es aquélla encerrada dentro del siguiente perímetro: Línea quebrada que parte del punto de intersección del camino vecinal a San José (Misiones), la Ruta Provincial Nº 34 y calle Laprida y por ésta hasta la intersección con calle Sáenz Peña; y por la prolongación de ésta, 100 metros al Oeste; desde allí una línea recta imaginaria de 200 metros paralela a calle Laprida y camino vecinal a San José (Misiones); desde ese punto una línea hacia el Este paralela a la Ruta Provincial Nº 34, trazada a 100 metros de la misma hasta su intersección con el arroyo Chimiray; por éste hasta 200 metros al Sudeste; de allí una línea de 100 metros paralela a la Ruta Provincial Nº 34, hasta su intersección con prolongación de la calle Guillermo Brown; por ésta, hasta su intersección con el arroyo “Perro Muerto”, y por éste, hasta su intersección con prolongación de calle Belgrano; desde ese punto una paralela a calle Martín de  Güemes, hasta su intersección con calle Laprida y, por ésta, hasta calle Güemes y, desde allí, el límite perimetral Sur-Este y Norte del Area Urbana Consolidada (AUC).

Area Urbana de Expansión (AUE): Comprendida dentro de la línea envolvente que al Norte de la localidad comienza a 100 metros de la Ruta Provincial Nº 71, a la altura de la intersección de la prolongación del camino vecinal sin nombre y la Ruta Provincial Nº 71; de allí sigue paralela a esa ruta hasta su intersección con el Area Urbana a Consolidar (AUAC); de allí sigue hacia el Sur por dicho límite y luego por el límite perimetral del Area Urbana Consolidada (AUC), hasta la calle Martín de Güemes; por prolongación de esta última sigue 200 metros hacia el Oeste; luego sigue en forma paralela a la calle Laprida hasta 100 metros de la Ruta Provincial Nº 71; desde allí y en forma paralela a la ruta sigue hasta su intersección con el camino vecinal sin nombre; sigue por éste hasta su intersección con la Ruta Provincial Nº 71 y, de allí, sigue como prolongación del camino sin nombre hasta la intersección con la línea imaginaria trazada paralela a 100 metros al Norte de la Ruta Provincial Nº 71”.

6 de Septiembre de 1982: El gobernador de la Provincia, Juan Alberto Pita, sanciona y promulga, con fuerza de Ley (Nº 3718), la fijación de los límites territoriales de las áreas jurisdiccionales de Reserva y Rural del Municipio de San Carlos, conforme a los registros gráficos de la Dirección de Catastro de la Provincia que, como Anexos, forman parte integrante de la presente Ley, de la siguiente forma (la norma es publicada en el Boletín Oficial el 21 de Septiembre de 1982):

Area de Reserva (ADR):

“Al Norte: Desde la intersección de la Ruta Provincial Nº 34 con el arroyo Pindapoy de San Carlos, sigue por éste hasta su intersección con el límite con la Provincia de Misiones;

“Al Este: Desde la intersección del arroyo Pindapoy, de San Carlos, con el límite con la Provincia de Misiones; por éste, hacia el Sur, hasta su intersección con la Ruta Nacional Nº 14;

“Al Sur: Desde la intersección del límite interprovincial entre las provincias de Corrientes y Misiones y la Ruta Nacional Nº 14; por esta última hasta su intersección con la Ruta Provincial Nº 74 (ex 34), por esta última hasta su intersección con el puente sobre el río Aguapey Chico, sigue por este último y luego por el río Aguapey hasta su encuentro con el arroyo Frunciani;

“Al Oeste: Desde el encuentro del arroyo Frunciani y el río Aguapey, sigue por el límite Oeste de la propiedad Nº 1396-781; sigue luego por el camino Perimetral de la Colonia que lo separa de las propiedades Nros. 1980-868, 1947-808 hasta la intersección con la Ruta Provincial Nº 34 y el arroyo Pindapoy de San Carlos.

