El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Hechos Nacionales en 1817-1820

1817

* El príncipe regente del reino de Portugal y Brasil es coronado como rey con el nombre de Juan VI. Los criollos brasileños (“nativistas”) provocan -en Pernambuco- una sublevación de carácter republicano.

Enero: se completa la invasión portuguesa en la Banda Oriental con la secreta intervención del Congreso de Tucumán y el Directorio a fin de concluir con Artigas, enemigo común. En Enero y en el campo militar, se produce la invasión portuguesa a la Banda Oriental, anexada al Brasil como Provincia Cisplatina.

3 de Enero: fuerzas de José Gervasio de Artigas -en las que revisten milicias correntinas- son vencidas en Arroyo Catalán (República Oriental del Uruguay) por fuerzas portuguesas a las órdenes del comandante José de Abreu. El combate fue muy sangriento, pereciendo numerosos efectivos de ambos bandos.

9 de Enero: el Ejército de los Andes inicia su marcha. A comienzos de Febrero ha cruzado los Andes. En Enero se vibra ante el cruce de la Cordillera de los Andes por el Ejército Libertador del Gran Capitán. San Martín y 5.200 hombres cabalgan sobre sus mulas venciendo las moles empinadas, bordeando los abismales precipicios, en una empresa que solamente un genio militar podría proyectarla y realizarla.

19 de Enero: cruza Chagas el Uruguay por el Paso de Itaquí en busca de Andresito que se hallaba en La Cruz. Este retrocede, alejando la población de la presencia enemiga y concentrando la misma en el Paso del Rosario, sobre el Miriñay. Al día siguiente, Chagas se acantona en La Cruz y envía a un segundo, el mayor José María de Gama Lobo, con 330 hombres de caballería, hacia Yapeyú, a la que encuentra también desierta. Ambos pueblos fueron incendiados, destruidos y sus bienes trasladados al territorio brasileño, lo que le valió a Chagas el mote de “Atila del Uruguay”.

* Paralelamente a la campaña de los pueblos meridionales, otras partidas reducen a cenizas el pueblo de Concepción el 19 de Enero de 1817. Chagas, mientras tanto, después de destruir La Cruz y Yapeyú, se dirigió por las costas del Uruguay hasta Santo Tomé, la que es ocupada sin oposición. Chagas, desde allí, envía a Manuel José de Mello a destruir los pueblos de Santa María, San Javier y Mártires. El teniente Luis de Carvalho, mientras tanto, llegado a Candelaria con el mismo objetivo de destrucción, devasta y saquea los campos entre San Carlos y Candelaria, localidad que había sido abandonada por Ignacio Mbaybé, quien se replegó a la frontera con Corrientes. Los pueblos del Paraná, debido a su aún irresuelta jurisdicción, fueron respetados para no ganarse la animadversión del Gobierno paraguayo que pugnaba por su dominio. En un Informe al marqués de Alegrete, Chagas Santos resumía los logros de su campaña: “Destruidos y saqueados los siete pueblos de la margen izquierda del Uruguay; saqueados solamente los pueblos de Apóstoles, San José y San Carlos, dejando hostilizadas y arrasadas todas las campañas adyacentes a los mismos pueblos por espacio de cincuenta leguas, además de que nuestra partida de Carvalho caminó más de 80 leguas, para perseguir y derrotar a los insurgentes. Se saqueó y se trajo de este lado del río cincuenta arrobas de plata, muchos y ricos ornamentos, muchas y buenas imágenes, 3.000 caballos, igual número de yeguas y 1.300.000 reis de plata”. Era la realidad que presentaban los pueblos misioneros por el “escarmiento” portugués. Con él quedaban definitivamente destruidas las otrora pujantes reducciones jesuíticas. El remanente de la población misionera buscó refugio en los límites con Corrientes, naciendo así poblaciones como Yatebú (actual Loreto), San Miguel -en el norte del Iberá- o San Roquito y Asunción del Cambay, sobre el Miriñay, en el área meridional de la provincia guaranítica. Como si todo esto fuera poco, el dictador paraguayo José Gaspar Rodríguez de Francia aprovechó la invasión lusitana para arrasar -a su vez- los cinco pueblos del Paraná: Corpus, Santa Ana, Loreto, Candelaria y San Ignacio. El historiador Machón consigna una cifra aproximada a los dos millares de muertos y unos 360 prisioneros, como saldo de la contraofensiva lusitana en el territorio misionero. Pero lo más grave es que a partir de allí la población guaraní, heredera de las misiones, quedó definitivamente disuelta, sus pueblos destruidos y sus producciones devastadas.

20 de Enero: los portugueses ocupan Montevideo.

25 de Enero: patriotas, al mando de Las Heras, derrotan a realistas en Potrerillos.

12 de Febrero: batalla de Chacabuco. Victoria de San Martín, quien entra en Santiago dos días después. El 12 de Febrero San Martín triunfa en Chacabuco. Entra a Santiago de Chile y se proclama a Bernardo O’Higgins, Director Supremo.

Febrero: se traslada a Buenos Aires el Congreso de Tucumán; reanuda sus Sesiones el 12 de Mayo. Se conoce el Reglamento Provisional de 1817.

Marzo: la lucha entre Andresito y Chagas no terminó, a pesar de las consecuencias aludidas. En este mes, con las familias errantes por las campañas misioneras, se había fundado Asunción del Cambay que -por un breve lapso- fue la capital misionera. Desde allí, Andresito se organiza para la reconquista de La Cruz, la que el 12 de Marzo es recuperada en breve combate librado con las fuerzas dejadas por Chagas. Desde allí y con la ayuda de tropas correntinas reocupa los otros pueblos asolados por los brasileños, preparando heroica venganza contra aquéllos.

15 de Abril: Gregorio Aráoz de Lamadrid ocupa Tarija (Bolivia).

4 de Mayo: los realistas inician la evacuación de Salta a la que sigue, el 21, la de Jujuy, y se retiran hostigados por los gauchos de Güemes.

12 de Mayo: a principios de 1817, el "Congreso de Tucumán” resolvió trasladarse a Buenos Aires, a fin de estar cerca del Director Supremo Pueyrredón y facilitar una acción conjunta frente a las graves circunstancias. Así, se reiniciaron las Sesiones el 12 de Mayo de 1817.

* Combate de Curapaligüe. Las Heras ocupa Concepción.

Junio: Bouchard inicia un viaje de corso alrededor del mundo con la fragata “Argentina”.

* Belgrano instala en Tucumán una imprenta que imprime el “Diario Militar del Ejército Auxiliar del Perú” (hasta el año siguiente).

* Pueyrredón decreta el restablecimiento del Colegio San Carlos en Buenos Aires, mientras San Martín funda -en Mendoza- el Colegio de la Santísima Trinidad, que se inaugura el 17 de Noviembre.

* Se funda en Buenos Aires la “Sociedad para el Fomento del Buen Gusto en el Teatro”, de breve vida.

