El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Condena de Ferré a la usurpación de las Malvinas

Luego de consumado el atropello británico a la soberanía argentina, al apoderarse por la fuerza de las islas Malvinas, el 3 de Enero de 1833, el gobernador de Buenos Aires, general Juan Ramón Balcarce, como encargado de las Relaciones Exteriores de la Confederación Argentina, inició ante el Gobierno de S. M. británica las protestas y reclamaciones correspondientes. Además, comunicó lo acontecido a los Gobiernos de las otras provincias, por una Circular del 24 de Enero de ese año(1).

(1) Archivo General de la Nación: Sala X, Cuerpo 5, Armario 7, Número 6. “El autor de este libro agradece al historiador mayor (RE) don Arturo de Carranza por haberle facilitado la copia de este documento”. // Citado por Antonio Emilio Castello. “Historia Ilustrada de la provincia de Corrientes” (1999).

Varios Gobiernos provinciales contestaron expresando su indignación y condenando enérgicamente la actitud británica. Uno de ellos fue el de Corrientes cuyo titular, Pedro Ferré, se hizo intérprete del sentir de sus comprovincianos y ratificó una línea de conducta permanente de su provincia en cuanta ocasión los intereses nacionales la requirieron.

Esta es parte de la extensa Nota de Ferré, del 28 de Febrero de 1833, al gobernador de Buenos Aires:

“... más si grande ha sido para el Excelentísimo Gobierno de Buenos Aires el disgusto que ha tenido con la noticia de un suceso tan desagradable, a la vez no es menor ciertamente el que le cabe al Gobierno de Corrientes en vista de la escandalosa agresión cometida sobre las islas Malvinas por un comandante de la marina inglesa, tanto más notable cuando que la existencia de estrechas y amistosas relaciones entre ambos Gobiernos le dan el carácter de un procedimiento tan violento como incohonestable en medio de la profunda paz en que descansaba la República.
“Después de esto y que S. E. -según lo acreditan las copia adjuntas a su citada Nota- ha dado ya los pasos convenientes en este grave y delicado asunto, tan análogos al sentimiento general de todos los pueblos argentinos, el Gobierno de Corrientes, consecuente a sus principios de no poder sufrir el menor agravio inferido a la República por cualquier nación extranjera, se apresura a poner en conocimiento del Señor Gobernador a quien se dirige, la decidida resolución en que se halla de secundar los esfuerzos de S. E., cooperando con cuántos recursos estén en la esfera de sus facultades para sostener los derechos de la República contra las pretensiones del Gobierno de la Gran Bretaña a las islas Malvinas y la ocupación que ha hecho de ellas, hasta obtener la más digna reparación de cuántos perjuicios haya recibido y recibiere aquélla, a consecuencia del indicado suceso y sobre todo, el reconocimiento del derecho a las precitadas Islas y el uso del dominio en aquel territorio; permitiéndose el infrascripto indicar a S. E. -por último- que por parte de esta provincia no se consentirá jamás, se transija en el caso, con mengua de la razón, del honor nacional y de la integridad del territorio de la República, tan injustamente atropellado”.

Información adicional