Area Rural (AR):

“Al Norte: Desde la intersección de las rutas Provincial Nº 39 y Nacional Nº 12, sigue por esta última hasta el límite con la Provincia de Misiones;

“Al Este: Desde la intersección de la Ruta Nacional Nº 12 y el límite con la Provincia de Misiones, sigue por este último hasta la intersección con el arroyo Pindapoy de San Carlos;

“Al Sur: Desde la intersección del límite interprovincial entre las provincias de Corrientes y Misiones y el arroyo Pindapoy de San Carlos, sigue por este último hasta su intersección con la Ruta Provincial Nº 34 y Camino Perimetral al Oeste de la Colonia, que lo separa de las propiedades de nomenclatura Nros. 1980-868; 1947-808; sigue por dicho camino perimetral y el límite Oeste de la propiedad Nº 1396-781, hasta su intersección con el río Aguapey;

“Al Oeste: Desde su intersección del vértice Sudoeste de la propiedad Nº 1997-781 con el río Aguapey, por éste hacia el Norte, hasta la intersección con la Ruta Provincial Nº 39; por ésta, hacia el Norte, hasta la intersección con la Ruta Nacional Nº 12”.

1983: La cautivante Reserva Natural del Yvera, en Corrientes, ocupa el 14 por ciento del territorio de la Provincia. Este maravilloso ecosistema fue declarado Reserva Natural en el año 1983, y Humedal Internacional, más tarde, en el 2002. Cobra importancia por ser el segundo humedal más grande de Sudamérica, y uno de los más valiosos del mundo. La Reserva Natural del Yvera, en Corrientes, limita al Norte con la Ruta Nacional Nº 12, y al Este, con los afluentes de los ríos Aguapey y Miriñay. Mientras que, al Oeste, lo hace con los arroyos y afluentes del Paraná, principalmente el Batel-Batelito.

17 de Mayo de 1983: El gobernador de la Provincia, Juan Alberto Pita, sanciona y promulga, con fuerza de Ley (Nº 3781), la fijación de los límites territoriales de las áreas jurisdiccionales Subrurales y Rural del Municipio de Colonia Liebig, en el Departamento Ituzaingó, conforme a los planos letra “K” - 9; “K” - 9 bis; y “K” - 13; de la Dirección de Planeamiento del Ministerio de Obras y Servicios Públicos de la Provincia de acuerdo a lo siguiente (la norma es publicada en el Boletín Oficial el 23 de Junio de 1983):

Area Subrural (ASR):

“Al Norte: Desde la intersección de arroyo Frunciani con el río Aguapey, sigue por el río Aguapey Chico, por éste hasta su intersección con el puente de la Ruta Provincial Nº 74 (ex 34), por ésta hasta su intersección con la Ruta Nacional Nº 14, sigue por ésta, hacia el Este, hasta su intersección con el límite con la Provincia de Misiones;

“Al Este: Desde la intersección de la Ruta Nacional Nº 14 con el límite con la Provincia de Misiones; por éste, hacia el Sur, hasta su intersección con el arroyo Garavi;

“Al Oeste: Desde la intersección del límite interprovincial entre las provincias de Corrientes y Misiones y del arroyo Garavi; por este último, hasta su intersección con el Camino Vecinal; por éste hasta su intersección con el vértice Norte de la propiedad de nomenclatura catastral Nº 1996-663; desde ese vértice sigue por el límite Norte de la citada propiedad, hasta su intersección con la Ruta Nacional Nº 14, siguiendo por ésta hasta su intersección con el vértice Nordeste de la propiedad de nomenclatura Nº 2014-724; sigue por el límite Norte de esa propiedad hasta su intersección con el arroyo Frunciani y, por éste, hasta su intersección con el río Aguapey.

Area Rural (AR):

“Al Noroeste: Desde la intersección de la Zanja Garape con la Ruta Nacional Nº 12, sigue por ésta hasta su intersección con la Ruta Provincial Nº 39;

“Al Nordeste: Desde la intersección de las rutas, Nacional Nº 12 y Provincial Nº 39, sigue por ésta hasta su intersección con el río Aguapey, sigue por éste hacia el Sur hasta su intersección con el arroyo Frunciani, por este último sigue hacia el Sur hasta su intersección con el límite del Area Subrural de este mismo Municipio y sigue por éste hasta su intersección con el arroyo Garavi;

“Al Sur: Desde la intersección del arroyo Garavi, con el límite interdepartamental Ituzaingó - Santo Tomé, sigue por éste hasta su intersección con el río Aguapey;

“Al Oeste: Desde la intersección del límite interdepartamental Ituzaingó - Santo Tomé con el río Aguapey, por éste hasta su intersección con la Zanja Garape, sigue por ésta hasta su intersección con la Ruta Nacional Nº 12”.