* Llega a Buenos Aires el naturalista francés Amadeo Bonpland contratado por el Gobierno.

2 de Julio: a mediados de 1817 se reinician las hostilidades en las misiones. Ante la reorganización de las fuerzas guaraníes de Andresito, Chagas Santos repasa nuevamente el Uruguay y se dirige a Apóstoles, donde había acantonado parte de sus fuerzas el cacique artiguista. El 2 de Julio de 1817 se enfrentan nuevamente, repeliendo heroicamente las fuerzas de Guacurarí la arremetida portuguesa. Andresito no estaba allí, pero su participación define en su favor la batalla. Desde San José, enterado de la presencia de los luso-brasileños, apura su socorro a la sitiada Apóstoles, la que libera a pesar de la fuerte oposición del coronel José María da Gama Lobo -oficial de Chagas- quien salió a su encuentro. El Padre Joao Pedro Gay, canónigo de San Borja en la década de 1860 y principal fuente histórica a partir de su “Historia da Republica Jesuítica do Paraguay” indica en su obra que a partir de allí, “Andresito volvía a ser dueño y señor de las misiones”.

11 de Agosto: el Congreso designa la Comisión Redactora del proyecto de Constitución.

25 de Octubre: el Congreso General -ya en Buenos Aires- publicó un “Manifiesto a las Naciones” acerca de los motivos que habían impulsado a los diputados a declarar la Independencia de las Provincias Unidas en Sud América. En Mayo de 1810, los hombres de Buenos Aires consideraron que no había ya autoridad legítima en la Península y que, por lo mismo, el poder había revertido en la comunidad. En nombre de ella, atribuyéndose la representación de todo el Virreinato, designaron titular de la autoridad al mismo Fernando, a pesar de la oposición de muchos funcionarios de la Metrópoli. Monarca y Metrópoli: dos realidades que suelen confundirse como si fuera una sola. El movimiento largamente gestado que afloró el 25 de Mayo de 1810 manifestó voluntad de separarse de la Metrópoli, que nos consideraba una colonia, pero no del rey. Era el retorno al olvidado espíritu de la Real Cédula de 1519. Pero del concepto de separación de la Metrópoli se pasó prontamente a la idea de la Independencia política del monarca. La llegada de San Martín en 1812 aceleró la refirmación de esta idea, que fue cobrando fuerza día tras día. Cuando Fernando VII volvió al trono ordenó una sangrienta represión sin detenerse a escuchar a los americanos: tal conducta sólo contribuyó a robustecer más aún el deseo de una independencia absoluta como la declarada el 9 de Julio de 1816 en San Miguel del Tucumán.

3 de Diciembre: el Congreso aprueba el Reglamento Provisional a regir hasta la sanción de la Constitución. De este “Congreso de Tucumán en Buenos Aires” surgirá el Estatuto Provisional de 1817 y la Constitución centralista de 1819. Con respecto al primero, cabe decir que hacia fines de 1816 el Congreso envió a Pueyrredón un “Estatuto Provisional” de Gobierno para que procediese a promulgarlo. Era el mismo de 1815, salvo algunas modificaciones que no alteraban su espíritu. Pero el Director Supremo, lejos de darle curso, lo remitió de nuevo a los diputados; estos quisieron saber el motivo que había detenido su promulgación. Pueyrredón opinaba que el Poder Ejecutivo se veía demasiado limitado en sus atribuciones y que las tropas debían estar bajo el mando efectivo del Director. Ya en Buenos Aires, el Congreso reabrió la discusión acerca del Estatuto Provisional, porque era de suma urgencia determinar las atribuciones de cada uno de los poderes hasta la sanción definitiva de una Constitución. Por fin, después de casi un año de dilataciones, fue sancionado el Reglamento Provisorio para las Provincias Unidas el 3 de Diciembre de 1817

* Asume la Comandancia de Paraná, en reemplazo de Hereñú, el artiguista José Ignacio Vera.

7 de Diciembre: ataque frustrado de Las Heras contra la plaza de Talcahuano.

15 de Diciembre: ya en 1815, La Rioja había realizado un intento para separarse de Córdoba, que se vio frustrado cuando este 15 de Diciembre de 1817 el Congreso de Tucumán le ordena volver a la jurisdicción cordobesa. La Rioja logrará su autonomía dfefinitiva el 1 de Marzo de 1820.

28 de Diciembre: las fuerzas del Directorio, al mando de Luciano Montes de Oca, son derrotadas en Arroyo de Ceballos por Francisco Ramírez. Este asume el mando de las fuerzas de Entre Ríos y Corrientes para enfrentar al Ejército porteño de Pueyrredón.

1818

 

En 1818 el país asiste a las luchas civiles en el Interior. Sobresalen Estanislao López, en Santa Fe; Francisco Ramírez, en Entre Ríos -con influencia de Artigas, desde su Campamento de Ayui-; Juan Bautista Bustos, en Córdoba.

Al narrar las acciones militares de este año se destaca el desastre de Cancha Rayada, ocurrido el 19 de Marzo, y el triunfo de Maipú, el 5 de Abril. Se puede decir que en Cancha Rayada volvieron a escucharse -por un momento- los gritos solidarios con el rey; era la expresión pasajera de la derrota libertaria, que el genio de San Martín transformó en una de sus más rutilantes y colosales victorias. Maipú fue el triunfo definitorio. 

4 de Enero: primera guerra civil. El coronel Luciano Montes de Oca -al mando del ejército invasor de Buenos Aires- derrota a los federales mandados por el general Francisco Ramírez en Santa Bárbara (Entre Ríos).

31 de Enero: el Congreso promulga el “Reglamento Provisional”.

22 de Febrero: el General en Jefe del Ejército del Perú nombró al general Maroto, Gobernador e Intendente interino de la Ciudad y Provincia de La Plata, además de Presidente de la Real Audiencia de Charcas donde combatió a los caudillos rebeldes y patriotas, manteniendo el territorio bajo control hasta 1823, cuando el general Andrés de Santa Cruz reconquistó La Paz para los patriotas.

27 de Febrero: el Congreso resuelve establecer una Casa de Moneda.

18 de Marzo: en este mes de 1818, la localidad de San Carlos -aún no destruida sino sólo saqueada, según el Informe de Chagas Santos- va a ser escenario de una de las batallas más crueles de los misioneros artiguistas contra los misioneros orientales. El fracaso de Apóstoles provocó una nueva actitud de represalia de Chagas quien, el 18 de Marzo, cruzaba nuevamente (por tercera vez) el Uruguay -por Santo Tomé- tras las fuerzas de Andresito, con más de mil hombres y abundante material bélico.

19 de Marzo: Antonio González Balcarce, del Ejército de San Martín, vence por la tarde a los realistas del brigadier Ordóñez, en Cancha Rayada (Chile). Por la noche, igualmente en Cancha Rayada, Ordóñez concluye por derrotar por sorpresa al Ejército de San Martín y O’Higgins

25 de Marzo: en Saucesito (Entre Ríos), Ramírez derrota a las fuerzas de Buenos Aires, mandadas por Marcos Balcarce; Ramírez es dueño de la situación en Entre Ríos.

30 de Marzo: con una tropa superior en número a la que había utilizado el año anterior en Apóstoles, Chagas invadió San Carlos. Tropas misioneras y correntinas se defendieron heroicamente en la iglesia y el colegio, en espera de refuerzos. El 31 de Marzo de 1818, Andresito es atacado y resiste por tres días el asedio de San Carlos (iglesia y colegio).

2 de Abril: el capitán correntino Aranda, quien participó en favor de los misioneros durante toda la etapa de Andresito, llegó en auxilio de los sitiados en San Carlos, pero la mala fortuna de la explosión de un polvorín dentro del colegio -donde se habían refugiado cientos de combatientes- apuró el resultado a favor de Chagas, de un combate que duró cuatro días y fue uno de los más sangrientos de todos los librados en este caótico período. La caballería correntina cae derrotada por las tropas portuguesas. Aranda murió en la acción, al igual que otros oficiales guaraníes. Andrés Guacurarí tendrá que abandonar la plaza -con 300 hombres- a punta de lanza. Andresito, según informa Martín de Moussy, con un grupo de oficiales quebró las fuerzas enemigas retirándose de la lucha para evitar ser detenido. Chagas, como ya había hecho con la mayoría de los pueblos misioneros, después de remitir prisioneros y bienes a San Borja, destruyó todo lo que quedaba en pie de esa plaza.

5 de Abril: el general José de San Martín, al mando del Ejército patriota argentino-chileno, derrota completamente al Ejército realista -a las órdenes del general Mariano Osorio- y asegura la independencia de Chile y Argentina. Batalla de Maipú (Chile).

7 de Abril: cae destruído y saqueado por Chagas el pueblo de Apóstoles; luego el de San José.

8 de Abril: en Mendoza son fusilados los hermanos Juan José y Luis Carrera por “conjuración contra el Estado y autoridad constituida de Chile”.

* Por iniciativa de Pueyrredón se crea -en Noviembre- la Caja Nacional de Fondos de Sud América, precursora del futuro Banco Nacional.

* Se inician los cursos del Colegio de la Unión del Sud. Es prefecto José Eusebio Agüero y, rector, Domingo Victorio Achega.

* Llega a Buenos Aires Diego G. Thompson, para difundir en América el Método Lancasteriano.

* Entre los periódicos de vida efímera que nacen este año en Buenos Aires, figura: “El Independiente del Sud”, bilingüe (español y francés) que es suspendido por zaherir a los ingleses.

* El mayor inglés Alejandro Gillespie, que formó parte de las invasiones inglesas, publica en Londres un libro -que se tradujo en 1921- con el título: “Buenos Aires y el Interior (Observaciones durante una Larga Residencia. 1806-1807)”.

* “Canto al Triunfo de Maipú”, poesía de Juan Cruz Varela.

* Retrato ecuestre del general San Martín del pintor Manuel Pablo Núñez de Ibarra.

* Actuación teatral de Trinidad Guevara y José Santos Casacuberta.

25 de Abril: se registra una lucha entre fuerzas comandadas por José Francisco Vedoya (Ejército de la provincia) y tropas comandadas por Miguel Escobar (Ejército Libre). El encuentro se produce a orillas del río Corriente, entre Mercedes y Curuzú Cuatiá, y el vencedor es Vedoya. Acontece una horrible matanza de mujeres y niños de Garzas, población que resulta destruida

* Desde Tranquera de Loreto -límite entre Misiones y Corrientes- Andrés Guacurarí planificó una inmediata respuesta contra las fuerzas luso-brasileñas. Para ello, solicitó hombres y armas al gobernador de Corrientes, Juan Bautista Méndez, quien ordenó al jefe correntino Francisco Vedoya que fuera en auxilio del cacique artiguista. Este, movido por intereses personales e influencias políticas opositoras a Artigas, no sólo desoyó la orden sino que, con las fuerzas que debió auxiliar a Andresito, se dirigió a Corrientes destituyendo al gobernador artiguista Méndez.

24/25 de Mayo: el Cabildo toma el Gobierno en Corrientes. Se produce un Pronunciamiento, asumiendo el Comando General de las fuerzas el coronel de dragones montados José Francisco Vedoya, jefe de la única fuerza organizada en la provincia. El gobernador Juan Bautista Méndez fue constituido en prisión y tratado con todas las consideraciones del caso. De inmediato, el Cabildo, que asumió el mando político, se puso al frente de la tarea de reconstruir legalmente las autoridades de la provincia.

José F. Vedoya -tras deponer a Méndez- se hace nombrar Gobernador Interino el 25 de Mayo de 1818.

8 de Junio: el Supremo Director General Juan Martín de Pueyrredón nombra Gobernador-Intendente de Buenos Aires al general José Rondeau.

26 de Junio: el Cabildo de Corrientes ordena a los Comandantes Militares de los partidos que procedieran a reunir el vecindario y a elegir diputados para un Congreso Provincial, encareciendo fuesen elegidas personas activas de la provincia.

* José Artigas ordena, a raíz del Pronunciamiento en Corrientes, al Comandante de Misiones Andrés Guacurarí, que bajase con sus fuerzas a dominar la situación de Corrientes y restablezca su poder en esta capital. Este hecho impidió la concreción de la estretegia de Andresito contra los misioneros orientales, pues debió marchar hacia Corrientes para restablecer el orden en favor del caudillo oriental.

14 de Julio: no fue tarea fácil para las desgastadas fuerzas guaraní-misioneras sofocar la rebelión de Francisco Vedoya. Más de dos meses y varios encuentros con las tropas rebeldes correntinas en Saladas, Caá Catí, Curuzú Cuatiá fueron necesarios para retomar el poder. Se produce un primer encuentro armado en las Lomas de Caá Catí, el 14 de Julio de 1818.

23 de Julio: deposición del gobernador Juan Vera en Santa Fe y asunción del mando de la provincia por Estanislao López.

2 de Agosto: tropas del comandante Andresito, luego de luchar en Caá Catí, vencen a tropas correntinas en Las Saladas, las que estaban al mando del comandante Francisco Casado, de Corrientes. Las fuerzas artiguistas terminan ocupando el Campamento enemigo. Es que desinteligencias entre Vedoya y Escobar, la falta de municiones y la acción rápida militar de Andresito, provocan el derrumbe de las fuerzas correntinas. El encuentro se registra en el Arroyo Ambrosio -al norte de Saladas- y el vencedor es Artigas. La caballería guaraní, arrollando a los soldados correntinos, no dejan ninguno en pie. Se produce el rapto de niños indios de Mburucuyá por parte de José Vedoya al huir.