2 de Septiembre de 1994: Empieza a funcionar la primera turbina de Yacyretá, la gran central hidroeléctrica construida sobre el Paraná por la Argentina y Paraguay, convirtiéndose en una de las principales empresas generadoras de energía eléctrica de América Latina. En la ceremonia de inauguración estuvieron presentes los presidentes, de Argentina, Carlos Saúl Menem, y del Paraguay, Juan Carlos Wasmosy. Yacyretá (Jasyreta), que en guaraní significa “lugar donde brilla la luna” (o “lugar de aguas difíciles”, según otra acepción), es el nombre de la isla donde está instalada la Central, entre la Provincia de Corrientes y el Sudeste de la República del Paraguay. La casa de máquinas y el vertedero del brazo principal se encuentran sobre la isla Yacyretá, circunstancia poco común, que requirió la construcción de dos puentes. La obra está situada 220 kilómetros al Este de la Ciudad de Corrientes y a 90 kilómetros de Posadas. Ituzaingó, en la margen izquierda del río (Argentina), Ayolas en la derecha (Paraguay), y San Antonio, en la isla Apipé Grande (Argentina), son las poblaciones más cercanas. El 7 de Junio  de 1998 entró a funcionar la turbina número 20. Las 20 turbinas de la Central abastecen un porcentaje elevado del total de la demanda de electricidad de Argentina. A sus 20 turbinas se prevé el aporte de otras tres, a instalar en el brazo Aña Kua, por lo que Yacyretá generaría más de 22.000 gigavatios-hora.

6 de Octubre de 2000: El interventor federal en la Provincia, Ramón Bautista Mestre, en ejercicio del Poder Legislativo y en Acuerdo General de Ministros, decretó y promulgó, con fuerza de Ley, el Decreto-Ley Nº 86, fijando, así, la jurisdicción territorial del Municipio de Ituzaingó. La norma fue divulgada en el Boletín Oficial, el 12 . X . 2000. La jurisdicción territorial del Municipio de Ituzaingó (Departamento Ituzaingó), fue fijada conforme a los planos Letras “K”, Nros. 1 al 12; 3 (bis); 9 (bis); y 12 (bis); de la Dirección de Planeamiento del Ministerio de Obras y Servicios Públicos, en base al Registro Gráfico Catastral de la Dirección de Catastro, ambas de la Provincia de Corrientes que, como Anexo, forman parte integrante del presente Decreto-Ley. La jurisdicción territorial del Municipio de Ituzaingó quedó comprendida por las fracciones y radios censales: F:01; F:02; F:03; F:04; F:05; F:07; F:08 y F:12, R.04; 06; y 07 (islas), del Departamento Ituzaingó, según el Censo Nacional de Población y Vivienda de 1991, de acuerdo al plano de la Dirección de Estadísticas y Censos, dependiente de la Secretaría General de la Gobernación que, como Anexo, también forma parte integrante del presente Decreto-Ley.

“Ituzaingó tiene por límites:

“Al Norte: Río Paraná, desde el límite con el Departamento San Miguel hasta la desembocadura del arroyo Itaembe; límite con la Provincia de Misiones;

“Al Este: Límite con la Provincia de Misiones y los municipios de San Carlos y Liebig, línea quebrada que se inicia en la desembocadura del arroyo Itaembe, en el río Paraná, sigue por el citado arroyo hasta su intersección con la Ruta Nacional Nº 12, en el puente Itaembe; sigue por la ruta, con rumbo Sudoeste, hasta la zanja Garape, sigue por ésta por rumbo Sudeste hasta el río Aguapey, sigue luego por el mencionado río, con rumbo Sur, hasta su intersección con el bañado Concepción o San Miguelito; límite con el Departamento Santo Tomé;

“Al Sur: Límite con los Departamentos Santo Tomé, San Martín y Mercedes, desde la intersección del río Aguapey con el bañado Concepción o San Miguelito, en el Departamento Santo Tomé, hasta el vértice formado por el límite del Departamento Mercedes con el Departamento Concepción;

“Al Oeste: Límite con el Departamento Concepción y San Miguel desde el vértice formado por el límite del Departamento Mercedes con el Departamento Concepción hasta el río Paraná”.