16 de Agosto: el acriollado irlandés Pedro Campbell (lugarteniente de Andresito) ocupa la Ciudad de Corrientes con cien hombres para preparar la entrada de éste, la que se efectuará el 21 de este mes.

21 de Agosto: las tropas de Andrés Artigas -alrededor de unos mil hombres- entran en la Ciudad de Corrientes y se alojan en los mejores edificios particulares (el historiador correntino Hernán F. Gómez señala que Andresito entró a la ciudad en la primera quincena de Septiembre y el historiador misionero Aníbal Cambas indica que fue el 10 de Agosto de 1818, subrayando este último que, en Santa Fe, se celebró con repiques de campanas y salvas de cañones la entrada del comandante Andresito en esta capital).

Por su parte, Ernesto J. A. Maeder y Alfredo J. E. Poenitz señalan que “a partir de mediados de Agosto”, Andresito se constituyó en Comandante General de Misiones y Corrientes y que, “a fines de Septiembre reponía en el cargo a Juan Bautista Mendez”.

Andrés Guacurarí designa al irlandés Pedro Campbell como Comandante General de Marina y Jefe de Vanguardia de los misioneros. Hasta Marzo de 1819 permanecerá en Corrientes, y en esos meses debió apoyar a Santa Fe en sus luchas contra el Gobierno porteño y repeler una invasión naval paraguaya a la capital correntina.

El 23 de Septiembre, Méndez queda al frente del Gobierno correntino al retirarse Andresito.

26 de Octubre: el Cabildo de Corrientes, con la presencia del comandante Andresito, dispone la reorganización provincial y nombra nuevos funcionarios y empleados. Además, resolvió poner punto final a su Gobierno, reorganizando las autoridades de la provincia. Repone en la dignidad de gobernador a Juan Bautista Méndez (1818-1820).

28 de Noviembre: una expedición al mando de Juan Ramón Balcarce -enviada por el Directorio- ocupa Santa Fe pero se retira a los pocos días y retrocede hasta San Nicolás, hostigada por las fuerzas de López. Viamonte asume el mando de las fuerzas directoriales.

* Correrías de los portugueses por Entre Ríos con asiento en Paysandú.

1819

7 de Enero: el brigadier Estanislao López, gobernador de Santa Fe, asalta la Villa del Rosario donde en su retirada se había refugiado el general Juan Ramón González Balcarce quien, al día siguiente, prosigue -en desastrosa retirada- hacia San Nicolás (Buenos Aires).

8 de Marzo: el comandante Andresito lanza un Bando peticionando a la población de la Ciudad de Corrientes la suma de ocho mil pesos para el sostén de las armas.

Fines de Marzo: Andrés Guacurarí no olvidó a su principal enemigo, Francisco das Chagas Santos, ni a sus destruidos pueblos misioneros, a los cuales regresó a fines de este mes con la intención de iniciar una nueva ofensiva contra las Misiones Orientales, a pedido de José Gervasio Artigas.

Fines de Abril: desde Santa María, Andrés Guacurarí iniciaba su última campaña militar. En una operación de pinzas, acompañado por el mismo Artigas desde el sur de las Misiones Orientales y por las fuerzas de Cayré -que operaba en La Cruz- cruzó el Uruguay -por última vez- con más de 1.500 soldados asentándose en San Nicolás. Un sorprendido Chagas intenta, diez días después, recuperar ese pueblo, acción que es resistida por Andresito, el 9 de Mayo de 1819.

4 de Abril: aparece en Buenos Aires “El Americano”, periódico fundado por Pedro Feliciano Cavia, que muere a comienzos de 1820.

12 de Abril: armisticio de San Lorenzo entre las fuerzas de Estanislao López y el Gobierno de Buenos Aires.

22 de Abril: el Congreso sanciona y manda publicar la “Constitución de las Provincias Unidas en Sudamérica”. Entre el 25 de Mayo y el 6 de Junio, la Constitución es jurada por las provincias -con excepción de las del Litoral-. La Constitución de 1819 -sancionada por el Congreso de Tucumán, que funcionaba en Buenos Aires- fue largamente elaborada. Más concisa que las anteriores, tenía como objetivo proveer una organización que fuera válida tanto para un régimen republicano como para uno monárquico, dada la incertidumbre que, por esos tiempos, reinaba al respecto. En la génesis de la Constitución de 1819 se reconocen influencias de la Constitución norteamericana, de la francesa de 1791 y de la de Cádiz. Se establecía un Poder Ejecutivo unipersonal, un Senado que combinaba miembros electivos con senadores militares designados por el Poder Ejecutivo y el Director Supremo saliente, y una Cámara de Representantes. No obstante, en un clima político en el cual las provincias se resistían a la autoridad central, esta Constitución estaba condenada al fracaso. Era una obra de teorizadores que estaban poco atentos a las condiciones políticas reales del Río de la Plata. Se trataba de un complicado aparato institucional que, según los autores, reunía las ventajas de la democracia, la aristocracia y la monarquía combinadas en un Gobierno mixto. Mientras funcionó, lo hizo en el vacío, dado que la crisis del régimen ya era inocultable y la disidencia federal fustigaba -a través de su propaganda- a Juan Martín de Pueyrredón (Director Supremo, en ese entonces) y al Congreso, que querían introducir “de contrabando” la monarquía e imponerla a un país ya republicano. La Constitución de 1819 fue jurada por todas las provincias excepto las del Litoral, pero su vigencia fue efímera pues antes de ocho meses habrían desaparecido Directorio, Congreso y Constitución.

5 de Mayo: el inglés a las órdenes artiguistas, Juan Tomás Asdet, sorprende a José Luis y Domingo Escobar en un encuentro armado que tuvo lugar cerca de Goya, el 5 de Mayo de 1819, quedando ambos muertos. Los hermanos de las víctimas, Miguel y Angel Escobar, lograrán fugar al Paraguay, con la esperanza de obtener protección del dictador José Gaspar Rodríguez de Francia, pero éste los mandó a fusilar al poco tiempo.

10 de Mayo: zarpa de Cádiz (España) una expedición militar destinada a luchar contra la independencia de América, que tomó rumbo al Callao (Perú).

5 de Junio: montoneros rebeldes, al mando de Miguel Escobar, se enfrentan a tropas correntinas guiadas por Juan Asdet y José G. Casco. El encuentro se produce en Abalos (San Roque) y los vencedores son Asdet y Casco. Triunfo artiguista.

6 de Junio: Francisco das Chagas Santos no estaba solo. El propio Capitán General de Río Grande, el conde de Figueiras, y el coronel José de Abreu se unen a Chagas para protagonizar la derrota final de las fuerzas guaraní-misioneras de Andresito Artigas, en el Paso de Itacurubí (Misiones Oriental), el 6 de Junio de 1819, cuando Andresito -con una columna de sus tropas- buscaba contacto con los refuerzos que debía enviarle el general Artigas. En escaramuzas siguientes perdió la vida Vicente Tiraparé, fue apresado el comandante correntino Sánchez Negrete y el mismo Andresito es detenido por las fuerzas portuguesas en el Paso de San Lucas cuando intentaba regresar. Las fuerzas de José Artigas, como las de Manuel Cayré, nunca llegaron. El valiente Andresito debió luchar solo contra lo mejor de las fuerzas riograndenses.

* La proclamación de la Independencia en el Congreso de Tucumán suscitó de inmediato el problema de la organización institucional del nuevo Estado que había surgido con el nombre de Provincias Unidas de Sud América. En cuanto a la forma de gobierno, la mayor parte de los diputados se inclinaba por la monárquica, tanto por propia convicción cuanto por las circunstancias políticas que lo aconsejaban debido a la restauración de las monarquías tradicionales en Europa. Sin embargo, primó la idea de consultar antes a todos los pueblos para evitar dificultades y secesiones, gracias a las gestiones de fray Justo Santa María de Oro y del doctor Tomás Manuel de Anchorena. Con respecto de la forma de estado, era evidente que el centralismo sería resistido por la mayoría de las provincias, que ya habían expresado claramante sus tendencias autonomistas. No obstante ello, el Congreso, que se había trasladado a Buenos Aires, dictó en 1819 una Constitución centralista de marcado carácter aristócrático, que fue rechazada casi por unanimidad por los pueblos del Litoral y del Interior. El Director Pueyrredón se embarcó en una aventura monárquica, para la cual envió a Europa a Valentín Gómez en busca de un príncipe para coronarlo en Buenos Aires.

* El Interior reacciona por la Constitución unitaria. La oposición también se expresa en el ámbito militar. Además, se manifiesta en este año el enfrentamiento a Pueyrredón.

9 de Junio: en desacuerdo con las provincias que no juraron la Constitución, Pueyrredón se retira de la vida pública. Rondeau asume como Director Supremo. El 9 de Junio de 1819, Pueyrredón presentó su renuncia ante el Congreso que tres años atrás lo había designado Director Supremo. Su gestión de gobierno había sido una permanente hostilidad con los pueblos del Interior, sobre todo con Santa Fe y Entre Ríos. Había contemplado pasivamente la invasión portuguesa -dejando que Artigas se batiera solo contra los lusitanos- y hasta se había entendido con ellos para acabar con el caudillo oriental. A todo esto se unía el descontento general provocado por la promulgación de la Constitución unitaria de 1819, que desconocía las aspiraciones de las provincias. El Congreso aceptó la renuncia de Pueyrredón y en su lugar designó a José Rondeau como interino hasta tanto asumiesen las autoridades elegidas de acuerdo con la nueva Constitución. Como la situación era por demás grave a pesar de haberse firmado dos meses antes el Armisticio de San Lorenzo, Rondeau fue investido de Facultades Extraordinarias. Siguiendo la misma línea política de Pueyrredón, Rondeau decidió enfrentar con las armas a los caudillos federales del Litoral.

11 de Junio: José Rondeau, Director Supremo -interino- de las Provincias Unidas del Río de la Plata (1819-1820).

9 de Julio: una Asamblea de Diputados de la provincia elige gobernador de Santa Fe a Estanislao López.

26 de Agosto: López promulga la Constitución de Santa Fe; primera Constitución argentina. En los primeros años de vida independiente, las ciudades más importantes del territorio argentino se constituyeron en Provincias. Así, de la extensa Intendencia de Buenos Aires se separaron tres provincias litorales: Santa Fe, Entre Ríos y Corrientes, que adquirieron muchísima importancia en la organización institucional del país. En Agosto de 1819, Santa Fe se dio una Constitución Provincial y organizó su quehacer político como entidad autónoma, bien que reconocieron ser parte de un todo que era el país, bajo el Gobierno de Estanislao López, que habría de regir sus destinos hasta 1838. Tanto Santa Fe como Entre Ríos y Corrientes ya se habían manifestado como “Provincias” durante el año 1814, pero en realidad habían estado directamente vinculadas a Artigas y a la Liga Federal de Pueblos Libres, opuesta a Buenos Aires hasta 1820, que después del combate en la Cañada de Cepeda se contituirá en provincia federal.

Septiembre: junto a su leal sacerdote, el Padre Domingo Acevedo, el caudillo guaraní Andr´s Guacurarí fue enviado a Porto Alegre en Septiembre y, desde allí, a Río de Janeiro. El historiador misionero Jorge Machón, estudioso de este período, narra que -a mediados de 1821- ante la posibilidad de la liberación de su destierro, merced a una riña con marineros ingleses, Andresito es nuevamente encarcelado en la Ilha das Cobras, donde probablemente haya muerto, pues de allí en más no se ha conocido el paradero de este valiente indio guaraní santotomeño-sanborjista

9 de Septiembre: se celebra el Congreso de Asunción de Cambay entre el gobernador de Corrientes, Juan Bautista Méndez, y los jefes militares de Misiones presididos por el comandante Francisco Javier Sití, quien asumiría la función gubernativa en Misiones. La sucesión de Andresito fue un tema que debió resolver el mismo José Artigas. Para tal fin, ante el apresamiento de aquél por los portugueses, convocó a los principales lugartenientes del ex comandante de las fuerzas misioneras a una reunión en la improvisada capital de las misiones, el Campamento de Asunción del Cambay. La principal decisión fue el reconocimiento de Artigas de la imposibilidad de la continuación de las luchas contra el Imperio del Brasil. Las ciudades destruidas, los campos arrasados y baldíos, la sociedad guaraní casi totalmente disuelta, la amenaza constante de los Estados limítrofes, eran razones más que suficientes como para no continuar con utopías militares. Al mismo tiempo, se decidió el nombramiento de Pantaleón Sotelo, un indio guaraní, con su apellido españolizado, nacido en Santo Tomé, como nuevo Comandante General de Misiones. Casado con una yapeyuana, María Victoria Mbaré, había acompañado a José Artigas en el primer sitio de Montevideo de 1811; en el segundo sitio, de 1813; y en el Exodo Oriental hacia el Salto Chico, designándolo Artigas, siendo Teniente de Gobernador de Misiones, como Instructor de Milicias del Departamento de Yapeyú. Fue Segundo Jefe del Ejército de las Misiones Occidentales, después de Andrés Guacurarí.

25 de Septiembre: José Gervasio Artigas reclama la incorporación de las fuerzas de Misiones -que están en Corrientes- a su Ejército, acampado en Cambay. La primera y trascendente misión de Sotelo fue la de preparar las fuerzas misioneras que habían sobrevivido al desastre contra Chagas, para acompañar a Artigas en su intento de desalojo de los portugueses de la Banda Oriental. Una vez más, los valientes guaraníes eran trasladados, como en toda esta triste época y como se seguirá repitiendo en varias décadas posteriores, a defender intereses que no siempre los afectaban directamente, como en este caso. Pero allá fueron, tras el líder que habían elegido años atrás, a cuya causa toda la sociedad guaraní-misionera ofrendó su destino.