La norma legal señala que esta jurisdicción incluye a las áreas Urbana y de Reserva del Municipio Ituzaingó, fijada por Ley Nº 3658/81, y a las islas frentistas al Departamento, excluidas las Islas Apipé Grande y Los Patos, jurisdicción del Municipio de San Antonio.

6 de Octubre de 2000: El interventor federal en la Provincia, Ramón Bautista Mestre, en ejercicio del Poder Legislativo y en Acuerdo General de Ministros, decretó y promulgó, con fuerza de Ley, el Decreto-Ley Nº 87, fijando, así,  la jurisdicción territorial del Municipio de San Antonio. La norma fue divulgada en el Boletín Oficial, el 12 . X . 2000. La jurisdicción territorial del Municipio de San Antonio (Departamento Ituzaingó), fue fijada conforme a los planos Letra “K”,  Nros. 1 al 12; 3 (bis); 9 (bis); 10 (bis); y 12 (bis), de la Dirección de Planeamiento del Ministerio de Obras y Servicios Públicos, en base al Registro Gráfico Catastral de la Dirección de Catastro, ambas de la Provincia de Corrientes que, como Anexo, forman parte integrante del presente Decreto-Ley. La jurisdicción territorial del Municipio de San Antonio quedó comprendida por las fracciones y radios censales: F:12, R.01; 02; 03; y 05, del Departamento Ituzaingó, según el Censo Nacional de Población y Vivienda de 1991, de acuerdo al plano de la Dirección de Estadísticas y Censos dependiente de la Secretaría General de la Gobernación que, como Anexo, también forma parte integrante del presente Decreto-Ley.  La jurisdicción territorial del Municipio de San Antonio comprende a las islas Apipé Grande y Los Patos, ubicadas entre los kilómetros 1.121 y 1.465, del río Paraná, Departamento Ituzaingó.

30 de Junio de 2004: El Senado y La Cámara de Diputados sancionan, con fuerza de Ley, la creación del Municipio de Villa Olivari (Nº 5570/04). El gobernador de la Provincia, Horacio Ricardo Colombi, la promulga el 15 . VII . 2004. La Ley fija como jurisdicción territorial del Municipio de Villa Olivari, el Area Inmobiliaria K1-583-3, Nomenclatura Catastral Nº 1079-951, y siguiendo por el Este, hacia el Sur, hasta la intersección de la Ruta Nacional Nº 12, y siguiendo por ésta, hacia el Sur, hasta interceptar el vértice Sudoeste de la Partida Inmobiliaria K1-18-3, Nomenclatura Catastral Nº 1025-910 y, desde este punto, continuando con la siguiente poligonal: Límite Sur de la Partida Inmobiliaria K1-109-3, Nomenclatura Catastral Nº 1002-890; Límite Sur de la Partida Inmobiliaria K1-271-3, Nomenclatura Catastral Nº 1015-090; límite Sur de la Partida Inmobiliaria K1-307-3, Nomenclatura Catastral Nº 986-885; límite Sur de la Partida Inmobiliaria K1-107-3, Nomenclatura Catastral Nº 977-885; límite Sur de la Partida Inmobiliaria K2-314-3, Nomenclatura Catastral Nº 970-890; límite Sudoeste de la Partida Inmobiliaria K1-567-3, Nomenclatura Catastral Nº 955-950, hasta el límite departamental con San Miguel, siguiendo por este límite departamental hasta la intersección con el río Paraná y desde esta intersección siguiendo el río Paraná hacia el Este hasta la intersección con el arroyo Primo Kue, donde cierra la envolvente, arrojando una superficie de 12.262 km2.

Información adicional