3 de Noviembre: en Sesión secreta, el soberano Congreso de las Provincias Unidas del Río de la Plata admite el proyecto de coronar en Buenos Aires al Príncipe de Luca.

11 de Noviembre: un motín en Tucumán depone a Mota Botello. Vuelve al Gobierno, Bernabé Aráoz.

* Juan Manuel de Rosas presenta al Gobierno de Buenos Aires un proyecto de organización de una Sociedad de Labradores y Hacendados, así como un plan de policía y defensa de la pampa.

* Se construye un camino pavimentado con lajas blancas: el “camino blanco”, entre Buenos Aires y la Ensenada de Barragán.

* El Directorio ordena la demolición de la Plaza de Toros del Retiro.

* “El Alcalde de las Quintas”; Tomás Grigera dedica al Director Pueyrredón un Manual de Agricultura, resumen práctico para cada uno de los doce meses del año.

* Aparece en Buenos Aires “Memoria sobre la Dilación Progresiva del Aire Atmosférico”, del médico escocés Thomas Redhead, residente en Salta, dedicada a Belgrano.

* Se publica en Buenos Aires el “Cielito” de autor anónimo: “A la Venida de la Expedición” (se refiere a la expedición española al Río de la Plata).

14 de Diciembre: el general José Gervasio de Artigas, viendo a su país ocupado por los portugueses. concibe el audaz proyecto de invadir el Brasil con 2.500 hombres y, al iniciar esta campaña, obtiene una brillante victoria derrotando al Ejército portugués comandado por el mariscal Abreu.

* En Corrientes se vive el Gobierno despótico de Méndez y Campbell.

* Francisco Ramírez enfrenta a las fuerzas de Artigas.

1820

9 de Enero: de la Intendencia de Córdoba del Tucumán se formarán cinco Provincias: Córdoba, La Rioja, Mendoza, San Juan y San Luis. La polarización se efectuó alrededor de esas cinco ciudades que dieron su nombre a las provincias. Cuando se creó el Virreinato, la región de Cuyo -que dependía de Chile- fue separada de esa Capitanía General y puesta bajo la dependencia del virrey del Río de la Plata a través de la Intendencia de Córdoba. En 1813, la Soberana Asamblea separó a Cuyo de Córdoba y la designó Intendencia, dándole como capital la Ciudad de Mendoza. Así lo encontró San Martín cuando Posadas lo designó Gobernador-Intendente de Cuyo. Los sucesos de 1820 originaron la sublevación del Regimiento de Cazadores de los Andes, cuyos hombres se negaron a obedecer las órdenes del Directorio. A raíz de la sublevación del mencionado regimiento -el 9 de Enero de 1820- San Juan designará -dos meses después- gobernador al coronel Mariano Mendizábal, declarando la autonomía provincial.

22 de Enero: después de algunos pequeños triunfos en tierra oriental, el 22 de Enero de 1820 ocurrió la desgraciada batalla de Tacuarembó en la cual las fuerzas artiguistas -al mando de Andrés Latorre, secundado por los guaraníes Manuel Cayré y Pantaleón Sotelo- fueron destrozadas por el Ejército portugués, muriendo en este combate el mismo comandante misionero. La derrota de Tacuarembó prácticamente marca el final del liderazgo de José Artigas de la Liga de los Pueblos Libres. Pocas semanas después, el segundo del oriental, el entrerriano Francisco Ramírez, rompía relaciones con Artigas, obligándolo a abandonar el escenario misionero.

1 de Febrero: cuatrocientos soldados correntinos son dirigidos hacia Buenos Aires por Pedro Campbell para hacer la guerra al Directorio y al Congreso Nacional. Esos soldados participan, el 1 de Febrero de 1820 en la batalla de Cepeda junto con las tropas santafesinas y entrerrianas, las que consiguen derrotar y deponer al Director Supremo, general José Rondeau. El Congreso Nacional -que se trasladó de Tucumán a Buenos Aires- es disuelto, de acuerdo con lo ordenado por los caudillos litoraleños; se está ante la desintegración del Gobierno de Buenos Aires y se asiste a la lucha entre los caudillos por el predominio en la región, por la vigencia de las autonomías provinciales.

5 de Febrero: Estanislao López, después de destrozar al Ejército directorial en los campos de Cepeda, se dirigió al Cabildo de Buenos Aires en estos términos: “En vano será que se hagan reformas por la Administración, que se anuncien constituciones, que se admita un sistema federal; todo es inútil, si no es la obra del pueblo en completa libertad”. El año 1820 señaló el comienzo de un nuevo período en el plano institucional de lo que fue más tarde la República Argentina. Las Intendencias se subdividirán en Provincias, merced a la polarización ejercida por las ciudades cuyos nombres tomaron las provincias nuevas. Algunas, como Santa Fe, se organizaron rápidamente mediante una Constitución; otras, en cambio, se dieron sus propios Estatutos y Reglamentos. Todas, sin embargo, manifestaron claramente que se consideraban parte de una misma Nación que habría de organizarse bajo el sistema de Estado Federal. Al proclamarse en Buenos Aires una Constitución General bajo el régimen unitario, los caudillos Ramírez y López avanzaron sobre la capital, depusieron al Director Rondeau y establecieron un gobernador como lo tenían las demás provincias. Se firmará entonces el Pacto del Pilar -primero de una larga serie- donde se convocaba a las provincias para un Congreso que establecería la Federación. El espíritu localista -más que federalista- de algunas provincias y la persistente tendencia al centralismo que continuaban manifestando los hombres de Buenos Aires impidió la realización de éste y otros congresos destinados a organizar el país. Por su parte, Buenos Aires, bajo el Gobierno de Martín Rodríguez y de su ministro Rivadavia, realizará una serie de reformas políticas y administrativas que configurarán una verdadera constitución para esa provincia.

8 de Febrero: Ramírez y López lanzan una Proclama a la provincia de Buenos Aires, donde manifiestan: “Marchamos sobre la capital ... para castigar a los tiranos...”. Se reclamaba la organización republicana y federal de las Provincias Unidas. El jefe del Ejército Exterior, Soler -en nombre del Congreso- ofreció a Ramírez la paz e insinuó al Cabildo la inmediata disolución del Congreso y del Directorio.

11 de Febrero: cesan las autoridades nacionales. La derrota de las fuerzas directoriales en Cepeda lleva a que el 11 de Febrero de 1820, Rondeau y el Congreso cesen como autoridades nacionales. Rondeau deposita su mando en el Cabildo, el que declara que “todas las provincias están en estado de hacer por sí mismas lo que más convenga a sus intereses”. La crisis política del año 1820 ocasionó la disolución nacional con la caída del Congreso y del Directorio. El Cabildo de Buenos Aires, al cesar las autoridades nacionales se erige en Gobernador de Buenos Aires. Ramírez mantiene una entrevista con algunos miembros del Cabildo de Buenos Aires en San Antonio de Areco. Soler se reúne con López y Ramírez en Luján. Se acuerda la elección de una Junta de Representantes y de un gobernador provisorio de Buenos Aires.

16 de Febrero: se constituye la Junta de Representantes de la provincia de Buenos Aires. Se elige a Manuel de Sarratea, gobernador de Buenos Aires.

17 de Febrero: se constituye el Poder Ejecutivo de la provincia de Buenos Aires con un gobernador titular. Manuel Sarratea asume como gobernador de la provincia de Buenos Aires -a cargo de las Relaciones Exteriores- (1820).

23 de Febrero: Sarratea, Ramírez y López firman el Tratado del Pilar, “piedra angular de nuestro federalismo político”. El Tratado del Pilar fue el primero de los llamados “Pactos Preexistentes” que, andando los años, fueron invocados y tenidos en cuenta para organizar definitivamente a la Nación.

26 de Febrero: un cabildo abierto declara la autonomía de San Luis, separándose de San Juan y Mendoza, con las que integraba la Gobernación-Intendencia de Cuyo.

1 de Marzo: los sucesos de 1820 originaron la sublevación del Regimiento de Cazadores de los Andes, cuyos hombres se negaron a obedecer las órdenes del Directorio. A raíz de la sublevación del mencionado regimiento -registrado el 9 de Enero de 1820- San Juan y San Luis designarán cada una de ellas -dos meses después- gobernador, declarándose la autonomía de ambas provincias. San Luis eligió gobernador a José Santos Ortiz, el 1 de Marzo de 1820, y San Juan elige gobernador al coronel Mariano Mendizábal. Las dos provincias quedaron separadas entre sí y de Mendoza, junto con la cual integraban la Gobernación-Intendencia de Cuyo.

1 de Marzo: La Rioja logra su autonomía definitiva éste 1 de Marzo de 1820.

5 de Marzo: la mayoría de los jefes guaraníes habían muerto en los graves acontecimientos de esta catastrófica década. Quedaban sólo oficiales de segundo plano, entre los que se encontraba el también santotomeño Francisco Javier Sití quien, en la improvisada capital de las destruidas misiones -que aún conservaba la categoría de Provincia- Asunción del Cambay, fue nombrado nuevo Comandante General de las Misiones Occidentales este 5 de Marzo de 1820.

22 de Marzo: tras la disolución del Directorio y del Congreso, el gobernador-intendente de Tucumán, coronel Bernabé Aráoz erigió -el 22 de Marzo de 1820- la República Federal de Tucumán, integrada por los territorios que formaban la gobernación-intendencia (Santiago del Estero, Catamarca y Tucumán).

Abril: Ildefonso Ramos Mejía -interino- asume como gobernador de la provincia de Buenos Aires -a cargo de las Relaciones Exteriores- (1820).

24 de Abril: Corrientes suscribe con Misiones y la Banda Oriental el Tratado de Costa de Avalos, que estipula una alianza política y busca el sostén de la libertad y la independencia de dichas provincias.

27 de Abril: la Intendencia de Salta del Tucumán se disgregará en las provincias de Tucumán, Santiago del Estero, Catamarca, Salta y Jujuy. Ya en Octubre de 1814, el Director Posadas había dividido la primitiva Intendencia en dos: Tucumán, Catamarca y Santiago del Estero, por un lado; y Salta y Jujuy por otro. Sin embargo, esta división se multiplicó con progresivas declaraciones de autonomía. Así, el Gobernador-Intendente de Tucumán, Bernabé Aráoz, erigió la República Federal de Tucumán -aunque sin intención separatista- con Tucumán como cabecera, Santiago del Estero y Catamarca. Pero, poco después, el 27 de Abril de 1820, Santiago del Estero se proclamó autónoma. Santiago del Estero se separa en Abril de 1820 y el general Felipe Ibarra fue el primer gobernador: los destinos de esta provincia estarán en manos de Ibarra -casi ininterrumpidamente- hasta 1850.

19 de Mayo: el Congreso correntino, reunido en la Villa de San José de las Saladas, elige por tercera vez como gobernador al artiguista Juan Bautista Méndez.

10 de Junio: José Gervasio Artigas se enemista con su ex lugarteniente entrerriano Francisco Ramírez y comienza en el Litoral argentino una guerra en la cual el primero es derrotado. Las puertas de Corrientes quedan abiertas a la invasión entrerriana. El 10 de Junio de 1820, tropas entrerrianas -al mando de Francisco Ramírez- derrotan a fuerzas correntinas que están comandadas por José Gervasio Artigas. El encuentro se produce en Abalos (San Roque). Con esta batalla se registra el fin del poder de Artigas.

20 de Junio: M. E. Soler, R. Mejía y el Cabildo porteño se arrogan el poder en la provincia de Buenos Aires (1820).

23 de Junio: Miguel Estanislao Soler reasume como gobernador de la provincia de Buenos Aires -a cargo de las Relaciones Exteriores- (1820).

24 de Junio: Manuel Dorrego asume como gobernador de la provincia de Buenos Aires -a cargo de las Relaciones Exteriores- (1820).

Julio: ya para este entonces, la estrella de Artigas había languidecido, su liderazgo estaba en total decadencia y, a pesar de algunos intentos de mantenimiento de la lealtdad de aquellos valientes soldados guaraníes que lo acompañaban desde la primera hora, en Julio, Francisco Javier Sití decide pactar con el entrerriano Francisco Ramírez. Esto traerá malestar entre los oficiales guaraníes, divididos en sus adhesiones a Artigas o Ramírez. Algunos seguirán con el oriental, lo que provocará desobediencias y deserciones, quizá por primera vez en toda la era artiguista, en el alicaído Ejército guaraní.

Julio: los sucesos de 1820 originaron la sublevación del Regimiento de Cazadores de los Andes, cuyos hombres se negaron a obedecer las órdenes del Directorio. A raíz de la sublevación del mencionado regimiento -el 9 de Enero de 1820- en Mendoza, el ex diputado al Congreso de Tucumán, Tomás Godoy Cruz, es designado gobernador de la provincia de Mendoza a principios de Julio de 1820, declarando la autonomía provincial.

Agosto: en la mitad de 1820, Artigas ya no tenía más que unos pocos aliados misioneros. Había perdido su liderazgo en la Banda Oriental, en Entre Ríos y en gran parte de la oficialidad guaraní. Sólo le quedaba un camino, a pesar de un último frustrado intento por reponer su autoridad en Asunción del Cambay, defendida férreamente por los segundos de Sití en Agosto. El único destino posible era el Paraguay. Y hacia allí se dirigió el oriental donde transcurrirá el resto de su vida.

8 de Agosto: el Cabildo correntino, por indicación de Ramírez, depone a Juan Bautista Méndez y entrega el Gobierno a José José Fernández Blanco. Se implanta el Gobierno Militar de de éste.

20 de Agosto: San Martín inicia su campaña al Perú. Una flota -comandada por el Gran Capitán- sale de Valparaíso.

8 de Septiembre: San Martín desembarca en Pisco, bahía de Paracas.

19 de Septiembre: Francisco Ramírez entra en Corrientes, ciudad que le abre sus puertas.

25 de Septiembre: el Cabildo de la Ciudad de Corrientes no había dejado de funcionar desde el 3 de Abril de 1588. El 23 de Septiembre de 1820, Ramírez resolvió que, a contar del 25 de Septiembre de. 1820, cesara en sus funciones el Cabildo-Gobernador, con cargo de entregar sus archivos y rendir cuenta de los fondos públicos que manejaba -en su doble función de Municipalidad y de Gobernador interino- al Alcalde Mayor Ordinario Sebastián de Almirón, magistratura nueva que, a los efectos de la Administración civil, creaba. Por su parte, Ramírez retiene las facultades políticas y militares.

25 de SeptiembreRepública Entrerriana en Corrientes. El caudillo y gobernador de Entre Ríos, Francisco Ramírez, después de vencer al Protector de los Pueblos Libres, José Gervasio de Artigas en Las Tunas, se impuso en Corrientes y Misiones y, a fines de 1820, proclama la efímera República de Entre Ríos.

25 de Septiembre: Artigas, derrotado por las tropas de Ramírez, cruza el río Paraná por el paso de Itapúa y se interna en territorio paraguayo, donde es exiliado. Su vencedor, Ramírez, hace su entrada triunfal en la Ciudad de Corrientes. Vencida ésta, el general Francisco Ramírez organiza su República Entrerriana. Tanto Entre Ríos como Corrientes y Santa Fe ya se habían manifestado como “Provincias” durante el año 1814, pero en realidad habían estado directamente vinculadas a Artigas y a la Liga Federal de Pueblos Libres, opuesta a Buenos Aires hasta 1820, que después del combate en la Cañada de Cepeda se contituirá en provincia federal.

26 de Septiembre: Martín Rodríguez es designado y asume como gobernador de la provincia de Buenos Aires -a cargo de las Relaciones Exteriores- (1820-1824). Ministerio de Bernardino Rivadavia y sus múltiples reformas orgánicas. Duplica el número de miembros de la Junta de Representantes de Buenos Aires, Reglamenta la elección del Poder Ejecutivo Provincial y suprime el Cabildo porteño. En su Administración se firmarán Tratados con las provincias.

26 de Septiembre: San Martín y el virrey del Perú, Pezuela, conferencian en Miraflores. Inicia Alvarez de Arenales la Campaña de la Sierra.

29 de Septiembre: se funda la República de Entre Ríos. El general Ramírez hace público el Reglamento para la República Entrerriana, de la que Misiones -separada de Corrientes- forma parte como uno de sus cuatro distritos. El Reglamento es obra de Cipriano de Urquiza y José S. García de Cossio. Se reconoce como Jefe interino a Ricardo López Jordán, medio hermano de Francisco Ramírez. Durante esta época -que cesa con el movimiento del 12 de Octubre de 1821- la provincia de Corrientes, convertida en simple “Departamento” de aquélla, es gobernada por un Comandante Militar de amplias facultades, ejecutor de las órdenes del Supremo Entrerriano. En los primeros años de vida independiente, las ciudades más importantes del territorio argentino se constituyeron en Provincias. De la extensa Intendencia de Buenos Aires se separaron tres provincias litorales: Santa Fe, Entre Ríos y Corrientes, que adquirieron muchísima importancia en la organización institucional del país. En Entre Ríos, la geografía dio límites precisos a esta provincia, que no tuvo inicialmente una ciudad que polarizara su desenvolvimiento. La Revolución de Mayo la sorprendió mitad bajo la influencia de Santa Fe, mitad bajo la égida de la Banda Oriental del río Uruguay. En 1820, Francisco Ramírez le dio autonomía -al separarse de Artigas- estableciendo un Reglamento “de la República de Entre Ríos”.

14 de Octubre: Francisco Ramírez nombra Comandante de Armas a Juan José Fernández Blanco.

* En 1820, en Paraguay, se produjo una conspiración contra el Dictador Francia, pero fue descubierta y las cárceles se llenaron de presos, entre los que había algunos próceres de la independencia.

24 de Noviembre: se suscribe el Tratado de Benegas.

13 de Diciembre: el corto tiempo de relaciones entre Francisco Ramírez y Francisco Javier Sití fue caracterizado por una larga lista de conflictos entre ambos, los que -según Machón- tenían una razón más económica -la explotación de los yerbales- que política. A fines de 1820 y decidido el entrerriano a poner fin a lo que consideraba una rebeldía de su subordinado, envía fuerzas de su provincia, al mando de Gregorio Piris, hacia Misiones, con el objeto de intimidar a Sití e imponer su autoridad en aquella parte de su República. Dispuesto a dar lucha, el comandante guaraní instala su Cuartel General en su pueblo natal, Santo Tomé, siendo atacado el 13 de Diciembre de 1820 por las fuerzas de Gregorio Piris y obligado a cruzar el Paso del Hormiguero junto a cientos de misioneros occidentales que, finalmente, se instalaron en el pueblo de San Miguel. Años más tarde, Sití, último Comandante General guaraní de las Misiones Occidentales, acompañará a Rivera en la reconquista de las Misiones Orientales, formando parte como Teniente Coronel del Estado Mayor del Ejército del Norte, en Bella Unión. Alejado Sití del territorio mesopotámico, ya no habrá más Comandantes Generales, ni tampoco sobreviviría la cadavérica Provincia de las Misiones. Como parte de la República Entrerriana de Ramírez, un caudillo criollo, el capitán Nicolás Cabral, será el comandante del Campamento de Asunción del Cambay y un mestizo correntino, Félix de Aguirre, administrará la importante población de San Miguel, conformada íntegramente por familias guaraníes emigradas desde los pueblos septentrionales, destruidos por el Paraguay en 1817. En aquellas ruinas del Alto Paraná quedaría Nicolás Aripí, quien se encargaría de recibir al sabio francés Amado Bonpland a su llegada a las misiones, en Julio de 1821.

* La Rioja, en que los sucesos de Mayo de 1810 contaron a esta provincia entre sus más decididos partidarios, cinco años después se independizó de Córdoba, si bien su definitiva autonomía fue lograda recién en 1820. Su primer gobernador fue Francisco Ortiz de Ocampo, quien poco después fue derrotado y depuesto por Juan Facundo Quiroga, el caudillo riojano que -a partir de entonces- signará con su acción y su personalidad el cruento período de enfrentamiento entre unitarios y federales.

Información adicional